Portada :: Bolivia :: Golpe de Estado en Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-11-2019

Del progresismo al golpe de Estado y la rplica de Guaid

Adrin Sotelo V.
Rebelin


El 10 de octubre de 2019 se registraron los trgicos acontecimientos que culminaron en el golpe de Estado cvico-militar y sicario contra el presidente constitucional de Bolivia, Evo Morales (hoy presidente en el exilio), perpetrado por la oligarqua reaccionaria, los altos mandos del ejrcito y fuerzas oscurantistas, fascistas y paramilitares organizadas en comits cvicos para dar la apariencia de oposicin ciudadana al gobierno, y patrocinados por Estados Unidos como revelan, como antecedente, 16 audios difundidos por el medio digital boliviano Erbol, (vase La jornada, 12 de noviembre de 2019) que cita un informe denominado US hands against Bolivia (Behind Back Doors, en: https://bbackdoors.wordpress.com/2019/10/08/us-hands-against-bolivia-part-i/ ) de fecha 8 de octubre de 2019 donde se advierte el complot entre la oposicin contrainsurgente y el gobierno de Estados Unidos en la planeacin del golpe (escchense tambin 15 audios de distintas reuniones de la conspiracin internacional fraguada por personeros de la ultraderecha previa al Golpe de Estado en Bolivia en: El lazo de los conservadores de las Amricas y los golpistas en Bolivia, en: https://majfud.org/2019/11/11/el-lazo-de-los-conservadores-de-las-americas-y-los-golpistas-en-bolivia/https://majfud.org/2019/11/11/el-lazo-de-los-conservadores-de-las-americas-y-los-golpistas-en-bolivia/ .

Para entender la actualidad de los modernos golpes de Estado es til recuperar un artculo, por lo dems ya clsico, escrito por Ruy Mauro Marini en 1978: La cuestin del fascismo en Amrica Latina, Revista Cuadernos Polticos no. 18, octubre-diciembre de 1978, pp. 21-33) que, junto a otros prestigiados escritores, analiza el origen de la doctrina de contrainsurgencia y la contrarrevolucin que conduce a la instauracin del golpe de Estado bajo la conduccin de la bota militar en Amrica Latina y El Caribe.

Uno de los puntos que aborda el autor es la similitud existente entre el fascismo europeo y el proceso contrarrevolucionario latinoamericano y que consiste en que ambos ...constituyen formas particulares de la contrarrevolucin burguesa" (p. 22) pero que, en Amrica Latina, asume la forma predominantemente militar.

Indica que la contrarrevolucin latinoamericana se despliega en tres vertientes:

a) Un cambio en la estrategia global del imperialismo norteamericano que ocurre a finales de los aos cincuenta y principios de la siguiente dcada, donde lo bsico es la formulacin de la doctrina de contrainsurgencia ...que establece una lnea de enfrentamiento a los movimientos revolucionarios a desarrollarse en tres planos: aniquilamiento, conquista de bases sociales e institucionalizacin, resumiendo tal doctrina como la aplicacin a la lucha poltica de un enfoque militar, donde ...el enemigo no solamente debe ser derrotado, sino aniquilado (p. 22).

b) La transformacin estructural de las burguesas criollas que inciden en una fuerte modificacin en el bloque poltico del poder dominante que conforma una integracin imperialista de la economa y de los sistemas de produccin favorable a las inversiones extranjeras y al capital financiero predominantemente norteamericano y monoplico.

c) El ascenso del movimiento de masas a que se enfrenta la burguesa en el curso de los aos sesenta del siglo pasado y que agudiza la violenta reaccin de la burguesa y del imperialismo, es decir, de la contrarrevolucin.

De esta manera, sintetiza Marini, el proceso de la contrarrevolucin inicia mediante un periodo de desestabilizacin donde la burguesa intenta agrupar tras de s a las fuerzas contrarrevolucionarias y sembrar, en el movimiento obrero y popular, la desconfianza y la divisin entre sus dirigentes; contina en la concrecin de un golpe de Estado perpetrado por las fuerzas armadas y culmina con la instauracin de una dictadura militar y del Estado de contrainsurgencia.

Sin embargo, es preciso destacar que el autor aclara que cada sociedad concreta latinoamericana le impone a cada uno de estos momentos su sello particular. Y lo mismo podemos hacer extensivo al proceso histrico: las dictaduras y golpes militares actuales llamados suaves, judiciales, parlamentarios, cvicos, etc., por supuesto son distintos a los del pasado, partiendo del golpe de Estado militar contra el gobierno constitucional de Jacobo rbenz, en Guatemala, en 1954; las modificaciones del Estado en Venezuela durante el gobierno de Rmulo Betancourt, en 1959, y el golpe militar en Brasil en 1964 y los que le sucedieron casi en cascada para proteger y perpetuar los intereses norteamericanos y los de las lites de las burguesas dependientes y subdesarrolladas.

A diferencia de los pasados golpes de Estado de los aos sesenta y setenta, el actual de Bolivia comenz supuestamente por un descontento civil contra un presunto fraude electoral que le confiri el triunfo y la reeleccin al presidente Evo Morales. La cobertura la proporcion la OEA errneamente aceptada por el gobierno para monitorear la jornada electoral y recontar los votos, y cuyo secretario general, el esperpento Luis Almagro, empleado de Washington, calific la asonada militar como un autogolpe en la Sesin Extraordinaria que esa organizacin celebr a instancias de Mxico y otros pases el 12 de noviembre de 2019 ante el mutismo de los personeros de ese organismo que es en el fondo el Ministerio de Colonias de Estados Unidos. A partir de aqu, paulatinamente, una vez proclamada la renuncia del presidente, se fue entregando el poder efectivo, primero a la polica, y luego al ejrcito, quien se dio a la tarea de reprimir a los movimientos populares afines al depuesto presidente con el fin de restablecer el orden constitucional que ellos mismos violentaron con sus acciones golpistas ordenadas y comandadas por el imperialismo.

Hoy la guerra de quinta generacin utiliza los medios de comunicacin monoplicamente controlados por los aparatos de Estado desde Estados Unidos y difunde las principales consignas y lineamientos de las fuerzas golpistas. Son vehculos las cadenas golpistas como CNN y NTN24, adems de todo tipo de ONGs fantasmas diseadas en Estados Unidos por los propios conspiradores cuyos formatos y voceros son furibundos anticomunistas pro-yanquis y racistas que desean el retorno de la historia a las siniestras pocas de las dictaduras y de la muerte donde el neoliberalismo y el mundo de los superricos y multimillonarios sea una sola realidad que excluya al grueso de la poblacin y si es posible la extinga.

Otro elemento novedoso respecto al pasado, es la rplica del modelo Guaid", ese presidente bufo inventado por los gringos y que, siguiendo sus lineamientos, llev a la autoproclamacin, como presidenta de Bolivia, por parte de una senadora de derecha que haba solicitado previamente la intervencin de las fuerzas armadas supuestamente para garantizar el orden, violando y pasando por alto todas las leyes y disposiciones constitucionales, como la ausencia de qurum en la Asamblea Legislativa que es la instancia legal para tomar decisiones en torno a la eleccin de un presidente interino.

Pero todo est permitido en la ruta de imponer el golpe y consolidarlo para beneplcito de Estados Unidos.

En el contexto de las actuales movilizaciones populares contra el capitalismo y el neoliberalismo rapaz que ocurren en Ecuador, Chile y Hait, as como en otros pases como Costa Rica y Panam, ser nuevamente el pueblo boliviano organizado, con sus intensas luchas, movilizaciones y resistencias quien derrotar el golpe de Estado militar perpetrado por la oligarqua y el imperialismo cuyo objetivo fundamental es apropiarse de todos los recursos naturales y energticos del pas en su confrontacin con potencias comerciales y nucleares como China y Rusia y como una forma, adems, de intentar detener su proceso de decadencia capitalista y la constante prdida de hegemona en el plano de las relaciones internacionales.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter