Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-11-2019

Lbano
La contestacin de la izquierda frente a Hezbol

Jeanine Jalkh
Viento Sur


Conocidos por su apoyo tradicional a toda resistencia contra Israel, las y los militantes de la izquierda libanesa que no se haban sumado en 2005 al 14 de Marzo estn hoy en el corazn de la revuelta. Pero por esta razn se encuentran ante un dilema: cmo conciliar su proximidad a Hezbol y su participacin en un movimiento de protesta popular que el partido chita denigra.

Desde el comienzo, el pasado 17 de octubre, de la revuelta que atraviesa todo Lbano, la presencia de militantes de izquierda en las manifestaciones es notoria, principalmente en Lbano sur, donde su influencia es muy importante. La participacin del Partido Comunista Libans (PCL), de otros grupos que le son cercanos, as como de antiguos militantes en las manifestaciones organizadas en Nabatiy, Kfar Remmane y Tiro, es de tal amplitud que numerosos observadores han llegado a considerar que el levantamiento en esas localidades, donde predomina Hezbol, ha sido iniciado por la izquierda libanesa. Ante el pulso entre, de una parte, la clase dirigente de la que Hezbol es parte integrante, y el movimiento de protesta que denuncia la perversin del sistema poltico en su conjunto, la izquierda est ahora obligada a elegir su campo.

Habiendo mal que bien intentado hasta ahora no enfrentarse a Hezbol, contrariamente al resto de las y los protestatarios que no se han privado de criticarle abiertamente, las y los manifestantes provenientes de los medios de la izquierda se han limitado a agitar consignas sociopolticas, en particular dirigidas contra el Banco de Lbano, evitando as abordar las cuestiones estratgicas, entre ellas el arsenal de Hezbol. En una preocupacin evidente por mostrar no querer enfrentamientos, varios de ellos se han esforzado por recordar que el levantamiento no est dirigido contra la resistencia islmica como tal, sino ms bien contra la ineficacia y la corrupcin de los responsables polticos.

Pero al demonizar al movimiento de contestacin que estara, en su opinin, teleguiado desde el exterior, el secretario general de Hezbol, Hassan Nasral, se ha enfrentado claramente con las y los que protestan. La posicin del lder de Hezbol ha llevado a ciertas figuras clave de la izquierda a definirse.

Malestar

En este contexto es en el que se podra explicar en particular la dimisin de dos periodistas del diario pro-Hezbol al Akhbar, Mohammad Zbib y Joy Slim. En un tweet, Mohammad Zbib ha indicado haber tomado esta iniciativa para protestar contra la posicin mostrada por la direccin del diario hacia el movimiento de revuelta.

Por su parte, Joy Slim se ha declarado en Twitter decepcionada por la forma en que el diario ha cubierto el levantamiento y por la forma en que al Akhbar se ha apresurado a sumarse a las filas de la contrarrevolucin avalando las teoras de complots incendiarios que han alimentado la violencia en la calle y los ataques contra las y los ciudadanos. La periodista ha denunciado de paso los escritos del redactor jefe, Ibrahim el-Amine, que presentan al movimiento como sospechoso y financiado por las embajadas extranjeras.

Para Tanios Daibes, militante y persona de izquierda independiente, la dimisin de Mohammad Zbib y Joy Slim se ha impuesto a la luz de los recientes acontecimientos en la calle y del estado de confusin en el que se encuentran las y los militantes de izquierda desde hace un cierto tiempo.

El diario en cuestin no ha ocultado jams su color poltico. Las y los periodistas saban desde el comienzo a qu atenerse, salvo que, desde el comienzo de la revolucin, no podan seguir conciliando entre el imperativo de defender las demandas de la calle y el de proseguir un apoyo incondicional a Hezbol, segn afirma. En su opinin, un gran nmero de militantes de izquierdas sienten un profundo malestar desde que la resistencia, que conciben como un movimiento global legtimo, ha pasado a ser controlada totalmente por un solo hombre, Hassan Nasral, que ha reducido el partido a su persona y desviado la causa inicialmente defendida.

Punto de quiebra

La izquierda, que haba perdido a su padrino original desde la cada de la Unin Sovitica, haba encontrado con Hezbol un terreno ideolgico comn que se resuma en una lucha destinada a enfrentarse al imperialismo americano, el neocolonialismo y el sionismo. La alianza coyuntural entre las dos corrientes comenz no obstante a degradarse desde la implicacin de la resistencia en los conflictos regionales, como recuerda Mohammad Ali Moukalled, un analista poltico cercano a los medios del PCL. La nueva generacin de la izquierda no est ya convencida de la legitimidad de la resistencia tal como se manifiesta hoy y de la justeza de esta causa. Es ahora consciente de que Hezbol ya no lucha verdaderamente contra el imperialismo y el neocolonialismo, segn dice.

Para l, el punto de quiebra ha sido sin duda alguna el apoyo dado por Hezbol al rgimen de Bachar al Assad, que ha masacrado a su pueblo. La represin de las y los manifestantes mediante la violencia, en el Sur y en Beirut la semana pasada, ha sido luego un punto determinante, aade.

El otro factor que ha acabado de alejar a un cierto nmero de militantes de izquierda de Hezbol es el paso de la crisis econmica que ha afectado profundamente a las y los ms jvenes. Las reivindicaciones sociales y econmicas han pasado as a un primer plano por delante de las cuestiones estratgicas, habindose convertido en una prioridad a ojos de esta militancia el enderezamiento de la situacin interna, frustrados por ver al partido chita defender el mantenimiento de una clase poltica que ha llevado al pas al borde del abismo.

Texto original en francs: https://www.lorientlejour.com/article/1193921/la-contestation-de-gauche-face-au-hezbollah.html

Traduccin de Faustino Eguberri para viento sur

Fuente: https://www.vientosur.info/spip.php?article15270



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter