Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-11-2019

La ineficacia de la MINURSO y la complicidad de Estados Unidos y Francia

Luis Portillo Pasqual del Riquelme
Rebelin

Texto de la carta enviada a todos los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, el 2/11/2019, con motivo de la Resolucin 2494 (2019) relativa al Shara Occidental


A/A Sr. / Sra. / Embajador/a miembro del Consejo de Seguridad de la ONU.

Con el debido respeto:

Me he sentido totalmente defraudado por la aprobacin unnime (2 abstenciones: Rusia y Sudfrica, afortunadamente) de la reciente Resolucin 2494 (2019) del Consejo de Seguridad de la ONU relativa a la cuestin del Shara Occidental.

El hecho de que en estos momentos no haya un Representante Especial o Personal del Secretario General de la ONU para el Shara Occidental, no puede servir de justificacin o coartada para una resolucin-farsa. Son ya 44 aos desde la invasin por Marruecos del Shara Occidental. Y sin resultados justos y eficaces por parte de ese Consejo de Seguridad. Mucho discurso, pero todo sigue igual: el statu quo favorable a Marruecos y a los intereses que apoyan a ese Estado invasor, chantajista, corruptor y criminal, mientras la poblacin saharaui resiste soportando la sistemtica represin y el robo de sus recursos por parte de un Estado invasor-ocupante-ilegal, que se ha saltado impunemente todas las normas del Derecho Internacional, mientras ustedes, ao tras ao, siguen leyendo un papel que no sirve para nada, salvo para no implicarse con los principios de la Carta de la ONU y de la legalidad internacional vigente, establecida por ese mismo Consejo al trmino de la II Guerra Mundial. S sirve para seguir manteniendo la ocupacin marroqu, claro, con todas sus nefastas consecuencias para el pueblo saharaui y para la Paz y Seguridad en la regin, si es que no tambin en otros lugares.

Es obvio que el CS s puede adoptar las decisiones correctas y oportunas, aunque no haya Enviado Especial o Personal del Secretario General.

A los ciudadanos del mundo nos parece una enorme injusticia, una cobarda solapada, una insensible crueldad y una absoluta miopa dejar las cosas como estn, para contentar a Marruecos, Francia y, en su caso, EEUU. Mientras ustedes practican la parlisis, el pueblo saharaui sufre. Les importa a ustedes? Duermen ustedes tranquilos?

Todos conocemos la artimaa de la invasin. El TIJ de La Haya ya dictamin que Marruecos no ostenta ttulo alguno de soberana sobre el territorio saharaui del Shara Occidental, de conformidad con los principio y normas de la ONU. A qu esperan ustedes para imponer la ley?

Marruecos es el invasor, y con un potencial blico impresionante; un Estado que chantajea a Europa enviando pateras de inmigrantes o negando la cooperacin judicial y antiterrorista cuando le place.

Francia tiene una especial responsabilidad y culpabilidad en esta situacin y en la continuacin de la ocupacin y la consiguiente represin sistemtica y atroz.

Y EEUU, tambin. Recuerden ustedes que fue Henry Kissinguer quien dio el visto bueno a la invasin marroqu mediante su famoso telegrama desde El Lbano. Y luego, Kissinger y el presidente Gerald Ford, reunidos en el Despacho Oval, acordaron colocar el asunto a la ONU para, ms tarde, eliminar la exigencia del referndum de autodeterminacin, como ya se haba hecho en otro caso anterior. Complicidad, responsabilidad y culpabilidad de EEUU.

Kissinger enga al presidente Gerald Ford; y ste se dej engaar (Jacob Mundy en Le Monde Diplomatique). El Presidente de EEUU tena la obligacin de informarse mejor, adecuadamente. Pero le resultaba ms cmodo dejarse engaar. Todava estn ustedes y EEUU en condiciones de arreglar ese crimen de lesa humanidad; pero no les interesa, claro. La ONU tiene herramientas legales suficientes. Es la mxima autoridad mundial. Pero prefiere parir un ratn, como denunci el honorable Embajador y Vicepresidente de la MINURSO Frank Ruddy.

Todos los Enviados Especiales o Personales fracasan y/o dimiten porque ustedes otorgan impunidad a Marruecos y se prestan a los sobornos y chantajes.

El Shara Occidental y su sufrido y maltrecho pueblo estn siendo tratados como moneda de cambio de los intereses de los Gobiernos a los que ustedes representan. La ley del ms fuerte, que no se compadece nada con los principios establecidos en la Carta de la ONU y en la Resolucin 1514, emitida precisamente en los aos de la descolonizacin. Y estamos ya bien entrados en el siglo XXI! Y todava hay que luchar por la descolonizacin de la ltima colonia de frica. O no es cierto que Marruecos chantaje al Gobierno de Suecia para que no reconociera a la RASD? No es cierto, tambin, que chantaje al Gobierno Francs, negndole durante un ao toda cooperacin judicial y anti-terrorista? Quieren ustedes ms sangre, ms guerra, otra vez? O que creen que estn ustedes propiciando con esas resoluciones dilatorias y prolongando la ocupacin hasta que los saharauis cedan y se rindan ante el crimen, el poder, el chantaje y la injusticia?

No lo conseguirn, a pesar de tanta lectura de papeles huecos en la reunin del CS, con una diplomacia arcaica, miedosa y sometida. Y no lo conseguirn -a riesgo, adems, de provocar graves conflictos-, porque cada vez somos ms los ciudadanos del mundo, de muy diversas partes del mundo, que les exigimos s ustedes que cumplan su propia legalidad, la que ustedes mismos o sus antecesores han legislado y ahora no se atreven a aplicar.

Porqu se aplic el Captulo VII de la Carta de la ONU cuando Irak invadi Kuwait y los gobernantes de EEUU engaaron al Mundo entero mostrndoles un salero con polvo como arma de destruccin masiva que luego se demostr inexistente? Por qu no se aplica ese Captulo VII a Marruecos? Por qu ese doble rasero, esa doble vara de medir, esa hipocresa, para con lo invadidos, esa cobarda y esa crueldad de sus resoluciones injustas?

Cmo se va a llegar a un acuerdo mutuamente aceptable entre el invasor-chantajista y el invadido expulsado de su tierra y castrado de sus derechos inalienables? Por qu no se aplica el Plan de Paz aprobado por las partes y por ese CS? Cmo consienten ustedes que Marruecos imponga sus condiciones previas, el llamado plan de autonoma bajo soberana marroqu, contraviniendo la Carta de la ONU, la Carta de la UA, el dictamen del TIJ, las sentencias del TJUE y las reclamaciones de la ciudadana internacional consciente, que aspira a un mundo mejor y que, al igual que el pueblo saharaui, va perdiendo la fe en la ONU y su CS?

Solo hablan ustedes del plan de Marruecos. No del plan del Frente POLISARIO, representante legtimo del pueblo saharaui, un plan bastante generoso, presentado tambin en 2007 al SG. Por qu no lo analizan ustedes? No tienen tiempo para hacerlo? No les pagamos para que hagan Justicia? A qu esperan? A que Marruecos siga con su tozudez, haciendo dimitir a los sucesivos Enviados Personales o Especiales del Secretario General, y el problema siga eternizndose y dando ms pruebas al Mundo de una ONU/MINURSO ineficaz?

Por qu MINURSO es la nica misin de Paz sin competencias en la supervisin del respeto a los derechos humanos?

El caso de Timor Oriental era similar al del Shara Occidental. Cost mucha sangre, pero hoy es un pas libre e independiente. Cierto tambin que el Gobierno Portugus de la poca se lo propuso; y lo consigui. No es el caso de los sucesivos y taimados gobiernos espaoles, cuyo Estado sigue siendo potencia administradora de iure del Shara Occidental y tiene una enorme deuda histrica, moral y poltica con el pueblo saharaui, nico pueblo del Magreb que mantiene el espaol como segunda lengua oficial y que, a pesar de tantas dificultades, zancadillas y traiciones, ha construido un Estado que es ejemplo para frica y para el Mundo.

Estas reflexiones y llamadas de atencin de un ciudadano espaol, de la UE y del Mundo debiera interpelarles de algn modo a ustedes, como expresin de lo que sentimos, pensamos y creemos muchos ciudadanos del Mundo: que la legalidad internacional no debe ser una utopa.

Pero, a decir verdad, no confo en ustedes, en su deseable honestidad, ni en que ustedes tengan capacidad para seguir el ejemplo y las recomendaciones que un hombre digno como Dag Hammarskld hizo a los funcionarios pblicos internacionales cuando llevaba las riendas de la ONU. Y, a este respecto, creo estar muy cerca de la opinin que le merece todo este asunto al pueblo saharaui y a su representante legtimo, el Frente POLISARIO, pues esto es lo que ha afirmado respecto al callejn sin salida en que ustedes les han metido:

"Al no cumplir con su compromiso de poner fin al statu quo y exigir que Marruecos ponga fin a su ocupacin ilegal del Shara Occidental, el Consejo de Seguridad ha perdido otra oportunidad para evitar el colapso del proceso de paz de la ONU".

"Ante el fracaso reiterado de la Secretara de la ONU y el Consejo de Seguridad para evitar que Marruecos imponga los trminos del proceso de paz y el papel de la ONU en el Shara Occidental, al Frente POLISARIO no le queda otra opcin que reconsiderar su participacin en el proceso de paz en su conjunto".

El Frente POLISARIO ha actuado siempre con moderacin a pesar de la poltica de intransigencia, obstruccionismo y chantaje llevada a cabo por Marruecos. A lo largo de los aos hemos hecho enormes concesiones para que el proceso de paz de la ONU avance y tenga y xito.

Sin embargo, la incapacidad del Consejo de Seguridad de intervenir con firmeza ante los descarados intentos de Marruecos de transformar a la MINURSO en una herramienta para normalizar su ocupacin ilegal de nuestro territorio nacional ha socavado la integridad y la credibilidad del proceso de paz de la ONU para nuestro pueblo.

Muchas gracias por su atencin,

Atentamente,

Luis Portillo Pasqual del Riquelme

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter