Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-10-2019

Ms all de las elecciones
Los desafos del MAS: desde arriba y desde abajo

Hugo Moldiz Mercado
Rebelin


El Movimiento Al Socialismo (MAS) tiene por delante la necesaria e urgente tarea de hacer una nueva ingeniera de su fuerza poltica, social y organizativa para lograr, desde arriba y desde abajo, la implementacin de la Agenda del Bicentenario , que es la propuesta programtica presentada para las elecciones de octubre de este ao.

Pero la propuesta programtica va ms all del cumplimiento de los requisitos formales que establece una competencia electoral propia de la democracia representativa. Se trata, o al menos debera serlo, de la sntesis de la voluntad colectiva del sujeto histrico de la revolucin democrtica y cultural, para darle continuidad a las medidas transformadoras que se llevan adelante desde enero de 2006, cuando Evo Morales asumi la presidencia tras una histrica victoria en diciembre de 2005.

Los antecedentes de la Agenda del Bicentenario se encuentran en la llamada Agenda de Octubre que, expresando la capacidad de resistencia y elaboracin de propuesta alternativa al neoliberalismo, convirti a los movimientos sociales, principalmente indgenas originarios, en un bloque dirigente antes de elevarse a su condicin de bloque dominante en el poder en enero de 2006. Este sujeto histrico, al que se debe sumar a la clase trabajadora en su sentido ms amplio, ha sido el que dio lugar al Proceso de Cambio y la fuente de poder directa del lder Evo Morales.

La Agenda de Octubre se constituy en un mandato desde abajo que el historiador Carlos Mesa despreci con aires de superioridad y por su abierta subordinacin a los Estados Unidos, pero que bajo la consigna de mandar obedeciendo fue militantemente asumido por Evo Morales y sus colaboradores, quienes llevaron de manera inmediata la nacionalizacin de los hidrocarburos, la recuperacin de los recursos naturales y de las empresas para el Estado, el desmantelamiento del neoliberalismo y otras medidas. Esta trinidad o tringulo lder histrico (Morales), fuerza organizada del pueblo y proyecto alternativo es lo que explica los triunfos obtenidos desde antes de ser Gobierno.

La Agenda de Octubre , convertida en polticas pblicas en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), sent las bases de la estabilidad econmica con crecimiento y distribucin de la riqueza, mediante distintos mecanismos, para atender la acumulada deuda histrica con los de abajo. Y no solo eso, sino que a partir de 2015 sent el fundamento material con el Plan de Desarrollo Integral para Vivir Bien para llevar al pas hacia un proceso de industrializacin pendiente desde el siglo XX y dar as el salto cientfico-tecnolgico del siglo XXI.

La Agenda del Bicentenario tiene 13 pilares. Ah est la concepcin de las medidas y las herramientas que se deben tomar para avanzar, y est adems el alma (ajayu) que debe impregnar esas lneas programticas, aunque hay que anotar que, por razones electorales y cierto pragmatismo, no ha sido lo suficientemente difundido por el MAS y el Gobierno durante la campaa electoral.

Como se podr ver, es una necesidad histrica que aquel programa, en su sentido ms amplio, tenga continuidad, sea reivindicado y profundizado. Para eso es tambin necesaria la existencia de reconstituir el sujeto histrico y de la reivindicacin del horizonte histrico de esa visin, que no es otra que el llamado a transitar hacia una sociedad que supere la lgica del capital y que en Bolivia es el socialismo comunitario para Vivir Bien.

Los escenarios de materializacin de la Agenda del Bicentenario en la actual coyuntura poltica son dos: desde arriba y desde abajo (como bloque dirigente y dominante en el poder) o solo desde abajo. En el primero, se seguir siendo gobierno y poder desde abajo. En el ltimo escenario es que se habr perdido el gobierno, pero no se habr dejado de ser poder, bloque dirigente, para derrotar el proyecto restaurador neoliberal y ms bien arrancarle, con organizacin y lucha, la aplicacin de medidas antimperialistas y anticapitalistas a cualquier gobierno que, siendo de signo distinto al actual, solo podr ser un breve parntesis en el largo y complejo recorrido hacia la emancipacin plena.

No hay lugar para la duda ni mucho menos para asumir la responsabilidad histrica de profundizar el Proceso de Cambio. Hay que rectificar todo lo que tenga que ser rectificado, defender lo que est bien y tomar otras nuevas medidas para avanzar en la direccin correcta. Para todo eso hay que reconstituir el sujeto histrico, el que deber retomar la iniciativa estratgica y, junto a su lder, emprender la marcha hacia el socialismo.

Hugo Moldiz Mercado. Escritor y periodista.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter