Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-11-2019

Daniela y su delantal

Ilka Oliva Corado
Rebelin


Dentro de las nefastas noticias que ocurren en Latinoamrica en los ltimos das apareci como una pcima de esperanza, la sonrisa de una nia salvadorea de 16 aos que decidi ir a recibir su diploma de tercero bsico con su delantal puesto, pues es vendedora ambulante. ltimamente muy pocas cosas me emocionan hasta las lgrimas, ver a Daniela con su delantal y sintindose sumamente orgullosa de su diploma y de su esfuerzo hizo que un rayo de luz iluminara no solo el momento pero tambin mi fin de semana.

En la nota publicada en redes sociales aparecen fotografas de Daniela recibiendo su diploma junto con su madre y un hermano, cuenta el redactor que la nia trabaja para ayudarle a su mam en la crianza de sus dos hermanos, su nombre es Daniela Estela Parada Gmez, originaria de San Miguel, El Salvador. Adems obtuvo el primer lugar.

El camino de Daniela apenas est empezando y vendrn muchas alegras a su vida y muchos momentos ms de sacrificios tambin, sin embargo; Daniela ya ha fortalecido sus races contra cualquier tempestad que la azote, que podr tumbarla posiblemente pero ella con seguridad se levantar, mucho ms fuerte que cuando cay. Ningn rbol crece sin raz y las de Daniela son como las de los bambes, profundas y lozanas, adems bien nutridas de la realidad. Nadie conoce mejor la realidad que quien lleva la calle en su piel, en su voz y en su mirada.

En su crecimiento como ser humano llegarn momentos en lo que querr renunciar y darse por vencida, entonces vendrn a su memoria los das de las madrugadas, de baarse con agua fra del tonel, en el patio, a la intemperie, de preparar la venta a las carreras y desayudarse una taza de caf con un pan o irse sin desayunar porque lo urgente es primero. Recordar los das de haber deseado tener ms manos para atender a sus hermanos, la venta y los deberes de la escuela. S, los das de desear dormir en lugar de ir a vender o estudiar. Los das de haberse tronado los dedos ajustando el tiempo para realizar las tareas en grupo, las investigaciones y estudiar para los exmenes: todo eso repartido entre el cuidado de sus hermanos y la venta diaria.

Aparecern cualquier da, en cualquier lugar, sin esperarlo, venidas del pasado, las miradas de indiferencia que muchas veces la acompaaron en su recorrido vendiendo e intentarn nuevamente herirla pero Daniela ya estar protegida con su amor propio y la fuerza inquebrantable que solo da la intemperie. Cualquier cansancio fsico y emocional Daniela podr superarlo porque ninguno ser tan fuerte como el de los aos de nia vendiendo en la calle y con tantas responsabilidades para tan corta edad.

S, perdi mucho de su infancia Daniela y eso es irrecuperable pero es el precio que tienen que pagar quienes buscan caminar y han nacido en el ltimo peldao de las clases sociales. En este mundo as como est los de abajo tenemos que perder mucho para lograr poner un plato de comida sobre la mesa.

Llegarn los momentos tambin en los que vendrn de algn lugar del pasado, las palabras de aliento, los hombros de quienes estuvieron apoyando siempre, las miradas frontales de quienes se atrevieron a ver a los ojos cuando se era invisible para la sociedad, ah hay que refugiarse, en el calor humano como rescoldo.

Daniela es apenas una mariposa que acaba de estrenar sus alas, un horizonte vasto la espera para que lo surque y estoy segura que lo lograr y cuando est en lo alto, entre la niebla de la nubes tambin espero jams olvide de dnde viene, de qu est hecha ni a los suyos.

Escribo este texto como felicitacin a Daniela, a su madre y a sus hermanos porque este logro es familiar: porque si uno cae caen todos y si uno se levanta se levantan todos.

Posdata: Ese delantal Daniela, gurdalo como tu amuleto y que te acompae siempre a donde quiera que vayas.

Blog de la autora: http://cronicasdeunainquilina.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter