Portada :: Mundo :: China
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-10-2019

Una mirada a las fuerzas que impulsan las manifestaciones de Hong Kong

Kai Wen Yang
The Indypendent


Sigue siendo Hong Kong una colonia? El movimiento anti-extradiccin en Hong Kong se ha definido como un movimiento para la liberacin, algunas veces traducido como restauracin, de Hong Kong y la revolucin de nuestro tiempo ( 光復香港 / 時代革命 ). Este movimiento tiene su origen en el legado colonial britnico de Hong Kong y en el actual estado semi-colonial de la islaii.

Una de las ltimas colonias de Gran Bretaa post-Segunda Guerra Mundial, Hong Kong se aline con el Kuomintang de Taiwn con el respaldo de Estados Unidos. La alianza, bajo el "Proyecto Gloria Nacional" ( 國光計畫 ) para recuperar el continente, encerr y aisl la Repblica Popular de China ( 光復大陸 ), al mismo tiempo que sirvi a los intereses de los EE UU y del Reino Unido.

Hacia 1997, el fin de la cesin, la economa China haba crecido muchsimo y la mayora de los trabajadores de Hong Kong se oponan a la dominacin britnica. Fueron voces crticas ante la poltica urbanstica de venta de suelo a precios elevados con el objetivo del retorno del capital a Reino Unido y se enfrentaron a las fuerzas policiales que acataban las leyes britnicas.

Sin embargo, despus de 1997, el gobierno socialista de la Repblica Popular China se apoy en la burguesa local y en la misma polica y sistema judicial coloniales para gobernarla. Los habitantes de Hong Kong estaban enfurecidos con el gobierno chino por abandonarlos y permitir que el legado colonial continuara.En consecuencia, Hong Kong es la nica regin de China donde los derechos de propiedad privada estn institucionalizados. Todava hoy, se reconoce como una entidad separada del resto de China.

Como centro financiero con ventajas fiscales, Hong Kong atrae capital chino y a las lites ricas del resto del mundo.iii Las altas finanzas han elevado el valor de las propiedades hasta el punto en que los precios promedio de bienes inmuebles se han triplicado desde 1997.

Mientras que las fbricas y las inversiones se trasladaban a China continental y la lite burguesa china continuaba amasando su fortuna gracias a este cambio, las condiciones laborales y de vida en Hong Kong empeoraron. Por otro lado, cuando los chinos continentales comenzaron a llegar, los hongkonitas, que se identificaban como britnicos, los trataron como extranjeros pobres que venan a robarles sus trabajos y sus mermados recursosiv.Restaurar ( 光復 ) no es lo mismo que liberar. Y, por tanto, Restaurar Hong Kong es un eslogan idntico a haz Amrica grande de nuevo. Es la misma retrica anti-inmigrante que cala en los EE UU hoy.

Hoy da en Hong Kong, el capital multinacional de los EE UU y del Reino Unido dominan la isla. La burguesa local china y la clase dominante han mantenido su servicio al capital multinacional para mantener mantener a raya a China continental.

La singularidad colonial de los chinos de Hong Kong se ha convertido en una estructura ideolgica que se define en el sistema educativo y su temario incluso hoy. Este sistema educ una significativa parte de chinos de Hong Kong de forma que se reconocen como orgullosos britnicos, ignorando la ocupacin britnica de Hong Kong. Odian y menosprecian a los chinos continentales.

El sistema educativo colonial an no ha sido reformado. En el sistema judicial, los juzgados estn llenos de jueces britnicos y europeos. En esta situacin semi-colonial, los habitantes de Hong Kong tienen una difcil eleccin: mudarse al Reino Unido y ser unos ciudadanos de segunda clase, o por otro lado, mudarse a la China continental y ser uno ms de aquellos a los que han menospreciado. Los que estn en lo ms bajo no tienen donde ir. Las frustraciones se acumulan.

Se ha afirmado que los disturbios actuales, manifestaciones y marchas son ejemplos de una revolucin de color que intenta minar el gobierno de la China continental y su control sobre Hong Kong. Sin duda las ONG de Hong Kong, partidos social-liberales estn en connivencia con los gobiernos estadounidense y britnico. Algunos de los cabecillas del movimiento de los paraguas, como se ha denominado, han recibido directamente dinero y asesoramiento desde los EE UU y Reino Unido. Asimismo, el gobierno de Hong Kong es cmplice del capital multinacional radicado en los EE UU y otras potencias europeas.

Globalmente, la influencia poltica y econmica de los EE UU est en declive. El capital multinacional y la clase dominante de los EE UU y pases europeos estn intentando agresivamente mantener el orden global existente, mientras que compiten contra s mismos y se enfrentan al auge de China como potencia econmica, con su Iniciativa del Cinturn y Ruta de la Seda.

Las conexiones econmicas e influencia de China en Hong Kong se ha convertido en una amenaza de los intereses de los EE UU y del Reino Unido. Esto, en consecuencia, ha provocado agitacin poltica entre la burguesa local china y la clase dominante que desean continuar su relacin con los EE UU y el Reino Unido como se vena haciendo. De todas maneras, la mayora de la clase trabajadora de Hong Kong ya no puede soportar ms una poltica econmica neoliberal.

Los alquileres en Hong Kong equivalen a los de San Francisco, en California, el precio medio de un piso de dos habitaciones supera los 3000$ al mes.v Muchos usan McDonalds como refugio y son estigmatizados como McRefugiados.vi Uno de cada tres ancianos vive por debajo del umbral de la pobreza. En 2016, el ingreso familiar medio del 10% ms rico era 43.9 veces mayor que el 10% ms pobre. Mientras, los 5 mayores magnates ganaron 23,6 mil millones de HK$ en dividendos slo en los aos 2016 y 2017.vii La mayora de los trabajadores, mujeres, nios, ancianos y minoras tnicas son pobres y trabajan largas jornadas de para sobrevivir.viii La causa de los disturbios y las manifestaciones es interna.

El declive de Estados Unidos y las frustraciones locales han dejado a la clase dominante en Hong Kong confundida. Algunos tienen estrechos vnculos con EE UU y el Reino Unido. Otros confan en los negocios que tienen con China. La llamada "revolucin de nuestros tiempos" est siendo promovida por los Estados Unidos y el Reino Unido desde hace tiempo. Primero aprovecha la frustracin de la poblacin, especialmente entre los jvenes. Propaga el miedo de que China se har cargo del sistema legal y que cualquiera que cometa un delito ser potencialmente extraditado a China. Tambin defiende los intereses occidentales en nombre de la democracia. El movimiento ahora no tiene como objetivo mejorar las abominables condiciones de vida y trabajo de la gente en Hong Kong, ni pide un cambio sistmico en la educacin colonial remanente ni el sistema legal.

No obstante, la situacin que tenemos hoy en Hong Kong es el resultado de la colonizacin. As ha sucedido en el sur de Asia y Oriente Medio. Cada vez que Reino Unido, como potencia imperialista, abandon sus colonias, hizo todo lo posible para dividir a la gente all conservar su influencia o crear problemas para su beneficio. Entonces, qu deben hacer las personas en Hong Kong y cmo abordar esta crisis, si consideramos que China puede enviar fcilmente tropas para aplastar los disturbios segn el acuerdo alcanzado en 1997?

Hay varias opciones posibles. Una llamada a la independencia, como defienden algunos de los manifestantes, que es una llamada al retorno al gobierno colonial. Una llamada a mantener el statu quo es mantenerse como un hijo ilegtimo de China o Gran Bretaa y ser explotado por el capital extranjero. Simplemente cambiar los sistemas legales y educativos para alinearse con China es una llamada a ser parte de China antes. Pero las demandas de derechos democrticos, el derecho a organizarse de manera independiente y la igualdad de derechos para todos los trabajadores, y la promesa de luchar contra las polticas a favor de los inversores y el capital inmobiliario, contra el nativismo, contra la discriminacin dirigida a los migrantes del continente y pases como Filipinas sera un paso hacia un cambio sistmico real.

Notas:

ii Hong Kong estuvo bajo control britnico en 1841 y brevemente bajo control japons entre 1941 y 1945, pero volvi a estar bajo control britnico hasta 1997 cuando Hong Kong retorn a su pas por derecho, China.

iii http://www.versobooks.com/blogs/4413-hong-kong-s-resistance

iv Hay elementos materiales que sostienen esta diferenciacin ideolgica. Por ejemplo, en Hong Kong se habla cantons y no putonghua (mandarn) o mantienen la escritura previa a la simplificacin tras la Revolucin. Y otras ms anecdticas como que el trfico mantenga las leyes britnicas. (NdT)

v http://www.businessinsider.com/most-expensive-cities-worldwide-to-rent-an-apartment-2019-5

vi http://www.cnn.com/2018/08/06/asia/hong-kong-mcdonalds-sleepers-intl/index.html

vii http://www.scmp.com/news/hong-kong/society/article/2165872/why-wealth-gap-hong-kongs-disparity-between-rich-and-poor

viii http://www.scmp.com/news/hong-kong/community/article/2120366/poverty-hong-kong-hits-7-year-high-one-five-people

Fuente: http://indypendent.org/authors/kai-wen-yang/

Artculo traducido por Jess ngel Ruiz Moreno y Manuel Francisco Varo Lpez



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter