Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-11-2019

Cien aos de comunismo mexicano qu celebramos?

Federico Pia Arce
Rebelin


Desde diversas trincheras, diversos grupos, personas e incluso gobiernos estatales o municipales mexicanos estn organizando actos, eventos, festivales, de todo tipo para celebrar?, conmemorar?, los cien aos de la fundacin del Partido Comunista de Mxico, o mexicano cmo se le conoci en el momento de su liquidacin, o disolucin o transformacin, cmo a muchos gusta referir el momento en que la palabra comunista sali de la poltica mexicana en 1981, es decir hace ya ms de 38 aos.

A lo largo de este ao, se ha dado un debate centrado en dos temas: quin es el propietario autntico de la marca y por tanto el nico con derecho a festejarlo, recordarlo, etc.? Y, qu tipo de actos realizar?, es decir memoribilia nostlgica o punto de inflexin para relanzar algo? La academia ha cumplido un papel central en este proceso. En diversas universidades del pas se han organizado actos y eventos para recordar la importancia que tuvo tuvo? La existencia de un partido comunista en Mxico.

Pero hay un hecho central, desde hace 38 aos palabras, connotaciones, lemas, banderas, condignas, ideologa y luchas que encabezaba, acompaaba, apoyaba una organizacin marxista revolucionaria han estado alejados de la poltica mexicana.

Hubo un momento, el de mayor inflexin en la existencia del Partido de la Revolucin Democrtica (PRD), en dnde prcticamente se neg la existencia de una organizacin marxista revolucionaria en nuestro pas, como el PCM, ya que la izquierda empezaba su historia en la fundacin de este partido segn sus principales dirigentes, por cierto muchos de ellos ex militantes del PCM.

Y esta tradicin se ha llevado hasta sus ltimas consecuencias. El PCM, en el XVII Congreso abandon la consigna de una nueva revolucin, una revolucin socialista, adoptada en el XV Congreso, para pasar a la lucha por las libertades democrticas, en un camino que lo llev a adoptar posiciones socialdemcratas.

En los ltimos cinco aos de su existencia, la corriente mayoritaria, la que condujo el proceso de su liquidacin, disolucin, transformacin, paviment el camino que sigui su sucesor, El Partido Socialista Unificado de Mxico (PSUM), es decir este ltimo escal la tendencia socialdemcrata, se abandon el marxismo como ideologa, la bandera roja con la hoz y el martillo se arrumbo en un saln oscuro, ah dnde nadie la viera.

El siguiente paso fue transmutar del PSUM al Partido Mexicano Socialista (PMS) y se gener una escala ms hacia posiciones francamente de derecha. Ya no se trataba de tener ni siquiera como consigna la revolucin social, la lucha por el socialismo, ahora slo se buscaba perfeccionar el sistema democrtico, tener registro legal y acceder a diputaciones, generando una burocracia privilegiada y dirigentes profesionales tambin privilegiados.

Junto con la liquidacin, disolucin, transformacin del PCM, los partidos que lo sustituyeron fueron abandonando paso a paso a los movimientos sociales, desapareci la organizacin comunista en las fbricas y centros de trabajo, colonias, barrios, pueblos, escuelas, universidades. Se adoptaron esquemas organizativos laxos, porque ya no se requeran y buscaban militantes, ahora se iba a la caza de votantes.

En esos aos se celebr la fundacin del PCM?, no, para qu, el comunismo, los comunistas eran una entelequia, una cosa del pasado se lleg a utilizar palabras como caverncolas, muertos vivos, etc., nada que ver con los nuevos tiempos.

Otro paso hacia el abandono total del referente revolucionario en la izquierda mexicana lo constituy la cesin de la candidatura de Heberto Castillo a Cuauhtmoc Crdenas en 1988, quin junto con Porfirio Muoz Ledo encabez un rompimiento en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), rompimiento que trat de agrupar a la famosa corriente de izquierda que supuestamente militaba en el partido en el poder por ms de 50 aos.

En torno a Crdenas se agruparon casi todas las corrientes de izquierda habidas en ese momento (trotskistas, maostas, socialistas, comunistas, ex guerrilleros etc.) y poco a poco contingentes del PRI que reivindicaban el nacionalismo revolucionario priista de los aos post cardenistas. La amalgama dio paso a la creacin del Partido de la Revolucin Democrtica (PRD), partido al que se sumaron todos los grupos (o casi) de la izquierda.

En el PRD priv la constitucin de corrientes polticas, todas en lucha por los puestos de eleccin, los de direccin, y el manejo cada vez ms suculento de las prerrogativas econmicas y financieras que les permitan el registro. Ante el mundo, el PRD apareci como la nica y autntica izquierda mexicana, aunque su programa, sus acciones y sus posiciones nada tenan que ver con ella.

La dirigencia del PRD, quin sean que estuvo al frente de ella (desde Crdenas, Lpez Obrador, Rosario Robles, etc.), desmantel, desarm, limpi de cualquier residuo peligroso izquierdista al partido. Todo lo que oliera a socialismo, comunismo, marxismo, fue combatido, incluso con la marginacin de quienes tibiamente lo trataban de impulsar. El PRD tir a la basura el legado de los comunistas, no le import que el registro que ostenta les fuera cedido por los sucesores del PCM, quin originalmente lo obtuvo en 1979.

Pero cuando creamos que el PRD sera la culminacin del proceso de derechizacin iniciado con la liquidacin, disolucin, transformacin del PCM, el surgimiento de MORENA viene a culminar ese amplio proceso de derechizacin de la izquierda mexicana, sobre todo la que se amalgam con el nacionalismo revolucionario.

Quienes provenan del PCM (ya flamantes gobernadores, diputados, senadores, presidentes municipales, etc.) y militaban en el PRD si no renegaron de su pasado comunista abiertamente, cuando menos lo escondieron convenientemente. Algunos se convirtieron en furibundos detractores del marxismo, crticos implacables de las dictaduras de izquierda, ahora eran los santos varones de la democracia mexicana. En algn momento de la vida del PRD, se intent desde sus filas y con recursos, reivindicar o celebrar la fundacin del PCM?, no, cmo? para qu?

Muchos de ellos, sabiamente abandonaron al PRD en el momento preciso y aparecieron como irredentos defensores de la cuarta transformacin. Y desde sus escaos y curules, desde sus presidencias municipales, desde sus privilegiados lugares de dirigentes de la cuarta transformacin ensalzan a AMLO y revisten, otra vez, de izquierda al partido que los llev al poder.

As, llegamos a la fecha del centenario de la fundacin del primer Partido Comunista de Mxico. Cmo deca antes, decenas de eventos se estn preparando para celebrar esta fecha. Hasta ahora hemos odo slo la parte histrica, claro la ms conveniente. Y es la narrativa de la historia a modo, es una sntesis de s el PCM jug un papel muy importante en la historia de Mxico, pero eran otros tiempos, saludemos a los hroes que lo fundaron, y reconozcamos en la cuarta transformacin su huella indeleble, su contribucin central, de hecho, casi su raz.

No importa que Lpez Obrador no reconozca a la lucha de clases como motor de las desigualdades sociales, que no se pronuncie en contra del capitalismo, que se sienta muy cmodo con los capitanes de las empresas trasnacionales, los consorcios extranjeros y sus socios mexicanos, con los dueos del capital financiero, s esos que se han encargado de generar las graves y profundas desigualdades que existen en Mxico. Esos que tiene sumido en la pobreza y la extrema pobreza a millones de mexicanos, a quienes fueron, y son, los principales puntales del modelo econmico capitalista llamado neoliberalismo.

Para el actual presidente de Mxico el marxismo, la lucha revolucionaria, el socialismo son palabras que incluso aborrece. Para l la izquierda es un ente invisible, entre ms lejos de ella mejor. Pero, al interior del gobierno, existen los comunistas, por ahora embozados, pero dispuestos a la toma del poder en el momento en que los capitalistas y sus agentes en el gobierno, que son por cierto la inmensa mayora, se debiliten o descuiden.

Estos comunistas estn muy activos en los eventos y actos que celebran los cien aos de la fundacin del PCM. Pero no slo ellos, muchos que fueron enemigos declarados de los comunistas, quienes le declararon la guerra ideolgica, tambin se aprestan a celebrar su fundacin. Por fortuna, existen otros mexicanos que mantiene la flama de la independencia de clase, aquellos que estn dispuestos a conocer errores y aciertos del avatar comunista.

Celebremos pues los cien aos del comunismo mexicano, no con la nostalgia del si hubiera, o se habra hecho as, sino con el nimo de reconocer errores y aciertos, para estar en condiciones de construir un nuevo partido comunista. Este es un trabajo ms cuesta arriba que antes, pero recordemos que el PCM nacin en medio de una revolucin popular y reivindico la necesidad de otra revolucin, aunque claro le tom algunas dcadas y miles de muertos reconocerlo, esto s es preciso remontarlo en el corto plazo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter