Portada :: Bolivia :: Golpe de Estado en Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-11-2019

Evo, el golpe y Mxico

ngel Guerra Cabrera
Rebelin


El recibimiento de Evo Morales como refugiado poltico por el gobierno de AMLO hace resplandecer la poltica exterior mexicana de soberana, autodeterminacin y asilo a los perseguidos polticos en proceso de rescate por el tabasqueo. Fue emotivo escuchar a Evo expresar Lpez Obrador me salv la vida. Y es que en realidad, su vida pendi de un hilo desde que los principales jefes militares y policiales golpistas de Bolivia le sugirieron renunciar hasta que pudo abordar el avin de la Fuerza Area Mexicana que lo trajo al Anhuac. Durante las dcadas neoliberales la diplomacia de Mxico fue gradualmente perdiendo independencia y se subordin a los designios de Washington. Sobresalen en aquella poca las desleales actitudes del presidente Ernesto Zedillo en relacin con Cuba, antes y durante la IX Cumbre Iberoamericana celebrada en La Habana(1999); el grotesco comes y te vas del presidente Vicente Fox a Fidel Castro, que puso en el ms absoluto ridculo al guanajuatense(2002). Luego vendra el triste papel, otra vez de Fox, de enfrentarse junto a Bush a la mayora de Amrica Latina y el Caribe en un desafortunado intento de defender el neoliberal Acuerdo de Libre Comercio para las Amricas(ALCA), derrotado ignominiosamente en Mar del Plata(2005) por una insubordinacin de los presidentes progresistas dentro de la Cumbre de las Amricas, principalmente Nstor Kirchner, Hugo Chvez, Lula da Silva y Tabar Vzquez. Mientras, en las calles, protestaba contra el intento bushista una gran movilizacin convocada por los movimientos populares, cuyo lder ms notable era Evo Morales, entonces por llegar a la presidencia de Bolivia. Pero tal vez nada coloc al Estado mexicano en una tesitura tan bochornosa y obsequiosa hacia Washington como su ingreso al Grupo de Lima(2017) y el haber asumido una actitud de abierta hostilidad hacia Venezuela bolivariana durante el gobierno de Enrique Pea Nieto.

El golpe de Estado contra Evo va dirigido a liquidar un proyecto social extraordinariamente exitoso en nuestra regin por sus logros de participacin poltica democrtica, cuya expresin ms elevada es la creacin del Estado Plurinacional de Bolivia, el que acogi en su seno a todos los pueblos originarios de Bolivia. Adase el fin del analfabetismo, la igualdad de derechos para las mujeres, que ocupan la mitad de los cargos de eleccin popular, incluyendo entre ellas un 63 por ciento de mujeres indgenas. Sorprendente, en los 14 aos de Evo, Bolivia, de ser el pas ms pobre de Amrica del sur pas a lograr la mayor taza de crecimiento econmico de toda Amrica, aunada a una inigualable reduccin de la desigualdad, la pobreza extrema y la pobreza. El gran desempeo econmico, social y de estabilidad de este modelo, a contramano del neoliberal, ha sido una pesadilla para Estados unidos y las derechas locales. Ello explica que el golpe se haya planeado con ms de un ao de antelacin y puestas en marcha sus distintas fases desde entonces. Evo expuls de Bolivia a la DEA, a la AID y al embajador Phillip Golberg, pero el personal de la CIA estacionado en la embajada continu atando los hilos de una conspiracin muy abarcadora, que va desde polticos genocidas y ladrones como Carlos Mesa y Jorge Quiroga(exiliado en Estados Unidos para escapar a la justicia boliviana), hasta los ricos empresarios fascistas, separatistas y racistas de Santa Cruz de la Sierra, herederos ideolgicos de los lderes que en su departamento intentaron una asonada golpista contra Evo en 2008. Estos fascistas iniciaron en Santa Cruz una espiral de atropellos a indgenas y militantes del MAS, partido de Evo, que en casos lleg al asesinato, y que en los das previos al golpe trasladaron a La Paz. All, adems de repetir las agresiones racistas contra indgenas profanaron y quemaron banderas wiphalas, que representan a los pueblos indgenas y constituyen un smbolo nacional reconocido por la Constitucin.

Estos hechos han enfurecido a la poblacin originaria y a muchos mestizos, algunos de los cuales comienzan a darse cuenta de lo que significa la ausencia de Evo y un eventual desmantelamiento del proceso de cambios como los vistos en Ecuador y Argentina, que les arrebatara todos los derechos adquiridos con la Asamblea Constituyente y el Estado Plurinacional. Esa es la intencin que se aprecia de los golpistas. Ya comienzan a llamar al pas repblica en lugar de Estado Plurinacional. Con la ilegal autoproclamacin como presidenta constitucional de la senadora opositora Janine ez esta situacin no puede ms que agravarse. La autoproclamada ya ha sido reconocida por los mismos gobiernos que reconocen al ttere Guaid, incluidos los de la obsecuente Unin Europea. Se trata de una persona con profundos prejuicios racistas, que por eso mismo, por la clase social a la que pertenece y sus antecedentes sumamente conservadores complace a la oligarqua y a Estados Unidos pero nada a los indgenas y al pueblo boliviano, sean simpatizantes o no de Evo. La resistencia ya comenz.

@aguerraguerra

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter