Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-10-2019

Es una cuestin posible y que debemos afrontar
Detener las exportaciones de armas para invertir ms en ayuda humanitaria

Ramn Francisco Gonzlez Hernndez
Rebelin


Cuando en una materia sumamente delicada como es la venta de armamento, y que afortunadamente en Espaa, es un monopolio estatal su fabricacin- y venta, aunque puede dotarse de intermediarios privados pero totalmente fiscalizados, y que cuenta con un importante sector productivo a nivel de primeros puestos en ventas a nivel internacional. No podemos ser ilusos y pensar que un mundo que se basa en la estrategia de dominacin de los mercados, en todas sus vertientes, y amparados en el juego de los valores financieros en bolsa o el monto de capitales, no puede desatar conflictos blicos. Un Estado moderno, an sometido a posibles quebrantos, en lo que se est convirtiendo en no pocas ocasiones la poca de los Estados fallidos, no puede prescindir de la modernizacin de sus ejrcitos y de sus cuerpos y mecanismos de seguridad.

Otra cosa es el negocio de las armas, que hasta hace nada era el principal negocio en movimiento de capitales de la humanidad. La msica y las drogas le seguan de cerca aunque esto no se publicite en demasa, pero como ya sabemos todo ha cambiado y est cambiando.

El poder poner fin y salir del negocio de la fabricacin de armamento a terceros no se puede plantear como un grito a los vientos. Pues vender armas implica vender a quien compra y quien compra armas tiene fines diversos. Y por otro lado: vender armas es vender muerte de una forma u otra; y por ello debe plantearse como una aspiracin real su reduccin.

No olvidemos que se ha generado toda una potente y muy beneficiosa industria armamentstica en nuestro pas que genera importantsimos beneficios.

Claro que esa propuesta de reconversin de ser vendedores a ser autosuficientes (en lo posible, las patentes en estos casos suelen pertenecer a las grandes potencias) no es precisa, pues en un mundo como el actual, la cuestin disuasoria es imprescindible frente a agresiones armadas de todo tipo y hasta por venir. El dejar de vender para autoabastecer implica una prdida de entradas con beneficio y por tanto, se tiene que amparar en iniciativas reales de compensacin. La investigacin?... asunto a valorar y equilibrar entre la sociedad y los expertos en estas materias con fundamentadas opiniones y las leyes a desarrollar. Ningn mercado, que dirigen empresas y mercaderes, que produce beneficios liquida la fuente.

Implementar an ms las motivaciones, formacin y acciones en materia humanitaria es cuestin sin lugar a dudas a mantener e incrementar, la modernizacin constante en pocas de cambios, a la vez constantes, es impostergable. Por ello se trata de armonizar y equilibrar valores en este campo tan maniqueo para debates y exabruptos impropios.

Pertenecemos a la comunidad internacional, ms cerca a la europea y mantenemos tratados con organismos internacionales de defensa en los que aplicamos cuotas. Una profunda reflexin general sobre la modalidad de pertenencia a estas organizaciones y organismos se hace necesaria. Con la mayor y ms amplia transparencia que la delicada materia permita. Pero s debemos apostar por nuevas reformulaciones, nuevas adhesiones o separaciones en su caso. Porque lo que no se puede es tratar de nadar para cambiar, si nos sujetamos a corrientes que nos arrastran.

Hay que tener en cuenta, que dentro del sector, fuentes solventes informan que indirectamente empresas productoras de armamento y otros suministros militares estaran en torno a las 600; pero que directamente vendan a nivel internacional est una cifra cercana al centenar, pero que sobrepasa un volumen en aumento de ventas de 6.000 millones de Euros y que directamente mantiene a ms de 20.000 empleos. Esto ha generado ya algunas controversias al respecto, pues se trata de un sector altamente productivo en lo econmico, complejo en la infraestructura y con fundamentos ticos y polticos necesarios.

En 2007 se aprueba la Ley 53/2007, de 28 de diciembre, sobre el control del comercio exterior de material de defensa y de doble uso, en cuyo prembulo especifica: Desde la perspectiva de la seguridad nacional e internacional, se trata de impedir el trfico ilcito y la proliferacin de armamentos y tecnologas sensibles a favor de Estados o actores no estatales susceptibles de actuar contra la paz y la seguridad o de involucrarse en actividades terroristas.

Tenemos que hacerlo: es el momento!... con realidades y contando con todos.


https://www.facebook.com/losverdes.canarias/

http://santaluciadetirajanagana.blogspot.com/

http://ecoboletin.blogia.com/

Ramn Francisco Gonzlez Hernndez - CAndidato al Senado por Los Verdes -Gran Canaria.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter