Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-11-2019

Protestas en Iraq
Un nuevo movimiento social desafa al poder sectario

Harith Hasan
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


El movimiento popular refleja la creciente confrontacin entre el antiguo lenguaje sectario y un nuevo lenguaje de ciudadana y justicia social.

 Manifestantes iraques alzan una bandera nacional gigante sobre sus cabezas durante las continuas protestas antigubernamentales en la ciudad surea de Basora, 1 de noviembre de 2019 (AFP)

La reciente oleada de protestas en Iraq se ha concentrado geogrficamente en las regiones chies , todava no se han extendido de manera sustancial a las provincias sunes o kurdas.

Pero no se trata de una revuelta chi y cualquier intento de imponerle un marco sectario no est teniendo en cuenta los factores subyacentes. Los smbolos chies no han ocupado un lugar central en las consignas de los manifestantes y las personalidades clericales chies han estado ausentes o marginales en la configuracin de la trayectoria de las protestas.

En cualquier caso, estas protestas han desafiado la frmula sectaria de gobernanza que reduca a los iraques a sus identidades tnicas y religiosas y potenciaba a las facciones que integraban estas identidades en sus polticas.

Demandas socioeconmicas

En Bagdad fueron las demandas las que impulsaron una movilizacin socioeconmica. Las primeras manifestaciones estaban llenas de jvenes desempleados y subempleados de la zona este de la ciudad, que cuenta con una densa poblacin chi.

La resiliencia del movimiento y la violencia desproporcionada a que ha tenido que enfrentarse han ido atrayendo a otros sectores sociales, incluidos estudiantes y grupos de la sociedad civil, que se unieron a la segunda oleada que dio comienzo a finales del pasado mes. El movimiento creci a medida que un nmerocada vez mayor de personas, incluidas muchas de clase media, se iban incorporando para crear lo que parece ser un consenso social de oposicin a la lite poltica y para exigir un cambio sistmico radical.

Se ha convertido en el movimiento de base ms grande en la historia moderna de Iraq, produciendo nuevos smbolos no sectarios, decenas de mrtires y un lenguaje de protesta.

Las facciones chies dominantes no se enfrentaban a tal desafo desde que llegaron al poder despus de 2003. A diferencia de las protestas sunes de 2012-13, que podan definirse fcilmente como oposicin sectaria, esta oleada proviene del corazn de la comunidad chi que estas facciones afirman representar.

La represin llevada a cabo contra las protestas a principios de octubre se centr en la zona que limita con Sharq al-Qanat (un grupo de vecindarios ubicados en el extremo este de Bagdad) y la ciudad de Sadr, de donde procede una gran cantidad de manifestantes. Y guarda parecido conla forma en la que el aparato de seguridad del rgimen de Saddam Hussein, dominado por rabes sunes, enfocaba las actividades antidisturbios en la capital en los aos ochenta y noventa. Durante dcadas, Sadr City, que est habitada por una gran congregacin de personas extremadamente pobres y de jvenes, ha sido una fuente de movilizacin contra el rgimen.

Desafiando el chismo poltico

Durante este tiempo, y especialmente despus del declive del Partido Comunista Iraqu, el chismo poltico se convirti en la principal ideologa a travs de la cual esta zona protestaba por su marginacin, como se puso de manifiesto en el movimiento de MohammadSadiq al-Sadr en la dcada de 1990. Ahora, una vez ms,se ha convertido en un bastin de la movilizacin contra el rgimen, pero los manifestantes estn desafiando la afirmacin de las facciones islamistas chiesde defender y representar a las comunidades chies.

Esta movilizacin est construyendo, de hecho, un nuevo lmite dentro de la comunidad chi definido por identidades socioeconmicas y de clase. Tiene el potencial de trascender las divisiones sectarias y de desarrollar solidaridades entre las sectas, lo que pone en tela de juicio la frmula de las cuotas sectarias que hadominado el orden poltico posterior a 2003. Y ha generado un nuevo lenguaje de protestadirigido contra las facciones dominantes y su ideologa: el chismo poltico.