Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-10-2019

Crisis poltica, disolucin del Parlamento, bonapartismo y convulsin social
Chvez y Vizcarra

Csar Zelada
Rebelin


Adems de cerca de un milln de venezolanxs, la venta de arepas, y un impacto en el mercado laboral de servicios e informal (todava no estudiado), ahora, asistimos a un desarrollo de la crisis poltica peruana similar a la venezolana, con un impopular Congreso de la Repblica, disuelto por el presidente Martin Vizcarra (como estrategia preventiva para evitar su vacancia, superar el impasse y mantener su popularidad), pero que se resiste a disolverse nombrando a la vicepresidenta Mercedes Araoz como presidenta encargada (a lo Guaid), para luego renunciar al cargo, con, al principio, resistencia del Ejecutivo, para despus de consultar a Washington, le acepte la misma.

Y es que, si bien es verdad, la oposicin conservadora fujiaprista est, desesperadamente, desde hace tiempo, acusando al Ejecutivo de golpista y chavista, pues, con la diferencia de que el chavismo se enfrenta al imperialismo, en Per, el populismo vizcarrista es alfil de Trump y si bien es verdad, hay cierta estabilidad econmica, pues, hay factores que pueden asimilarse al chavismo.

Y en efecto, Hugo Chvez, lleg al poder en medio de una profunda crisis del sistema poltico ganando las elecciones de 1998 con el 56.5% de votos (contra el aproximado 40% de la oposicin), mientras que Vizcarra, se convierte en presidente, producto tambin de una profunda crisis del rgimen poltico, que desemboc en la renuncia de su ex jefe presidencial PPK (quien haba ganado las elecciones del 2016 con el 50. 1% de los votos contra el 49. 8 % de Keiko).

En Palacio de Miraflores, Chvez, convoc a un referndum para la convocatoria a una Asamblea Constituyente (25/04/99) contando con el apoyo del 81% de la poblacin para luego convocar (15/12/99) a otro referndum para ratificar la constitucin bolivariana. Luego, convoc a elecciones adelantadas, ganado las mismas con el 59% de los votos, y barriendo a la oposicin poltica del pacto de Punto fijo. Vizcarra, desde Palacio, asesorado por el argentino y ex peronista Mximo Aguiar, rompi el pacto con el fujimorismo, para luego, en medio de una lucha contra la corrupcin, que involucra a la mayora de los partidos del rgimen, meter presa a Keiko y convocar a un referndum por la reforma judicial logrando descomprimir el movimiento social.

Chvez, resisti varios embates de golpe de Estado articulados desde el Congreso, como el del 11/04/02, el Lock out patronal de diciembre/enero del 2002/2003 y el referndum revocatorio del 2004, organizados por el bipartidismo Accin Democrtica (AD) y Comit de Organizacin Poltica Electoral Independiente ( COPEI), partidos polticos con varias similitudes con el aprofujimorismo, que dio un golpe de Estado obligando a PPK a renunciar en el 2018, y que segn el periodista Csar Hildebrant, tambin le dio un golpe de Estado a Vizcarra al rechazar el proyecto Ley de Adelanto de elecciones.

Chvez, derrot todos los golpes de Estado, basando su poder en las FF.AA., referndums, movilizaciones y elecciones por doquier, adquiriendo su gobierno un carcter bonapartista plebiscitario (arbitrando la crisis y los choques entre las clases sociales en contienda con un liderazgo refrendado por las elecciones) con un discurso populista de izquierda, generando el odio de la oligarqua venezolana y quebrando la pro patronal Central de Trabajadores de Venezuela (CTV). Y las sucesivas derrotas de la dividida oposicin pro imperial, a la vez, fue desarrollando un rgimen bonapartista. Mientras que Vizcarra, por su lado, en ms de ao y medio de gobierno, a derrotado varias veces a la oposicin, con dosis de incertidumbre para los analistas, pasando de un gobierno semibonapartista a uno bonapartista al cerrar el Congreso, tener el apoyo de las FF.AA. y apelar a la incipiente movilizacin ciudadana, contando con el apoyo implcito de la CGTP que convoca a marchas, pero sin Plan Unitario de Lucha (PUL), a pesar de que el propio vizcarrismo le impuso una derrota a la central obrera, con los DS. 345/237 y la privatizacin del agua, luz, hospitales pblicos, etc.

Adems, Chvez, bas su popularidad en una poltica populista de mantener bajos los precios de los servicios bsicos (petrleo, agua, luz), a la vez que los ingresos por la renta petrolera los distribua a los pobres a travs de programas sociales (salud, educacin, vivienda, etc.). Vizcarra, en cambio, bas su popularidad en la lucha contra la corrupcin y una estrategia fujimorizada de confrontacin con el odiado y corrupto Congreso disuelto (y en especial el fujiaprismo) a pesar que l mismo tiene serios cuestionamientos por los escndalos de Chincheros y CONIRSA.

Desde el poder, Chvez, comprendi la importancia de la diplomacia/comercio de los pueblos y la unidad de los movimientos sociales latinoamericanos para enfrentar la arremetida imperialista. Y por eso rechaz el ALCA y organiz el 2004 la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra Amrica (ALBA), intercambiando en forma de trueque el petrleo por mdicos cubanos, etc. Mientras que Vizcarra, desde el poder apoy la injerencia imperialista sobre Venezuela y la convocatoria a la migracin venezolana que hizo PPK con el fin de obtener mano de obra ms barata y crear las condiciones para cercar Venezuela. Hace unas semanas, dud en integrarse a la reunin de pases del Tratado Interamericano de Asistencia Recproca ( TIAR) contra el presidente Nicols Maduro, sin embargo, apoy al odiado presidente ecuatoriano Lenin Moreno que reprimi salvajemente a lxs trabajadorxs e indgenas para imponer el plan de ajuste del FMI y evitar una rebelin popular generalizada que termine vacando a su par ecuatoriano como antes vac a Bucaram y Mahuad.

Durante los trece aos de gobierno, Chvez, gobern personalistamente, a punta de decretos o leyes habilitantes, mientras que, a Vizcarra, la oposicin fujiaprista, le aprob 210 decretos ley (de 213), y ahora, acaba de anunciar que, emitir un Decreto de Urgencia, basado en una iniciativa legislativa de la Contralora, que permitir destrabar las inversiones en los municipios y regiones, (La Repblica, 09/10/19), con el fin de reactivar la desaceleracin de la economa y mantener su popularidad. A esto hay que agregar, como sealamos lneas arriba, que los DS 345/237 vizcarristas son antipopulares y antidemocrticos, generndole el rechazo de las combativas Federacin Nacional de Trabajadores Mineros, Metalrgicos y Siderrgicos del Per (FNTMMSP), FNTTP, SUTESAL, SITOBUR, entre otros sectores en conflicto, que estn desarrollando un nuevo sindicalismo combativo y mariateguista.

No obstante, el ascenso de Chvez al poder, se dio en un contexto de ascenso de las rebeliones populares y de auge del crecimiento econmico (donde el barril de petrleo lleg a costar $150), mientras que el ascenso de Vizcarra al poder, se da en un contexto de un nuevo ascenso de la lucha de clases (Puerto Rico, Argentina, Brasil, Ecuador, Hait, etc.), pero a la vez en una situacin de recesin capitalista mundial y de cada de la demanda de materia prima (clculos de 2% de crecimiento del PBI para este ao).

* Csar Zelada es Director de la revista La Abeja (teora, anlisis y debate).




Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter