Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-11-2019

Resea de Cuaderno rojo de la guerra de Espaa, de Mary Low y Juan Bre
El pulso de los primeros meses de la Revolucin espaola

Jess Aller
Rebelin


En sus palabras liminares para esta edicin del Cuaderno rojo de la guerra de Espaa (Virus), la traductora, Nria Pujol, y Xavier Theros nos acercan a las biografas de sus autores, Mary Low y Juan Bre, as como a la historia del libro, un conjunto de dieciocho crnicas en las que los dos jvenes luchadores antifascistas describen sus experiencias de los primeros meses de la Revolucin espaola. La edicin original inglesa vio la luz en Londres en 1937 con un prlogo del historiador Cyril L. R. James, y en Cuba apareci en 1943 una traduccin al castellano con presentacin de Benjamn Pret. Sorprendentemente, sta que reseamos es la primera versin completa del libro que se publica en Espaa.

Mary Stanley Low naci en 1912 en Londres en una familia australiana acomodada. Atrada desde muy joven por la poesa y la antigedad clsica, con dieciocho aos se independiza y se instala en Pars, donde frecuenta a los surrealistas. All conoce en 1933 a Juan Ramn Bre Landestoy, tambin de ascendencia burguesa e interesado en la literatura de vanguardia, un cubano nacido en Santiago en 1905, de militancia trotskista y que se haba destacado ya en la lucha contra la dictadura de Machado, y padecido crceles y exilios. Pronto se convierten en pareja y viajan juntos por Europa, y cuando en el verano de 1936 llegan de Espaa noticias del proceso revolucionario que arranca, no se lo piensan dos veces y acuden a arrimar el hombro.

Instalados en Barcelona en agosto de 1936, Juan se alista en la columna Lenin y escribe crnicas para la prensa trotskista que formarn parte del Cuaderno rojo de la guerra de Espaa, mientras Mary edita Spanish Revolution, el boletn en ingls del POUM. A finales de ao, al cubano lo alcanza la persecucin de que comienzan a ser objeto los trotskistas en la Espaa republicana, y en febrero de 1937 la pareja abandona el pas. Viven despus en Pars, Londres y Praga, se casan en septiembre de 1937 y publican su libro, pero cuando todo arde deciden cruzar el charco y establecerse en La Habana. Juan Bre muere de ttanos en 1941, y Mary Low, tras superar un intento de suicidio, sigue en Cuba hasta que en 1964, crtica con la deriva de la revolucin, opta por rehacer su vida en los Estados Unidos. En Miami se emple como profesora de historia y latn y falleci en 2007.

Los cinco primeros captulos, escritos por Mary Low, describen el viaje de Pars a Barcelona en un tren en el que presenciamos el encuentro de los que acaban de dejarlo todo y van ilusionados a vivir la revolucin, con combatientes que regresan al frente y les miran con ternura y tristeza. La capital catalana es el bullicio de un nuevo orden, el sueo hecho realidad de una ciudad sin mendigos, con empresas y edificios requisados por las organizaciones proletarias. Nuestra pareja vive en la sede del POUM y Mary lucha por la revolucin con un tableteo de mquina de escribir, pero tambin hay tiempo para conocer los memorables cafs donde ahora estn prohibidas las propinas, y asistir a mtines en los que vibra la oratoria de Jordi Arquer y Andreu Nin, entre otros. En todas partes imperan la camaradera, el buen humor y el optimismo.

Los captulos VI al VIII son de Juan Bre, y narran el adiestramiento de la columna Lenin del POUM, al mando del napolitano Russo, y el viaje en tren hasta Barbastro entre muestras de entusiasmo de la poblacin. Cerca de Alcal del Obispo, con Huesca en el horizonte y coro de ametralladoras y caones, se convierten en fuerzas de emergencia en la retaguardia del frente. En Tierz, Mary y Juan reciben su bautismo de fuego y unas horas despus presencian el fusilamiento de un oficial franquista hecho prisionero; a los soldados apresados con l se les da la oportunidad de unirse a las milicias.

Mary Low nos describe a continuacin (captulos IX y X), tras su regreso a Barcelona, el entierro de un compaero del POUM cado en Aragn, y la persecucin y detencin de un coche con facciosos que tratan de escapar de la ciudad abrindose paso a tiros. En octubre, cuando se disuelve el Comit de Milicias, menguan las expectativas revolucionarias, mientras el POUM entra en el gobierno de la Generalitat slo como un rehn del que pronto van a deshacerse. Un viaje a Madrid ese mismo mes sirve a Bre (captulos XI al XIII) para retratarnos la que sigue siendo la capital de una repblica burguesa, una ciudad en guerra en la que el partido, ms pujante de lo que imaginaba, organiza una columna con campesinos extremeos supervivientes del desastre y dispuestos a todo. Visita luego Toledo, que ofrece un aspecto extrao, sin sacerdotes ni soldados profesionales, y tambin Sigenza, donde conoce a Mika Etchebhre.

En sus ltimos captulos (XIV al XVII), Mary Low nos acerca a la Barcelona que en el otoo de 1936 ve decaer la esperanza tras el fracaso en Baleares y el estancamiento en Aragn. Nos describe adems los esfuerzos organizativos de las mujeres que conquistan sus derechos, con avances notables en enseanza, matrimonio y divorcio. Sin embargo, ste es el momento del desquite de la burguesa, como puede comprobar nuestra protagonista en una visita a la Generalitat. En los elegantes despachos en los que la burocracia crece rampante, maldice asqueada a los anarquistas por no haber aplastado el poder burgus cuando tuvieron ocasin. Por esas fechas, la forzada militarizacin de las milicias es rechazada por muchos revolucionarios, que creen en formas de aumentar la eficacia combativa sin un regreso del viejo orden.

Mary trabaja luego en la consejera de Propaganda, donde camarada es reliquia del pasado e impera el usted. Tras la muerte de Durruti en Madrid, se presiente un final doloroso; la ciudad se prepara para los bombardeos, mientras arrecian las calumnias estalinistas contra el POUM y Bre es detenido. Con esta coyuntura adversa, en unas semanas deciden abandonar el pas, lo cual significa para ellos renunciar de momento a la utopa. El libro concluye con unas reflexiones del cubano sobre lo ocurrido en Espaa: las luces de una revolucin popular que asombra al mundo, y la crnica de su fracaso ante su propia indecisin y el abrazo de oso de la burguesa y sus aliados.

Los primeros compases del Cuaderno rojo de la guerra de Espaa nos sorprenden con su canto de camaradera y esperanza en un momento en que la construccin de un mundo nuevo pareca al alcance de la mano, y ello a pesar de unas potencias fascistas volcadas en la ayuda a Franco, y una burguesa siempre acechante, y una terca historia de desunin y luchas entre las facciones obreras. Camaradera y esperanza en las calles y los frentes, y Barcelona como una ciudad en la que la poca burguesa se perciba tan lejana como la era romana, aunque Madrid siguiera siendo la repblica de los Ortega y Gasset y ca.

Sin embargo, segn avanzamos en el libro asistimos a un cambio decisivo cuando la utopa se ahoga en los reveses militares y su penoso tributo de sangre, al tiempo que la burguesa y los estalinistas contraatacan. Es la hora del resurgir de las banderas catalanas y el comienzo del fin. La sagrada propiedad regresa por sus fueros y los polticos se ponen a su servicio mientras los revolucionarios, coaccionados por la maldita coyuntura y con sus lderes captados por el poder, terminarn renunciando a todo tras dar la ltima batalla en mayo de 1937.

Son las contradicciones y avatares de una lucha que devor todo a su paso y que es necesario escudriar porque esconden las claves del presente. Cuaderno rojo de la guerra de Espaa nos trae el testimonio de unos jvenes peregrinos de la revolucin que se acercaron para aportar su esfuerzo en un combate que a todos incumba, dispuestos a dar la vida por su ideal. Sus crnicas reviven el fulgor de unos meses en los que la realidad cotidiana era un sueo y por las noches sola pasar que nos olvidramos por completo de dormir.


 

Blog del autor: http://www.jesusaller.com/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter