Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-11-2019

El machismo impacta en la salud sexual de los hombres

SEMlac


Las distintas maneras de ser hombre influyen en la salud sexual de los varones, concluyeron especialistas de diferentes reas del conocimiento en el primer Consenso de masculinidades y salud sexual.

Se trata de trascender el enfoque de prevencin de salud y contribuir a desmontar la concepcin machista y patriarcal de lo que es ser varn, coincidieron el pasado primero de noviembre durante el encuentro "Masculinidades: significaciones y prcticas hegemnicas y su impacto en la salud sexual de los hombres".

"Las masculinidades tienen que ver con un proceso de construccin social, cultural, histrico y poltico acerca de lo que significa ser varn, aspectos que son aprendidos y por ende modificables", explic Mara Teresa Daz, del Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR).

Especialistas insistieron en la relevancia de cuestionar los modelos de masculinidad tradicional y los comportamientos de riesgo que tienden a asociarse a estereotipos, en aras de evitar consecuencias negativas para la salud de los hombres.

Prcticas como el retraso de la visita al mdico, soportar el dolor, ignorar los primeros sntomas o pretender que desaparecern, bajo la creencia de que son resistentes fueron algunas de las identificadas como nocivas, por su impacto en la salud de los hombres.

Igualmente, la atribucin de cualidades y actitudes asociadas con la fuerza, la violencia y la agresividad, que redundan en daos fsicos y emocionales, con peligro incluso para la vida.

De ello se desprende que se debe apostar por polticas y programas de salud concretos para ellos, consider la mdica Zoe Daz Bernal.

Las concepciones de la masculinidad hoy estn apegadas a la percepcin y al reconocimiento de la superioridad masculina, con bases patriarcales, acotaron las y los participantes.

Se trata de una visin en la cual el hombre tiene la responsabilidad de proveer, ser exitoso en el espacio pblico, tener la sexualidad presente en todo momento y con rendimientos impecables, a la vez que se le expropia de emociones que impliquen dolor, temor, inseguridad, desconocimiento y vulnerabilidad.

Esta es un rea donde existen vacos investigativos, al decir de la psiquiatra Yamira Puentes, pues son escasos los estudios sobre la vinculacin afectiva en las experiencias de la sexualidad masculina.

Especialistas sealaron tambin la necesidad de mejorar la interaccin disciplinar en investigaciones sobre los hombres entre las ciencias de la salud, la medicina y actores que participan en las definiciones de polticas, a fin de garantizar una visin ms integral del fenmeno.

Otra de las propuestas reitera un llamado a que las investigaciones partan del anlisis del contexto social y de las condiciones y circunstancias particulares en que se producen las prcticas. Adems, se resalt que hoy ms mujeres que hombres se dedican al estudio de las masculinidades.

Participantes llamaron a atender, igualmente, las "desigualdades intragnero", un elemento que en opinin de la psicloga Mara Teresa Daz demanda de estudios sobre las relaciones entre los hombres, al interior de sus grupos, pues se ha observado que existen censura y desaprobacin cuando no se cumple con los patrones establecidos por el grupo, en su mayora determinados por el machismo patriarcal.

En este camino se insertaron propuestas como las de mdico y activista por los derechos LGBTI Alberto Roque, quien exhort a volver la mirada hacia los hombres trans y la construccin de la masculinidad desde ese grupo; y de la mster Raida Semanat Truti, del Centro de Estudios de la Juventud, quien llam la atencin sobre ese proceso, pero en jvenes y adolescentes.

Roque insisti en que es imprescindible que el Consenso refleje los derechos reproductivos de las masculinidades, algo que suele soslayarse y es vital, particularmente en edades como la adolescencia. Una de las brechas de gnero en la fecundidad en estas edades pasa, en muchos casos, por el entramado de una dbil e insuficiente educacin sexual, donde la ausencia del varn es explcita, seal.

En tanto, el economista Juan Carlos Albizu sugiri ampliar la multidimensionalidad en el abordaje del Consenso, donde predominan actualmente las especialidades de la salud, la psicologa y la sociologa. La demografa, la economa o la filosofa tambin pueden aportar saberes, precis.

Al iniciar la sesin de trabajo, Rafael Cuestas, coordinador del Fondo de Poblacin de las Naciones Unidas (UNFPA) en Cuba, haba llamado justamente a enriquecer la discusin desde diversas perspectivas.

Sergio Morln, de la Plataforma de Hombres contra la Violencia de OAR, se refiri a las nuevas variantes que se producen en las relaciones, a partir de las vas que la modernidad ha abierto para la comunicacin, como un campo que requiere de estudios.

Propuso, adems, la creacin de espacios de integracin, reflexin y dilogo para articular estrategias en el trabajo con hombres, donde se socialicen los resultados y el avance de las investigaciones acerca del tema, tanto a nivel nacional como internacional.

Tres reuniones previas y la participacin de instituciones como la Universidad de La Habana (UH), OAR y la Ctedra del Adulto Mayor de la UH, entre otros, labraron el camino para llegar al consenso, precis la doctora Beatriz Torres, presidenta de la Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad (Socumes), organizacin profesional que convoc al encuentro.

Conceptos relevantes para el abordaje del tema, investigaciones sobre la construccin hegemnica masculina y sus expresiones en diferentes patologas clnicas, as como la validez de la prevencin y el trabajo comunitario para el mejoramiento de la salud de los hombres fueron algunos de los ejes del debate.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter