Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-10-2019

Entrevista a Laura Marrone, legisladora y candidata a diputada nacional por el FIT-U
"No s si nosotros vamos a tener las agallas que tiene la CONAIE"

Mario Hernandez
Rebelin


M.H.: Cmo se desarroll el ahora plurinacional Encuentro de Mujeres?

L.M.: Plurinacional por voluntad de las bases, porque no se logr que se aceptara el cambio de denominacin pero muchas de las organizaciones ya lo denominamos en esos trminos.

La verdad fue una fiesta. Una fiesta de la lucha de las mujeres en un espacio donde ramos ms de 200.000 segn los diferentes clculos, pero siempre hay un margen de error porque el proceso de inscripcin es engorroso, hay largas colas, entonces muchas no se inscriben. Pero La Plata se inund de mujeres, como tantas otras ciudades.

Me sorprendi mucho una fuerte presencia de juventud y un relevo de las generaciones como la ma, somos pocas las que quedamos siguiendo la ola verde, de la generacin ms grande. Las escuelas no alcanzaban. Yo fui con la agrupacin de mujeres en lucha Isadora y tuvimos una escuela a 14 km. El traslado era un poco complicado, el da sbado con el granizo y la lluvia, la que no tena escuela no tena dnde meterse porque la ciudad estaba completamente colapsada.

M.H.: O sea que La Plata se inunda.

L.M.: No s si hubo zonas inundadas, lo que s es que hubo escuelas en las que el agua brot de las rejillas, de los sumideros. En la escuela que nosotras estbamos empez a brotar en la cocina y termin en el saln comedor, felizmente se salvaron nuestras pertenencias porque estaban en un primer piso. Pero hubo escuelas a las que no pudieron entrar porque ya estaban inundadas. No fue la inundacin de 2013, pero fue importante. El tiempo no ayud pero las mujeres estuvimos igual ah, nadie baj los brazos y a la tarde con lluvia y todo fuimos a los talleres.

Los talleres fueron espacios de debates muy apasionados, como siempre. Y es un espacio muy interesante porque no hay muchos lugares donde una pueda debatir con otras, porque en nuestro pas somos muchas las que pertenecemos a espacios polticos pero no siempre tenemos espacios comunes de debate. El ENM tiene esa particularidad donde se renen personas con experiencias y miradas distintas y se debate. Obviamente no siempre se llega a acuerdos o conclusiones comunes. Pero ese intercambio es muy interesante y tambin uno conoce las distintas realidades del pas.

En este Encuentro hubo una particularidad, empieza a hacerse cada vez ms importante la presencia de delegaciones de otros pases que vienen a sumarse a una experiencia que es observada desde todo el mundo, por lo menos en Latinoamrica. Yo en este momento tengo alojadas en mi casa una nicaragense y dos bolivianas, por ejemplo, con las que hasta recin estbamos cocinando. Yo particip de la comisin de crisis mundial y all haba compaeras de Mxico, Chile, Venezuela, Paraguay. Empieza a ser un espacio realmente plurinacional, ms all de que en el cierre del plenario que fue el lunes, no se acept la mocin de que se cambiara la denominacin del encuentro.

A lo largo de las reuniones preparatorias hubo dos discusiones, varias en realidad, una de ellas es que se admitiera el cambio de nombre reflejando las luchas de los pueblos originarios, que en nuestro pas son cada vez ms visibles a partir de la persecucin que sufren, por ejemplo, los pueblos mapuches o incluso en el norte, en el Chaco, en el proceso de despojo de sus tierras, en Santiago del Estero tambin; entonces estos pueblos empiezan a reclamar su reconocimiento como identidad, como pueblo e hicieron valer esto en el Encuentro anterior y eso se traslad a los espacios previos de organizacin de este Encuentro. No lo aceptaron los grupos que dirigen, particularmente los sectores ligados a la frmula Fernndez-Fernndez y uno de los grupos fundantes del Encuentro que en la jerga de la izquierda llamamos los chinos que es el Partido de los Trabajadores y el Pueblo (PTP). Y la otra discusin que haba era que se ampliara la denominacin a mujeres, lesbianas, trans, travestis y no binaries. Eso tampoco se acept.

M.H.: Hubo alguna argumentacin?

L.M.: No conozco los argumentos que dieron. Pero no fue solamente eso, hubo un tercer debate que era si la convocatoria al Encuentro inclua el reclamo del derecho al aborto y eso tambin se perdi.

Es importante que se sepa que durante aos el ENM no lograba que se tomara como parte del pliego reivindicativo del Encuentro y, por lo tanto, del derecho de las mujeres y plan de lucha, el derecho al aborto. Esto porque haba una conviccin o una propuesta de diseo que desarrollaba el grupo organizador, las dos fuerzas que mencion antes a las que este ao se sum Patria Grande, que es no romper con la Iglesia. Entonces la Iglesia colocaba una representante en cada taller de los que discutan el tema de sexualidad, derechos reproductivos, etc. Y como el mecanismo era que se resolva por consenso y no por votacin, con una sola persona que hubiera por comisin en contra del aborto, no se poda sacar la propuesta.

Nosotras siempre luchamos contra esa concepcin porque amordazaba al movimiento de mujeres. Recuerdo el debate en Salta, donde estuvimos discutiendo durante dos das la educacin sexual integral y los derechos de las mujeres, el aborto, etc. Y el ltimo da, media hora antes de las conclusiones, una seora que no haba abierto la boca levant la mano y dijo: yo soy monja laica y no estoy de acuerdo con esto. No puede figurar.

El movimiento de mujeres por el derecho al aborto fue al margen de las resoluciones de los Encuentros de mujeres, que han servido como laboratorio de ideas, como espacio de debate, pero fue la Campaa por el derecho al aborto, que es un organismo de unidad de ms de 300 organizaciones, las que organizaron la lucha dndole forma al Proyecto de ley que se present, pero formalmente el Encuentro nunca lo tom. Y en esta oportunidad tampoco.

M.H.: Uno entra a las redes y ve y est muy presente el tema del aborto.

L.M.: Yo no s qu pas el da lunes porque la Iglesia se empez a retirar en los ltimos Encuentros. Y lo que ocurri en la previa al Encuentro fue que no se permiti que se metiera el reclamo por el derecho al aborto como parte de la declaracin de la convocatoria. Las fuerzas del kirchnerismo junto al PTP donde estn sectores ligados a la CTA y Patria Grande con Ita Hagman y la propia Ofelia Fernndez, argumentaron que no haba que buscar la confrontacin entre pauelos celestes y verdes. Las corrientes no permitieron esto. Pero despus en las propias comisiones no tenan fuerza para sostenerlo.

Otro tema de debate fue el de la deuda. Por ejemplo, en mi comisin, que fue Crisis mundial, debatimos como uno de los puntos centrales, al calor de la lucha de Ecuador y de Chubut, el tema de que el Encuentro era un pivote importantsimo para la lucha de nuestro pas contra las imposiciones del FMI y del futuro inmediato que tenemos que es la amenaza de que se quieran pagar los 150.000 millones de dlares que nos exigen en los prximos 4 aos.

Debatimos con mucha argumentacin, distintas representantes de provincias y organizaciones, la importancia de que el ENM se transformara no solo en un espacio de reivindicacin de los derechos de la mujer, sino que fuera uno de los artfices de la lucha contra el FMI logrando que el Encuentro se pronunciara por la ruptura con el FMI, por el no pago de la deuda, del mismo modo que el movimiento indgena en Ecuador ha sido el que expres la lucha del conjunto del pueblo ecuatoriano contra las imposiciones del FMI.

Esa discusin fue muy fuerte y contrapuesta a los sectores ligados al kirchnerismo y a la frmula Fernndez-Fernndez, planteando que hay que investigar quines eran los responsables, quines no haban respetado la carta orgnica del FMI.

M.H.: La respuesta la dio en el debate el propio Alberto Fernndez, que sostuvo que la plata se la haban llevado los amigos de Macri.

L.M.: Claro. Por eso les plante no pagarla, como se la llevaron los amigos de Macri entonces nosotros como pas no tenemos por qu pagarla. Ah se hizo un silencio. El argumento que empezaron a esgrimir es que la tarea central es garantizar la comida de la gente que hoy no puede comer y, por lo tanto, organizar cooperativas. Yo intervine y dije que hay un problema con eso, si se organiza una cooperativa para venta de pan, necesito gas y luz y para eso necesito pagar tarifas que hoy son prohibitivas y que estn llevando a la quiebra a no pocas empresas recuperadas.

M.H.: No solamente a recuperadas, han cerrado 1.500 panaderas hablando del caso puntual del pan. Y el precio del trigo ni hablar.

L.M.: No podemos organizar una economa paralela a las grandes ramas productivas, no podemos hacer una cooperativa de una refinera de petrleo. En este momento el sistema de subsidios sociales que da el Estado es a 350.000 personas y tenemos 14 millones de pobres. Entonces toda la propuesta del sector F-F fue: no nos metamos con el tema de la deuda, que eso se investigue, mientras tanto organicemos cooperativas para que la gente coma y comedores.

Yo respeto y acompao las peticiones de los movimientos sociales, pero eso no puede eludir que tomemos la responsabilidad de encarar una lucha como la que est haciendo el pueblo de Ecuador. Y seal que lo que est queriendo imponer Lenin Moreno en Ecuador, es lo mismo que el FMI exige para la Argentina y que el nuevo gobierno estara dispuesto a conceder segn lo que trasciende de los acuerdos como el pacto social.

No s si nosotros vamos a tener las agallas que tiene la Coordinadora de los pueblos indgenas para hacer lo que estn haciendo, pero s s que de la otra parte estn pretendiendo que nosotros acordemos un pacto social que significa congelamiento de salarios, derogacin de derechos laborales, etc.

M.H.: Me voy a permitir discrepar contigo, lo de las agallas no es un tema, el pueblo argentino ya ha demostrado tenerlas, el problema que tenemos en este momento es la dirigencia poltica, sindical y de muchos de estos movimientos sociales a los que ests haciendo referencia que son los que le han brindado de alguna manera la posibilidad a Macri de gobernar durante 4 aos. Los indgenas ecuatorianos tuvieron 7 muertos y nosotros 37 en el 2001.

El movimiento de mujeres toma reivindicaciones con las que puede darle salida a la lucha del conjunto del movimiento de trabajadores

L.M.: Acepto tu reivindicacin de nuestro coraje pero creo que los ecuatorianos nos pasan. De todas maneras comparto que el gran problema nuestro es la conduccin de la CGT y tambin de la CTA. Ah es donde yo quera plantear que el movimiento de mujeres debe ser consciente del eslabn que significa en la posibilidad de romper esa loza burocrtica, porque en nuestro pas el gran movimiento que existe hoy es el de las mujeres, que no tiene loza burocrtica, que fluye con una fuerza impresionante y que por la propia lgica de explotacin que hoy tiene el capital afecta fundamentalmente a las mujeres que no tienen a dnde dejar a sus hijos pequeos para salir a trabajar, un jardn privado para la primera infancia cuesta entre 12 y 15.000 pesos, a las primeras que despiden es a las mujeres cuando hay problemas de ajuste o no las toman. Los salarios de las mujeres son 23% menores para salarios en blanco y 30% en negro.

El movimiento de mujeres fluye naturalmente hacia una lucha que trasciende lo especficamente relacionado con la violencia de gnero y con el problema del derecho al aborto y toma reivindicaciones que se enlazan con las que pueden darle salida a la lucha del conjunto del movimiento de trabajadores. Por eso la importancia de que este espacio que tuvimos este fin de semana con 200.000 mujeres avanzara en pensar y disear un plan de accin que tambin comprendiera la lucha contra el FMI y las imposiciones de la deuda externa. Felizmente el grupo en el que yo estaba resolvi en ese sentido pero desconozco qu pas de conjunto en el Encuentro.

M.H.: El tema de la deuda va a ser central en el futuro inmediato, no solo por lo que seals sino porque si uno lee con atencin los diarios hegemnicos, en los ltimos das este ha sido el tema central que han abordado y que ha llevado a la presencia de dos representantes de Alberto Fernndez en Nueva York invitados por los banqueros y por el propio FMI que si bien no los puede recibir oficialmente lo va a hacer en un hotel. Se van a reunir con Nielsen y Aguis.

L.M.: La verdad tengo mucha preocupacin por el futuro inmediato, uno tiene anlisis poltico y sabe los peligros que existen y que no podemos pagar, que estamos en default ahora, pero pienso en el dolor que ya vive nuestro pueblo y el que nos espera y estoy personalmente angustiada.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter