Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-10-2019

El granero del bipartidismo, 26 pequeas provincias dan el 30% de los escaos

Alexis Romero
Pblico.es

Sin cambiar la antidemocrtica Ley Electoral el bipartidismo imperfecto en Espaa ser eterno`. En las provincias de menos de 7 escaos -que son la mayora- las terceras fuerzas se quedan sin representacin.


La suma de la poblacin de estos territorios no alcanza el 20% del total del Estado, pero aporta 101 escaos a la Cmara Baja. PP y PSOE han tenido siempre el escao garantizado en estas circunscripciones.

Entre Soria (88.600 habitantes) y Navarra (647.554 habitantes) hay 23 provincias de menos de 600.000 habitantes que, junto a Jan (68.099 habitantes) representan un 19,6% de la poblacin de Espaa. Sin embargo, la dimensin del retrato demogrfico de estos territorios no se corresponde con la de la representacin en el Congreso de los Diputados.

En estas 26 provincias, que aportan entre dos y cinco escaos, se eligen a 101 de los 350 diputados que componen la Cmara Baja, es decir, casi un 30% de los representantes en todo el Estado. El hecho de que el sistema electoral tenga como circunscripcin la provincia ha sido objeto de debate desde su constitucin, y los detractores de la frmula han denunciado que el sistema adolece de una sobrerrepresentacin de las provincias ms pequeas que no es equitativa con los territorios ms poblados.

Ms all de este debate, la frmula electoral parece haber favorecido a las dos formaciones del bipartidismo (PSOE y PP) histricamente, pero sobre todo tras la irrupcin de los denominados nuevos partidos (Ciudadanos y Podemos) en el escenario electoral. Esto es as porque en pasados comicios los de Pedro Snchez y los de Pablo Casado siempre se han asegurado la representacin en todos los territorios que aportan entre dos y cinco escaos al Congreso.

En funcin del ciclo electoral y poltico (con el PP o con el PSOE como la primera fuerza del pas), una de las dos formaciones se ha garantizado la victoria en escaos y la otra, al menos, obtener representacin. Con la irrupcin de los nuevos partidos, la formacin en peor momento poltico se ha visto obligada a competir en estos territorios con alguna de las fuerzas emergentes que compartan espacio ideolgico, que han logrado obtener representacin en detrimento del PP o del PSOE.

En 2016 fue Unidos Podemos el ms favorecido en esta pugna, y el 28-A fue Ciudadanos (en detrimento de los conservadores), pero sin lograr alcanzar, en ninguno de los casos, la representacin obtenida por el bipartidismo, que puede constatar que estos territorios representan autnticos graneros de votos y escaos incluso en sus peores momentos polticos.

En Cuenca, Guadalajara, Huesca, Palencia, Segovia, Teruel, Zamora y vila se juegan 3 escaos. Salamanca, Ourense, Lugo, Lleida, Len, La Rioja, Cceres, Burgos, Araba y Albacete aportan 4 diputados cada una. Se disputan 5 escaos en Valladolid, Navarra, Jan, Huelva, Ciudad Real, Castelln y Cantabria.

En todas estas provincias, tanto en abril como en 2016, el ganador siempre fue el PP o el PSOE, y quien no qued en primer lugar, no baj del segundo; excepto en Lleida y Araba, donde los partidos territoriales (ERC, JxCat, PNV, Bildu) cambian en algunos sentidos los escenarios electorales (en 2016 el PP logr ser la segunda fuerza ms votada en Araba).

El PP obtuvo el 40% de sus escaos de estas provincias

El PSOE obtuvo 42 escaos en estas pequeas provincias, de los 123 diputados que consigui en las pasadas elecciones, es decir, los socialistas obtuvieron el 34% de sus escaos en estas circunscripciones, de ah la importancia de la denominada implantacin territorial de los partidos en todas las provincias.

Pero si las cifras del PSOE en las ltimas elecciones pueden ofrecer una idea de la importancia de estos territorios en las convocatorias electorales, el ejemplo del PP es todava ms representativo. Los de Pablo Casado sufrieron una importante cada en los comicios del 28 de abril, alcanzando su mnimo histrico con 66 escaos (a tan solo 9 diputados de la tercera fuerza poltica a nivel estatal, Ciudadanos).

De los escaos totales que consigui el partido conservador un 40% vino de estas pequeas provincias (que no aglutinan ni al 20% de la poblacin total). Los de Casado obtuvieron 27 diputados en estas 26 circunscripciones, sin contar con Navarra, donde se presentaron en coalicin con UPN y Ciudadanos bajo las siglas de Navarra Suma.

Tener garantizada la representacin en estas pequeas provincias fue vital para que PP y PSOE aguantaran el embate de Podemos y de Ciudadanos en 2016 y en las elecciones de abril. En cuanto a estas dos formaciones, su capacidad para disputar el voto en estas circunscripciones fue crucial para sus ciclos electorales. En 2016 Unidos Podemos obtuvo 15 escaos en estos territorios (de los 69 que consiguieron a nivel estatal), mientras que en los ltimos comicios, donde cayeron hasta los 42 escaos, obtuvieron cuatro (Araba, Navarra, Huelva y Castelln).

Cuando Cs obtuvo 32 escaos en 2016, solo consigui representacin en tres de estas circunscripciones (Cantabria, Castelln y Valladolid). En los ltimos comicios, donde creci hasta los 57 escaos, los de Rivera obtuvieron 18 diputados en estos territorios.

Fuente: http://www.publico.es/politica/granero-del-bipartidismo-26-pequenas.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter