Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-11-2019

Ms all del 500 aniversario de La Habana (y II)

Ernesto Escobar Soto
Rebelin

Y sobre un programa que indique cmo queremos que sea esta ciudad en el futuro y la decisiva participacin popular


Para alegra de los que aqu vivimos ha llegado la hora de nuestra ciudad. Son numerosas las obras de todo tipo que se acometen para saludar el 500 aniversario de La Habana dirigidas a embellecer a la ciudad. Tenemos problemas acumulados en viviendas, viales, transporte pblico, acueductos, alcantarillados, inundaciones en el malecn, higiene y otros, as como algunas manifestaciones de indisciplina social, pero La Habana posee historia, cultura y vida, y sigue siendo una autntica y hermosa ciudad, que en vez de perder su encanto, lo acrecienta.

Entre las muchas obras que se ejecutan para saludar el 500 aniversario, sobresalen los procesos de restauracin de sitios emblemticos como los del Capitolio, la renombrada heladera Coppelia, el viejo mercado de 4 Caminos, la Terminal de Ferrocarriles, el Barrio Chino. De gran importancia son la reparacin de las instalaciones deportivas de la Villa Panamericana, numerosos inmuebles de servicios de salud y educacin, las luces led en grandes avenidas y otras ms. De igual manera se planean y acometen millonarias inversiones para dar respuesta a los graves problemas del agua, el alcantarillado, la electrificacin de las calles, el transporte pblico, el mejoramiento de los viales y la higienizacin de la ciudad. Cada da se entregan nuevas obras o reconstruidas.

Las nuevas autoridades provinciales no pueden permitir por ningn concepto, que pasado algn tiempo estas obras por morosidad o incapacidad de sus administraciones o gerencias se estropeen (como ha sucedido anteriormente), o que se demeriten los servicios que presten. Es una penosa realidad que se han entregado muchas obras con defectos imperceptibles que tiempo despus son descubiertos por los que viven o trabajan en ellos. Hay quienes sugieren la necesidad de una legislacin que regule que cuando en una obra terminada se detecte un vicio oculto, se le pueda exigir responsabilidad civil o penal a los responsables, siempre de acuerdo a la magnitud de los daos y al tiempo trascurrido.

Pase al esfuerzo realizado hay crticas por infracciones que se han cometido en el propio proceso de este 500 Aniversario, debido a no establecer las indispensables coordinaciones con otros factores. En un intercambio con arquitectos en la UNEAC, ellos sealaron violaciones en la preservacin del patrimonio construido, escalas, cacofonas, registro de colores, ocasionadas en la reinauguracin de Coppelia. Sealaron como algo imprescindible para elevar la calidad de las obras, su belleza y su utilidad que siempre se coordine con la Oficina del Historiador de la Habana y dems factores. No conocemos si el Poder Popular de la provincia cuenta con un eficiente Departamento de Arquitectura y Urbanismo, aspecto este esencial para el futuro de la ciudad.

Es encomiable todo lo realizado para resolver los cuantiosos daos causados por el tornado que asol a varios municipios de la capital a principios de ao. De manera especial destacar que, al parecer, se est cumpliendo la orientacin de Daz Canel que todo debe quedar mejor y ms bello de cmo estaba antes, manteniendo la cultura del detalle. Pero an queda mucho, mucho ms por hacer. Poda estudiarse organizar un sistema de informacin sistemtica a la poblacin de los proyectos que se planean, de su ejecucin, y de su culminacin.

Como sealamos antes, estimo que estamos obligados a pensar y planear en cmo queremos que La Habana sea en el futuro. Preservar el singular patrimonio acumulado en la ciudad y con suma creatividad y el concurso de todos inventarla de nuevo para lograr poco a poco una urbe ms bella y funcional. Dentro de la capital al igual que en todas las ciudades, coexisten numerosas Habanas diferentes. En cul de ellas vivimos? Cmo queremos que sea en el futuro este municipio o barrio en el que nacimos? Esto debe indicarnos cuanto debemos hacer con el concurso activo de los habaneros, tanto en la proyeccin como en las transformaciones a realizar para que todos los rincones de la ciudad se hermoseen sin perder la identidad que los distingue.

Consideramos indispensable un programa general, integral e interactivo, que seale lo que nos proponemos alcanzar, cmo hacerlo, quines lo ejecutarn y en qu etapas y fechas, en el que participen las autoridades de la provincia, las instituciones, las organizaciones de masas y sociales, as como los rganos de la Administracin Central del Estado, el Instituto de Planificacin Fsica y de la Vivienda, las universidades y los centros de ciencias sociales. Un importantsimo rol le concierne a la Oficina del Historiador de La Habana.

Este programa solo se podr realizar si existe la unidad y la ms estrecha coordinacin de trabajo entre todos los factores, comenzando por las relaciones entre el Poder Popular de la provincia y el de los municipales, el Grupo de Desarrollo de la capital y la Oficina del Historiador de La Habana y los dems actores antes sealados.

Sera imprescindible someter sistemticamente este programa a debate y adecuaciones con la poblacin habanera, para que el pueblo lo pueda engrandecer, hacerlo suyo y participar. Si se trabaja bien, el programa podra convertirse en el mejor instrumento de vinculacin interactiva de las autoridades provinciales y municipales con el pueblo de cada territorio, as como en un importante elemento movilizador de las fuerzas populares.

Para alcanzar esto, se hace necesario que los rganos de la Administracin del Estado y las administraciones de todas las empresas y centros de trabajo estatales en los diferentes niveles, comprendan que esta tarea de engalanar a la ciudad lleg para siempre y se esfuercen en embellecer e higienizar sus propios centros de trabajo y contribuir acorde a sus condiciones y poco a poco en la reparacin de viviendas, aceras y calles situadas en su cuadra. A la Central de Trabajadores de Cuba le correspondera orientar a sus secciones sindicales el esforzarse por agraciar e higienizar de manera permanente sus centros de trabajo y sus alrededores. De manera paralela las organizaciones de masas motivaran sus organizaciones de base a embellecer y a sanear sistemticamente sus cuadras. Esto ayudara al fortalecimiento de estas organizaciones, actualmente muy debilitadas en la capital. La participacin de la UJC con los Pioneros, la FEEM y la FEU movilizando a los estudiantes para favorecer sus centros docentes contribuira a su educacin y coadyuvara a elevar el amor por su ciudad. Esto debe ser para siempre un inquebrantable anhelo de todos. De igual modo las cooperativas y negocios privados de arreglo con sus posibilidades deben garantizar locales decorosos e higinicos. Se podra estudiar que los bancos concedan crditos con este objetivo a aquellos que lo soliciten y puedan pagar las deudas que contraigan.

La Asamblea Nacional del Poder Popular, podra por la relevancia de La Habana debatir este tema en sus sesiones. Sera positiva la activa incorporacin de los diputados habaneros de la Asamblea Nacional, en cooperacin con los presidentes de los Consejos Populares de la capital y los delegados de circunscripcin.

En este magno atrevimiento por el 500 aniversario y ms all, es decisivo lograr la participacin de la poblacin. Pese a los esfuerzos realizados todava no ha calado lo suficiente en los habitantes de la ciudad comprender el categrico papel que deben jugar en este empeo por elevar la calidad y felicidad de sus vidas, tanto en sus cuadras como en sus centros de trabajo. Es substancial involucrar a la poblacin que vive o trabaja cerca de las obras para que aporte con su trabajo a la terminacin de las obras que luego sern de beneficio colectivo.

En los ltimos aos como sucede con otros temas, hay muchos que subestiman a la emulacin (o competencia) socialista y desconocen su probada y extraordinaria fuerza si con real entusiasmo se organiza y divulga. La premiacin a los mejores colectivos juega un papel importante. Extender la emulacin ayudara a arrinconar la abulia y el desinters que se manifiesta en algunos centros laborales y docentes. Ya el 21 de agosto de 1963 el Che criticaba el que se convirtiera la emulacin en una competencia formal (1). Favorecera extraordinariamente este programa de la ciudad, la organizacin de una emulacin no solo promovida por los CDR y la FMC, sino tambin entre las secciones sindicales de los centros de trabajo bajo la gida de la CTC, as como de la UJC con las organizaciones estudiantiles. Un elemento a valorar sera la reedicin del trabajo voluntario en determinadas fechas con la participacin de las autoridades de la ciudad y de los municipios en centros de trabajo y cuadras. Realizar conscientemente este esfuerzo nos une y fortalece a todos.

La provincia de la Habana tiene actualmente un rea total de 730 km2, de ellos corresponden al rea Urbana: 300 km2 y a la no urbana 430 km2, con ms de 2 millones de habitantes que habitan en unas 700 mil viviendas, en las que predominan los inmuebles de una o dos plantas. Las dificultades econmicas del pas acrecentadas por el bloqueo de EE.UU., la migracin interna, la ausencia de una acertada planificacin urbana y el descontrol han provocado que La Habana se haya extendido excesivamente, lo que es causa de problemas de todo tipo en la transportacin pblica, los servicios de electricidad, de agua y gas y otros. Se impone el cumplimiento de los planes contra las ilegalidades en materia de ordenamiento territorial y urbanstico (2), al tiempo que se impida que la ciudad contine extendindose y lograr concentrar a la poblacin construyendo edificaciones medianas y altas.

En los municipios de Plaza, Centro Habana, La Habana Vieja y Playa, especialmente en el primero, se han concentrado histricamente gran parte de los servicios pblicos, las ms importantes instituciones administrativas, docentes, hospitalarias, culturales y otras de la ciudad. Aunque en todos los territorios existen las mismas instituciones y servicios bsicos, se impone impulsar (con la vista puesta en el futuro) el desarrollo integral de cada municipio (y consejo popular) de acuerdo a su poblacin, las condiciones econmicas, sociales y dems factores, para crear nuevos centros de trabajo (jerarquizando los productivos como fuentes de empleo), resucitar o fundar cines y/o teatros, centros deportivos y recreativos, tiendas, cabars, bares, parques, bulevares, corredores, rehabilitar o crear nuevas calles lo que le permitir a la poblacin de todos los territorios de la capital elevar su calidad de vida y hacer a La Habana ms grande y admirada.

Pese a crecientes dificultades debido al recrudecimiento del bloqueo por parte del gobierno de los EE.UU. con su declarada e inhumana obsesin de asfixiarnos econmicamente, en la recin aprobada Constitucin, el artculo 71 enuncia Se reconoce a todas las personas el derecho a una vivienda adecuada y a un hbitat seguro y saludable. En base a esto el gobierno concert una nueva poltica de la vivienda para lograr que cada familia cubana sea propietaria de una casa (3). Cumpliendo este propsito se comienzan a ejecutar inversiones dirigidas a que las mayores industrias del ramo aumenten la produccin de materiales de la construccin (cemento, acero, etc). Por su parte las empresas constructoras estatales se ocuparn de construir las grandes obras y a edificar y a reparar los edificios altos (no se puede dejar incluir en los diseos arquitectnicos de estos los stanos para el uso de parqueos). La nueva Constitucin establece la autonoma de los municipales y ampla sus facultades para solucionar problemas de la comunidad, por lo que las empresas estales y las privadas (pequeas y medianas) de la construccin y las cooperativas desarrollarn la produccin local de materiales de la construccin, as como construirn viviendas con la participacin de los futuros propietarios y de la poblacin de los barrios.

Para el embellecimiento de La Habana ser decisivo (acorde con la produccin y oferta de materiales) que la poblacin con ayuda del Estado cuando sea necesario, tambin repare las viviendas de las que son propietarios. Para complementar esto y garantizar la calidad de estos trabajos es imprescindible solucionar la participacin de los arquitectos de la comunidad, hoy deficitaria. Quizs una solucin sea crear cooperativas de arquitectos por municipios. Otro asunto a tener en cuenta es aumentar la produccin y venta de pintura a precios mdicos, ya que la pintura adems de engalanar a las edificaciones, es la primera barrera para evitar el deterioro de las fachadas y de los interiores de los inmuebles. Un aspecto a sealar es la necesidad de terminar de legislar los instrumentos jurdicos indispensables que complementarn la poltica aprobada de la vivienda.

El presidente Daz Canel recientemente inform que se comenzara a trabajar por mejorar las condiciones urbanas del municipio Centro Habana. Muchos hemos pensado que en este municipio, el de mayor concentracin de habitantes por Km2 con un marcado deterioro de sus inmuebles deba concretarse la excelente experiencia realizada por Eusebio Leal en Habana Vieja. Centro Habana, autofinancindose podra reconstruir su amplia infraestructura de servicios comerciales y darle respuesta a muchas de sus graves dificultades. Como contribucin al renacimiento de Centro Habana, siempre que sea posible, ubicar las nuevas empresas que se creen (tanto extranjeras como nacionales) en zonas de Centro Habana y no en los municipios de Plaza o Playa como ha sucedido hasta ahora. Es un anhelo de muchos que se rescate la tienda Fin de siglo, la que otrora fue una de las mejores tiendas de la ciudad y que Galiano vuelva a recuperar su vala como la ms importante va comercial de la Habana. No olvidar para el futuro a Neptuno (que antes quiso competir con Galiano), a Reina, a Belascoan entre otras y a sus esquinas famosas. Estimo que hay otros municipios habaneros con las condiciones para poder desarrollar esta experiencia como Regla. Pienso en la colina frente a la baha, rea que podra ser desarrollada para el turismo por su parecido con los bellos pueblitos tursticos ubicados en las costas e islas mediterrneas de Grecia e Italia.

La Habana necesita ser cada vez ms bella y funcional. El diseo es un elemento clave para hermosear a la ciudad. Para lograr esto se necesita estimular la imaginacin, las iniciativas y la creatividad y que todo proyecto planeado, se haga en coordinacin con los mejores diseadores. Para ello es determinante el Ministerio de la Construccin y el apoyo de las reconocidas instituciones de diseo como el Instituto de Diseo Industrial (INDI) y la Oficina Nacional de Diseo (ONDI), de las fa cultades de Arquitectura y de Ingeniera de las universidades de la CUJAE y del Instituto Superior de Arte (ISA), y de la Unin Nacional de Arquitectos e ingenieros de la construccin de Cuba (UNAICC). Tambin con la contribucin de los artistas de la plstica pertenecientes a la UNEAC, la AHS, y al Consejo de las Artes Plsticas del Mincult. Arquitectos cubanos se quejan de que muchos de los proyectos de los hoteles que hoy se construyen en La Habana se elaboran por proyectistas extranjeros, los que a veces no tienen en cuenta aspectos de la cultura y de la identidad del pas. Si esto ocurre as, es algo inexplicable dada la calidad de los profesionales cubanos.

En esta lnea de revolucionar a La Habana e ir por ms, debo sealar como aspecto determinante el someter a convocatorias pblicas todos los proyectos urbansticos y arquitectnicos de importancia. Estos concursos generaran el inters de excelentes arquitectos, ingenieros, urbanistas y diseadores cubanos, y se motivara la participacin de la poblacin, de los gobiernos municipales, e instituciones, lo que se traducira en la elevacin de la calidad de los proyectos y en el sentido de pertenencia y de amor de los habaneros por su ciudad.

La Habana, para muchos una leyenda por su rica historia patria, cultural, artstica y su monumentalidad, es una ciudad llena de encantos que enamora a los extranjeros. Nuestro pas y La Habana en particular son un destino deseado por turistas de todo el planeta. Actualmente se construyen o se reparan una docena de impresionantes hoteles en La Habana, pero muchos consideran que nuestros servicios extra hoteleros, no se corresponden con nuestras potencialidades hoteleras. Cuando un turista visita a un pas quiere conocer su cultura, la msica, los bailes y su cocina, su artesana, la naturaleza etcsiempre quieren ver cosas distintas a las que ven en sus pases. Cuba atesora diversas races culturales y tnicas. En este pas se fundieron indgenas, espaoles, africanos, yucatecos, franceses blancos y negros de Hait, chinos, jamaicanos y hasta rabes. Las mayores y ms seductoras expresiones de la cultura cubana son la msica y el baile, las que a su vez constituyen una gran atraccin para los turistas. Es notoria la psima calidad de las ofertas musicales en muchos centros tursticos. Es un verdadero reto sublimar lo nacional y de calidad por encima de lo extranjero y chabacano y ofrecerles a los turistas la verdadera cultura cubana e impedir con ello que las expresiones de una seudo cultura enajenante usurpen y ocupen su lugar.

Faltan centros de recreacin. Por qu no multiplicar con diseos apropiados palacios o tabernas de la rumba, del guaguanc, del cha,cha,cha, del sucu suco, de la timba-salsa-son, del chang, de la conga y hasta del zapateo. Y por qu no? Tablaos con msica flamenca, o con mariachis y corridos mexicanos, o con el tango argentino, o que reflejen la cultura hispana con sus botijas de cuero con vino y sus jamones colgando de los techos. El Club rabe y las Asociaciones espaolas esperan por inversiones para reavivarse. Estas unidades de acuerdo a las condiciones podran ofertar platos de la cocina de estos pases. La msica y el baile, as como la cocina de todos ellos, de una u otra manera forman parte de nuestra cultura y seran de gran atraccin tanto para los turistas como para los cubanos. Esta sera una tarea a desarrollar por empresas estatales, cooperativas y privados.

Aunque se trabaja por elevar la calidad de la cocina cubana y contamos con Chefs que se destacan por su incontrastable excelencia, an nos falta mucho para alcanzar que La Habana sea considerada por los turistas como una ciudad culinaria donde la comida sea exquisita. En Espaa con ms de 80 millones de turistas, el 30% seala a la calidad y diversidad de la cocina hispana como el primer motivo por el cual visitan el pas. Y otro 30% la incluye entre las tres principales estimulaciones. Igual ocurre en Mxico. En Bayamo visit un pequeo restaurante que se destacaba por su maravilloso diseo campesino, all ofrecan comidas y bebidas criollas producto de ese sincretismo indio, hispano y africano que casi se ha casi perdido, como el maravilloso y original ajiaco (muy superior a la caldosa), el casabe (si los italianos, los mexicanos y los rabes tienen sus pizzas, burritos y el manakeesh respectivamente, nosotros podramos ofertar casabe relleno. Entre las bebidas brindaban el aliado, la sambumbia, el saoco, el guarapo con aguardiente (tenan un diminuto trapiche) y otras.

Como no soy un entendido en este tema, no s si la Asociacin culinaria de Cuba, entrega alguna significativa distincin (y si tambin se les retira) a los restaurantes que alcancen la perfeccin culinaria, tampoco si organizan un concurso internacional tanto de cocina cubana, como internacional, o si publican una revista culinaria que divulgue los xitos de los centros gastronmicos y oriente a cubanos y a extranjeros. De igual modo nos referimos a los Sommelier y las bebidas y la coctelera cubana, y al desarrollo en Cuba de la cultura vincola. Hay quienes proponen para estimular las ventas y la calidad del servicio en las unidades que son del Estado: restaurantes, bares, cabars y tiendas y tratar de limitar la desviacin de recursos, estudiar la forma de pago que utilizan algunos centros privados al pagarles, adems del salario bsico con un % de las ventas.

Hay quienes plantean con slidos argumentos que deba jerarquizarse el turismo de salud por encima de otras modalidades dadas las excelentes condiciones que ofrece nuestra ciudad. Todo indica que para este tipo de turismo tenemos todas las ventajas al poseer un reconocido sistema de salud pblica con excelentes profesionales , una adecuada infraestructura hospitalaria y excelentes Institutos nacionales de investigacin mdica; la existencia de una veintena de centros de investigacin cientfica (de ciclo cerrado), agrupados en el polo cientfico del oeste de La Habana, dedicados prioritariamente a la ingeniera gentica y a la biotecnologa, que ofrecen novedosos y nicos productos farmacuticos creados en Cuba (4); el entorno tranquilo y pacfico de una ciudad segura y una poblacin saludable. A esto se suma la estrecha vinculacin de todas estas instituciones cientficas con el excelente sistema nacional de salud pblica que permite ensayar y extender con prontitud y un mximo de calidad las innovaciones mdicas. La Habana podra ser (quizs) la capital del turismo de salud en el mundo y podramos competir por la calidad y los precios. Esto se revertira adems en beneficios para el propio sistema nacional de salud, en su personal, en la compra de equipos de ltima generacin y por supuesto en la poblacin cubana. Este tipo de turismo puede dejar ms utilidades al pas y es ms sano (5).

Otra de las ventajas de La Habana se halla en su cercana con la Zona de Desarrollo de Mariel. La ciudad tiene probadas potencialidades para convertirse en una de las principales abastecedoras de este gran proyecto con disimiles productos (se incluyen desde los de la informatizacin hasta los industriales y agropecuarios). De la calidad, la productividad que alcancemos y de los costos de los productos depender que podamos competir con los que se importan. Prepararse para desarrollar un interactivo encadenamiento de La Habana con la Zona de Desarrollo de Mariel ser beneficioso para ambas partes.

Solo el inmoral Bloqueo de los gobiernos de EE.UU., impide que los estadounidenses nos visiten como turistas. Las grandes y medianas empresas extranjeras que actualmente invierten en Cuba dan con ello prueba de su confianza en que el Bloqueo desaparecer (quizs ms pronto de lo que todos imaginamos) por la extraordinaria capacidad de resistencia de nuestro pueblo. Esto significar que en fechas, tal vez no muy lejanas Cuba recibir ingentes nmeros de turistas de Estados Unidos y de otras partes del planeta. Es de sabios prever desde ahora que en ese futuro, los turistas no afecten y disloquen a La Habana como ocurre en otras ciudades tursticas del mundo y ahora acontece en la inigualable Venecia.

Ha sido el presidente Daz Canel quien nos ha impulsado a trabajar acorde con estos excepcionales tiempos, caracterizados por la irrupcin en todas las esferas de la sociedad de la revolucin digital, y la utilizacin masiva e interactiva de internet y las redes sociales, las que de manera vertiginosa transforman profundamente la vida y las relaciones humanas Se trata de crear en base a estas nuevas realidades: una sociedad y una democracia socialista y una economa informatizadas. Un reto maysculo para el futuro de La Habana (aunque nos parezca muy lejano o imposible) es el de comenzar a dar pequeos pasos (conforme a nuestras posibilidades, que no son pocas) hacia una ciudad virtual. Otras urbes del mundo desarrollado se aprestan a ello sustentadas en la tecnologa 5G (Cuba comienza a utilizar la 4G). Este enorme reto interdisciplinario tiene como fortalezas las universidades y los centros del Polo Cientfico y otros que investigan sobre la inteligencia artificial (IA) y la robtica que existen en la provincia, y la muy estrecha vinculacin que se deben crear entre la academia y los cientficos y las autoridades de la provincia y de los 15 municipios de la ciudad fortalecidos por la autonoma que se les otorga por la nueva Constitucin. Tener en cuenta las inmensas posibilidades que se nos abren con las relaciones con China y Rusia.

Cuba, un pas penado por la naturaleza a no poseer recursos naturales, sujeto a los temibles cambios que le causar al mundo la crisis climtica, no tiene otro camino que priorizar por encima de todo, la educacin, la ciencia, la tecnologa y las innovaciones. La Habana ocupa un lugar privilegiado en este crucial propsito. La estrategia de Cuba para convertirse en una potencia cientfica- tecnolgica y de La Habana por ser una ciudad cientfica, que significara ser exportadora de productos de altsimo valor agregado, depender en primer trmino de la magnitud de las inversiones que realice el Estado, en segundo del trabajo de los investigadores y tcnicos, por ende es imprescindible estimular de todas las maneras posibles su permanencia y su aliento creador para obtener innovaciones y finalmente de la participacin de inversionistas extranjeros en este campo. En la estrategia del gobierno se prev para el pas y para La Habana la creacin de los denominados Parques cientficos tecnolgicos, que permiten concentrar y desarrollar las capacidades especializadas existentes y potenciar las innovaciones.

Las corporaciones que controlan el mundo han apostado por desarrollar aceleradamente la llamada Cuarta revolucin industrial, o Revolucin 4.0, para perpetuar su hegemona en el planeta. En base a esta Revolucin Cientfico-Tcnica e Industrial se acenta la tendencia a vincular interactivamente la inteligencia artificial y la robtica, las tecnologas de la informacin y la comunicacin, la nanotecnologa, la biotecnologa, la computacin cuntica y por supuesto la internet de las cosas Para enfrentar este inmenso reto, destacan entre nuestros baluartes acadmicos y cientficos las reconocidas universidades de La Habana, la CUJAE, la UCI y otras, as como los diversos centros de investigacin cientfica. La Habana debe aprovechar cada vez ms el gran potencial cientfico y tcnico que posee para desarrollar competitivamente su industria, su agricultura y sus servicios y as convertirse en un ejemplo a seguir por las dems provincias de cmo sustituir importaciones y aumentar sus exportaciones, preservando la naturaleza contra la crisis climtica. Los cientficos y tcnicos habaneros tambin estn investigando para desarrollar innovaciones en otras especialidades propias de esta 4ta revolucin industrial como la informatizacin y la nanotecnologa. El amplio desarrollo del nmero de graduados universitarios en informatizacin nos da la posibilidad real de exportar servicios a empresas extranjeras. Hay quienes critican el haber eliminado las escuelas de tcnicos medios en informatizacin que funcionaban en el pas, ya que favorecan conjuntamente con los Jvenes Club, a la generalizacin del dominio de las Tics.

Notas:

(1) Sobre la Emulacin: Fragmentos del Discurso del Che, en homenaje a trabajadores destacados, 21 de agosto de 1962. Ernesto Che Guevara, Escritos y Discursos, Tomo 6, Editorial Ciencias Sociales, 1977, pgina 227. Convertimos la emulacin en una competencia formal, la alejamos del centro lgico donde debamos haber apoyado su fuerza, que es en las masas. Nosotros tenemos que recoger la experiencia de nuestros errores y discutir constantemente con las masas, discutir de tal forma que esta tarea de la emulacin sea una tarea realmente colectiva.

(2) El inventario de 2109 evidenci que existen ms de 112 mil violaciones que afectan el ordenamiento territorial y urbanstico en el pas.

(3) Un ejemplo de esto es el Heber Prot-P, nico frmaco en el mundo capaz de evitar las amputaciones de los miembros inferiores debido a la diabetes.

(4) Hay quienes por su estratgica ubicacin sealan a los terrenos donde se encontraba el desaparecido hospital Pedro Borras como el lugar para erigir un hotel de turismo de salud.

(5) Cuba tiene actualmente uno de los mayores por cientos de ciudadanos propietarios de sus viviendas del mundo.

Blog del autor: tiempocubano.blogspot.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter