Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-11-2019

Concepciones econmicas que deben atenderse en la realidad cubana

Omar Everleny Prez Villanueva
Horizonte Cubano


Durante los ltimos tiempos se escucha decir a las autoridades cubanas que el pas no solo necesita inversiones sino que sean eficientes. Tambin que una regla de oro consiste en vigilar que sean rentables y den los resultados esperados.

Se supone que cuando las autoridades de planificacin hablan de esta regla de oro no solo se estn refiriendo a los resultados esperados respecto a medidas concretas como toneladas, metros cuadrados u otras unidades de produccin, sino tambin a los resultados monetarios que cada inversin debe dar al dueo o al inversionista que coloc los recursos en esa inversin, en vez de ponerlos en otro proyecto.

Si es as, estaramos en presencia de un nuevo lenguaje, similar al de aos atrs, cuando las autoridades del Banco Central de Cuba (BCC) abogaban porque los prstamos de los bancos se concedieran cuando se estimara que habra un retorno casi seguro o garantas suficientes de devolucin de los prstamos, entendindose la conveniencia de no otorgar financiacin simplemente por indicaciones de gobierno o de cualquier rgano ajeno a un Comit de Crdito o de Riesgos de la institucin bancaria.

Analizando esos ejemplos, ocurre que se han aplicado muchas concepciones econmicas heredadas del antiguo modelo sovitico de direccin de la economa. Es necesario, al menos, cuestionarlas si se pretende que la economa cubana avance hacia el desarrollo en el ao 2030.

Hay regularidades que deben tenerse en cuenta, independientemente de a quin pertenece la propiedad de los medios de produccin, o de qu sistema social tiene cada pas, o sin necesidad de abandonar el criterio esencial para el modelo de la propiedad estatal sobre los medios fundamentales de produccin.

Adems de la regla de oro ya sealada se pudieran identificar algunas otras. Casi todas estn entrelazadas entre s basado en la preminencia de la propiedad social. Pudieran enunciarse as:

En el sistema de economas de mercado, si escasea un producto demandado, tericamente crecera la posibilidad de que aumentara la rentabilidad del que arriesgara dinero para producirlo, y a la larga se puede restablecer el equilibrio.

En Cuba ha prevalecido la idea de que es necesario fabricar unidades de produccin para el pueblo sin tener siempre en cuenta el costo de produccin, la reproduccin ampliada o la ganancia por los fondos invertidos. A la larga, para mantener la produccin de esas mismas unidades, el Estado muchas veces necesita canalizar cada vez ms fondos de otras fuentes y cuesta trabajo sostener la produccin en los mismos niveles iniciales. O no se hacen los mantenimientos y se deja deteriorar una industria por falta de inversiones y despus hay que volverla a levantar partiendo de cero. O no se garantiza el suministro estable de materias primas e insumos para la produccin.

Cuba hoy padece innumerables problemas de descapitalizacin de sus entidades. No se cumple la utilizacin de las capacidades de diseo de una industria o estn quebradas por no tener capital de trabajo. La rentabilidad no se analiza de acuerdo con la teora. Si no se utiliza la teora existente, se tendrn unidades productivas, pero sin competencia internacional y sin trabajar para la demanda. Ser una oferta sin calidad.

Los economistas y otros analistas expresan, con razn, que hace falta invertir para reactivar la economa. Analizan el ndice de nuevas inversiones entre el total del PIB (PRODUCTO INTERNO BRUTO) y concluyen que si no se invierte ms no puede aspirarse al desarrollo. Hoy Cuba invierte por debajo de todos los pases de Amrica Latina, como promedio un 10 % del PIB.

Sin embargo, hay algo tan nocivo como dejar de invertir, y es destinar recursos a una inversin y despus permitir que esa industria funcione a media capacidad o tenga problemas para funcionar porque no hay recursos para adquirir las materias primas necesarias a fin de que la nueva inversin funcione, se amortice y d resultados. Ello equivale a un despilfarro de recursos financieros utilizados en la inversin inicial.

La preocupacin sobre el consumo de las mayoras no tiene por que resolverse regulando los precios. Existen otras salidas:

Es decir, se trata de emplear mtodos econmicos para obtener los resultados apetecidos y no medidas coercitivas como el control de precios. Cuba tiene que pasar de tener una posicin de control directa de la vida econmica de la nacin, a una posicin indirecta a travs de los mltiples mecanismos existentes, entre ellos los impuestos.

Las empresas cubanas se enfrentan al control de las divisas que generan. Esto hace que las empresas exportadoras, o que producen para el mercado interno en CUC (PESOS CUBANOS CONVERTIBLES), no puedan contar con esas divisas o apenas puedan retener una parte, en el mejor de los casos suficiente solo para pagar la materia prima. El mecanismo de asignacin de los llamados Certificado de Liquidez o liquidez externa del pas, se ha alargado en el tiempo y no ha permitido a las empresas disponer, controlar o al menos planificar mejor el uso de los recursos en divisas que ellas mismas generan.

En Cuba se ha convertido la planificacin en una camisa de fuerza muchas veces ajena a la realidad.

Las propuestas antes enunciadas pueden parecer no atractivas a los decisores o ser cuestionadas por otros analistas. Pero la prctica es el criterio de la verdad, y la prctica seguida muchas veces no trajo para Cuba los resultados econmicos esperados durante ms de sesenta aos de su modelo socialista. Entonces es tan difcil estudiar/analizar otras variantes o estilo de manejo econmico? Se sabe que no hay un modelo rgido de socialismo. Cada pas construye el suyo propio y no hay un patrn a seguir. Entonces, de nuevo, por qu no pensar entre todos cmo debe construirse el modelo cubano o el socialismo cubano?

Por qu no poner en prctica los documentos aprobados por el Congreso del Partido o el Parlamento cubano, entre los que se encuentran los Lineamientos, la Conceptualizacin del modelo o el Plan estratgico hasta 2030? Qu falta? O ser que an no hay voluntad poltica para asumir esos retos?

Nota:

[1] Todas las reglas enumeradas se analizan de manera detallada en un trabajo ms amplio que ser publicado en un futuro, ya que son necesarias que se atiendan en un periodo corto o mediano de tiempo.

(Tomado de Horizonte Cubano, de Columbia Law School)



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter