Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-11-2019

La Ley del Suelo realizada por la Junta de Extremadura para tratar de legalizar el complejo Marina Isla de Valdecaas es inconstitucional
El Tribunal Constitucional confirma que la Red Natura 2000 no es urbanizable

Ecologistas en Accin

Adenex y Ecologistas en Accin entienden que, con este pronunciamiento del Tribunal Constitucional, se cierra el debate sobre la imposibilidad legal de ejecutar las sentencias sobre Valdecaas y la pretensin de la Junta de Extremadura de seguir urbanizando espacios protegidos de la Red Natura 2000.


El Tribunal Constitucional ha dictado sentencia por la que se estima sustancialmente la cuestin de inconstitucionalidad planteada por el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEX) en el marco del procedimiento contencioso administrativo en el que ya se ha declarado la ilegalidad de la urbanizacin de la isla de Valdecaas.

Todo este procedimiento proviene de la homologacin por parte de la Junta de Extremadura del PIR Marina Isla de Valdecaas, decisin que fue recurrida tanto por Adenex como por Ecologistas en Accin. En dicho procedimiento ante el TSJ de Extremadura, las organizaciones ecologistas solicitaron que se plantease una Cuestin de Inconstitucionalidad por la Sala contra dicha reforma legislativa de la LSOTEX. Los argumentos eran claros: se trataba de una ley singular dictada para evitar los efectos de la sentencia y adems contradeca la legislacin bsica estatal al permitir urbanizar suelo no urbanizable (en la actualidad suelo rstico) integrado dentro de la Red Natura 2000.

Dicha Cuestin de Inconstitucionalidad fue planteada finalmente por el TSJEX y ha sido estimada parcialmente por el Tribunal Constitucional (TC) en la cuestin planteada en dicho procedimiento por parte de Adenex, por lo que es esperable que ocurra lo mismo con el resto de procedimientos pendientes de resolverse, como el de Ecologistas en Accin.

Lo relevante es que el Tribunal Constitucional vuelve a confirmar, por tercera vez, lo alegado por las asociaciones ecologistas: que la utilizacin de los terrenos con valores ambientales que sean objeto de proteccin por la legislacin aplicable, quedar siempre sometida a la preservacin de dichos valores, y comprender nicamente los actos de alteracin del estado natural de los terrenos que aquella legislacin expresamente autorice. Proteccin que alcanza an mayor intensidad, si cabe, en el caso de los espacios naturales especialmente protegidos y los incluidos en la Red Natura 2000. Esta regulacin es de carcter estatal y bsico y no puede ser alterada por las comunidades autnomas como hizo la Junta de Extremadura en su Ley 9/2011 con la pretensin de legalizar el complejo Marina Isla Valdecaas, la cual es declarada inconstitucional.

Es cierto que el TC no estima completamente la cuestin de inconstitucionalidad, al entender que el procedimiento de homologacin no era una ley singular. Efectivamente, establece que, como procedimiento de homologacin, tal y como se regulaba, resultaba vlido. Pero esta cuestin resulta completamente intrascendente: el propio TC detalla expresamente que no procedera una homologacin sobre un precepto, el artculo 11 LSOTEX, que ha sido declarado contrario a la Constitucin.

Las organizaciones ecologistas entienden que, con este pronunciamiento del Tribunal Constitucional, se cierra el debate sobre la imposibilidad legal de ejecutar las sentencias sobre Valdecaas. Al mismo tiempo debilita los argumentos planteados por la Junta de Extremadura respecto a la imposibilidad material, al entender el TC que la urbanizacin supone la desproteccin y destruccin de facto del espacio afectado.

Es por estos motivos que las organizaciones ecologistas manifiestan su satisfaccin tras ms de doce aos de procedimiento y tres sentencias favorables e instan a los responsables de este desatino que asuman su responsabilidad aceptando y ayudando a ejecutar las sentencias de restauracin del suelo a su estado previo, pues lo paradjico de esta situacin es que sean las organizaciones ambientales las que sean objeto de una intensa campaa de desprestigio por defender la legalidad urbanstica, el desarrollo sostenible y el medio ambiente en Extremadura, cuando esta es una responsabilidad de los poderes pblicos.

Fuente: http://www.ecologistasenaccion.org/130935/valdecanas-el-tribunal-constitucional-confirma-que-la-red-natura-2000-no-es-urbanizable/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter