Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-11-2019

La burguesa dejar caer a Piera?

Ral Romn
Rebelin


La pregunta que ronda en todos los crculos es, la burguesa dejar caer a Piera? y cundo? Esto debido a que todas las manipulaciones polticas que han intentado se han cado al poco andar. Desde la poltica del desgaste hasta la negociacin de alto nivel con una oposicin deslegitimada y sin representatividad, pasando el cambio de gabinete hasta llegar a la persistente represin de las manifestaciones, incluyendo la pretendida y vergonzosa minimizacin en los medios de comunicacin, ninguna ha dado resultado.

Las opiniones expuestas en los artculos anteriores sobre la orfandad poltica de Piera, la ineptitud de su equipo poltico y la incapacidad del gobierno, slo ha llegado a niveles de desacreditacin mayores. Siempre se puede caer ms bajo en poltica! Pero qued claro que el gobierno no tiene las capacidades y equivoca los canales por los cuales debe transitar.

Ha llegado tan profundo la crisis que el gobierno prcticamente se ha invisibilizado, slo se ha mostrado, utilizando tragedias, abuelos de la tercera edad e incluso escapando de los lugares donde puede haber personas, para que no sean emplazados o funados.

Han comprendido, aunque no lo reconozcan, que con toda la represin que tengan no pueden callar al pueblo, sino son los estudiantes, son los pobladores, sino son los profesores son los portuarios, etc. Es ms, tanto los pobladores y trabajadores de un vertedero en Antofagasta y los pasajeros de un avin funan al inefable Ministro de Salud, que das atrs haba sealado en TV que tenamos el mejor sistema de salud.

Sin duda, la popularidad del gobierno ha descendido a niveles insostenibles, por lo que para la burguesa se le hace imperioso decidir qu hacer, para mantener la solucin en los parmetros de la democracia burguesa clsica. Porque la alternativa en su mente preocupada es una escalada popular ascendente que puede llegar hasta un asalto de la poblada a La Moneda, lo que cambiara el cariz de la situacin.

 

El fracaso del Acuerdo poltico.

 

El acuerdo poltico, como hemos sealado era un pacto de gobernabilidad para Piera, otorgado por la oposicin deslegitimada, pero que la haca volver a entrar a la escena poltica. Pacto que permiti al gobierno en insistir en la represin. Pero en las profundidades de la coyuntura era una alianza estratgica entre el ejecutivo y el parlamento para poder estabilizar la situacin.

Ante este acuerdo, el pueblo se sinti tocado y traicionado, pero se recompuso a las pocas horas y se lanz con mayor decisin, ya no slo contra Piera, sino que contra todos los traidores emblemas del FA (funa a Beatriz Snchez) y una izquierda neoliberal agrupada en torno al PS (funa a J.M. Inzulza).

Mientras tanto, un desaparecido Piera desde el mircoles 13 de noviembre, slo fue capaz de salir a la luz pblica en cadena nacional, celebrando el acuerdo, no sin nerviosismo (se confundi de hoja, generando expectacin por algunos segundos), rodeado de abuelitos o en un punto de prensa vergonzoso en medio de la nada, ya que en Curauma (sitio de los incendios que estuvieron a punto de quemarse casas) lo esperaba una contra manifestacin. Vergonzosa situacin de un presidente ausente y notoriamente incapacitado para darle tranquilidad a la burguesa y sus negocios, que sigui sumando derrotas pblicas.

Pero el problema no es slo que demuestre incapacidad de control poltico, en base a una agenda que no es la suya, y que trat toda la semana, tratando de boicotearla. El incremento de la pensin bsica solidaria la focaliz en los mayores de 80 aos, por ejemplo, lo que provoc ms indignacin, entre la tercera edad.

Por otro lado, la condena de Anmistia Internacional, cal profundamente a un gobierno acfalo, que pretendi minimizar su importancia con la condena de una subsecretaria de Derechos Humanos, pero a las pocas horas las FFAA, en una actitud deliberante, hace una declaracin, que debe salir a respaldar un avergonzado ministro de defensa. Esto es propio de un gobierno sin control, donde sus partes carecen de lineamientos formales y respeto de las jerarquas de mando.

Otro ejemplo de la falta de respeto al mando, es la reunin del Ministro del Interior Gonzalo Blumel con el general Mario Rozas, donde se le orden que no utilizara las escopetas de balines, lo cual anunci el mismo general, pero se siguieron utilizando. Con lo cual el descontrol de carabinero y la carencia de mando del ministro y el general es humillante para ambos.

Ni en la economa se salva el ejecutivo, no obstante, en un primer momento lograron detener la tendencia alcista del dlar, no les dur mucho y durante la semana, el mercado tendi al alza otra vez, dando una seal que para todos haba quedado claro el viernes 14, que el acuerdo poltico no daba seguridad de que la situacin se tranquilizara.

 

Importancia del jueves 21 de Noviembre.

 

Pero si el viernes 15 fue un hito importante, al deslegitimar el acuerdo poltico, con la cantidad de personas que se manifestaron en todo el pas rechazndolo, especialmente en Plaza de la Dignidad (ex Plaza Italia) en Santiago, el jueves 19 jug un rol fundamental.

Durante la semana el movimiento social, slo confiando en su poder de convocatoria se agrup en torno a las manifestaciones del sector pblico (Anef, profesores y Fenats), que acicalaron las masivas protestas que se realizaban en las tardes. Pero el jueves, la convocatoria a paro era para el sector pblico, pero de forma espontnea, se amplific hacia otros sectores por accin u omisin, el movimiento lo levant y lo soport de forma inorgnica. No fue organizacin alguna, que haya llamado a paralizar el pas y este prcticamente vivi un da de paralizacin, bajando su actividad en las ciudades ms grandes a prcticamente un 30%. Las barricadas y el paro de locomocin colectiva disloco desde la maana su actividad, retardando su inicio y adelantando su cierre, prcticamente a las 15 horas.

Este da, el gobierno demostr su incapacidad, su impotencia para controlar y dirigir. Otra vez la represin se dio abiertamente contra los manifestantes, como nica y desesperada muestra de que Piera est acabado.

Para todos los que quisieron ver, el gobierno se cae a pedazos. Es por ello, que tantos polticos de UDI, RN y otros, con agendas propias se atreven a colocar en duda el Acuerdo Poltico, porque saben que el gobierno de Piera, est acabado, es cosa de tiempo (semanas) o quizs de muertos, en el peor de los casos.

Por su parte, la oposicin burguesa descompuesta por sus abiertos conflictos internos, debido al rechazo de organizaciones y/o militantes como en el FA (retiro del PEV), Convergencia Social (abandono de militantes), en el PS (crtica en comunal de Valparaso), etc., tambin ponen en duda que el gobierno de Piera sobreviva. Ejemplo es el democristiano Huenchumilla, que abiertamente seala lo que el pueblo sabe desde el inicio, que este gobierno est terminado. Incluso Ricardo Lagos, que se haba adjudicado el rol de Gran Maestre de la poltica, apareci sealando el camino de la salvacin de la repblica, luego de ver la deslegitimacin del acuerdo, el rechazo generalizado del pueblo no volvi a dictar ctedra sobre el qu hacer.

El jueves marc un punto de inflexin en las opciones que sealamos en el artculo anterior. Marc el derrumbamiento definitivo del Acuerdo Poltico. Aunque este seguir en reuniones maratnicas, con la prensa amplificando su importancia y minimizando las manifestaciones, perder el ltimo hilo conector con las personas, los rostros de la poltica. Ya que los que continuarn no tendrn la importancia y la coyuntura no ser diaria. Esta coyuntura es y ser las manifestaciones que hoy, tienen un hito por venir, el lunes y martes de la prxima semana. Juzgando la jornada del jueves, el gobierno pende de un hilo, es cosa que un ministro o intendente renuncie, agobiado por no poder presentarse en pblico, que no va a ser ms que la descomposicin poltica interna, para que se desmorone el gobierno como castillo de naipes.

 

Las opciones de la burguesa.

 

Esta descomposicin interna del gobierno lo sabe la burguesa y le preocupa. Esto le presenta, sin duda, a la burguesa una encrucijada; o persiste en el apoyo al gobierno impotente de Piera, que slo retarda el desenlace final, sostenindolo con ms represin del movimiento social y aumentando el nmero de muertos o retrocede tcticamente ante este avance de la revolucin democrtica. Mientras ms tarda en tomar la decisin, es un da ms perdido para su salida democrtica-institucional y un nivel superior de bronca en el pueblo.

La tardanza en resolver esta dicotoma de la burguesa, la introduce en una lgica de enfrentamiento, que no slo es externa, sino que se ha instalado en el interior del gobierno y sus propias filas.

Esta opcin de profundizar el enfrentamiento con el movimiento social, sabe que no le conviene porque pagar un costo elevado. En una situacin de confrontacin permanente pierde inversin externa y corre el serio riesgo de ser segregada de la OCDE y otras organizaciones internacionales. En otras palabras, si pretendiera dar un golpe de estado disfrazado de estabilizacin socio-poltica, le caeran presiones internacionales que no podra soportar y al poco tiempo tendra que llamar a elecciones. Obviando, los serios enfrentamientos que tendra con una generacin que no conoci la dictadura, que seguira enfrentndose en las calles, luego de un periodo de repliegue estratgico, sera un gigantesco problema.

En estos momentos, el diseo institucional todava le permite canalizar la situacin poltica hacia una eleccin presidencial. Es decir, reemplazar a Piera por el presidente del Senado o un interino elegido por el congreso nacional, congelando todas las medidas del gobierno y llamando a elecciones en un breve plazo, se abre como una ventana de salida. Con ello, calmara la situacin poltica y la focalizara hacia la mantencin de la institucionalidad. Pero esta perspectiva no tiene mucho margen de tiempo y maniobra, debido a que corre el serio riesgo de que la desconfianza del pueblo aumente hacia los polticos de sus filas, no alcanzando el apoyo suficiente para que el pueblo pueda confiar en sus proyectos.

Sin duda, la burguesa debe estar pensando cmo se deshace de Piera, sin mostrar debilidad ante el movimiento popular. Pero se est demorando mucho en decidirse y la crisis se profundiza.

 

 

 

Importancia del paro del lunes y martes.

 

Es en este contexto, que el paro progresivo de lunes y martes es tan importante. Si la paralizacin es contundente como el del martes 12, la burguesa tendr que liberarse de Piera. Debido a que el movimiento social, el pueblo alzado, reconocer sus fuerzas e ir por ms. Ya no slo, que renuncie Piera, demanda que se instal definitivamente esta semana, a vox populi, sino que por compromisos con medidas concretas. Que los polticos burgueses de la DC-PPD-PS y otros, no podrn evitar.

Con un paro exitoso, estaramos ad portas de un verdadera revolucin democrtica, donde el pueblo alcanzara una participacin real en la construccin de un nuevo rgimen poltico. Slo la pusilanimidad de los dirigentes podra revertir la situacin, pero como est hoy el pueblo alzado y combatiendo en las barricadas y en las calles, empoderado en sus lugares de trabajo y las avenidas, la traicin sera muerte poltica definitiva. Sin duda, el gobierno est muy preocupado por el paro de maana y el martes, ya que hoy en la tarde, se conoce de la invitacin a la Mesa de Unidad Social a La Moneda para conversar.

Dicha invitacin de Piera y Blumel, demuestra que est a la defensiva, tras una semana de pretender tomar la iniciativa, de aumentar el temor entre las fuerzas populares visitando a la Escuela de Carabineros y amenazando con sacar a la calle una mayor dotacin de recin egresados, tiene que ceder a buscar una salida poltica. Sentarse con la Mesa de Unidad Social, tiene dos objetivos; primero, querer cooptarlos con migajas o prebendas sectoriales y, segunda, darle una cara al enemigo ya que su doctrina de estar en guerra hasta ahora no encontraba adversario personificado. Esta ltima opcin, siempre y cuando, la primera no de los resultados esperados. Otra vez sigue el gobierno dando muestras de su errtica poltica, ya cree que el movimiento se puede institucionalizar por medio de dichos dirigentes, que si no aceptan su cooptacin puede perseguirlos y encarcelarlos (prctica muy antigua en la historia de Chile), descabezando el movimiento y desarticulndolo. Otra aspiracin vana.

Es por ello, que el lunes y martes, se debe levantar el PARO con ms fuerza, con ms organizacin y con ms conviccin, ya que estamos a punto de lograr el primer paso, por lo que se ha luchado. El derribar un gobierno neoliberal en el pas ms neoliberal del mundo, sera una de las ms grandes revoluciones democrticas que se han dado.

De esta manera, el empoderamiento de los trabajadores, pobladores y estudiantes, abriran una etapa no revolucionaria, que permitira luchar contra los explotadores de siempre. La burguesa confundida es sanguinaria, pero el pueblo consciente, movilizado y organizado, es ms poderoso, porque somos ms, porque somos ms fuertes y porque tenemos la fuerza de la razn, en cada uno de los puntos del pas debe levantarse una barricada ideolgica en contra del neoliberalismo y hacer unidad de accin con quin comparta las reivindicaciones democrticas del pueblo.

Porque el pueblo debe decidir, porque tiene que decidir y porque decidir.

 

 

Por una Asamblea Constituyente Democrtica!

Donde participen slo los representantes de las organizaciones sociales, que ningn diputado o senador en ejercicio, se siente donde el pueblo est.

 

De los Cabildos al Programa Popular!

Que las reivindicaciones populares se consoliden en un programa popular.

 

Renuncia Piera!

Porque ni Piera ni algn miembro de su gobierno canalizar las reivindicaciones populares

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter