Portada :: Mundo :: Afganistn
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-10-2019

Afganistn, el pas del limbo sangriento

Guadi Calvo
Rebelin


A pesar que los resultados de las presidenciales se esperaban para el da 19, a casi un mes de realizadas, la Comisin Electoral de Afganistn, sigue sin dar informacin de los resultados, excusndose en qu sistema de datos biomtricos, que se supone evitara cualquier posibilidad de fraude, ha complicado y retrasado el escrutinio. Al tiempo que los dos bandos que encabezaron las encuestas, la coalicin independiente de Ghani y la Coalicin Nacional, de Abdullah-Abdullah, se han adjudicado la victoria despus de la primera ronda, aunque la comisin electoral cree podr tener algunos resultados ciertos para el prximo siete de noviembre..

Tanto el actual presidente Ashraf Ghani como Abdullah, que ha fungido como presidente ejecutivo, durante todo el periodo de Ghani, un cargo no contemplado por la constitucin, pero hecho a la medida de Abdullah, por los Estados Unidos, para mantenerlo dentro del sistema democrtico en un gobierno de unidad, ya que esta misma situacin se repiti de manera casi idntica, en las presidenciales del 2014, dadas las acusaciones de fraude generalizado y corrupcin.

Abdullah, quien compite por tercera vez consecutiva habiendo perdido en 2009 con Hamid Karzai y en 2014, con el actual presidente Ghani, el lunes 14 haba anunciado su triunfo, al igual que el candidato a vice de Ghani, Amrullah Saleh, quien ese mismo da se adjudic una clara victoria en la primera vuelta, ninguno de los candidato apoy con pruebas sus declaraciones.

El 28 de septiembre, con escasa presencia de votantes, apenas un 21% por ciento del total del padrn electoral de 9.57 millones se presentaron en las urnas, poco ms de 2 millones. Las razones de esa baja asistencia tienen varias explicaciones: el descreimiento del pueblo afganos por el sistema democrtico; lo poco atractivo de las ofertas electorales y las amenazas anunciadas por el Talibn y otras organizaciones que operan en el pas.

El da de la votacin, fueron asesinados 28 civiles y otros 249 resultaron heridos, aunque para los nmeros que se suelen manejar en estos casos es bajo, el nmero de total de muertos por la violencia estrictamente electoral desde el 8 de junio al 30 de septiembre, fue llamativamente, baja, ya que solo se produjeron 85 muertes y 373 personas resultaron heridas.

De todos modos, quien triunfe, no cambiar la suerte del pueblo afgano, la clase poltica de Afganistn, emergida de la guerra antisovitica (1978-1992), y afianzada por los Estados Unidos tras la invasin de 2001, esta penetrada por la corrupcin, consentida por el Departamento de Estado, quien conoce perfectamente los fuertes lazos que estos ex lderes de la guerra antisovitica, mantienen con el narcotrfico, el contrabando y el trfico de armas, una aceitada maquinaria de corrupcin que ni siquiera se detuvo durante el gobierno del interregno Talibn 1994-2001.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, lleg a Kabul el domingo 21, para reunirse con las tropas norteamericanas estacionadas en el pas centro asitica, para seguir intentado el retiro escalonado de los efectivos norteamericanos estacionados en el pas centros asitico, lo que las estancadas negociaciones de paz con el Talibn (Ver Afganistn, la nica eleccin es la muerte ) y los constantes ataques de los insurgentes han impedido la retirada de ms de 5 mil hombres de una dotacin de 14 mil que todava permanecen en Afganistn. La intensin de Esper es alcanzar a reducir la presencia en unos 8600 soldados, sin afectar las operaciones contra al-Qaeda y el Daesh Khorasan.

El encargado estadounidense, para continuar las conversaciones de paz con el talibn Zalmay Khalilzad, se reuni a principios de este mes, por primera vez tras el portazo de Trump en septiembre pasado con los enviados del mullah, Hibatullah Ajundzada, en Islamabad (Pakistn). De la reunin encabezada por el dur mullah Abdul Ghani Baradar, con los norteamericanos nada se ha filtrado.

La cuota de sangre

Mientras los polticos afganos y los Estados Unidos, hacen que deciden como contina la estabilizacin del pas, un sueo tan remoto como imposible, los terroristas les recuerdan, que son ellos quienes realmente tienen la llave de ese sueo, cobrndole al pueblo afgano cuotas cada vez ms elevada de sangre,

El ltimo viernes 18, durante las oraciones del da sagrado del Islam en la aldea de Jawdara, en la provincia oriental de Nangarhar, del distrito de Haska Mena, en la que viven unas setenta familias, una explosin de la que todava no est claro cul fue su fuente, caus setenta y tres muertes y 50 heridos. Sobreviviente informaron que el edificio con capacidad para 150 personas estaba lleno, por lo que se cree podran encontrase ms cuerpos bajo los escombros. Entre las vctimas estaba el nico mdico del pueblo, junto a sus dos hermanos y dos de sus hijos. De las vctimas mortales al menos 23 de los 73 asesinados, eran menores.

Aunque ninguna de las organizaciones takfiristas que operan en el pas, adjudic el ataque, se crey en un primer momento que habra sido una accin del Talibn, en procura de exponer a Trump, tras el desaire del 9 de septiembre. Aunque su vocero, Zabihullah Mujahid, en un comunicado conden el ataque, calificndolo de un delito grave.

Algunas versiones insisten en denunciar que la explosin se produjo por la cada de un misil proveniente del ejrcito, mientas otros testigos insisten que fue el ataque de un shahid (mrtir) que se habra inmolado en el interior, aunque tambin se ha mencionado que los explosivos ya estaban colocados en el interior de la mezquita y fueron operados por control remoto, una tctica poco frecuente en esta guerra.

En sur de la provincia de Nangarhar adems del talibn, tambin opera el Daesh Khorasan, que hace ocho meses, segn lo han denunciado los habitantes del pueblo atacado, han cortado el flujo del ro, aguas arriba, obligndolos a depender de las lluvias estacionales. Los muyahidines, suelen hostigar a los pobladores de las pequeas aldeas acusndolos de estar del lado del gobierno central.

Un informe de la ONU ha verificado que entre julio y septiembre, se registraron en mayor nmero de vctimas civiles desde el 2009, ao en que la misin comenz a seguir este tipo de bajas, producindose la muerte de 1174 civiles, mientras que 3139 resultaron heridos, julio se convirti en el mes ms sangrento con 425 muertes y 1164 heridos. En los primeros meses del ao las muertes de civiles se elevaron a 2563, mientras que los heridos fueron 5676, de los que las organizaciones terroristas son responsables en un 62% de los casos.

El trnsito a la paz, no ser acelerado por el resultado de estas elecciones ni siquiera de la concrecin de un acuerdo de paz entre los Estados Unidos, el gobierno de Kabul y el Talibn, ya que la organizacin fundada por el mullah Omar, tiene algunas grietas internas, que hace que muchos de sus comandantes sigan teniendo estrechas relaciones con al-Qaeda, dos organizaciones que han llegado a amplios acuerdos en el pasado y que hoy sus objetivos no estn claramente delimitados, por lo que algunos jefes, prefieren acompaar a los hombres de Ayman al-Zawahir, el heredero de Osama bin Laden, que a pesar de haber jurado, en agosto de 2015, lealtad al entonces lder supremo del talibn, el mullah Mohammed Ahkhtar Mansoor , asesinado en mayo de 2016, no estara de acuerdo con un arreglo con Washington, ya que una de los puntos claves para concretar la negociaciones, exigido por los Estados Unidos, es que el Talibn no respalde ninguna organizacin terrorista en tierras afganas. Lo que podra producir un sisma entre ambas, de donde sin duda los califados de Abu Bakr al-Bagdad, sacaran un gran provecho, para mantener a Afganistn en un limbo sangriento.

Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista Internacional especializado en frica, Medio Oriente y Asia Central. En Facebook: https://www.facebook.com/lineainternacionalGC.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter