Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-11-2019

51 Aniversario luctuoso
Vicente Lombardo Toledano, maestro de la juventud

Nael Ramrez Domnguez
Rebelin


En nuestros das Mxico pasa por una serie de cambios en el mbito pblico, despus de las elecciones del ao pasado un nuevo gobierno ha tomado el timn de la administracin pblica, y como no se haba visto desde hace poco ms de tres dcadas, esto ha cambiado la perspectiva de lo que un gobierno debe de hacer no slo durante su tiempo de gestin, sino como proyecto a futuro.

En pocos meses hemos visto cambios en la orientacin de la economa, la Cuarta Transformacin est impulsando polticas diametralmente opuestas a las que se venan imponiendo, ahora se busca que el Estado tenga cada vez ms presencia en lo econmico como palanca de desarrollo de las capacidades productivas del pas; atrs quedaron las privatizaciones y las reformas estructurales que tanto se pregonaban como paso hacia lo moderno.

Estos cambios que se presentan en nuestra realidad nos impactan en nuestras escuelas, nuestros centros de trabajo, nuestros hogares y hasta en la forma en que nos relacionamos en los diversos mbitos donde interactuamos, valorar esos cambios de una manera positiva o negativa depende de la forma en que interpretamos la misma realidad, la forma en que concebimos todo lo que nos rodea, desde la naturaleza y sus diferentes fenmenos, hasta el pensamiento y sus expresiones culturales.

Este cmulo de ideas con las cuales interpretamos nuestro entorno constituyen la filosofa.

---

Desde las primeras reflexiones sobre nuestro mundo han existidos dos grandes posturas filosficas; el idealismo y el materialismo, el primero interpreta nuestra realidad teniendo como base la existencia de entidades msticas que crean y ordenan nuestro universo, o en su corriente subjetivista, que el mundo no es ms que mero reflejo del pensamiento del hombre. El materialismo en contraposicin, propugna que todo lo que existe, el pensamiento mismo, no es ms que un producto de la materia, condicionado todas las expresiones culturales a los distintos fenmenos de la naturaleza tanto del mundo exterior como del interior del hombre.

La filosofa en el devenir histrico ha contado con dos mtodos, la metafsica y la dialctica, la primera sostiene que en esencia nada cambia, y que los fenmenos del universo pueden existir independientes unos de los otros; la dialctica, en cambio, sostiene que todos lo que existe est en contante movimiento e interrelacionados entre s.

El pensamiento filosfico, es decir, las formas de ver el mundo y el mtodo para entenderlo, ha llegado en su desarrollo hasta el materialismo dialctico, la doctrina de la naturaleza que expresa fielmente el desarrollo del universo, del mundo y del pensamiento humano. Esta filosofa expresa que todo lo que existe es producto de la materia, de la naturaleza, y que esta naturaleza evoluciona mediante saltos provocados por contradicciones internas, dando as un nuevo fenmeno diferente que guarda caractersticas del anterior pero con componentes superiores en su generalidad.

La idea de que todo cambia, de que nada es para siempre, de que el pensamiento y los fenmenos naturales y culturales son fruto de la naturaleza misma, sin ninguna intervencin divina, es cada da ms general, es un pensamiento que pareciera de lo ms normal hoy da; sin embargo, estas ideas llevadas al mbito de la reflexin social tienen mucho de trascendencia, ya que nos obliga a pensar sobre el pasado de nuestra condicin actual, y el futuro como resultados de nuestras acciones.

Esta forma de entender nuestra historia y reflexionar sobre nuestro futuro con base en el materialismo dialectico constituye la teora del materialismo histrico, ciencia que nos describe el desarrollo de las sociedades hasta nuestros das, a saber, el comunismo primitivo, el esclavismo, el feudalismo, el capitalismo, y los diversos intentos de construccin del socialismo. La aplicacin del materialismo histrico al estudio concreto de la sociedad capitalista, como forma de organizacin de la produccin imperante en el mundo, dio por resultado la Economa Poltica marxista, en donde Carlos Marx y Federico Engels exponen las contradicciones del rgimen capitalista, las leyes de su desarrollo, y la inevitabilidad de su sustitucin por un rgimen de produccin superior, el socialismo.

A principios del siglo XX vimos la construccin del primer Estado socialista como fruto de la Revolucin Rusa, el cual basado en el anlisis de la Economa Poltica, del materialismo histrico y de la aplicacin de la filosofa del materialismo dialctico, gener un rgimen de produccin superior, el cual en pocas dcadas llev a la entonces Unin Sovitica a ser una potencia mundial, con condiciones de seguridad social y de derechos humanos superior a cualquier pas del orbe.

Desde entonces la construccin del socialismo es tangiblemente posible, es realizable la edificacin de una sociedad superior a la actual; ahora el problema radicaba en cmo aplicar de manera fructfera el materialismo dialctico, el estudio del materialismo histrico y la economa poltica marxista a los diferentes pases del mundo, en especial, cmo aplicar el marxismo en Mxico.

----

A la aplicacin del materialismo dialctico a las condiciones propias de Mxico, y la construccin de una sociedad socialista en nuestro pas se avoc el filsofo, poltico y sindicalista, Vicente Lombardo Toledano, que en este ao se cumple el 125 aniversario de su natalicio.

Vicente Lombardo Toledano naci el 16 de julio de 1984 en Teziutln, Puebla, en donde curso sus estudios de primaria, para despus viajar a la ciudad de Mxico en donde ingres a la Escuela Nacional Preparatoria, en esta escuela fue influenciado en la doctrina idealista por su maestro Antonio Caso; en su desarrollo intelectual Lombardo Toledano pas a comulgar con las ideas del materialismo dialctico, una doctrina novsima que se presentaba en Mxico y que defendi fielmente en el Primer Congreso de Universitarios Mexicanos celebrada el 07 de septiembre de 1933, donde preocupado por las ideas que requera el Mxico postrevolucionario para cumplir con los anhelos y los principios de la constitucin de 1917, enarbol la defensa del pensamiento cientfico y su filosofa, el materialismo dialctico, como instrumento de formacin de los estudiantes y los jvenes que haran de Mxico, un pas prspero, independiente y en va de construccin de una sociedad superior, el socialismo.

Gran parte de su vida la destin a la educacin de los jvenes, su preocupacin fue preparar a las nuevas generaciones para cumplir con su papel histrico en nuestra sociedad, de ah que la riqueza de textos, libros, conferencias y discursos pronunciados por l, fueron, son y sern de gran inters para las generaciones que reflexionan sobre la vida, el mundo y el universo.

---

Lombardo, como militante del materialismo dialctico conceba la posible y necesaria construccin del socialismo en Mxico, una sociedad que garantizara el bienestar de la clase trabajadora, donde la salud, educacin, esparcimiento y cultura fueran bienes al servicio de todo el pueblo mexicano, pero para lograr esto era indispensable que el pueblo mexicano fuera dueo de su propio destino.

Haciendo un anlisis del devenir histrico de nuestro pas entenda que la lucha de nuestro pueblo estaba orientado a buscar la liberacin plena de nuestra nacin respecto de las potencias extranjeras, la manera de lograrlo tanto ayer como hoy, consista en garantizar que los recursos naturales de Mxico y su industria estratgica sirvieran al pas, en una conferencia sustentada el 18 de marzo de 1938 en el Palacio de Bellas Artes, durante la semana del petrleo, y una horas antes que el Presidente Lzaro Crdenas expropiara la industria petrolera en Mxico, Lombardo se dirigi a los jvenes:

La verdadera lucha de Mxico, la verdadera lucha histrica de nuestro pas consiste en lograr que las materias primas que han hecho posible la industria en otros pases, la industria en los Estados Unidos, en Alemania, en Inglaterra, en Francia, en Italia, en Checoslovaquia, en otros pueblos, pertenezca al nuestro. Slo as, cuando el pueblo mexicano sea dueo de lo que guarda en su entraa fsica, de lo que produce su tierra, cuando todo pertenezca a los mexicanos podremos pensar un da en que ser posible que nuestras fbricas, que nuestros transportes, que nuestras comunicaciones, que nuestros servicios pblicos estn al alcance del pueblo mexicano[1].

Esta forma de liberacin mediante la intervencin del Estado en las principales ramas de la economa, Lombardo lo denomin, Nacionalismo Revolucionario, una va que haba tomado Mxico como resultado inmediato de los principios que enarbol la Revolucin de 1910, ante la situacin de neocolonia que presentaba nuestro pas.

En la poca del imperialismo que vivimos, que desnaturaliz la evolucin normal de los pases atrasados, que ha hecho casi imposible la formacin de su capital nacional, que ha levantado muy grandes impedimentos a su industrializacin, la nica salida que esos pases tienen para independizarse en el terreno econmico y social es la del nacionalismo revolucionario, que no es el capitalismo que podra llamarse clsico ni es an el socialismo, pero que a l conduce[2]. 

Lombardo en la Carta a la Juventud sobre la revolucin mexicana haca nfasis a los jvenes sobre el modelo econmico progresista que Mxico estaba tomando:

El capitalismo de Estado en un pas semicolonial, como el nuestro, es una forma progresista de avanzar con independencia del extranjero; de multiplicar las fuerzas productivas y de suplir a la iniciativa privada que carece de capitales propios[3].

Esta etapa de nuestro pas, caracterizado por las nacionalizaciones, es indispensable para el desarrollo independiente de las capacidades productivas de nuestra economa, condicin necesaria para la construccin de una sociedad superior a la actual, al respecto Vicente Lombardo Toledano afirmaba:

Porque no es cierto que el socialismo se empieza a construir slo desde el momento en que la clase trabajadora, manual e intelectual, asume el poder. En el seno del rgimen capitalista, y especialmente en un pas como el Mxico de hoy, se crean y deben impulsar con todo vigor las formas de produccin y las instituciones que rompen con la ideologa y con los mtodos originales del capitalismo, premisas para el advenimiento de la sociedad socialista.[4]

Esta afirmacin dejaba en claro el papel revolucionario que la poltica de nacionalizaciones impulsaba, contra las opiniones sencillas de quienes criticaban como timorata y traidora la poltica del nacionalismo revolucionario, la historia demostr lo dogmtico de estas aseveraciones.

---

Para la construccin del socialismo en Mxico se requiere, sin duda, la maduracin de las condiciones materiales, es decir, un alto desarrollo de las fuerzas productivas; pero as mismo se requiere de condiciones subjetivas, que la mayora de nuestro pueblo tome conciencia sobre la necesidad de sustituir las obsoletas formas de produccin capitalistas. Esta formacin de conciencias y organizacin del pueblo se implementa mediante el partido de la clase obrera, la cual con su liderazgo llega a constituirse como vanguardia del proletariado, que traza y gua las luchas del pueblo.[5]

Para el fortalecimiento y desarrollo del partido, Lombardo dio gran inters a las nuevas generaciones, en un mensaje dirigido a la juventud mexicana el 22 de agosto de 1947, al crearse el Comit Estudiantil Pro Partido Popular, hoy Partido Popular Socialista de Mxico, el Maestro de generaciones reflexionaba sobre los problemas de la juventud e identificaba dos problemas esenciales que hoy da son los mismos, el primero entorno a:

la seguridad en el porvenir individual de cada joven, y el de la necesidad, inherente a la juventud, de una orientacin comn a todos los que forman una generacin nueva, frente a los grandes problemas de la vida de su pas y de la vida del mundo de su tiempo.[6]

Ambos problemas, el de resolver la existencia individual de los jvenes y el resolver la existencia colectiva de cada generacin ante los problemas del mundo, requiere de la organizacin de la juventud, pero no una organizacin cualquiera, sino una organizacin de carcter poltico que discuta los problemas de la humanidad y de la generacin propia, que discuta las caractersticas de su pas y la forma de cmo transformarlo para adecuarlo a la satisfaccin de las necesidades de dicha generacin y el pueblo en general.

Una organizacin poltica de la juventud ha de ser, en primer trmino, una institucin educativa.

No en el sentido escolar del trmino, sino en el sentido poltico de la palabra: una institucin que permita a los jvenes estudiar cotidianamente la forma de resolver sus problemas de orden material, los problemas relativos a la perspectiva de su existencia, y los problemas de orden espiritual, los problemas acerca de la realizacin de los nuevos ideales que hay que incorporar en la sociedad que prevalece.

Una organizacin poltica de la juventud mexicana ha de comenzar por conocer, profundamente, a Mxico, y por saber qu es lo que no debe subsistir en l y qu es lo que debe crearse porque no existe.[7]

Luchar para que la juventud se organice y resuelva sus problemas como generacin es una labor revolucionaria, porque cada generacin aporta algo nuevo a la sociedad, cada generacin expresa los avances que como sociedad se construye; por lo tanto, la organizacin debe tener un cuidado en su planteamiento, y es aqu, donde Lombardo, con base en su experiencia, nutre de ideas esta gran labor.

Cmo concebimos la organizacin juvenil? Cules sern sus tareas internas y cules sus objetivos?

El Movimiento de la Juventud Popular -quiero darle este nombre slo para facilitar mi discurso-, deber ser ejemplo en su organizacin interior y en sus mtodos de trabajo, de rgimen democrtico, de hogar fraternal, de casa de cultura, de fuerza responsable y constructiva.

Sus tareas sern mltiples y elevadas todas ellas.

Su obra estar dirigida a los jvenes que integren el Movimiento de la Juventud Popular; pero tambin a todos los jvenes mexicanos, sin distincin de clases sociales, de preparacin cultural, de creencias o de pensamiento poltico.

Ser ella misma una agrupacin de los jvenes que estudian, de los jvenes que trabajan, y de los jvenes que estudian y trabajan a la vez; de los jvenes provenientes de lo que llamamos la clase media y de los jvenes obreros y campesinos.[8]

Sobre las tareas que la organizacin juvenil debe tener para cumplir con su objetivo, prioriza lo relacionado con la generacin de la conciencia:

En primer trmino, deber educar a los jvenes en la verdad, ensendoles el odio a la mentira y a la hipocresa; hacindoles ver que la nica vida fecunda y respetable para cada ser humano, es la que consiste en la coherencia entre las palabras y los hechos, entre el pensamiento y la accin.

Acostumbrar a los jvenes a encontrar la verdad y a confirmar en el anlisis crtico de los hechos, sin dejarse guiar nunca por los prejuicios o por las ideas llamadas intocables.

Solo el examen objetivo de los hechos, puesto al servicio de los ideales y de las esperanzas de la juventud, dar a sta la posesin de la verdad.[9]

Y adverta a los jvenes de los discursos que buscaban parar el mpetu juvenil por parte de quienes teman el avance de los pueblos.

Educar a la juventud en la creencia de que la sociedad puede ser conducida de acuerdo con el simple deseo o con la imaginacin, y que puede volver al pasado y rehacer su camino siguiendo otros rumbos o repitiendo los regmenes que la gobernaron en el pasado, es cometer un atentado poltico y causar una ofensa grave a la inteligencia juvenil.

La historia nunca se repite ni vuelve hacia atrs. Como los ros, va siempre adelante dentro de su cauce y su caudal es siempre nuevo.

No es verdad, como dice Jorge Manrique en las coplas dedicadas a la muerte de su padre, que cualquier tiempo pasado fue mejor.

La humanidad no puede ser educada para volver al pasado, y menos an la juventud, que es, en su esencia, la negacin del pasado.

Los pueblos valen por sus grandes perodos de renovacin, no por la persistencia de su primera fisonoma.[10]

La historia va siempre hacia adelante, pero esta historia es impulsada por quienes luchan por lo nuevo con valor vehemente, con una actitud militante, que Lombardo califica como misionero, que ante las adversidades momentneas tenga claro la irremediable posibilidad del triunfo de su causa.

Todo joven del Partido Popular y del Movimiento de la Juventud Popular debe ser eso: un misionero. Y recordar que los misioneros, como los revolucionarios, deben armarse de fe, de ardor entusiasta; pero tambin de un fuerte sentido de la realidad y de la tenacidad a toda prueba. Nuestra juventud, la juventud que ha de contribuir a la salvacin de Mxico, no ha de proceder por explosiones de esas que de pronto lo iluminan todo, pero luego se apagan, sino ms bien por la accin intensa y constante que no desconoce los peligros y los tropiezos; pero que no se desalienta por ellos.

La lucha por conquistar los grandes ideales y los grandes objetivos, no est sujeta a ningn horario ni a ningn itinerario precisos y es necesario estar preparados y dispuestos, a encontrar dificultades y aceptarlas como cosa natural de toda lucha, y saberlas vencer con energa sostenida.[11]

Esta seguridad y certidumbre de que tus acciones darn fruto cuando se generen mejores condiciones, es respuesta al entender a la poltica no como una simple prctica basada en el inters mezquino, sino en entenderla como una ciencia, como la ciencia que nos permite conocer las leyes que rigen el proceso histrico, y la aplicacin de estas leyes para el constante mejoramiento de las condiciones del hombre.[12]

---

Con esta visin obtenida por la aplicacin de la filosofa de la clase obrera a las condiciones del desarrollo histrico de nuestro pas, Lombardo, junto a otros marxistas mexicanos, funda el Partido Popular, que despus se desarrollara como Partido Popular Socialista y hoy Partido Popular Socialista de Mxico. En la Asamblea Nacional Constituyente del Partido Popular que se realiz el 20 de junio de 1948, se elige al Comit Nacional del partido, e integrado a l, una comisin del Movimiento de la Juventud Popular que tiene como tarea el impulsar el desarrollo de la organizacin juvenil. Ante las condiciones adversas, es hasta julio de 1954 cuando se realiza el Congreso Constituyente de la Juventud Popular, desarrollndose despus como Juventud Popular Socialista, y hoy, Jvenes por el socialismo, organismo donde militamos los jvenes que amamos a Mxico y que buscamos la construccin del socialismo, teniendo siempre la gua de nuestro maestro Vicente Lombardo Toledano, y la riqueza terica e ideolgica de la aplicacin del marxismo leninismo a las condiciones de Mxico, es decir, el lombardismo.

---

En la actualidad nuestra juventud pasa por condiciones deplorables como herencia trgica de la era neoliberal, que durante tres dcadas impuso privatizaciones y recortes al sector pblico para garantizar as los intereses de una minora de magnates y las corporaciones transnacionales.

Hoy la mitad de los jvenes a nivel nacional padecemos de pobreza, segn el Consejo Nacional de Evaluacin de la Poltica de Desarrollo Social (CONEVAL), el 48.3% de los jvenes de 12 a 29 aos tiene un ingreso inferior a la lnea de pobreza por ingreso, esto se traduce en 18.4 millones de jvenes. Segn el Instituto Mexicano de la Juventud los jvenes tienen la caracterstica de una alta carencia de acceso a la seguridad social, pues el 65.5% de este grupo es vulnerable y no cuenta con la proteccin en este rubro.[13] Estos datos no generan un asombro en nuestro pas, pues siguen la tendencia de pauperizacin de la poblacin en general, segn los datos de la prestigiada Organizacin No Gubernamental OXFAM, el nivel de desigualdad en Mxico es tal que el 1 por ciento de la poblacin recibe alrededor del 21 por ciento de los ingresos de todo el pas, como ejemplo, la riqueza de los mexicanos ms ricos del pas, incluyendo a Carlos Slim, Germn Larrea, Alberto Baillres y Ricardo Salinas Pliego, asciende a casi el 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) [14].

Estos problemas de carcter econmico se traducen y multiplican en problemas de carcter social, en problemas en el acceso a la educacin y al adecuado esparcimiento cultural, todos estos mbitos base para la armona en nuestra sociedad.

Enfrentarse a esta realidad es crucial, identificar el problema de la perspectiva de la existencia, es decir, el de la seguridad en el porvenir de cada joven y el problema de una orientacin comn para salir de estas condiciones de pobreza, como lo analizaba Lombardo, es una tarea que todos los jvenes debemos emprender, es una tarea que requiere del anlisis cientfico de nuestra historia y nuestra actualidad, es decir, un anlisis de carcter marxista leninista, algo en lo que Vicente Lombardo Toledano se avoc durante toda su vida, y del cual nos sentimos orgullosos.

---

Hoy da en nuestro pas estn ocurriendo cambios en el andamiaje pblico y en la orientacin de lo que la economa debera de ser, lento pero continuo se modifican los ordenamientos jurdicos y la coyuntura poltica a favor de la Cuarta Transformacin; esta generacin de jvenes, como todas en su momento, tiene el deber de actuar para profundizar los cambios que ya se han iniciado, nuestra juventud debe tener la claridad de que para solucionar sus problemas individuales es preciso solucionar los problemas del conjunto de la sociedad, avanzar en la creacin de una sociedad cada vez ms justa, avanzar hacia la construccin del socialismo es la mxima ofrenda de amor hacia la humanidad.

La inteligencia de Lombardo mediante la filosofa de la clase trabajadora, el materialismo dialctico, supo comprender la lucha histrica de nuestro pueblo, descifrar la va mexicana al socialismo y aportar en la prctica grandes enseanzas que a esta generacin le ayudan a comprender nuestra realidad y los pasos de nuestra lucha generacional.

A Lombardo le debemos mucho, el mejor homenaje en el 125 aniversario de su natalicio es seguir fielmente su ejemplo.

La patria se est haciendo todos los das, y todos los das demanda de nuevos constructores

 Vicente Lombardo Toledano.

Notas:

[1] "Significacin del triunfo obrero y el papel de la juventud mexicana ante el problema petrolero. Escritos a la Juventud. Vicente Lombardo Toledano. Mxico. 2013.

[2] A un joven socialista mexicano. Escritos a la Juventud. Vicente Lombardo Toledano. Mxico. 2013.

[3] Carta a la juventud sobre la revolucin mexicana. Escritos a la Juventud. Vicente Lombardo Toledano. Mxico. 2013. Pg. 58.

[4] Ibidem. Pg. 66.

[5] Mosc o Pekn?, La va mexicana al socialismo. Vicente Lombardo Toledano. Mxico.1963. Pg. 78.

[6] Misin histrica de la juventud. La juventud en el mundo y en Mxico. Vicente Lombardo Toledano. P.101. Mxico. 1980. Pg.78.

[7] bidem. Pg. 80.

[8] bidem. Pg. 81.

[9] bidem. Pg. 82.

[10] bidem. Pg. 82.

[11] bidem. Pg. 88.

[12] La tarea fundamental de la juventud consiste en ayudar a mantener nuestra independencia. La juventud en el mundo y en Mxico. Vicente Lombardo Toledano. Mxico. 1980. Pg. 101.

[13] En Mxico 4 de cada 10 jvenes viven en pobreza y no les alcana para vivir. Portal digital: Nacin 3,2,1. 07 de agosto de 2019. https://www.nacion321.com/millennials/en-mexico-4-de-cada-10-jovenes-viven-en-pobreza-y-no-les-alcanza-para-vivir

[14] Desigualdad, la fractura en Mxico. Peridico El Financiero. 02 de mayo de 2019. https://www.elfinanciero.com.mx/bloomberg-businessweek/desigualdad-la-fractura-de-mexico

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter