Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-10-2019

Energa nuclear
No conviene olvidar lo que dejamos atrs: residuos nucleares

Raquel Montn
El Salto


La gestin de los residuos radioactivos ha generado un amargo debate en nuestro pas ante la inaccin de los sucesivos gobiernos, los Planes de Gestin necesitados de ser actualizados y el lobby de las empresas responsables de la creacin de estos residuos. Para frenarlas en su bsqueda constante de beneficios y defender la seguridad, la salud y el medioambiente, se requiere un decidido plan de accin.

En este tiempo de emergencias climticas y humanitarias, de crisis de todo tipo y de cambios vertiginosos, no conviene olvidar lo que dejamos atrs, porque algunas veces no es posible y nos acompaa para siempre. Me estoy refiriendo a los residuos radiactivos, porque no podemos ignorar los costes y los peligros que entraan su gestin ahora y durante muchos aos ms.

Hace 60 aos Abel Wolman, profesor de la Universidad Johns Hopkins, dijo durante la primera consulta del Congreso de Estados Unidos sobre los residuos nucleares: En trminos generales su toxicidad, tanto radiactiva como qumica, es muchsimo mayor que la de cualquier otro material industrial que hayamos encontrado hasta la fecha en este o en cualquier otro pas.

Los residuos nucleares se producen en los reactores, y en Espaa hay diez: siete operativos, dos en desmantelamiento y uno en cese definitivo de explotacin. Y adems en todas las etapas de la produccin del combustible nuclear, empezando por la exploracin del uranio, como la que en la actualidad est suspendida en Zahnos y Villanueva del Fresno en Extremadura. Posteriormente la minera de uranio tambin contribuye a la produccin de residuos radiactivos, en minas como las de Salamanca, en cierre definitivo, o proyectos como el de Retortillo para abrir nuevas minas. Ms tarde la produccin de combustible como el que se realiza en la fbrica de elementos combustibles que tiene Enusa Industrias Avanzadas en Juzbado, Salamanca. El combustible gastado, despus de haber sido extrado de los reactores nucleares, se almacena en las piscinas de las propias centrales o en los almacenes temporales in situ que tienen algunas de ellas. Los materiales reprocesados con origen espaol estn temporalmente en instalaciones francesas, como es el caso del combustible gastado de la central de Vandellos I tras su accidente, o cedida y pagada su custodia en instalaciones del Reino Unido.

Ms de 60 aos de generacin de residuos radiactivos en el pas, desde que empez a funcionar en 1959 el molino de uranio de Andjar, Jan, hasta el dia de hoy, que seguirn siendo peligrosos para el ser humano y para el medio ambiente por un periodo de tiempo muy superior a la existencia de la civilizacin humana. Ante esta situacin, lejos de tener planes claros y financiacin asegurada para afrontar este reto supramilenario, el actual Plan de Gestin de Residuos Radiactivos elaborado en 2006 para un periodo de cuatro aos est obsoleto, desactualizado, y genera un dficit que va en aumento. Existen distintos requerimientos del Tribunal de Cuentas sin cumplir, y Espaa est pendiente de un apercibimiento de infraccin la UE para adoptar programas nacionales para la gestin del combustible gastado. La poltica de gestin de los residuos radiactivos parece haber sido abandonada durante aos por los Gobiernos de diferentes partidos y la actual situacin poltica que mantiene un Gobierno en funciones impide adems que se pueda abordar.

En el cajn del Ministerio en funciones debe haber un borrador de ese plan que, segn parece, propone elevar la tasa que paga cada central un 19,2% el prximo ao, acorde con lo pactado a puerta cerrada con las elctricas propietarias de las nucleares. Pero a la espera que haya algn Gobierno, y que cuando lo haya haga algo de una vez, planteo una propuesta resumida en diez puntos que no atiende intereses econmicos, sino a la defensa del medioambiente, la salud, la justicia intergeneracional, y que se inspira en el principio de que quien contamina paga, adems de reflejar valores promovidos por la Unin Europea:

1 - No crear ms residuos nucleares.

2 - Proteger los almacenes temporales con las medidas de seguridad apropiadas.

3 - El almacenamiento temporal no puede servir de pretexto para posponer inversiones e iniciativas de investigacin y desarrollo (I+D) en torno a la disposicin final.

4 - Almacenamiento temporal cerca de la superficie, en superficie o en seco: mal menor en estos momentos.

5 - El almacenamiento de desechos radiactivos debe idearse de modo que no se cierre ninguna puerta a las generaciones futuras.

6 - Los residuos nucleares existentes es conveniente que permanezcan en los emplazamientos donde se han creado.

7 - Cada pas, en este caso Espaa, debe autogestionar los residuos nucleares que ha creado.

8 - Toda la informacin pertinente para la toma de decisiones sobre la gestin de desechos radiactivos debe ser transparente y estar disponible para procesos de consulta pblica.

9 - Un ente regulador independiente y transparente debe supervisar en todo momento la gestin de desechos radiactivos basndose en las mejores prcticas normativas.

10 - Quienes producen desechos radiactivos deben ser plenamente responsables de financiar la gestin.

El primero y el ltimo son imprescindibles sin duda, y en cuanto al combustible gastado existente, la opcin menos perjudicial en las prximas dcadas seguir siendo el almacenamiento temporal cerca de la superficie y en seco, ya que deja abiertas todas las puertas para las generaciones futuras y hace posible vigilar los residuos con relativa facilidad. Y es importante no olvidar, y prohibir por ley, la minera de uranio en Espaa, para evitar que con la excusa de la Espaa vaciada, la empresa australiana Berkeley vace para siempre el futuro de Retortillo en Salamanca, construyendo la mina de uranio ms grande de Europa a cielo abierto. Nos est costando millones de euros gestionar los residuos nucleares, no permitamos que se generen ms y exijamos a los que los han producido que aseguren la financiacin de los costes que nos estn produciendo ahora y siempre.

Fuente: http://www.elsaltodiario.com/desconexion-nuclear/no-conviene-olvidar-lo-que-dejamos-atras-residuos-nucleares


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter