Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-11-2019

Una postura trotskista
Qu fue la URSS?

Benito Toribio Morales
Rebelin


Hay una campaa que no cesar en este 30 aniversario de la cada del muro de Berln para desprestigiar al marxismo. El estalinismo quiere ocultar que la burocracia estalinista entreg los Estados obreros a Wall Street y al capitalismo mundial.

Hay una relacin directa entre que la derecha utilice al marxismo para identificarlo con el mal y que el estalinismo confunda a la clase trabajadora diciendo que regmenes como el de Stalin, Ceausescu, los Jemeres Rojos, Enver Hoxha, Kim Jong-un o Xi Jinping son comunistas o socialistas.

Con El estado y la revolucin y La revolucin traicionada

Una coalicin antimarxista entre la burguesa imperialista, la socialdemocracia y el estalinismo (en todas sus variantes: post-eurocomunistas, neo-eurocomunistas, ultraestalinistas,) ha hecho todo lo posible por identificar el comunismo con el estalinismo.

Quien no entiende lo que pas en el siglo XX est incapacitado para analizar el presente y el futuro. Quienes confunden el binomio dictadura del proletariado-democracia obrera con la dictadura de una casta estalinista sin democracia obrera tergiversan el marxismo.

Los marxistas debemos defender lo que teorizaron los lderes de la Revolucin de Octubre, Lenin y Trotsky, en sus obras El Estado y la Revolucin y La Revolucin traicionada. Quien no ha ledo, estudiado y asimilado estas obras no es marxista.

La teora estalinista del Socialismo en un slo pas y los pactos de coexistencia pacfica con el capitalismo que postul el estalinismo explican el hecho de que la misma burocracia estalinista se convirti en los grandes capitalistas, tras la cada de la URSS.

La derrota que signific la restauracin del capitalismo en los ex-Estados obreros burocrticamente degenerados a finales de los 80 y principios de los 90, a diferencia de la derrota heroica de los comuneros de Pars en 1871, no dej orgullo revolucionario sino una estela de desmoralizacin.

Definir el estado desde un punto de vista de clase

La Revolucin Traicionada constituye uno de los ms grandes estudios de teora marxista del Estado que se hayan escrito.

Nos habla de las contradicciones del Estado Obrero ruso en su etapa de degeneracin burocrtica, en una URSS donde, por cierto, Stalin montaba la farsa de los Procesos de Mosc, poniendo en el banquillo de los acusados a la que haba sido la plana mayor de la Revolucin rusa.

En esta obra, Len Trotsky analiza la formacin de la burocracia estalinista, los zigzags de su poltica y la tergiversacin que hizo de la teora marxista para adecuarla a sus necesidades polticas. Y lo hace de un modo en el que, en sus primeros captulos, hace una defensa a ultranza de las ventajas de la planificacin econmica de la URSS.

Trotsky combati en este libro tanto a las tendencias que igualaron la defensa de la URSS a la defensa de Stalin como las opuestas, las que cuestionando el rgimen estalinista negaron las conquistas de la revolucin y el carcter obrero del Estado.

Lenin y Trotsky vs estalinismo

Este libro deTrotsky, el fundador del Ejrcito Rojo, representa una continuacin de El Estado y la Revolucin de Lenin.

Lenin en El estado y la revolucin restableci la teora marxista del Estado frente a la cada reformista de la II Internacional, Trotsky en La revolucin traicionada encar una tarea similar frente a la transformacin en caricatura grotesca de la dictadura del proletariado hecha por la burocracia estalinista para volver a plantear la necesidad de un Estado agonizante, de un Estado que se oriente hacia su propia extincin.

Para Lenin y Trotsky las funciones coercitivas, al estar destinadas solo a la represin de la minora burguesa y sus aliados, disminuiran cualitativamente la necesidad del aparato represivo del Estado y lo debilitaran progresivamente.

Este elemento, junto con la ampliacin de la democracia a las grandes mayoras, debera reducir este semi-Estado a funciones de registro y control. Algo muy contrario sucedi en la URSS desde la muerte de Lenin y la contrarrevolucin estalinista, fue la clase obrera la despojada y reprimida.

En la URSS no hubo socialismo

A diferencia de lo proclamado por Stalin y luego replicado por los idelogos de la burguesa para demostrar el fracaso del comunismo, para Trotsky la URSS no era una sociedad socialista, no representaba la etapa inferior del comunismo de la que hablara Marx: Sera ms exacto, pues, llamar al rgimen sovitico actual, con todas sus contradicciones, no un rgimen socialista, sino un rgimen preparatorio o de transicin del capitalismo al socialismo.

Una economa socialista poseyendo una tcnica superior a la capitalista, tendra asegurado realmente un desarrollo socialista, por as decirlo, automtico, lo que desdichadamente no puede decirse an de la economa sovitica.

Contra toda visin evolutiva que pretendiese hacer del desarrollo econmico de la URSS en s mismo un fetiche, Trotsky, al resaltar el carcter transitorio del rgimen social, alerta sobre la posibilidad de retroceder nuevamente haca el capitalismo. El desarrollo socialista estaba muy lejos de ser seguro. Y la burocracia estalinista estaba haciendo retroceder a la URSS hacia el capitalismo.

El estalinismo fue la negacin termidoriana de la Revolucin de Octubre de Lenin y Trotsky. Y hay un hilo de continuidad innegable desde el punto de vista de rgimen poltico y estado desde Stalin, pasando por Jrushchov y Brezhnev, hasta llegar a Gorbachov.

La definicin del rgimen sovitico como transitorio descarta las categoras sociales acabadas como capitalismo (incluyendo al capitalismo de Estado), y socialismo para definir a la URSS.

Sobre esta base Trotsky sostiene que la burocracia no constituye una nueva clase explotadora, sino una capa o casta social privilegiada y dominante, cuya apropiacin de una inmensa parte de la renta nacional tiene el carcter de parasitismo social producto de la administracin del Estado, y no un modo orgnico de explotacin de clase.

Como toda burocracia, se erige sobre el Estado ejerciendo funciones de reguladora e intermediaria, de sostenedora de la jerarqua social.

Capa o casta, no clase

Sin embargo, en el caso de la URSS, Trotsky seala que es algo ms que una burocracia, porque a diferencia de aquellas de los Estados burgueses que representan a una clase social que tiene medios para controlarla, en el caso del Estado obrero, la burocracia se eleva por encima de una clase que no tiene tradicin de dominacin y mando, y que no cuenta con la propiedad privada de los medios de produccin para confrontarla.

Esto la hace ms autnoma y le da su carcter distintivo. Para este anlisis, Trotsky parte de una definicin marxista del Estado en la URSS:

Las clases, deca, se definen por el sitio que ocupan en el sistema social de la economa y, sobre todo, por su relacin con los medios de produccin.

En las sociedades civilizadas, las relaciones sociales son validadas por leyes. La nacionalizacin de la tierra, de los medios de produccin, del transporte y el cambio, as como el monopolio del comercio exterior forman las bases de la estructura social sovitica.
Por eso, estas relaciones establecidas por la revolucin proletaria definen bsicamente a la URSS como unEstado obrero.

Pero el trmino marxista adecuado es que es un estado obrero burocrticamente degenerado o deformado. La URSS no fue Socialismo real, como mantienen los estalinistas (y tambin la derecha y la socialdemocracia) ni Capitalismo de estado, como dicen los Cliffista.

Rgimen poltico y estado

La elaboracin del concepto de Estado obrero degenerado burocrticamente, parte en Trotsky de establecer la distincin entre rgimen poltico y Estado. La misma se encuentra desarrollada en su artculo Estado obrero, Termidor, y bonapartismo.

All, seala como la dictadura del proletariado tiene dos acepciones que no deben confundirse. Distingue dictadura en referencia a la dominacin social, de dictadura como rgimen poltico.

La URSS es una dictadura del proletariado por el contenido social del Estado, as como podemos decir que el Estado burgus ms all de sus formas polticas es una dictadura del capital.

Pero a nivel de los regmenes polticos, as como en el Estado burgus distinguimos entre fascismo y democracia-burguesa, en el caso del Estado obrero ruso bajo el estalinismo no se trataba de una dictadura del proletariado sino de un nuevo tipo de rgimen bonapartista, para el cual Trotsky formular el concepto de bonapartismo sovitico.

Sin democracia obrera no hay socialismo

Sin embargo, hay en este punto una gran diferencia entre Estado burgus y Estado obrero. Una vez liberadas de los frenos feudales, las relaciones burguesas se desarrollan automticamente. Muy distinto es el desarrollo de las relaciones socialistas.

La revolucin proletaria no solo libera las fuerzas productivas de los frenos de la propiedad privada, tambin las pone a disposicin directa del Estado que ella misma crea.

A diferencia del capitalismo, el socialismo no se construye mecnicamente, sino conscientemente. El avance hacia el socialismo es inseparable del poder estatal que desea el socialismo o se ve obligado a desarrollo.

As es que para Trotsky sin un rgimen de democracia proletaria, sin que el poder est en manos de los Soviets u otros organismos de autoorganizacin de este tipo no es posible el avance hacia el socialismo.

La democracia sovitica no es la demanda de una poltica abstracta, menos an una moral abstracta. Se ha convertido en un asunto de vida o muerte para el pas.

En este sentido, el bonapartismo sovitico pone un signo de interrogacin sobre la supervivencia del Estado obrero mismo.
Este panorama plante la necesidad histrica de una redefinicin de conjunto y la imposibilidad de la URSS de estabilizarse a largo plazo. Ante esto Trotsky sostiene hiptesis alternativas: REVOLUCIN POLTICA O RESTAURACIN DEL CAPITALISMO

Revolucin poltica o

En el Capitalismo la misin de la clase obrera es hacer la Revolucin social para expropiar los medios de produccin a la burguesa. Pero en un estado obrero burocrticamente deformado la tarea no es hacer la Revolucin social, sino la poltica.

Por eso el pronstico de Trotsky era que, dadas las condiciones explicadas ms arriba, en la URSS o bien tendra lugar una nueva revolucin que suprimiese la burocracia; o bien la burocracia se transformara, cuando pudiese hacerlo, en una nueva clase capitalista.

Sobre la hiptesis de una nueva revolucin contra la burocracia, Trotsky deca: Supongamos que la burocracia sovitica sea arrojada del poder por un partido revolucionario que tenga todas las cualidades del viejo Partido Bolchevique y que adems est enriquecido con la experiencia mundial del ltimo perodo. Tal partido comenzara por restablecer la democracia en los sindicatos y en los soviets.

Lo que Trotsky planteaba era una revolucin poltica, que a diferencia de una revolucin social no tena por objetivo reemplazar una forma de propiedad por otra. Pero al mismo tiempo, no se trataba simplemente de reemplazar a una camarilla gobernante por otra, sino de cambiar los mtodos mismos de la administracin econmica y la direccin cultural de un pas.

Para l: La arbitrariedad burocrtica deber ceder su lugar a la democracia sovitica. Contra el rgimen de partido nico, sostena la necesidad del restablecimiento de la libertad de los partidos soviticos, comenzando con el Partido Bolchevique, y el renacimiento de los sindicatos..

A su vez, planteaba las profundas consecuencias sociales que deba traer aparejadas una revolucin de este tipo, empezando por la revisin radical de los planes en beneficio de los trabajadores y la bsqueda de la reversin del proceso de diferenciacin social, entre otras.

O la burocracia restaurara el capitalismo

La hiptesis alternativa, si no se consegua hacer una revolucin poltica, implicaba una restauracin del capitalismo producto de derrotas de las masas, y sobre esta base la reconversin de la burocracia en clase capitalista, liquidando definitivamente la planificacin, profundizando la diferenciacin social y privatizando los medios de produccin con el fin de estabilizar sus privilegios transformndolos en derechos de propiedad privada.

La necesidad de preparar la revolucin para suprimir a la burocracia y colocarse a la cabeza de las masas en una situacin histrica favorable, era para Trotsky la misin de la seccin sovitica de la IV Internacional, por entonces obligada a llevar a cabo un trabajo clandestino.

Defensismo: defensa de la URSS ante el imperialismo

En el marco del avance hacia la futura guerra, Trotsky sacaba otra importante conclusin estratgica de su definicin de la URSS como estado obrero burocrtico: la necesidad de su defensa frente a cualquier ataque del imperialismo y sus aliados.Trotsky acu la frmula de defensa incondicional de la URSS frente al imperialismo.

Enfrentaba as a quienes sostenan queel capitalismo ya haba sido restaurado en la URSS o que sta se haba convertido en un nuevo sistema de explotacin, para negar su defensa frente al imperialismo.

Trotsky ligaba indisolublemente la defensa de la URSS al desarrollo de la lucha de clases. El destino de la URSS no se decidir, en definitiva, en los mapas de los Estados Mayores sino en el mapa de la lucha de clases.

Las nuevas relaciones de propiedad conquistadas por la Revolucin de Octubre se demostraron ms fuertes frente al imperialismo en la Segunda Guerra Mundial, incluso con la bota de la burocracia sobre ellas, y las masas defendieron la propiedad nacionalizada frente a los nazis.

Usufructuando la derrota del nazismo a manos del Ejrcito Rojo, la burocracia estalinista utiliz este nuevo prestigio ante las masas para frenar con xito la revolucin en la Europa de postguerra, en Grecia, Italia y Francia. Pero no logr contenerla en la periferia, y para mediados de los aos 50 la burguesa haba sido expropiada en un tercio del planeta.

Estados obreros nacidos burocraticamente deformados

Sin embargo, desde su gnesis, estas nuevas formaciones compartieron muchas de las caractersticas que Trotsky haba analizado para la URSS, adoptando un carcter de Estados obreros burocrticos.

Los procesos de expropiacin de la burguesa se realizaron desde arriba en los Estados del Este de Europa que haban quedado bajo la ocupacin del Ejrcito Rojo despus de la Segunda Guerra Mundial.

La burocracia estalinista avanz en un proceso de asimilacin estructural para constituir una zona de amortiguacin frente a las potencias occidentales que dio lugar a nuevos Estados obreros deformados burocrticamente.

El desarrollo de procesos de revolucin poltica, que Trotsky nunca lleg a ver y que atravesaron las tres dcadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial, desde Berln del 53 hasta Polonia en el 81, pasando por Hungra del 56, Checoslovaquia en el 68, entre otros, donde incluso los obreros crearon Consejos Obreros que luchaban por lo que ellos llamaban socialismo de rostro humano contra los tiranos usurpadores de las conquistas revolucionarias.

La accin contrarrevolucionaria de la burocracia estalinista derrot a la revolucin poltica

Por otro lado, la prediccin ms importante, en la que lamentablemente qued plasmada la fortaleza de los desarrollos tericos de Trotsky, fue la restauracin capitalista en la URSS.

La restauracin capitalista en la URSS a finales de los aos 80 y principios de los 90 no puede ser entendida sino como el ltimo acto de un largo proceso que incluy la derrota de todos los intentos de revolucin poltica mencionados antes (la clase obrera no logr formar un partido revolucionario de masas, y sin partido no pudo haber revolucin poltica triunfante), sumado a la ofensiva neoliberal que se estaba desarrollando en aquellos aos.

Los levantamientos contra la burocracia de 1989-91 mostraron un muy bajo nivel de conciencia de clase que se explican por ser producto de las derrotas de los anteriores procesos de revolucin poltica y del avance de la ofensiva neoliberal del imperialismo.

Despus de un primer momento de movilizaciones, las masas fueron ganadas por las falsas ilusiones en la democracia burguesa y el capitalismo occidental e hizo colapsar los estados obreros degenerados y, a la postre, como Trotsky predijo, la burocracia estalinista se transformara en la nueva clase capitalista tras la desaparicin de la URSS.

El sacar las conclusiones adecuadas es responsabilidad hoy en da de las nuevas generaciones que han de despojarse de los vicios del estalinismo que no entiende lo que es la dictadura del proletariado-democracia obrera porque la asimilan a la dictadura de la casta burocrtica, divorciada de la clase obrera, de esos estados obreros deformados. Los regmenes encabezados por Stalin, Ceausescu, los Jemeres Rojos, Enver Hoxha, Kim Jong-un o Xi Jinping no fueron ni son Socialismo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter