Portada :: Mundo :: China
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-11-2019

Tsunami democrtico en Hong Kong

Xulio Ros
Observatorio de la Poltica China


El resultado de las elecciones distritales celebradas el domingo en Hong Kong ha pulverizado las dos ltimas esperanzas de las autoridades chinas: la de que el recurso a la violencia extrema afectara al nivel de apoyo a las protestas cambiando el punto de vista cvico, y la de que las elecciones haran emerger la mayora silenciosa que rechazaba el movimiento y no se atreva a manifestarlo pblicamente.

Entendidas como un test del apoyo popular a las protestas anti-gubernamentales, la fuerte afluencia a las urnas (superior al 71 por ciento de los ms de 4 millones de electores inscritos) y el clamoroso triunfo de la oposicin, en condiciones normales propiciara la dimisin ipso facto de la Jefa Ejecutiva, Carrie Lam. Su posicin es insostenible, por ms que intente acotar el efecto de este tsunami al mbito distrital.

A falta de confirmacin oficial, las fuerzas pro-Beijing (292 escaos en los consejos elegidos en 2015), encabezadas por la Alianza Democrtica para la Mejora y el Progreso de Hong Kong que obtuvo solo 21 representantes (tena 119), a duras penas han logrado superar la barrera de los cincuenta puestos. La Federacin de Sindicatos y la Alianza de Empresas y Profesionales obtuvieron cinco y tres escaos, respectivamente. Figuras tradicionales de la poltica hongkonesa de los ltimos aos fueron barridas sin contemplaciones. Su nico consuelo es que el resultado no deriva stricto sensu de la valoracin de su labor sino que deviene fundamentalmente de la posicin poltica adoptada ante los disturbios, en lnea con los postulados oficiales. En 2015, el campo pro-Beijing obtuvo casi dos tercios de los puestos en los consejos distritales.

Mientras, el Partido Cvico y el Partido Democrtico con 91 y 32 representantes, respectivamente- se han convertido en las dos principales fuerzas en los consejos. Los candidatos demcratas rozan, en la suma total, los 400 escaos de los 452 disponibles. Sus resultados, en gran medida, fueron propiciados por una fuerte irrupcin del voto juvenil, evidenciando un dato cualitativo que puede tener importantes consecuencias a futuro: la reconciliacin entre las fuerzas demcratas y la juventud.

El significativo aumento de la participacin (en 2015 fue del 47 por ciento de los 1,47 millones de inscritos) refuerza la conviccin de que en los comicios no solo se trataba de elegir los consejos distritales, con competencias efectivas reducidas a la gestin local, sino que tambin, en el contexto de las protestas, se trataba de enviar un mensaje rotundo a Beijing: absoluto rechazo de la lnea dura oficial y exigencia de un dilogo en profundidad.

Estas elecciones son las nicas totalmente democrticas en Hong Kong. Es el nivel ms bajo de gobierno en la regin autnoma y si bien es cierto que los concejales tienen pocos poderes reales, a partir de ahora sern una fuente ms de presin para el ejecutivo de Carrie Lam. La oposicin controla 17 de los 18 consejos. Tngase en cuenta que, adems, se le reservan 11 de los 70 escaos del Consejo Legislativo y que los concejales de distrito nombran a 117 de los 1.200 miembros del colegio electoral cerrado que elige al jefe ejecutivo. Esto brinda ms poder a las fuerzas prodemocrticas, aunque los candidatos finales a la mxima representacin deban contar con el visto bueno del gobierno central.

Beijing reaccion con cautela a los resultados poniendo el acento en que estos, sean del signo que fueren, no cambian el hecho de que Hong Kong sigue siendo parte de China y que su prioridad sigue siendo la misma: detener la violencia y restaurar el orden. Pero un correctivo de esta magnitud habr hecho sonar todas las alarmas, obligando a repensar su enfoque que, inevitablemente, debera ir mucho ms all del mero objetivo de conjurar la violencia a travs de la accin policial (en los das previos a la votacin, el gobierno central nombr un nuevo jefe de polica).

Los datos resultantes de estos comicios revelan la determinacin de los hongkoneses para defender su autonoma e igualmente el inters de buena parte de la sociedad de participar en el sistema para que sus puntos de vista tengan reflejo adecuado en l.

En vsperas de la votacin, el Senado de EEUU, volcado en el abierto apoyo a las protestas, aprobaba la ley sobre derechos humanos y democracia de Hong Kong, enviando un fuerte espaldarazo a la oposicin. Su entrada en vigor depende ahora de la rbrica del presidente Trump. Y cabe imaginar que tambin de las medidas, apaciguadoras o no, que adopte Xi Jinping.

Fuente: http://politica-china.org/areas/autonomias/tsunami-democratico-en-hong-kong



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter