Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-11-2019

Por qu no ha renunciado Piera?

Ral Romn
Rebelin


Sin duda, Sebastin Piera es el presidente ms dbil que ha tenido nuestro pas en su historia, producto de la inoperancia e incapacidad demostrada para resolver la crisis poltica que afecta tanto al rgimen, pero tambin al modelo econmico. Tuvo que recurrir a la asesora de los ex presidentes, para que lo ayudaran a salvar su tambaleante gobierno. Presionado por la burguesa que lo amenazaba con dejarlo caer, pero que no estaba dispuesta a ver desmoronarse el modelo neoliberal junto a l. Es por ello, que esta semana termina con el fin, eventual o total, (slo la crisis poltica lo definir), del bonapartismo democrtico burgus y el inicio del democratismo burgus clsico, pero a la chilena, con la intervencin de presidentes de partidos y parlamentarios, con tanta representatividad como Piera.

En el artculo anterior, sealamos dos elementos fundamentales, que definan la situacin poltica: primero, la perdida constante de apoyo de Piera, incluso entre la burguesa y; segundo, que en el mejor de los casos Piera renunciaba este fin de semana, siempre y cuando el Paro del martes 12, fuera exitoso. Este ltimo elemento, se configuraba como punto de inflexin de la situacin poltica, incluso con posibilidades de poder cambiar la etapa que se caracteriza por ser reaccionaria desde 1990, donde la iniciativa la ha tenido la burguesa sin contrapeso, por una etapa no revolucionaria, donde dicha iniciativa iba a ser peleada entre la clase burguesa y clase trabajadora.

En dicha situacin poltica, es donde se definan cosas importantes, por tanto es fundamental saber Qu pas esta semana? Comencemos por entender que fue lo que sucedi el martes.

El Paro del 12 de Noviembre y la reaccin de las fuerzas burguesas ante la arremetida de los trabajadores.-

El martes el paro de trabajadores, pobladores y estudiantes fue exitoso. El pas que vena trabajando a un 40% de su capacidad, se redujo a prcticamente a un 5% o 10 % en las grandes ciudades; puertos, locomocin colectiva, trabajadores pblicos y privados, estudiantes secundarios y universitarios, etc., detuvieron su actividad por accin o por incapacidad de llegar a sus labores. Santiago, Valparaso-Via del Mar y Concepcin, eran ciudades desiertas en hora punta en comparacin con un da normal. Este panorama no slo asust a la burguesa, como sealamos, sino que la aterr.

Despus de 50 aos, los trabajadores paraban sus actividades de forma masiva y volvan a ser dueos de las calles en masivas marchas, barricadas y manifestaciones que las fuerzas represivas no lograban controlar.

La burguesa aterrada obligaba a Piera a buscar apoyo por fuera de su sector, reconociendo tcitamente su incapacidad de lograr una solucin. Es por ello que, entre otras gestiones, habla con Michelle Bachellet, Eduardo Frei y Ricardo Lagos: la primera, en un alto cargo de la ONU, no fue de mucha ayuda; el segundo, entrampado en un juicio financiero no era ningn ejemplo, menos como empleado y representante del gobierno de Piera en China; pero el tercero, eterno y eficiente instrumento de la burguesa, al cual los empresarios aplaudieron de pie al trmino de su gobierno, estimulados por Horst Paulmann (Jumbo), era el nico que poda servir para la gran tarea de ayudar a pacificar el pas. Pero esto focalizado en agrupar en torno a l, sus antiguos colaboradores y servidores. Es por ello, que sale al otro da en una alocucin llamando a la paz y al entendimiento.

Sin duda, con este ordenamiento en las huestes opositoras, como gran representante de la burguesa, empuj al PPD, PRSD y, especialmente, al PS a sentarse a la mesa.

Pero, Cmo es, que Ricardo Lagos tiene tanto poder de convencimiento? No lo tiene. Pero, coincidi con que estos partidos opositores, preocupados de ser desplazados de la escena poltica, se asustaron tambin cuando el movimiento social, comenz a entender que no slo la Renuncia de Piera era el problema, sino que deban realizarse elecciones parlamentarias, como forma de renovacin total del rgimen poltico que no los representaba.

Las estrategias de la burguesa.

La burguesa y sus partidos polticos se vieron tensados a definirse entre dos estrategias para mantener el poder, que estaba siendo tangencialmente cuestionado por el gran movimiento democrtico en las calles. La primera era presionar por la renuncia de Piera, sobre todo luego de la inoperancia expresada en el discurso del martes en la noche, donde qued claro que tras semanas de conflicto, estaba agotado y derrotado. Pero esta salida era demasiado peligrosa porque abra la puerta a una crisis poltica que no estaba segura de poder controlar, ya que la agitacin de las masas, podan pasar por encima de los partidos, que estn profundamente deslegitimados entre las masas.

La segunda, era el aprovechar que el temor de la burguesa haba contaminado a sus partidos y a sus polticos a sueldos, para obligar a Piera a no intervenir en ninguna tratativa. Demostracin clara de que es un escollo en las negociaciones y un personaje repudiado por la poblacin que se manifestaba. De esta manera, la burguesa desplaza a esta caricatura de bonapartista senil y acabado, y lo obliga a aceptar un cambio de rgimen poltico, desde uno con tintes bonapartista pero dentro del espectro democrtico burgus a uno de carcter democrtico burgus, seudo parlamentario o a la chilena, donde los presidentes de los partidos burgueses y pequeos burgueses se colocan de acuerdo para asegurarle el trmino de su mandato presidencial. Como funcionar este rgimen y gobierno despus que acabe la movilizacin de masas, se ver con el resultado de esta coyuntura.

Sin embargo, esta segunda salida de la crisis poltica, no est exenta de problemas. Piera queda como un poltico inoperante e incapaz; a disposicin de la UDI porque, este partido fue el rector y defensor de la constitucin actual, por lo que tendr que cobrar sus emolumentos polticos en algn momento; tambin queda en deuda con la oposicin, ya que lo salv de su cada; carente de agenda poltica faltando dos aos, en un contexto de crisis econmica y debilidad poltica, ser un verdadero dolor de cabeza. Transformndolo, por lo tanto, en una figura decorativa, por lo cual, la burguesa tendr mucho trabajo para mantenerlo en el cargo y termine su periodo.

Esta estrategia se plasm en el acuerdo poltico de la madrugada del viernes.

Qu es el acuerdo poltico multipartidario?

Este acuerdo no es ms que una operacin poltica que tiene por objetivo quitarle la iniciativa al pueblo movilizado, para beneficio de la burguesa. En otras palabras, darle el suficiente apoyo poltico de parte de la oposicin burguesa (DC- PPD- PRSD-PS) y pequea burguesa (FA) al gobierno de Piera para que pueda sobrevivir durante su periodo presidencial.

Pero no slo lo anterior, sino que tambin es otorgarle el apoyo suficiente para reprimir con toda la libertad necesaria a los manifestantes, transformados en antiunitarios y antinacionales, porque no quieren la paz para Chile.

Esta consecuencia del acuerdo poltico, devela con toda claridad la funcin que cumplen, entre otros el Frente Amplio, especialmente el RD (Jackson) y Convergencia Social (Boric), que se haban presentado como salvadores del pueblo ante el hartazgo neoliberal, y que ahora con la suficiente desparpajo se alinea con lo ms graneado del neoliberalismo para poder salvar el rgimen poltico y el modelo econmico.

Esto debido a que el acuerdo, no representan a las grandes masas que estn movilizadas en las calles: a los detenidos; a los violados; a los asesinados; a los que han perdido el ojo; a los torturados y violentados, ni menos a los asesinados.

A largo plazo, el acuerdo es la maniobra de la burguesa que le permitir defender y mantener los fundamentos del modelo neoliberal que sern imposible deshacerlos; un estado subsidiario, las riquezas nacionales privatizadas o el modelo de acumulacin de las AFP, por ejemplo.

Pero, analicemos el acuerdo;

1. Es una convencin (asamblea) constitucional que gracias a lo firmado, tendra que adoptar acuerdos por 2/3 de los asamblestas o convencionales. Esto con un simple anlisis electoral histrico, se podra entender que es imposible que las aspiraciones populares se logren. Esto porque la derecha ha tenido el ltimo siglo entre un 30% a 35% de votacin. Si a esto sumamos la derecha camuflada en la DC, PPD, RD u otras, porque los asamblestas no sern inocuos a las posiciones polticas existentes en el pas, cuyos objetivos representaran los intereses burgueses, ser imposible lograr los objetivos democrticos y populares. Este es el engao de los ex Nueva Mayora.

2. Si a esto se le suma el plebiscito que ser con voto voluntario. En cada eleccin que se ocupa este tipo de voto, siempre la derecha es mayora en votar. Y a eso apuesta!

3. Si a esto se le suma, que el nmero de asamblestas y otros aspectos tiene que ser definidos por la comisin multipartidaria, esto se apronta a ser otro desengao popular.

4. En pocas palabras, este acuerdo es un nuevo engao a las expectativas de los trabajadores, pobladores y estudiantes. Otro ms en la historia y todo porque no estuvieron representados en las reuniones que se hicieron entre personajes tan vetustos como las paredes que los rodeaban.

Qu viene?

La movilizacin social sinti el golpe, tras unas cuantas horas de duda, en la tarde-noche las plazas y calles del pas, se poblaron de reprobacin al acuerdo oprobioso, de parte de un movimiento que lentamente, pero de forma persistente y con mucha conviccin, vuelve a levantar las banderas de la dignidad y la lucha contra el gobierno y el modelo neoliberal. Sobre todo, luego de ver la Plaza Italia (rebautizada como Plaza de la Dignidad) con tanta gente como las semanas pasadas en una extraordinaria manifestacin de compromiso. Muestra ineludible que el acuerdo comenzaba a ver su fracaso.

Este magnfico acto autoconvocado, fue acompaado por marchas, manifestaciones y barricadas en distintas ciudades del pas, lo que demostr que el grupo ms consciente y decidido del alzamiento popular es mucho mayor de lo que el gobierno y la oposicin burguesa y pequeo burguesa pensaban.

Sin duda, durante el fin de semana este extenso grupo seguir profundizando el anlisis junto a los que tengan alguna duda, sobre los verdaderos objetivos del gobierno y la oposicin al firmar el acuerdo. Los cabildos y reuniones sern fundamentales para lograrlo, porque es ah donde se concentran los que tienen la conviccin de que nada se ha ganado y se debe mantener la movilizacin social con ms fuerzas todava.

Sin embargo, la accin del gobierno se apoyar en un bombardeo poltico publicitario constante, que el fin de semana ser agobiante y desgastante. Slo el convencimiento poltico-social y la racionalizacin poltica, podr resistir esta andanada comunicacional.

Mientras el movimiento social se encuentra en un estado de anlisis y reactivacin movilizadora, ve en la desconfianza hacia el gobierno, una de sus mayores fortalezas. Llega a tanto, la profundidad de esta desconfianza, que los incendios provocados en la parte alta de Valparaso el da viernes y sbado, fueron vistos y comentados en wasap, a las pocas horas, como una manipulacin meditica de parte del gobierno, cuando aparecieron Gonzalo Blumel, el subsecretario Ubilla y el Intendente Martnez, todos impecablemente vestidos con la chaqueta roja, tratando de dar la imagen de que tienen la iniciativa.

Sin duda ser una lucha difcil, el poder mantener la iniciativa en contra de un gobierno manipulador, una oposicin traidora y una clase burguesa que puede recurrir a cualquier maniobra para oponerse a que el pueblo consiga democratizar este rgimen, necesitar todo el poder de la memoria histrica que tiene la clase trabajadora en sus interminables luchas por justicia social y dignidad.

El movimiento social y su lenta, pero constante, construccin de un petitorio unitario.

Sin duda, lo que le da la masividad al movimiento, es la diversidad de pretensiones populares de diversos sectores sociales, pero tambin es su debilidad. Y esto se not, con la exigencia de Asamblea Constituyente, al ser aprobada por el acuerdo poltico, se demor el movimiento en general, en desechar esas falsas ilusiones que le quisieron vender. Es por ello, que se hace fundamental que un petitorio unitario logre consolidar las pretensiones ms sentidas de la poblacin junto con las consignas ms generales.

Es fundamental, por ejemplo, no asumir que la Asamblea Constituyente se gan, sino que oponerle lo que se estaba exigiendo en realidad, una Asamblea Constituyente Democrtica. Esto porque la Convencin Constituyente es oligrquica en su funcionamiento al pretender que 1/3 puede vetar a los 2/3 de los asamblestas. En otras palabras, la minora impondr los criterios a una mayora absoluta. Se hace imperioso que las mayoras manden y definan los principios fundamentales en los cuales se va a basar la prxima carta magna. Y uno de los elementos principales, pero no nico, es el quorum. Este no puede ser mayor del 50%+1, para aprobar los artculos, cualquier otro clculo es para beneficios de las minoras, es decir la burguesa. Cuyo objetivo, es siempre consolidar los intereses oligrquicos que han mantenido por generaciones y, por supuesto, la explotacin del trabajador como base de acumulacin capitalista.

Pero tambin, no se puede olvidar el rgimen poltico que debe tener el pas, como marco general de las discusiones de los asamblestas, el cual no puede ser un gobierno sin apoyo popular como es el de Piera.

Para ello, la Asamblea Constituyente Democrtica como propuesta del movimiento social, se debe diferenciarse de la que gener el acuerdo poltico, ya que la Convencin Constituyente Oligrquica, ser la base para embaucar a las grandes mayoras. La claridad en este punto es la base fundamental para que el pueblo logre un sistema democrtico.

Qu se viene a un mes del inicio?

Esta semana comenzar con un contundente rechazo al acuerdo poltico del gobierno con la oposicin. Las distintas organizaciones sociales y gremiales se han ido alineando con el rechazo y reprobando el engao.

La crisis poltica en las organizaciones firmantes corre aceleradamente de forma subterrnea o simplemente de forma pblica. Tal como el comunal del PS de Valparaso, reprob el acuerdo, lo hizo el alcalde Sharp, retirndose de Convergencia Social. Y esto slo es el inicio.

La fuerte y contundente posicin del pueblo movilizado ha obligado realinearse a polticos y a organizaciones. La directiva del PC no se atrevi a sentarse, dando seguridades por anticipado, para el acuerdo, por lo que no lo invitaron. Pero esta accin no fue apoyndose en los principios, sino que fue para evitar seguir tensando a la organizacin, que hace tiempo viene sorteando diferencias internas entre la militancia y la direccin.

Por su parte, el Frente Amplio que a estas alturas est pegado con engrudo, no resiste una reunin de coordinacin, ya que es imposible estar en ambos lados; tratando de salvar el modelo neoliberal, el rgimen poltico y a Piera (RD y ca.) o en la calle (PI y otros) tratando de derrumbarlo.

Est claro que las manifestaciones seguirn y la Mesa Social, constatando, que el apoyo sigue tan fuerte como era hasta el jueves, se rene a planificar una nueva Huelga General. Coyuntura que se transformar en una nueva batalla decisiva, que marcar el quehacer posterior. Porque el Acuerdo Poltico esta semana, se ir debilitado producto de la orfandad de las organizaciones que lo firmaron por el repudio social que se multiplicar.

Todo esto, porque ante un eventual escenario de que las manifestaciones sigan fortalecindose y sigan cayendo muertos jvenes, por la accin de carabineros, como lo fue Abel Acua el viernes 15 en Santiago, la situacin se polarizar an ms. Si hasta la semana pasada era la Asamblea Constituyente la principal consigna, esta semana ser la Renuncia Piera, que con cada muerto o mutilado se incrementa dicho convencimiento.

Estamos llegando a un punto de inflexin profundo. La burguesa tendr que decidir si autoriza a Piera a un nuevo estado de excepcin, pero con impunidad, ya que consta con el apoyo poltico de la oposicin o lo deja caer, y lo hace renunciar. Esto slo se lograr con la desobediencia civil, ocupando las vas, la magnitud de las manifestaciones y el control de las calles por medio de las barricadas.

Por una Asamblea Constituyente Democrtica!

Donde participen slo los representantes de las organizaciones sociales, que ningn diputado o senador en ejercicio, se siente donde el pueblo est.

De los Cabildos al Programa Popular!

Que las reivindicaciones populares se consoliden en un programa popular.

Renuncia Piera!

Porque ni Piera ni algn miembro de su gobierno canalizar las reivindicaciones populares

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter