Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-10-2019

En qu poca histrica estamos?

Miguel ngel Ramos Estrada
Rebelin


Los historiadores que son gente muy erudita, siempre han hecho un enorme esfuerzo por interpretar la naturaleza de los procesos histricos desde hace varios siglos y tratan desde varias perspectivas de llegar a la gnesis de los fenmenos. Por ello, se desarroll la denominada filosofa de la historia. Este no es el tema que necesariamente trataremos en esta pieza pero si tiene cierta relacin.

Hace muchos aos llego a nuestras manos un libro Titulado Para comprender la Historia de George Novak, intelectual estadounidense que se identificaba con el trotskismo. Si bien no somos de esa corriente y nunca lo seremos, es un trabajo muy bien elaborado y que recomendamos porque describe de manera llana y sencilla la dinmica de los procesos sociales y polticos y como estos en su correlacin definen las tendencias de la historia. Y el tema es necesario abordarlo porque en el mundo de hoy, se han dado y se siguen dando una serie de acontecimientos que pareciera dibujar un escenario catico.

En medio de este aparente caos que reflejan las insurrecciones sociales de las masas plebeyas en Argentina en el 2001, en Egipto en el 2011, en Sudan en el 2018, de los chalecos amarillos en Francia desde el septiembre de 2018, de las revueltas en Ecuador en das recientes y de los acontecimientos en donde el presidente Lizrraga del Per, disuelve el Congreso y el pueblo lo apoya, se hace necesario identificar correctamente la poca histrica que vivimos.

En nuestra opinin y es una conclusin que ya mencionamos con anterioridad en un artculo que nos public rebelin el 12 de abril de 2019 titulada Alexandria Ocasio Cortez: hacia la gran rebelin mundial de las masas plebeyas estamos en un punto de inflexin histrica y es la regularidad que caracteriza a nuestro tiempo. Y se puede llegar a esta conclusin desde distintas perspectivas de anlisis.

Si partimos de las regularidades establecidas por los ciclos largos de Kondratieff que no solamente sirve para la identificacin de ondas econmicas sino de ondas polticas, este modelo nos dice que el cuarto ciclo largo que empez entre 1945 a 1950 tuvo una onda larga ascendente hasta la gran recesin de 1974-75 e inicia su onda descendente entre 1975 a 1981, se ha prolongado de manera atpica hasta hoy. Para Kondratrieff la onda descendente se caracteriza por el gran desarrollo de las actividades especulativas que dan paso al endeudamiento de los Estados, de las empresas, de las familias y de las personas naturales. Este proceso genera manas especulativas en los mercados financieros que da paso a burbujas exuberantes que estallan y provocan crisis. Esta onda inevitablemente se agota y culmina en una depresin econmica que en cada poca se manifiesta con sus particularidades.

Immanuel Wallestein, ya desaparecido, sealo que la crisis del 2007 y 2008 era un punto de inflexin histrica y que la economa del sistema mundo entraba en lo que el denomino una larga depresin que se prolongara por varias dcadas y extinguira el sistema capitalista y que dara paso a una nuevo sistema que pudiera ser peor que el capitalismo o mucho ms democrtico.

En el caso que nos ocupa si bien estall una crisis financiera en el 2008 tal como se dio en 1929, a diferencia de la dcada de 1930, los gobiernos de los pases ms poderosos y sus bancos centrales acudieron al auxilio de sus grandes empresas y entidades financieras porque estas eran demasiado grandes para caer y han apuntalado con mayor profundidad el proceso de financiarizacion de la economa que esta crisis del 2008 debi haberle puesto fin. El resultado es que la voracidad de la financiarizacion continua y ha provocado lo que algunos denominan la zombificacion de la economa que se caracteriza por un dinamismo econmico dbil cercano a un cuasi estancamiento.

Este proceso que para algunos es anormal ya haba sido descrito por John J. Hobbson, en su libro Imperialismo publicado en 1902, en donde hace una crtica de la economa poltica del colonialismo ingls, y en donde expresa sus temores de que la economa internacional en algn momento cayera en manos de rentistas. En 1916, Vladimir Lenin en su libro Imperialismo: fase superior del capitalismo recoge las aportaciones de Hobbson y concluye en una regularidad que es muy actual: que en la poca imperialista el capitalismo se caracteriza por su carcter parasitario y descomposicin. Y esto ltimo es el origen precisamente de la financiarizacion denominado equivocadamente globalizacin.

Karl Polanyi, intelectual austro hngaro pblico en 1944 su obra La Gran Transformacin, en donde hace una investigacin de la economa poltica de los imperios antiguos y especficamente de la antigua Mesopotamia y descubre que la deuda al acumularse y llegar a ciertos niveles en todo el reino, por decreto del rey o emperador, era condonada para evitar que aplastara la economa del reino. (Karl Polanyi. El factor humano. YouTube)

Manolo Monereo, intelectual marxista de Izquierda Unida en Espaa nos dice lo siguiente sobre la poca actual de lo que denomina el momento Polanyi:

En el ao 1944 se public La gran transformacin de Karl Polanyi y tambin la obra Camino de servidumbre de Friedrich Hayek. Es curioso que tanto Hayek como Polanyi vivieron el mismo ambiente cultural: la Viena de la transicin, la Viena de la decadencia del Imperio Austro-Hngaro, la Viena que describieron de forma brillante Allan Janik y Stephen Toulmin en su libro La Viena de Wittgenstein, la Viena del austro marxismo que es una de las grandes aportaciones de la historia de la humanidad: de la emancipacin, la Viena del psicoanlisis y del neopositivismo, la Viena de la literatura En todo ese mundo extraordinario estn los dos, y adems ambos estn muy influenciados por la Escuela vienesa de economa o Escuela austriaca que son los padres tericos del neoliberalismo. Es importante partir de aqu porque tanto Hayek como Polanyi intentaban tomar notas de la crisis mi idea es que hoy estamos en la crisis de la segunda globalizacin, donde aparecen dos maneras de ver el mundo. Por un lado, a economa de mercado es lo natural, tiene leyes naturales que hay que respetar y si el Estado interviene por la reaccin de la sociedad eso tendr consecuencias que es lo que interpreta Hayes como el fin de la economa de mercado y por tanto la llegada del totalitarismo. Por otro lado, las consecuencias terribles de una economa de mercado que se hace sociedad de mercado y mercantiliza todos los aspectos de la vida, por tanto la economa de mercado tiende a disolver a la sociedad y a desintegrar al ser humano, y esto ocasionar una reaccin de la sociedad. Los dos viven esa reaccin de la sociedad pero desde esas dos perspectivas diferentes. Yo creo que esos dos mundos son los que hoy tambin estn presentes. Es decir, por un lado, esta enorme mercantilizacin del conjunto de la sociedad que es el rasgo ms caracterstico del neoliberalismo; y por otro lado, que esa mercantilizacin provoca unas consecuencias sobre la sociedad, una de las consecuencias fue el fascismo y otra fue el socialismo. De alguna manera vivimos entre una fase A y una fase B de ese doble movimiento, que en los ltimos tiempos Nancy Fraser ha intentado darle la vuelta aadiendo la idea de la emancipacin. Este doble movimiento ha sido realmente muy influyente, por ejemplo uno de los libros ms influyentes sobre los Estados de Bienestar escrito por Gsta Esping-Andersen tiene como idea clave esa mercantilizacin de las fuerzas de trabajo, y seala que de los tres mundos de Estado de Bienestar el modelo ms avanzado es el que ha conseguido des-mercantilizar ms la fuerza de trabajo [1]-

Lo ms curioso de todo esto es que Max Keiser, analista financiero de tendencia libertaria y director del programa RT Keiser Report, desde otra perspectiva ideolgica llega a las mismas conclusiones anteriormente descritas y nos dice que en el mundo de hoy est registrando La gran rebelin mundial contra la banca y denuncia el carcter parasitario de la burocracia corporativa de las grandes entidades financieras del mundo actual.

El Dr. Michael Hudson, fue entrevistado por Max Keiser en su programa nmero 1.320, en donde este seala como en la antigua Babilonia se practicaba la idea del ao del jubileo y que segn las tablas en escritura cuneiforme significaba la condonacin de las deudas contradas cuando no se podan pagar. El Dr. Hudson manifest que los babilonios conocan el inters compuesto y que en sus anlisis concluyeron que las deudas crecan ms rpidamente que la economa real y que las deudas se duplicaban en 5 aos y se cuadruplicaban en diez aos y para evitar que la economa fuera ahogada por las deudas impagables promulgaban el jubileo de la deuda. Esto fue precisamente lo que descubri Polanyi y nuevamente otros economistas que no necesariamente conocen su obra estn descubriendo hoy. Es decir, los antiguos babilonios conocan que la economa financiera tena una dinmica diferente a la economa productiva. Curiosamente, en la dcada de 1980 en una entrevista que se le hiciera a Fidel Castro, lder de la revolucin cubana, en donde trataba La Crisis de la Deuda Externa de Amrica Latina, Castro precisamente planteaba como solucin la condonacin de la deuda. Incluso para esa poca la Iglesia Catlica instrumento una campaa por un jubileo de la deuda de los pases ms pobres [2].

Lo que nos tratan de decir estos intelectuales desde diversas enfoques y puntos de vista diferentes, es que en el mundo se est registrando una reaccin de las masas contra la voracidad de los mercados y que esta respuesta derivara en la gran rebelin mundial de las masas plebeyas contra la opresin del gran capital monopolista financiarizado y que se manifestara de diversas formas y grados de intensidad en los cinco continentes. Y en todos los casos la razn fundamental es una reaccin contra la voracidad de la especulacin financiera y lo anterior es lo que provoca todas las insurrecciones que hemos mencionado con anterioridad.

Todo lo anterior es manifestacin expresin de la crisis general de capitalismo que estall en la primera guerra mundial y que fuera descrita por Lenin sigue vigente y a partir de 1989 con la cada del Muro de Berln y posterior desintegracin de la URSS continua pero en su versin 2.0. Esto ltimo es muy importante comprenderlo porque no estamos viviendo un post capitalismo porque la propiedad privada, el aprovechamiento del trabajo asalariado y la obtencin de lucros siguen siendo las bases de este sistema econmico en que vivimos y que se desenvuelve en una fase caracterizada por el parasitismo de la burocracia corporativa de las grandes empresas y su consiguiente descomposicin. Tambin es necesario sealar que tampoco la denominada cuarta revolucin industrial va a cambiar la naturaleza del sistema y no es cierto como quieren indicar algunos que la inteligencia artificial expulsara al ser humano del mundo laboral. Profundizara la automatizacin pero no sustituir el cerebro humano que tiene conciencia y capacidad de libre albedro y que ningn robot lograra desarrollar.


Notas

1) Una visin polanyiana del actual contexto econmico-poltico. ENCRUCIJADAS. Revista Critica de Ciencias Sociales N 7, 2014, pp. 42-55.

2) La versin original del padre nuestro era la siguiente: Padre nuestro que estas en los cielos, santificado sea tu nombre, hgase tu voluntad as en la tierra como en el cielo. Perdona nuestras deudas, as como nosotros perdonamos a nuestros deudores Lo anterior es muy importante porque esta redaccin fue modificada. Esta alocucin a la deuda en parte explicara la verdadera razn de la rpida difusin del cristianismo en el imperio romano, pues Roma fue la primera en no practicar el jubileo de la deuda.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter