Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-10-2019

La preocupacin por el destino de las 50 bombas nucleares que Estados Unidos almacena en Turqua, cerca de la frontera con Siria

BBC


Era un tuit, pero casi pareca una declaracin de guerra econmica.

El mensaje escrito por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el pasado 7 de octubre inclua la amenaza expresa de "destruir y arrasar completamente" la economa de Turqua si este pas decida hacer cualquier cosa que l en su "gran e inigualable sabidura" considerase que traspasa los lmites.

Con sus palabras, el mandatario estadounidense pareca querer contener el alcance de la invasin que el gobierno de Recep Tayyip Erdogan tena previsto ejecutar en el norte de Siria para establecer una zona en la que no hubiera presencia de fuerzas kurdas, consideradas como una amenaza por Ankara.

Hasta entonces, el nico impedimento para esa accin era la presencia en esa regin de tropas estadounidenses, cuya retirada Trump justo acababa de anunciar.

https://twitter.com/realdonaldtrump/status/1181232249821388801?lang=en

Erdogan no solamente avanz contra los kurdos, sino que su ofensiva incluso puso bajo fuego a los militares estadounidenses que an no haban sido evacuados de la zona.

Segn confirm el Pentgono, los disparos de artillera turca cayeron apenas a un centenar de metros de distancia de donde estaban ubicados sus militares.

Se trata de un episodio indito que aument la preocupacin sobre la senda de deterioro de los vnculos entre Ankara y Washington, que respondi imponiendo sanciones econmicas.

No se trata de una relacin cualquiera. Turqua tiene una ubicacin geogrfica estratgica que convierte al pas en el puente entre Europa, Medio Oriente y Asia central.

Oficialmente es un aliado de Washington en temas de defensa, cuenta con el segundo ejrcito ms grande de la OTAN (Organizacin del Tratado del Atlntico Norte) y, por si fuera poco, alberga medio centenar de bombas nucleares estadounidenses que estn almacenadas en la base area de Incirlik, situada a poco ms de 100 kilmetros de la frontera con Siria.

Tras la ofensiva ordenada por Erdogan, el gobierno de Trump comenz a estudiar planes para trasladar esas armas que, segn un alto funcionario estadounidense citado por The New York Times, se han convertido en una suerte de rehenes de Erdogan.

Pero cmo llegaron esas bombas a Turqua?

Una herencia de la Guerra Fra

La existencia de armas nucleares estadounidenses en territorio turco ha sido un secreto a voces durante dcadas.

Segn explica Jeffrey Lewis, profesor de Control de Armas del Instituto Middlebury de Estudios Internacionales (California, EE.UU.), hay otros pases que se encuentran en la misma situacin, como Alemania, Italia, Blgica y Pases Bajos.

Como parte de los acuerdos hechos con la entonces Unin Sovitica para resolver la "crisis de los misiles" de 1963, Mosc se comprometi a llevarse sus misiles nucleares de Cuba y Washington retir los suyos de Turqua.

"Estados Unidos retir los misiles pero siempre ha mantenido bombas nucleares almacenadas en Turqua para ser usadas por ellos y por algunos aliados de la OTAN. Han estado all desde la Guerra Fra", seala Lewis.

Se trata de medio centenar de bombas tcticas B61, capaces de llevar cargas nucleares que se calculan entre 300 toneladas y 170 kilotones (equivalente aproximadamente a 11 veces la capacidad destructiva de la bomba de Hiroshima). En la actualidad, estas bombas solamente pueden ser utilizadas por fuerzas estadounidenses, pues desde hace unos 20 aos Ankara dej de contar con aviones y pilotos certificados para lanzarlas.

Sin embargo, en un contexto de crecientes tensiones con Turqua, qu riesgos entraa el mantener esas bombas en Incirlik y qu implicara intentar trasladarlas?

Un smbolo y una amenaza

De acuerdo con el alto funcionario estadounidense citado por The New York Times, la situacin de estas bombas entraa un dilema: retirarlas de Incirlik marcara en los hechos el final de la alianza entre Estados Unidos y Turqua; pero mantenerlas all sera perpetuar una vulnerabilidad nuclear que debi haber sido resuelta hace aos.

No es la primera vez que se plantea esta discusin, aunque probablemente antes no haya tenido tanto sentido de urgencia.

Desde el final de la Guerra Fra, el destino de este tipo de bombas nucleares estadounidenses ha estado en discusin dentro de la OTAN pero, al parecer, varios estados miembros -incluyendo Turqua- se han opuesto a su retirada por considerarlas como un smbolo del compromiso de Estados Unidos de apoyarles en su defensa.

Algunos analistas, adems, han sealado el peligro de que su retirada sirva como una excusa para que Turqua intente desarrollar sus propias armas nucleares, una idea que Erdogan insinu recientemente cuando dijo en un mitin de su partido que es inaceptable que su pas no tenga su propio arsenal.

Segn asegur, equivocadamente, "no hay ninguna nacin desarrollada en el mundo que no lo tenga".

Expertos como Ankit Panda, investigador principal de la Federacin de Cientficos Estadounidenses (FAS, por sus siglas en ingls), consideran que polticamente no tiene sentido mantener esas armas en Turqua.

"Esta alianza disfuncional no puede ser y no ser salvada por la presencia de bombas estadounidenses en suelo turco", escribi Panda en un texto en The New Republic.

"Esas bombas pueden ciertamente ser retiradas y Turqua puede seguir siendo la intolerable oveja negra de la OTAN", agreg.

Y es que justamente el rol de Turqua dentro de la alianza es un asunto que est en el centro de este debate.

"El gobierno de Turqua ha cambiado. El presidente Erdogan se ha convertido en un dictador en trminos funcionales y su poltica exterior es mucho ms pro-rusa. Ha pasado de ser un aliado a una posicin ms neutral o incluso contraria a muchos de los intereses de seguridad de EE.UU.", seala Lewis.

El acercamiento de Ankara a Mosc es patente en algunos hechos concretos, como la decisin de Erdogan de comprar el sistema antimisiles rusos S-400, que llev a Washington a excluir a Turqua del programa de fabricacin as como de la compra de los nuevos cazabombarderos F-35.

"Si Turqua solicitara ser miembro de la OTAN ahora, no llegara ni a la puerta", escribi Max Boot, analista del Consejo Estadounidense de Relaciones Exteriores (CFR, por sus siglas en ingls).

El experto explica que en la actualidad esa organizacin exige que los candidatos a ingresar tengan sistemas democrticos estables, busquen el arreglo de las disputas tnicas o territoriales por la va pacfica, demuestren su compromiso con el estado de derecho y los derechos humanos y tengan una economa de mercado, entre otros requisitos.

"Turqua tiene una economa de mercado, pero no cumple con ninguno de los otros criterios", agrega.

Bombas a buen recaudo?

No es esta la primera vez que Estados Unidos se preocupa por la seguridad de sus bombas atmicas en Turqua.

En 2016, durante el intento de golpe de Estado contra Erdogan, la base de Incirlik fue usada por algunos de los participantes en el complot, incluyendo un general que lleg a solicitar la proteccin de los militares estadounidenses, algo que le fue negado.

Luego, las fuerzas leales al gobierno cortaron el suministro elctrico de la base antes de lanzar una operacin para detener a los sublevados que estaban all.

Este episodio explica en parte el distanciamiento entre Ankara y Washington, pues desde el gobierno de Erdogan se expresaron sospechas sobre un posible apoyo de Estados Unidos al alzamiento y se cuestiona que la Casa Blanca no autorice la extradicin de Fetullah Glen, el clrigo al que consideran responsable de impulsar el levantamiento.

En todo caso, existe un conjunto de medidas de seguridad que dificultan el acceso a las bombas estadounidenses.

Jeffrey Lewis explica que estas armas se encuentran en una bveda en el piso de un edificio protegido en una zona de la base custodiada por fuerzas de seguridad de Estados Unidos y en torno a la cual existe un permetro de seguridad.

Adems, las bombas en s cuentan con dispositivos de seguridad y requieren de un cdigo de acceso para poder usarlas.

"Todas esas medidas estn diseadas para protegerlas de un grupo terrorista o de un militar deshonesto. Pero las armas no estaran seguras si, por ejemplo, el gobierno de Turqua decidiera apropiarse de ellas", seala el experto.

Lewis es partidario de que Estados Unidos saque las bombas ahora de Incirlik.

"Turqua no puede hacer mucho para evitarlo. Dando por supuesto que no les van a avisar antes sobre el traslado. Hay aviones estadounidenses que entran y salen de esa base todo el tiempo, as que solamente necesitas enviar el avin, que el personal estadounidense lo cargue y volar de vuelta", asegura.

Aade que Estados Unidos ya haba hecho una operacin similar en 2001 en Grecia, cuando se juzg que la situacin de seguridad se haba deteriorado.

Otros expertos, como Vipin Narang, experto nuclear del Instituto Tecnolgico de Massachusetts, advierten que llevarse las bombas entraa algunos riesgos.

"Sacarlas bajo estas circunstancias podra ser increblemente arriesgado, dado que implicara mover 50 armas nucleares de las bvedas, trasladarlas dentro de la base area turca y luego llevrselas volando fuera del espacio areo turco", le dijo Narang al diario britnico The Guardian.

"Podran ser vulnerables a accidentes, robos o ataques", advirti.

Este jueves, una comisin de Estados Unidos encabezada por el vicepresidente Mike Pence estar en Turqua para reunirse con Erdogan para tratar de acordar un alto el fuego en Siria.

Esto ayudara a aliviar las tensiones en la zona, pero no est claro que sirva para subsanar la preocupacin por el destino de las bombas nucleares que Washington mantiene en Incirlik.

Fuente: https://www.msn.com/es-ve/noticias/mundo/la-preocupaci%C3%B3n-por-el-destino-de-las-50-bombas-nucleares-que-estados-unidos-almacena-en-turqu%C3%ADa-cerca-de-la-frontera-con-siria/ar-AAIUMKs?li=AAgh0dF&ocid=mailsignout



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter