Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-11-2019

Las trabas que traban a las empresas estatales en Cuba

Juan Triana Cordov
OnCuba

Es igual de decisiva la produccin de petrleo o de energa elctrica que la produccin de chancletas de goma?


Dos veces en esta semana he odo esta idea en dos contextos diferentes, aunque siempre referida a la empresa estatal. Romper los mecanismos que atan la autonoma de la empresa estatal fue una de ellas; Nosotros tenemos el deber de romper los mecanismos que obstaculizan la eficiencia de la empresa estatal fue la otra. No fueron dichas en cualquier contexto, lo cual me obliga pensar que existe suficiente convencimiento entre los decisores acerca de que hay mecanismos arreglos institucionales y organizacionales que son, al menos en parte, responsables de que las empresas estatales no alcancen las expectativas que han sido puestas en ellas.

En realidad, podramos decir que hay arreglos institucionales regulaciones e incentivos y organizacionales estructuras administrativas, que son parte de todas esas trabas que hacen que nuestras empresas no solo las estatales, sino tambin aquellas otras no estatales- no sean todo lo eficiente que necesitan ser. Tambin podemos decir que muchas de esas trabas no son de ahora mismo, sino que datan de muchas dcadas atrs y an hoy, por esa fabulosa propiedad de la burocracia tan parecida a la de la materia (ni se crea ni se destruye, solo se transforma), permanecen no solo vivas, sino que gozan de buena salud.

Hace apenas unos meses, en el Congreso de la Asociacin de Economistas de Cuba, en la comisin que trataba lo referente a la empresa estatal, el colega que presida la mesa ley un diagnstico de la empresa estatal que retrataba en buena medida los padecimientos actuales de nuestras empresas estatales de hoy. Cuando termin la lectura de aquel documento nos descubri que el mismo perteneca a la relatora de un congreso anterior de la ANEC que se haba realizado a principios de los aos ochenta. Lo traigo a colacin solo para ilustrar cuan slidos son esos mecanismos, cuanto han aprendido de s mismos, cuanta capacidad de reproduccin y adaptacin tienen.

Sobre la empresa estatal se han escrito miles de cuartillas. Colegas como Ileana Daz, Luis Marcelo, Luis del Castillo, Humberto Blanco y otros muchos, en especial aquellos que fueron profesores de estos profesores, han abordado este tema desde diferentes aristas. En todos los congresos de la Asociacin Nacional de Economistas de Cuba este ha sido un tema fijo. Miles de economistas desde las provincias han abordado la problemtica de sus empresas en sus respectivos territorios en cada uno de los eventos cientficos que se han celebrado a lo largo de estos ltimos cuarenta aos. Cientos de trabajo de consultora en procesos de mejora archivan una relevante informacin a nivel micro y organizacional acerca de los males que aquejaban (y aquejan) al sistema empresarial estatal.

A estas alturas se ha hecho ya mucha investigacin cientfica a este respecto. Si solo se revisara lo escrito en los congresos anteriores del Partido, lo escrito al respecto en los Congresos de la Asociacin de Economistas de Cuba, as como otros diagnsticos hechos desde centros acadmicos, creo que podran encontrarse muchos asuntos coincidentes incluso en perodos temporales diferentes- que pueden dar una pista de por donde enrumbar.

Formacin y capacitacin no ha faltado. Los cursos de formacin para empresarios en Cuba son ms abundantes que el marab en nuestros campos. Desde la poca del Instituto Superior de la Economa, pero incluso mucho antes, se han dedicado recursos a formar a nuestros empresarios por cierto, he intentado encontrar instituciones parecidas en pases exitosos, Singapur, Corea del Sur, Noruega, etc., pero no las he encontrado.

Pero tambin es cierto que se aprende todos los das y que una forma de aprender, quizs de las ms efectivas es aprender haciendo. Quizs ah este una de las trabas, cunto de lo que nuestros empresarios aprenden en esos cursos les es posible aplicarlo despus dado el entorno institucional y organizativo en el que estn sumergidas las empresas estatales? Estoy convencido que no es porque nuestros empresarios no tengan un buen cociente de inteligencia y porque no puedan aprender, de hecho, casi todos aprueban con notas sobresalientes.

Una instantnea del mundo empresarial cubano aparece en el Anuario Estadstico del 2018.

En esta instantnea, el sector no estatal en su conjunto, que es el 31% del total de empleados del pas (4 482 700 personas) no aparece el sector por cuenta propia! que hoy es responsable del 12,9% del empleo total (580 800 personas) y que aporta a los ingresos presupuestarios una buena parte delas 4 000 millones de pesos cubanos que se recaudan por el concepto de ingresos personales a pesar de las regulaciones existentes que poco ayudan a su dinmica, a su crecimiento cualitativo y a su crecimiento cualitativo, as como a su integracin funcional con el resto de la economa nacional, son aportados por este sector. Algo parecido sucede con el experimento cooperativista no agropecuario.

Tampoco aparecen las empresas mixtas, y otras formas de asociaciones econmicas internacionales, bajo cuya responsabilidad est una parte importante de las exportaciones de Cuba (nquel, ron, habanos, servicios tursticos, la propia dinmica de la zona especial de desarrollo del Mariel, con sus ms de 40 empresas) por lo que esta instantnea refleja solo una parte del mundo empresarial cubano. No obstante, ello, su evolucin arroja elementos interesantes[1].

Esa evolucin ha sido como sigue, para los aos que van del 2013 al 2018:

La reduccin absoluta del nmero de empresas, es algo que no parece nada bueno. Una parte de esa disminucin puede ser atribuida a la conversin de algunas empresas en Unidades Empresariales de Base. Claro que sera tambin muy bueno poder acceder a la dinmica de la creacin y destruccin de empresas en Cuba, pero ello resulta ms difcil. De todas formas, la reduccin de la cantidad de empresas y del nmero de cooperativas debe tener un impacto negativo en la recaudacin fiscal, pues disminuye la base impositiva del sector que ms contribuye a ella y debe ser la columna vertebral de la transformacin y el crecimiento del pas.

El otro asunto es ms conceptual. Es muy difcil responder cuantas empresas estatales deben existir en Cuba. Sin embargo, existe al menos un elemento conceptual que puede servir de gua y es el concepto de medios de produccin fundamentales que aparece en el documento de la Conceptualizacin el cual acota este asunto tan decisivo a aquellos que cumplen un rol estratgico en el desarrollo econmico y social, la vitalidad, sostenibilidad del pas y la seguridad nacional.

Ser que todos esos centenares de empresas cumplen con esos requisitos? Es igual de decisiva la produccin de petrleo o de energa elctrica que la produccin de chancletas de goma? Es decisivo para el pas mantener bajo propiedad y gestin miles de unidades de comercio minorista, bodegas inclusive? Son acaso las bodegas y las cafeteras estatales tan decisivas como la produccin de frmacos y productos biotecnolgicos? Qu es ms decisivo y estratgico para el socialismo cubano, invertir en reparar restaurantes o poner ese dinero en reparar y mejorar las condiciones materiales de policlnicos y hospitales, de escuelas y centros de investigacin?

Habra otras muchas preguntas ms que nacen de comparar lo que aparece en la conceptualizacin respecto a la definicin de medios de produccin fundamentales, que deben asumir la forma de propiedad estatal y todas las otras que para nada y ni aun forzndolos mucho alcanzan esa condicin. El documento de la conceptualizacin, sin dudas un documento programtico se aprob en el anterior congreso del PCC. En apenas un ao y algo tendremos un nuevo Congreso.

Quizs est muy equivocado, pero soy de los que piensan que una parte importante de las trabas que traban a nuestras empresas estatales tienen que ver, primero, con la resistencia a adoptar el concepto de medios de produccin fundamentales definido en la conceptualizacin; segundo, con la errnea idea, heredada de otros tiempos y contextos, de que la fortaleza de la economa socialista est en el nmero y tamao de las empresas que estn bajo ese sistema antes que en su carcter realmente estratgico en el presente y en el futuro; en la incertidumbre que debe producir un cambio de este tipo y los costos de oportunidad de hacerlo o no; en los intereses creados, en esa especial adopcin de los nuestro como mo en el sentido ms privado que pueda tener ese trmino y que tantas veces ha sido puesto en evidencia por los ejercicios de la Contralora General de la Repblica; en el miedo a abandonar la tranquilidad de ser estatal y de asumir los riesgos de dejar de serlo.

Ninguna de estas trabas es algo material. No hace falta un peso cubano, ni un dlar, ni un euro para empezar este cambio, creo que ms bien nos permitira, al inicio, ahorrar muchos dlares[2] y despus producir muchos ms.

Hagamos pues la lista de las trabas que traban y as podremos romper los mecanismos que atan. A riesgo de estar equivocado, yo propongo algunas:

Estas son algunas de esas trabas, apenas debe ser el 1%. As que, si queremos ayudar, aun a riesgo de equivocarnos, contribuyamos a identificar otras.

Porque nuestro pas lo necesita y no porque estemos en tiempos crticos, sino porque solo se accede al desarrollo siendo realistas y crticos con lo que hacemos a diario y contribuyendo de alguna manera a identificar los obstculos que frenan esa aspiracin.

Notas:

[1] No es a Cuba a quin beneficia esta falta de informacin sobre sectores exitosos.

[2] Solo pensemos en la cantidad de gasolina y petrleo que se ahorrara el pas por la conversin de una buena cantidad de autos estatales en autos no estatales, sin gasolina asignada a precios subvencionados. Lo mismo pudiramos decir del consumo de electricidad.

Fuente: http://oncubanews.com/opinion/columnas/contrapesos/las-trabas-que-traban-a-las-empresas-estatales-en-cuba/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter