Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-10-2019

MORENA en su laberinto

Aldo Fabin Hernndez Sols
Rebelin


El proceso interno de MORENA ha mostrado la grave crisis que vive el partido. No son casos aislados, ni un problema solamente del padrn de militantes, es algo profundo que urge discutir. Definir con claridad cules son los problemas es el primer paso para avanzar en una solucin. Hoy MORENA no discute nada, sus bases no tienen incidencia alguna, no va a la vanguardia de ninguna causa y no decide nada en trminos polticos.

MORENA es un aparato frgil que sirve a los intereses de diversos grupos y lderes que buscan avanzar en sus aspiraciones personales. Esto se aprecia en las disputas distritales como en la competencia por la presidencia nacional de MORENA. El proyecto se centra en el xito del lder o el grupo, por lo que la poltica a su interior consiste en logra movilizar a militantes bajo promesas de empleo, apoyos de algn tipo o presiones, y as ganar espacios. Si MORENA se mirar al espejo su reflejo se parecera al del PRD de hace unos aos.

Ha habido de todo en las asambleas distritales, violencia, acarreo, padrn rasurado, mala organizacin, operadores polticos conduciendo a la gente, burcratas obligados a asistir, supuestos lderes populares y aplaudidores. Un espectculo desagradable, que no es nuevo pero que aument con el triunfo de MORENA y la llegada de oportunistas empoderados con cargos, puestos y poder.

Es el correlato de un partido que no pudo definir el Nuevo Proyecto Alternativo de Nacin que postul AMLO en 2018, un partido que no decide quienes son sus candidatos, ni la agenda legislativa de su bancada y que no puede actuar ms que como aparato electoral y correa de trasmisin de instrucciones que se toman en otras esferas de poder. El accionar de MORENA se concentra en lo electoral, en disputas internas por el control del partido y en cursos de formacin poltica para distraer a los compaeros ms conscientes.

El asunto es grave y no se vislumbran salidas fciles. La cultura poltica que predomina no favorece al partido. El acarreo es visto con naturalidad, hay una actitud de alabanza al lder y una idea de que la accin poltica se concentra en apoyar a tal o cual personaje. A unos los mueve la bsqueda de poder a otros una promesa laboral, un apoyo o el mantener alguna ayuda. Esa herencia poltica se construy a lo largo de los aos y no se ha podido hacerla retroceder, al contrario ha echado races en MORENA.

Por si fuera poco, la actual estructura de MORENA favorece y premia estas prcticas. Las asambleas se han vuelto el llevar gente, son multitudinarias porque implican espacios de poder partidista que pueden convertirse en una candidatura o un puesto. Es eso lo que mueve a muchos. As, los grupos y lderes se juegan su futuro poltico y econmico en ganar a toda costa, deviniendo las asambleas en una competencia por aspiraciones personales. En estas asambleas no se discute absolutamente nada, ni se aprende nada.

Hay que analizar lo que pasa y proponer cambios. El primer aspecto es reconocer que las asambleas como suceden hoy no son democrticas, ni libres, ni legitimas. Un instrumento democrtico como la asamblea deviene en una farsa cuando se le agregan las practicas ya mencionadas. Hay que reformar nuestros mecanismos y la organizacin misma de MORENA. Algunos compaeros entre ellos AMLO se inclinan por la encuesta, un mtodo antidemocrtico que anula al partido, pero que evita en cierta medida los problemas de las asambleas. No es el camino, al contrario esto slo le quita ms espacio a un partido inoperante.

Debemos en conjunto pensar a nuestro partido, a la democracia que necesita MORENA y los mecanismos para lograrlo. No tener miedo a proponer formas nuevas. Aprender de los fracasos. Para ello se necesita estudio, reflexin y discusin colectiva, algo que no ocurre en MORENA.

Como propuesta a este debate urgente, propongo reformar los mecanismos de eleccin de consejeros distritales. Las asambleas multitudinarias favorecen y premian las prcticas corruptas, en ellas no se discute nada, al final los militantes se van sin nada aprendido y sin ningn poder en el desarrollo posterior de sus consejeros. La opcin es volver a los comits de base de seccin electoral o colonia, esos grupos que se renen regularmente, que discuten, estudian y trabajan polticamente en su comunidad. De esos colectivos se deben elegir a los consejeros. Propongo que sean cargos por sorteo y con duracin de un ao. Tendran, como condicin, que responder y obedecer los mandatos de los integrantes de su comit que podran quitarlos y sustituirlo por otros en cualquier momento.

Cierto que existen pocos comits funcionando y que muchos se desintegraron con el triunfo de AMLO. Pero existen y en ellos se encuentra la verdadera militancia del partido. Es est la alternativa a las malas prcticas y a la corrupcin poltica en un sentido amplio. En MORENA una de las tareas principales de todo militante era la conformacin de comits, pero estos no tenan ninguna incidencia en el partido. Los comits son partes fundantes del partido pero tienen que tener poder real. Tiene que ser un espacio soberano, conectado a un ente mayor de representantes de comits y as hasta llegar al comit ejecutivo nacional.

Todo el poder a los comits de base!, esa debera ser la consigna. Una tarea difcil pero urgente. Para ello se necesita inteligencia, voluntad y rebelin de las bases de MORENA. El futuro del proyecto de MORENA y el lopezobradorismo est en juego.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter