Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-10-2019

Tesis sobre octubre (II)

Max Bahro
Rebelin


El gobierno ha cerrado filas. Como era previsible han estallado movilizaciones en las nueve ciudades del pas. Los distintos sectores civiles estn en resistencia y hubo incluso, en algn caso, tentativas de negociar el precio de la desmovilizacin por parte del gobierno, pero sin xito [1]. En todo esto hay un conjunto de actores que en este escenario son protagonistas.

La fuerza policial. El gobierno ha aumentado la presin para asegurarse lealtad y disponibilidad. La polica boliviana, sin embargo, no es en este momento, segn se ha podido notar, un bloque compacto que responda orgnicamente al gobierno [2]. Laten no solo descontentos, sino indisposicines tanto en capas suboficiales como oficiales, e incluso sospechas de insubordinacin de fracciones si llegara la orden de reprimir violentamente a las movilizaciones. En las ltimas horas se ha ordenado que la tropa policial entregue todo armamento y equipo antidisturbuios en sus respectivos comandos. Esto es, se ha desarmado a este sector, lo cual es una confirmacin de lo anterior.

En el caso de las FFAA el panorama no ha sido del todo distinto. Las noticias de que sectores militares en servicio activo como en servicio pasivo manifestaron su rechazo ante una eventual orden de represin muestra que en su interior tambin laten disidencias y rechazos que podran ser determinantes cuando se apriete el mando [3].

El gobierno tiene a la mano algunos recursos para manejar estas sospechas de flaqueza: identificar a personas clave de estas discrepancias y relevarlos, presionando con ello en el miedo, y, por otro lado, recurrir al clientelismo y corrupcin para sellar las fisuras. Habr que ver cmo reaccionan las capas y tropas donde late el rechazo. En todo caso, la forma en la que cuajen estas disidencias internas, esta semana, va a depender, en gran manera, de la gravedad que tomen los hechos en las calles. Los mandos medios y altos de ambas fuerzas saben que su accionar en esta semana podra determinar el curso de las cosas.

De aqu se desprende que dentro el gobierno hay ms nerviosismo y tensin que quizs en cualquier otro sector. En este momento es mucho menos un bloque homogneo y solido que de ordinario. Reinan mas bien la tensin, la susceptibilidad y discordia mutua, entre los que ha aparecido tambin el miedo, junto a la radicalizacin de sus reacciones violentas. No sera de extraar que algunos en su cabeza ya tengan Planes B, ante un eventual descontrol de la situacin. De eso es consciente su caudillo, y ello insufla ms su susceptibilidad. No confa en sus ministros, y hoy mucho menos. Precisamente por eso, es de notar, ha preferido estar los pasados das con las organizaciones que lo apoyan, de las que quedan dirigencias y bases mermadas.

La conciencia de la derrota, de su magnitud y la tamaa desprolijidad en el trabajo mal hecho que lo ha puesto en evidencia escandalosamente, siendo su imagen la ms afectada, no la de sus ministros, lo ha enajenado en clera, clera contra la poblacin de las ciudades y contra su gabinete (aunque esto ltimo no es visible). As que en este momento tenemos un Evo que ha perdido la paciencia y amenaza a la poblacin.

En esto, algo que si debera preocupar a cualquiera es la irrupcin silenciosa de otro actor, hasta el momento sin protagonismo, al parecer: la injerencia cubana para la administracin de estas crisis. Hay una fraccin dentro el gobierno afn a esta injerencia. Y, por su parte, este grupo extranjero, no tiene reparos en ponerse a disposicin para manejar tales momentos de crisis polticas, y despus eventualmente ganar presencia y control en los gobiernos. El caso venezolano tiene esta historia. Si el gobierno llegara a consumar tal hecho, sera un paso cualitativo de muy difcil retroceso en el futuro, tanto para el pas como para el gobierno. Ambos sufriran tal error. La noticia de que en los pasados das llego un avin militar venezolano al aeropuerto internacional de Viru Viru en Santa Cruz, lleva con razn a pensar en esto.

Las movilizaciones de sectores afines al gobierno para cercar las ciudades [4], por orden de Evo, muestra, entre otras cosas, el terrible grado de prevendalizacion de las dirigencias, y los reconocimientos monetarios de lealtades que median una gruesa capa de estas movilizaciones. La tarea es atenazar a las ciudades para ver si aguantan (palabras de Evo) y vencer. Pero a su vez esto debilita y corroe ms las estructuras del partido y de las organizaciones, por el dinero que corre, los intereses que insufla y el autoritarismo beligerante que a eso acompaa. En este punto hay una dialctica del acabamiento: cuanto mayor es la crisis, tanto ms crece la prevenda, y tanto mas ello debilita.

Lo anterior tambin muestra la reduccin increble que ha experimentado Evo Morales. De ser el hombre en quien, pareca en un tiempo, se haba posado un espritu de cambio, hoy se ha reducido a ser un personaje instigador que llama a cercar ciudades, que utiliza como recursos la mentira y la manipulacin, incluso (o sobre todo) ante sectores indgenas campesinos, y que amenaza amparndose en el poder que detenta (dentro de poco ilegtimamente). Ha perdido la altura para ver por sobre la historia, los socavones del poder lo han cambiado y hoy es un personaje que, como tantos en la historia de palacio de gobierno, se aferra a su silla con unas y dientes. El espritu de lo-nuevo-posible lo ha abandonado, o en todo caso, es ms exacto decir, ha sido el quien ha abandonado al espritu.

La poblacin movilizada

En estas horas la atencin est puesta en el conflicto poltico: en la disputa. Pero sucede que lo-porvenir es ms que el problema poltico. Si miramos un poco al futuro desde lo vertiginoso del presente, se ve que la economa boliviana es una especie de "bomba de tiempo. Esta "bomba es en lo esencial independiente del futuro gobierno, aunque el futuro gobierno es importante en la administracin de la crisis econmica (que a su vez podra conllevar a una mayor crisis poltica). Por eso este es el momento de los "pasos-estratgico-cualitativos, de lo contrario, podramos entrar, por nosotros mismos, a una profunda crisis econmica y poltica. Hoy es lo segundo, pero an no lo primero. El caso Argentino de los ltimos 6 aos tiene que ensenarnos a ver mejor nuestro futuro hoy.

La "segunda vuelta podra ser en este momento un primer paso hacia aquel escenario de crisis. Aceptar el triunfo de Evo Morales es aceptar el fraude del oficialismo, eso est en la conciencia de la poblacin, pero entrar a la segunda vuelta es aceptar la trampa puesta para nosotros en la historia. Esto, es natural, no siempre podemos ver en este momento.

Lo que en este momento se necesita, como poblacin, es asegurar fuerza y poder para encarar el futuro crtico. Con el forzamiento de resultados que ha sufrido la eleccin adems de imponerse al presidente, se ha enturbiado tambin la estructura de poder en el Parlamento. Ah ya hay, se puede presumir, un enturbiamiento cuando no un arrebatamiento de poder en sus capas bsicas y superiores de delegacin/representacin. Esto ltimo va a jugar un gran rol en la estructura de administracin en el siguiente periodo. Aclarar esta estructura de poder es necesario y pasa por llamar a nuevas elecciones.

De lo contrario un eventual nuevo gobierno no tendr ninguna opcin de efectivizar ninguna medida, pues tendr el bloqueo absoluto del que hoy es oficialismo (cuyos resultados estn en duda), que vetara toda medida (si es buena o mala ser secundario). Eso puede esperarse a la luz del actual conflicto.

Por eso el problema no es el gobierno, sino el poder de enfrentar lo venidero. Un nuevo gobierno sin poder, significa las condiciones para sumirnos en una profunda crisis ante lo que viene. En este sentido hoy en Bolivia tiene lugar un problema de poder (Machtsfrage) ms que un problema de gobierno (Regierungsfrage).

De ah que hoy se requiere, no estar solamente concentrados en la disputa poltica de estas horas, sino ver realistamente el horizonte.

Notas:

[1] Ver https://www.paginasiete.bo/economia/2019/10/25/camacho-denuncia-que-le-llamaron-del-gobierno-para-poner-precio-al-paro-235507.html

[2] Ver https://www.paginasiete.bo/nacional/2019/10/27/policias-de-base-repudian-actos-politicos-de-sus-comandantes-235647.html asi como https://www.paginasiete.bo/seguridad/2019/10/18/policias-denuncian-que-fueron-obligados-ir-al-acto-del-mas-en-el-cambodromo-234697.html

[3] Ver https://www.paginasiete.bo/nacional/2019/10/25/militares-en-servicio-activo-le-piden-su-comandante-no-reprimir-al-pueblo-235411.html asi como https://www.paginasiete.bo/nacional/2019/10/26/denuncian-que-hubo-fricciones-entre-jefes-militares-kaliman-235517.html

[4] https://www.paginasiete.bo/nacional/2019/10/27/evo-anuncia-cerco-ciudades-para-hacer-respetar-su-triunfo-235644.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter