Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-11-2019

Presentacin en Almera del nuevo libro de Jos Herrera Plaza
Silencios y deslealtades

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Buenas tardes estimados amigos y amigas.

A la buena gente, deca Bertolt Brecht, se la conoce en que resulta mejor, mucho mejor, cuando se la conoce. A la buena gente, que adems es sabia y comprometida, se la conoce en que, de acuerdo con Brecht, resultan mejores cuando les conocemos. Pero tambin por su tenacidad, por su solidez, por su hondura, que dira Simone Weil. Nos resultan imprescindibles y siempre se aprende de ellos, incluso en momentos de duda o cuando cometen algn error sin importancia.

Todo esto (y algunas cosas ms) me ha sucedido a m desde que empec a relacionarme con Jos Herrera Plaza hace ahora algo ms de cuatro aos. Sin conocerle personalmente, sin apenas hablar por telfono con l, sin mviles (que no tengo) ni Whatsapps, nuestra relacin ha sido esencialmente a travs de e-mails y a partir de entrevistas sobre su anterior libro: Accidente nuclear de Palomares. Consecuencias (1966-2016),. Una verdadera joya! Sin exageracin. Conversaciones sobre su libro, deca, y, ms en general, sobre Palomares y aquel accidente atmico que debera haber conmocionado al mundo sobre la irracionalidad de aquella muy caliente guerra fra y sobre la peligrosidad que conllevaba ese equilibro del terror que ubic a la Humanidad, en ms de una ocasin, al borde al abismo (aadido innecesario por ser sabido por todos: seguimos situados en coordenadas similares, con la manecilla cercana a la hecatombe nuclear).

El libro que hoy se presenta ante ustedes, un libro en que figuro como coautor por la inmensa generosidad del amigo Jos, es una nueva demostracin de su saber, de su conocimiento detallado y profundo de lo sucedido en enero de 1966 y de lo que ha seguido sucediendo todos estos aos, hasta hoy mismo. No creo que haya mucha gente en el mundo-mundial, incluidos planetas prximos y lejanos, que tenga mayor conocimiento y mayor compromiso con lo sucedido.

Y no slo es eso desde luego: hay mucha sensibilidad humana de la buena, de la bsica, de la esencial, en el pensar y hacer de Jos. Simone Weil, de nuevo, est muy cerca. Como en el caso de la filsofo francesa, la apuesta de Jos no es solo una apuesta por el saber, que tambin, sino por el actuar, por hacer, por ayudar a transformar la situacin de la mejor forma posible para el territorio y la ciudadana, pensando sobre todo en la ms desfavorecida.

Desconozco el tiempo que ustedes pueden dedicar diariamente a la lectura del libro. Una sugerencia. No es un mal plan de lectura un captulo diario; reflexin, pausa y al siguiente. Sumando la presentacin, el eplogo y la cronologa, un mes de lectura aproximadamente. Si tienen la posibilidad de discutirlo con amigos/as y compaeros la ganancia est asegurada. Un seminario, presencial o telemtico, coordinado por Jos sera un buen premio. Cundo?

No piensen que lo escrito es un ataque febril de inmodestia. Ya les he comentado que figuro donde figuro por la generosidad del autor.

Permtanme que recuerde tambin esta tarde a una persona, a un gran cientfico franco-barcelons, a un amigo que es un verdadero maestro, a Eduard Rodrguez Farr, una de las personas que ms me ha hecho y ms me ha enseado. Mi inters de adulto por lo sucedido en Palomares tiene en l y en su compromiso cientfico y politico la causa desencadenante. No es casual, no lo es de ningn modo, que abramos el libro con una cita de este ciudadano republicano nacido en 1941 en el campo de concentracin de Argels-sur-Mer, donde su padre, Eduardo Rodrguez, un mdico madrileo represaliado por el fascismo, era uno de los responsables sanitarios. Tampoco cabe olvidarse del heroico papel de su madre, Enriqueta Farr Daz-Maroto, entonces una joven enfermera barcelonesa de 22 aos, que nos dej hace poco, en 2016, a sus 97 aos.

Me olvidaba: el ttulo del libro, Silencios y deslealtades, un buen ttulo, es altamente significativo y tambin, cmo iba a ser de otro modo, tiene en Jos su causa eficiente y desencadenante. Han habido mucho silencios que entre todos debemos romper y muchas deslealtades en las que no debera habitar nuestro olvido y s nuestra crtica.

No les robo ms tiempo. Los teloneros tenemos que dejar paso al plato fuerte de la noche: los Sirex deben dejar paso a los Beatles.

Permtanme enviarles para finalizar un abrazo muy, muy fraternal, ms fraternal que nunca, desde esta Barcelona, la real, que aspira a estar donde siempre ha estado: al lado de las causas justas, no de cualquier causa, en defensa de la igualdad real, la fraternidad y la libertad, solidariamente al lado de ustedes, ciudadanos de una comunidad espaola que tanto ha hecho por esta tierra y que sentimos tan parte de nosotros que, de hecho, son nosotros. Ningn muro-Estado podr separarnos. Ms unidos, cercanos y amigos que nunca. Hasta la justicia y veracidad siempre!

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter