Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-10-2019

Elecciones argentinas
Los temibles 44 das que restan para la asuncin de Alberto Fernndez

Rubn Armendriz
Rebelin


La frmula presidencial del progresista Frente de Todos se impuso en la primera vuelta de las elecciones presidenciales y Alberto Fernndez ser el prximo presidente de los argentinos, tras derrotar el proyecto neoliberal impuesto por la coalicin derechista Cambiemos. Transitar nerviosos 44 das para asumir el cargo, finalmente, el 10 de diciembre prximo

La dupla Alberto Fernndez-Cristina Fernndez de Kirchner sum un 48% de los votos y Mauricio Macri el 40,55%. El an presidente reconoci la derrota, felicit pblicamente al vencedor y lo invit a desayunar a la Casa Rosada, para comenzar una transicin ordenada. Macri logr para estos comicios la migracin de votos de otras frmulas de la derecha, pasando de 31,79% que obtuvo en las elecciones primarias del 11 de agosto, al 40,55%.

Tercero en cantidad de sufragios lleg el economista Roberto Lavagna (6,17%), seguido por Nicols Del Cao con el 2,14%, Juan Jos Gmez Centurin con el 1,71% y Jos Luis Espert con el 1,47%.

El retorno de la esperanza

Las argentinas y argentinos supieron abstraerse del complicado escenario regional por el sofocado estallido social en Ecuador y la represin que no se detiene, los impactantes sucesos en Chile, y la injerencia externa en los recientes comicios en Bolivia, donde Evo Morales fue reelecto legal y constitucionalmente, y de sus temores sobre los sistemas electrnicos de votos en manos de la trasnacional Smartmatic, habituada a fallos y manipulaciones.

El pueblo argentino deposit su confianza en Alberto Fernndez, pero sobre todo en su candidata a la vicepresidencia, la exmandataria Cristina Fernndez de Kirchner, para recuperar el crecimiento y el trabajo, los beneficios sociales, la educacin, la salud y la soberana econmica y poltica. Tambin espera un vuelco completo con el retorno a una poltica exterior independiente y que priorice la integracin regional y el respeto a la autodeterminacin de los pueblos, para dejar de ser un satlite ms de Washington.

El giro de 180 grados en la poltica exterior qued de manifiesto en las primeras palabras de Alberto y Cristina Fernndez, reivindicando la integracin regional, felicitando el triunfo de Evo Morales en Bolivia, reclamando la libertad del expfresidente brasileo Lula da Silva, en su cumpleaos.

Se trata de recuperar la esperanza, el futuro, la ilusin de que los rumbos del pas se decidan en el marco de la democracia, en favor del pueblo. El neoliberalismo y el macrismo, que gobern en favor de un pequea minora de amigos ricos y empresas nacionales y trasnacionales, secuestr la democracia. Y el futuro que prometan fue una rapia sin precedentes en la historia argentina, seal el catedrtico Claudio della Croce.

Neoliberalismo y democracia son trminos incompatibles: cuando impera el orden neoliberal, la democracia muere. El neoliberalismo llev a la pobreza y al hambre de vastos sectores populares, a la desigualdad a su punto ms alto, al desmantelamiento del Estado, a creciente desempleo y una creciente precarizacin laboral, en pas que se deca el granero del mundo y donde hoy la pobreza y la miseria golpean fuerte al pueblo, que logran una comida calienta diaria gracias a la solidaridad de comedores y ollas populares.

De una poblacin de 44 millones de personas, estaban habilitados 33,8 millones de argentinos nativos y por opcin desde los 16 aos y los argentinos naturalizados desde los 18 aos, para no solo elegir presidente y vicepresidente para el mandato 2019-2023, sino tambin 134 diputados y 24 senadores, adems de gobernadores en algunas provincias; y el jefe de gobierno en la Ciudad Autnoma de Buenos Aires, e intendentes en diversas provincias.

El Frente de Todos (FdT), integrado por los sectores del peronismo unido en estos comicios y otros 19 partidos y movimientos, gan en casi todas las provincias del pas, salvo en Mendoza y Crdoba; y en Ciudad Autnoma de Buenos Aires, la capital del pas.

Las elecciones primarias del pasado 11 de agosto ya haban resultado una amarga sorpresa para el gobierno del neoliberal Mauricio Macri, fuertemente apoyado por Estados Unidos, El triunfo por una diferencia de cinco millones de votos del opositor Frente de Todos hizo renacer las esperanzas de un futuro en las grandes mayoras de argentinos y, a la vez, signific la detencin (o postergacin?) de un estallido social y la salida prematura de Macri del gobierno.

Deuda, fuga de capitales, desastre econmico

Hoy, la deuda externa argentina ronda el 100% del PIB, con vencimientos entre capital e intereses de 20.000 millones de dlares solo para el ao 2020, con reserva internacionales exiguas, con intereses de la deuda que superan el saldo comercial favorable, con dficit fiscal y cuasi-fiscal que en forma conjunta no es menor a 8% del producto interno bruto (PIB).

Ante este panorama, el gobierno de Alberto Fernndez tiene solo dos alternativas: aceptar un plan de facilidades extendidas del Fondo Monetario Internacional (FMI) o, recurrir a la suspensin de los pagos de las obligaciones externas y as propender a la reactivacin econmica, adems el cobro de impuestos a los sectores ms beneficiados de esta sociedad.

El gobierno entrante debe tomarse su tiempo para resolver el problema con los acreedores y con los evasores, fugadores y otros beneficiados del gobierno saliente, algunos de los cuales juegan en ambos bandos. La alternativa ya se la haba sealado Jess a Zaqueo, jefe de los recaudadores de impuestos: Nadie puede servir a dos seores; porque o aborrecer a uno y amar al otro, o se apegar a uno y despreciar al otro. No podis servir a Dios y a las riquezas.

Pero Argentina cuenta con slidos recursos patrimoniales y puede garantizar flujos de fondos, esencialmente por la explotacin del yacimiento hidrocarburfero de Vaca Muerta y porque es el tercer exportador mundial de soja y el cuarto de maz y tiene una importante capacidad para producir bienes industriales, que en principio permitira sustituir importaciones pero que si el nuevo gobierno estimula si desarrollo, son competitivos internacionalmente.

El problema est en que la deuda durante la gestin del gobierno de la coalicin neoliberal Cambiemos creci aceleradamente,

La deuda externa en divisas y en capital alcanz unos 130.000 millones de dlares, includos los 44.267 millones de dlares -de los 57.000 millones prometidos- otorgados por el FMI a octubre 2019 (a los que se le debe sumar los intereses que la deuda devenga), con vencimientos mayoritariamente en el corto plazo, que sumado a la deuda anterior y a las obligaciones en pesos, tornan imposible su pago por el nuevo gobierno.

El deterioro de las cuentas nacionales se explica en gran parte por la fuga de capitales. Los dlares y euros que los argentinos tienen en cajas de seguridad o en depsitos o inversiones financieras en el exterior -como bonos y acciones- sumaban en junio de 2019 unos 305 mil millones de dlares (ms del 30% del PIB), segn los datos oficiales del gobierno argentino.

En 2009 esos fondos sumaban 146.323 millones de dlares, a fines de 2015 subieron a 222.465 millones y antes del cierre del gobierno macrista superaron los 300.000 millones.

Con la amenaza de un estallido social ante el crecimiento de la desocupacin, la desigualdad, pobreza y el hambre, lo difcil para los Fernndez ser transitar los 44 das hasta la asuncin, en los cuales nadie tiene confa en lo que pueda hacer en ese lapso un gobierno de salida, Y siempre vuelve el recuerdo de los argentinos aquel diciembre de 2001, cuando el entonces presidente Fernando de la Ra no soport el estallido popular y prefiri huir en helicptero.

Rubn Armendriz es periodista y politlogo, asociado al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter