Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-11-2019

Realidad mata propaganda

Miguel ngel Ferrer
Rebelin


En la dura batalla poltica que libra el Presidente Lpez Obrador contra instituciones, personeros y ex beneficiarios del rgimen neoliberal vencido en las elecciones del 1 de julio de 2018, la Cuarta Transformacin acaba de anotarse una nueva victoria al arrebatarle al pripanismo el largo dominio de la Comisin Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Esta institucin, creada por Carlos Salinas, era hasta ayer uno ms de los slidos miembros de la lista de enemigos del obradorismo. Un baluarte del pripanismo en la encomienda, expresada ntidamente por Vicente Fox, de darle en la madre a la Cuarta Transformacin.

Es cierto que la CNDH no serva para nada. Que era un ente simulador, oneroso y desprestigiado al mximo. Pero desde la llegada de Lpez Obrador a Palacio Nacional, la tal Comisin asumi ahora s activa y belicosamente un nuevo papel: censurar, descalificar y sabotear todas y cada una de las medidas y polticas del obradorismo enderezadas a desmontar las bases del rgimen neoliberal tripulado por los neoliberales.

De ser una institucin inocua, perezosa, corrupta, muy costosa y obediente a los dictados del viejo poder, pas a convertirse en una crtica acrrima del nuevo. Y aunque igualmente es cierto que sus ataques eran insustanciales, tambin es verdad que en la guerra meditica contra el obradorismo era muy til y funcional.

Por eso es muy positiva la salida de la CNDH de la lista de enemigos de la Cuarta Transformacin. Se trata de un hecho poltico real, no puramente meditico o propagandstico. Ello contrasta con los saldos de la campaa antiobradorista, que slo tiene, y siempre por muy poco tiempo, logros de impacto meditico.

En el lenguaje popular a esta actitud de la derecha mexicana se le llama quemar la plvora en infiernitos. O tambin mucho ruido y pocas nueces. En el campo de la realidad, la Cuarta Transformacin avanza todos los das, aunque la guerra meditica pretenda infructuosamente oscurecer o velar esa realidad.

Parece que los neoliberales se estn conformando con desempear el papel de cuchillito de palo, que molesta pero no hiere y menos mata. O de simple piedrita en el zapato que incomoda pero no evita la marcha y el avance.

Esta conducta de los neoliberales desplazados del poder por el muy mayoritario voto ciudadano podra explicarse si obtuvieran algn resultado en disminuirle apoyo popular y social a Lpez Obrador. Pero ese resultado no se ve por ninguna parte.

Blog del autor: www.economiaypoliticahoy.wordpress.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter