Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Uruguay. Millones de columnas
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-11-2019

Empate tcnico en Uruguay, con leve ventaja para la coalicin de derecha

Rubn Armendriz
Rebelin


Cuando las dos hinchadas festejaban un demorado triunfo en las calles, el rbitro (en este caso la Corte Electoral) suspendi el partido. La diferencia entre los candidatos Luis Lacalle Pou y Daniel Martnez al cierre del escrutinio de la Corte Electoral es tan ajustada que la definicin depender de los votos observados.

Las encuestas y los medios hegemnicos daban como ganador al derechista Lacalle Pou, pero hte aqu que, nuevamente, la militancia de base del Frente Amplio, redobl el esfuerzo y la esperanza, remont la brecha y el quietismo de una burocracia partidaria anquilosada, para poder soar con un cuarto gobierno frenteamplista consecutivo.

El resultado final se conocer entre el jueves o viernes, de acuerdo al presidente de la Corte Electoral, Jos Arocena, pero el candidato derechista, al frente de la llamada coalicin multicolor, llevaba un leve ventaja que conservara computados los 35.262 votos observados (1,3% del total de sufragios emitidos). La Corte no anunci ganador, debido a que la diferencia es menor a los votos observados.

En la primera vuelta, el frenteamplista Daniel Martnez le sac ms de 253.000 votos de diferencia a Lacalle Pou sobre un total de 2,4 millones de votantes. Lacalle, lder del partido Nacional, llega a la segunda vuelta al frente de una coalicin multicolor de todos los partidos de la derecha contra el centroizquierdista Frente Amplio, que gobierna el pas por tres mandatos consecutivos, desde hace casi 15 aos.

En el mapa de la votacin del 27 de octubre, el Frente mostr la prdida de votos en departamentos fronterizos con Brasil y hubo traspaso de votos identificados tradicionalmente con la centroizquierda para la extrema derecha, con agenda fantico-evengelista, pero tambin a la militarista y reaccionaria presentada por el nuevo partido Cabildo Abierto, encabezado por el exjefe del Ejrcito Guido Manini y apoyado por Jair Bolsonaro, que sorprendi al sacar ms votos que el partido Colorado.

El llamado bloque multicolor no es otra cosa que la conjuncin de los sectores oligrquicos con el neoliberalismo de los Chicago boys y una ultraderecha con fuerte arraigo militar, incluyendo componentes fascistas en su interior. La derecha liberal, una vez ms, vuelve a hacer alianza con sectores filofascistas a la hora de ordenar la casa.

En la eleccin de 2004, cuando fue elegido el hoy otra vez presidente Tabar Vzquez, el Frente Amplio interrumpi 170 aos de gobiernos de los partidos tradicionales, blanco o nacional y colorado.

Esta vez, el centroizquierdista Frente Amplio iba por un cuarto gobierno -sin mayora legislativa- mientras que el Partido Nacional, segundo en la primera vuelta electoral, necesit de los colorados y de la ultraderecha. El objetivo de la coalicin multicolor, la de todos contra el Frente Amplio, era interrumpir el ciclo progresista en Uruguay, impedir junto a la prensa hegemnica, que accediera a su cuarto mandato consecutivo. Y aparentemente lo lograron.

El Partido Nacional llegaba a la segunda vuelta como favorito sin haber mostrado siquiera un proyecto de pas, sino la descalificacin del Frente Amplio. Durante casi un mes, en el escenario electoral se habl mucho y se dijo casi nada. Pero la ultraderecha se hizo escuchar y grit fuerte su discurso, mientras Lacalle Pou evitaba salpicarse sin explicar cul ser el lugar de estos discursos en un eventual gobierno suyo.

Este noviembre los muros de Montevideo amanecieron con pintadas latinoamericanistas entre las calles colmadas de propaganda electoral, las rebeliones sociales contra los paquetes neoliberales comenzaron a estallar en toda la regin. La la anestesiada militancia frenteamplista comenz a despertar desde las bases, tras no lograr la dirigencia imponer a Daniel Martnez en la primera vuelta electoral.

En casi 15 aos de gobierno, el Frente Amplio logr disminuir la desigualdad, mostr avances en el sistema educacional laico, pblico y gratuito, polticas de gnero, aumento del salario real de los trabajadores e incluso disminuy la perversa dependencia econmica en relacin a su enormes vecinos Argentina y Brasil, fundamental para garantizar la paz social y la estabilidad econmica. Pero en 15 aos de gobierno se olvid de muchas cosas.

En este balotaje, slo en Montevideo y Canelones donde reside prcticamente la mitad de la poblacin uruguaya- result vencedor Daniel Martnez, mientras en el resto de los departamentos fue Luis Lacalle Pou el que obtuvo la mayora. En algunos casos, como en Paysand y Salto, esta diferencia fue muy pequea.

El martes comenzar el escrutinio secundario, en el que se cuentan los votos observados (de funcionarios de las mesas, la Corte y custodios de seguridad). Entre jueves y viernes se sabrn los resultados oficiales. Tambin hay que tener en cuenta que los votos anulados pueden ser recurridos por los delegados de los partidos, lo que tambin podra significar alguna diferencia en el porcentaje final.

La crisis de la democracia

Hay que tener en cuenta que la crisis mundial gener un quiebre general de confianza en la democracia. El 27 de octubre el ultraderechista partido Cabildo Abierto obtuvo en la primera vuelta de las elecciones 11 diputados y tres senadores, una bancada que Luis Lacalle Pou necesitar para gobernar.

En un pas seguro, los medios de comunicacin y la derecha fueron construyendo el imaginario colectivo de que Uruguay era un pas inseguro, lo que se sum a problemas reales como una desocupacin del 9%, el elevado costo de la vida, los problemas habitacionales, en un pas de poco ms de tres millones de habitantes.

Una evidencia de ello es el resultado del plebiscito simultneo a la primera vuelta electoral- para una reforma constitucional que autortizara la actuacin del Ejrcito en las calles, en la seguridad pblica. La propuesta fracas, pero logr el 43% de apoyo.

El aparato meditico, manejado por los grandes medios de comunicacin, los evangelistas y el Opus Dei reinstalaron en las llamadas redes sociales los debates en torno al aborto, al matrimonio igualitario, a la ley trans y a la nocin de familia. El ultraderechista lder de Cabildo Abierto, el general Guido Manini, ha dejado claro que es necesario restablecer el orden patriarcal: Ya no es el obrero contra el patrn, el empleado contra el empleador; ahora es mujer contra marido y contra hijos.

La derecha vendi un producto: el cambio. Est bueno cambiar, #Ahora s. Lase alternancia plural, concepto que el propio Lacalle Pou defini al final de la campaa. Un cambio hacia qu, hacia dnde? Lo difcil no es suponer qu es lo que buscan, sino cmo lo lograrn, porque poco dice sobre el cambio el documento empresarista, represivo, conservador de la coalicin multicolor Compromiso por el pas.

Nadie sabe qu pact Lacalle Pou con el combo de partidos y grupos de derecha y ultraderecha, y no fueron solo cargos en ministerios y organismos y empresas del Estado. Lacalle afirm que no derogar las leyes de la denominada agenda de derechos, pero eso no alcanza: todos saben que hay muchas formas de impedir su vigencia.

Un triunfo del bloque multicolor de Todos contra el Frente, significar la prdida de conquistas populares, laborales y sociales. Tiene y tendr como una de sus principales armas al poder meditico, portavoz del poder fctico, y el punitivismo judicial, muy intrincado con lo social.

Para la poblacin la alternativa no era nada clara. O se elega un cuarto gobierno del FA sin mayora legislativa o un gobierno nacionalista (blanco) que necesitar de los colorados y de la ultraderecha para gobernar, mientras en la regin sonaban otra vez las botas y balas de militares, el terrorismo de Estado y las presiones del FMI y la secretaria general de la OEA, procnsul del imperio estadounidense.

De cara al balotaje el escenario latinoamericano fue ms intenso que en la primera vuelta. A la liberacin de Lula, le sigui el golpe racista, xenfobo proestadounidense en Bolivia y noticias cada vez ms cruentas de la represin en Chile. Juramento con biblias y nuevos testamentos, la wiphala en llamas, los ojos que los carabineros chilenos sacaron con sus disparos a ms de doscientas personas.

No vienen tiempos fciles para quienes tienen convicciones democrticas. Las izquierdas partidarias o no se han dado cuenta que debern abrirse a la autocrtica y discutir seriamente cmo desarrollar un abordaje que permita dialogar sobre todo con los jvenes- con todas las miradas anticapitalistas y no eluda la existencia del orden patriarcal, que es racista y colonial.

Durante la campaa hubo tambin terrorismo meditico. El presidente del Centro Militar, coronel Carlos Silva Valiente, dijo que la bsqueda de detenidos desaparecidos en dictadura (1973-1985) es un gastadero de plata y un curro, expres que en Uruguay no hubo dictadura, cuestion las leyes sociales del gobierno del Frente Amplio y advirti que estn dadas las condiciones para un golpe de Estado, porque no hay democracia.

En vsperas de las elecciones, el Centro Militar envi un mail en el que afirma que culminar el proceso de redencin de los derechos y valores del pueblo oriental, heridos, socavados, despreciados por 15 aos de asonada frenteamplista.

Se mantendrn calmas las aguas hasta jueves o viernes?

Rubn Armendriz. Periodista y politlogo, asociado al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter