Portada :: Opinin :: H. Dieterich
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-01-2006

El ataque nuclear contra Irn, la agresin contra Cuba, Venezuela y Bolivia, y el Socialismo del Siglo XXI

Heinz Dieterich


El futuro de la Revolucin Bolivariana en Amrica Latina se ve ms brillante desde que Evo Morales participa en la construccin del Bloque Regional de Poder (BRP) de Amrica Latina, en lo que ser probablemente el ao ms peligroso para la humanidad desde el fin de la Guerra Fra: el ao del ataque de la burguesa atlntica contra los intereses bsicos de la humanidad.

En este contexto, el destino de la liberacin latinoamericana depende de varios factores, entre ellos las elecciones en Venezuela y Per, la necesaria conversin del MERCOSUR en un autntico Bloque Regional de Poder, el avance del Socialismo del Siglo XXI y la creciente agresin estadounidense-europea a Cuba. Pero, el ms importante, sin duda, es el desenlace de la agresin imperialista contra Irn.

1. La guerra contra Irn: segundo ataque nuclear preventivo de la historia mundial

Washington e Israel estn terminando los ltimos preparativos para su agresin militar contra Irn. A diferencia de la invasin a Irak, esta vez los dos principales enemigos de la humanidad, el imperialismo estadounidense y el imperialismo europeo, estn plenamente unidos en el proyecto de agresin blica. Alemania, Francia y Gran Bretaa, las tres potencias ms poderosas de la Unin Europea, han cerrado filas detrs de Washington y Tel Aviv. La falange de ataque es, por lo tanto, extremadamente poderosa y en el campo militar, invencible.

El escenario de guerra es el siguiente. Washington y Tel Aviv, con o sin el Consejo de Seguridad, lanzarn un ultimtum a Irn, demandando que someta sus instalaciones y programas nucleares a las inspecciones internacionales. En caso de que no se cumpla con esa demanda, Bush y Olmert , con el apoyo logstico europeo, lanzarn un devastador ataque areo con misiles cruzeros y bombarderos no solo contra los centros nucleares, sino tambin contra los centros de comunicacin y mando de las Fuerzas Armadas y del gobierno central.

Si Tehern responde con sus cohetes de medio alcance contra Israel, Arabia Saudita o los bases militares estadounidenses en Medio Oriente, Washington e Israel usarn armas nucleares. Estamos, en pocas palabras, ante el segundo ataque nuclear preventivo de la historia mundial, despus del ataque a Hiroshima y Nagasaki , que fue una advertencia para la Unin Sovitica.

Este es el escenario que Washington, Tel Aviv, Paris, Londres y Berln anhelan, porque calculan que pondra a los Estados y movimientos rebeldes del Tercer Mundo ---que cuestionan su control del petrleo, gas y agua mundial--- de nuevo sobre las rodillas, regresndolos a lo que consideran su estado natural: repblicas bananeras.

Dado que nadie entrar en una guerra nuclear para defender a los ayatolas , a Irn le queda una solo salida para evitar la catstrofe: acceder a la oferta de enriquecimiento de uranio de Rusia. Si no lo hace, tiene que aceptar incondicionalmente el dictado de la falange imperialista, lo que debilitara a las fuerzas de la rebelin a nivel mundial y proporcionara a la clase poltica global fascista un triunfo significativo.

2. La agresin de la Burguesa Atlntica contra Cuba, Bolivia y Venezuela

El ao 2006 ver una peligrosa intensificacin de las actividades de desestabilizacin y subversin imperialista contra los gobiernos progresistas de Amrica Latina. Fidel advirti el 22 de enero del presente, que Bush se propone forzar una ruptura de los actuales vnculos diplomticos mnimos con Cuba, violar abiertamente el acuerdo migratorio con Cuba, impedir el comercio agrcola, limitar el envo de remesas y familiares y promover una transicin en Cuba.

Esta intencin encuentra pleno apoyo en la Unin Europea. El 21 de diciembre de 2005, el vocero parlamentario de la democracia cristiana alemana (CDU/CSU) para asuntos de pases en desarrollo, Christian Ruck , declar con motivo del triunfo electoral de Evo Morales: En Amrica Latina hay desarrollos, que deberan preocuparnos. La situacin en Ecuador es inestable y con Morales asume de nuevo un Presidente la responsabilidad, despus de Kirchner y Chvez, que corre el peligro de dejarse convertir en un instrumento de Castro en el fomento de actitudes ( Stimmung ) antioccidentales y de la exportacin de la revolucin.

Su conclusin: Amrica Latina tiene que apostar a laeconoma social de mercado, no al populismo. O es burro, o es malintencionado. Lo que hace Hugo Chvez econmicamente es exactamente lo que en Alemania se llamaba la economa social de mercado ( soziale Marktwirtschaft ) en los aos 50, es decir, se trata de la misma estrategia de desarrollo econmico que utiliz la democracia cristiana alemana para la reconstruccin econmica del pas despus de la Segunda Guerra Mundial.

Otro indicador de la campaa es la vil pelcula propagandstica del cineasta alemn Wilfried Huismann , financiada por fuentes pblicas alemanas y japonesas y estrenada en la televisin del Estado alemn ( sic ), que sostiene la vieja mentira de los gusanos de que Fidel Castro mand matar al presidente estadounidense John F. Kennedy.

A su vez, el mini-franquista Aznar ha declarado que usar su fundacin FAES para combatir el caudillismo populista en una regin atenazada por la explosiva combinacin de populismo e indigenismo bajo la sombra de la alianza entre Fidel Castro y el venezolano Hugo Chvez, tndem al que se ha unido el nuevo presidente boliviano Evo Morales. Su correligionaria de la derecha cristiana austriaca, Benita Ferrero Waldner , comisaria de la Unin Europea para las relaciones exteriores del imperialismo europeo, no se queda atrs con su crtica a las elecciones parlamentarias venezolanas del 2005, diciendo que el gobierno hubiera podido hacer mucho ms para transparentar el proceso, de lo que hizo.

Su colega sueco, Goeran Lindblad , present en la tercera semana de enero ante el Consejo de Europa una resolucin en la cual solicita una investigacin internacional de los crmenes cometidos por los regimenes comunistas en Europa Central y Oriental, como primer paso para poner a los responsables detrs de las rejas. Fuera de Europa menciona a China, Corea del Norte, Vietnam, Cuba y Laos. Parece que todava hay una especie de nostalgia hacia el comunismo en algunos pases, lo que genera el peligro de que los comunistas tomen el poder en uno u otro pas, explica el diputado derechista del Parlamento europeo el motivo de su solicitud. ( Council of Europe report on Crimes of communism .)

La FAES de Aznar colabora estrechamente con la fundacin de la democracia cristiana alemana Konrad Adenauer (KAS) y ambas con Carlos Alberto Montaner , terrorista de Estado contra la Revolucin cubana y desde entonces presunto agente de la CIA. Pese a sus dudosas credenciales, Montaner ha participado en seminarios de la KAS en Berln, por ejemplo en diciembre de 2005, y en seminarios de la fundacin del Partido Liberal alemn, Friedrich Nauman Stiftung , en Amrica Latina. Hay que recordar, que esas fundaciones no son entes privados, sino organizaciones semi -publicas, financiadas por el Estado alemn.

La tercera potencia imperialista del mundo, Alemania, junto con el minifranquista Aznar y el nuevo gobierno de derecha en Portugal, comienza a transformarse en cabeza de lanza de este movimiento destructor, potenciada por el nuevo gobierno alemn dominado por la democracia cristiana (CDU/CSU) ---eterno Calibn de la elite estadounidense--- y el Papado alemn de Ratzinger , una combinacin de fuerzas extremadamente peligrosa. Es urgente que el Presidente Chvez y la diplomacia latinoamericana atiendan este peligroso frente de ataque que se est gestando en el seno del imperialismo europeo.

3. Convertir el MERCOSUR en Bloque Regional de Poder

Para conjurar este creciente potencial de agresin de la burguesa atlntica (estadounidense-europea), es imprescindible convertir el Mercosur en un autntico Bloque Regional de Poder latinoamericano, es decir, un Estado regional con economa regional protegida y pactos de defensa mutua ante cualquier agresin blica externa. Una defensa militar comn sudamericana-caribea, basada en la doctrina de la guerra irregular, es el mejor disuasivo para las tentaciones blicas del Washington. A mediano plazo, por supuesto, ser imprescindible reflexionar sobre armas estratgicas que son el nico garante real de la soberana nacional hoy da.

El eje bolivariano del BRP, el eje atlntico, ha adquirido la masa crtica necesaria para derrotar al eje monroeista latinoamericano, el eje del Pacfico, a travs del triunfo de Evo Morales en Bolivia. La victoria electoral de Ollanta Humala en Per aumentar esa masa crtica que, bien manejada, podra llevar a la derrota definitiva de la Doctrina Monroe .

Este crecimiento horizontal o, para usar un concepto de la economa, este crecimiento extensivo del Bloque tiene que ser acompaado, sin embargo, de un salto cualitativo en la integracin, hacia una integracin intensiva ---hablando tcnicamente, aumentar los coeficientes de conectividad--- antes de que la contraofensiva de los imperios destruya lo que se ha logrado construir en los ltimos siete aos. Y ah, nuevamente, la participacin de Evo Morales y Bolivia son fuerzas sumamente positivas.

A nadie se le ha escapado que Evo adopt el proyecto histrico del desarrollismo democrtico latinoamericano que practica Hugo Chvez, reforzando esa corriente dentro del Bloque frente a las polticas del Cono Sur que son ms restringidas en trminos de economa poltica. Pero, tambin ha introducido una nueva radicalidad en el BRP a travs de la histrica combatividad obrera y campesina del pueblo boliviano y mediante determinadas medidas del nuevo Presidente, como la nacionalizacin del agua o el descabezamiento de la cpula militar heredada, retirando a 28 generales y ponindolos bajo investigacin jurdica. Ningn Presidente en ningn pas del Bloque se ha atrevido a ejecutar semejante poltica.

Estas medidas de los nuevos socios del Bloque llevan a una discusin y competencia implcita y no planeada dentro de los movimientos sociales y equipos presidenciales respectivos, que sirve como dinmica contra el estancamiento burgus; dinmica, en la cual cada nuevo elemento de vanguardia obliga a los dems (conservadores o ortodoxos) a redefinir sus posiciones.

4. El Socialismo del Siglo XXI

El Socialismo del Siglo XXI es el horizonte estratgico de esta pica lucha entre imperios y pueblos en suelo americano. Para avanzarlo hay que aumentar la conciencia sobre lo que es la nueva civilizacin postcapitalista , superando el dogmatismo del discurso de los aos treinta que confunde el problema del socialismo con el problema de la forma de la propiedad; la superestructura leninista y las ilusiones del cooperativismo.

Los lmites estructurales de transformacin del cooperativismo fueron definidos con claridad ya hace 106 aos por Rosa Luxemburg en su crtica a Eduard Bernstein y desde entonces ha sido comprobado una infinidad de veces la veracidad de esa crtica. Sin embargo, y a diferencia de Europa, la inercia y mediocridad terica y los intereses materiales vinculados al cooperativismo estn atrasando la concientizacin sobre la institucionalidad de la economa postcapitalista en Amrica Latina, particularmente en Venezuela. Ojal , que el nuevo llamamiento del Presidente Chvez al socialismo mundial en el Foro Social Mundial en Caracas, ayude a romper los obstculos de inters material e inercia mental que frenan el avance del socialismo del siglo XXI en la Patria Grande.

Tanto el conocimiento de la teora y praxis del desarrollismo democrtico como del Socialismo del Siglo XXI tienen que convertirse en forma masiva en patrimonio de los movimientos sociales de la Patria Grande, si queremos que el ALBA, que vivimos, nos lleve a la liberacin definitiva.

Esta es la principal tarea estratgica de este momento histrico.

Una versin resumida de este ensayo se publicar en la revista, Rumbo al Socialismo del Siglo XXI , Venezuela, 4 de febrero, 2006.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter