Portada :: Ecologa social :: El genocidio industrial del amianto
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-10-2019

Hablan las vctimas argentinas del amianto del Metro de Madrid
"Nos hacan exmenes y nos decan que estbamos sanos"

Rosario Marina
El diario


- La ciudad de Buenos Aires ha presentado esta semana una demanda contra Metro de Madrid por la venta en 2011 y 2012 de vagones contaminados con amianto

- Daniel, Ramn y Claudio son tres de los 11 empleados del subterrneo argentino enfermos del pulmn como consecuencia de la intoxicacin con esta esta sustancia cancergena

- "Esto est lejos de resolverse porque van muy lentas las cosas, seguimos en casa todos los afectados", dice Claudio Garay, de 54 aos

Trabajadores del metro en uno de los vagones de la red de metro de Buenos Aires. En el centro, uno de los afectados, Ramn. TALLER RANCAGUA

Daniel Pedraza pens que estaba sano, pero no era cierto. Durante 30 de sus 58 aos ha estado trabajando en el Taller Rancagua de la lnea B del 'subte' de Buenos Aires, revisando y arreglando neumticos, puertas y sistemas de frenos. Ahora lleva ms de un mes en su casa, esperando.

Es uno de los trabajadores afectados por la presencia de amianto [asbesto] en el metro de Buenos Aires. Este martes, la empresa municipal de la capital argentina ha demandado a Metro de Madrid por la venta en 2011 y 2012 de vagones contaminados, segn adelant eldiario.es . Pide que se declaren nulos los contratos, alegando que la comercializacin de equipos con esta sustancia estaba prohibida, y solicita una indemnizacin por daos y perjuicios de cerca de 15 millones de euros.

Daniel cuenta que, todos los aos, la empresa le haca exmenes mdicos. Todos los aos le decan que estaba sano. Aunque el trabajo bajo tierra puede ser insalubre y l lo saba, se lo negaban. Se enter que tena neumoconiosis [enfermedad pulmonar] por fibras de asbesto el mismo da que otros diez compaeros. "Todos los aos nos hacan estudios muy bsicos y de ah nunca sali nada. Todos estbamos sanos", dice Daniel con enfado. Estar en su casa le entristece a veces. Piensa. No quiere perder el trabajo. No quiere que lo jubilen por invalidez.

El 30 de junio de 1989, Daniel tena 24 aos y trabajaba en una fbrica empaquetando cubos de plstico. Un da, un hombre le dijo a su padre que haba una vacante en el 'subte' y l acept. Desde ese momento, y durante los primeros diez aos, viaj hasta dos horas desde donde viva en Grand Bourg, en el Gran Buenos Aires que rodea la ciudad, hasta el Taller Rancagua. Despus logr mudarse a la capital. "Estaba contento porque trabajaba en un lugar que me gustaba. Soy una persona muy prctica para arreglar cosas", apunta. De todas las personas que trabajaban con l en esa poca ya no queda nadie.

En la demanda, Subterrneos Buenos Aires acusa a Metro de Madrid de "omitir en todo momento y pese a tener conocimiento de ello, la comunicacin de la presencia de amianto en los vagones objeto de la venta". Tambin, recalca Metro de Madrid "saba que los vagones no eran aptos para ser comercializados de cara a su puesta en servicio al pblico, por la propia presencia de amianto". Y sostiene que "en ningn caso" podan considerar que la compaa madrilea les estuviera vendiendo "equipos contaminados", violando la normativa vigente tanto en Espaa como en la Unin Europea.

En el momento en que la ciudad de Buenos Aires hizo esta compra, el actual presidente Mauricio Macri, que vuelve a concurrir a las elecciones generales el prximo domingo, era jefe de gobierno de la capital. En julio de 2013 se pusieron en funcionamiento los vagones, que se retiraron de la circulacin en 2018.

Enfermedad importada

A principios del ao pasado, un trabajador del Metro de Madrid muri por asbestosis, una enfermedad provocada por la exposicin al asbesto, una sustancia cancergena que contienen esos trenes. Cuando se enteraron de esa noticia, al gremio de trabajadores del subte de Buenos Aires se le encendieron las alarmas: haca siete aos que se haban comprado vagones a la capital espaola.

Empezaron a hacer anlisis propios, a pedir que la empresa los hiciera, y descubrieron que 11 de ellos tenan enfermedades relacionadas con el amianto. A esos 11, la empresa Subterrneos Buenos Aires (Sbase) los mand a su casa por tiempo indeterminado. El sindicato empez a hacer paros pidiendo medidas concretas, ya que no saben en qu otros trenes sigue presente esa sustancia. Segn la Organizacin Mundial de la Salud, todas las formas de asbesto son cancergenas para el ser humano.