Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-11-2019

Los colombianos pusieron a temblar el Gobierno de Duque

Fernando Alexis Jimnez
Rebelin


Colombia vive una de sus jornadas ms largas y de profundo impacto social solo equiparable con el paro nacional del 14 de septiembre de 1977. Las movilizaciones del 21 y 22 de noviembre quedarn grabadas con letras sobre mrmol en la historia del pas como consecuencia de una inconformidad generalizada, que tuvo como vlvula de escape, la batera de reformas propuestas por el Gobierno del presidente Ivn Duque, lesivas en su conjunto a las clases populares.

Decir que las concentraciones en todo el pas rebasaron las expectativas, sera llover sobre mojado. Lo que marca la diferencia es que las protestas siguen y estn acompaadas por cacerolazos que, a partir de golpear duro ollas y elementos de metal y aluminio, expresan el sentir de millones de colombianos: es necesario hacer un pacto social amplio que revise cmo anda el pas y hacia dnde se dirige, ahora que a travs de nuevas cargas impositivas se pretende cubrir el dficit fiscal que se arrastra desde hace muchos aos, producto del despilfarro, la corrupcin y el desgobierno.

Con nuevos tributos, como advierten las centrales obreras, se pretende que la amplia base popular cubra lo que unos pocos se robaron.

Un paro que suma dos das de permanencia

Bogot, Cali y Medelln son tres de las principales capitales donde las protestas se han mantenido. El que haya personas en las calles, manifestndose, evidencia que la rabia contenida por tanta injusticia, no cesa.

No bast la intervencin del presidente Duque. Admiti que el pueblo se pronunci y que es necesario abrir espacio a un debate nacional sobre las expectativas que les asiste a los colombianos. Hasta all, bien. Pero de inmediato declar: "Debemos reconocer que al igual que los derechos, es importante que en la sociedad colombiana tengamos un gran debate sobre los deberes porque no se puede invocar derechos para pasar por encima de los dems". Con estas pocas palabras en su alocucin televisada, volva sobre el mismo tema que ha sido recurrente: pretender deslegitimar la protesta social.

Cabe recordar aqu que, a menos de un da, se realizaron una serie de allanamientos en varias ciudades, en sedes sindicales y de organizaciones populares, en procura de material subversivo. Una actitud represiva que enrareci el ambiente y envi un mal mensaje, avivando la rabia de la gente.

La vivienda de la otrora candidata a la alcalda de convergencia de izquierda en la ciudad de Palmira, suroccidente del pas, la comunicadora social Teresa Consuelo Cardona, fue allanada. Lo hicieron sin argumentos, solo por sospecha.

As las cosas, aun cuando el presidente Duque ha tratado de salir al paso, la olla a presin que conjuga la sumatoria de muchas inconformidades, se encuentra a punto de estallar. Una situacin as, de movilizaciones permanentes y concurridas, no se haba visto en los ltimos 30 aos.

Pescando en ro revuelto

Lo lamentable de la jornada de inconformidad y protestas que experimenta Colombia, lo representan los brotes de vandalismo.

Se trata de bandas de desadaptados que han asaltado comercios y an unidades residenciales, con lo cual le hacen el juego al Gobierno nacional. Ha sido el principal basamento para que se declare el toque de queda u orden gubernamental de guardarse en casa bajo la amenaza de terminar presos quienes se encuentren en las calles a partir de determinadas horas.

Estas actividades delincuenciales que el Gobierno se ha encargado de posicionar a nivel internacional para desprestigiar el paro y sus secuelas, son ajenas y no tienen ningn cariz poltico ni de protesta.

La hora de un gran pacto nacional

Recabamos en la voz de alerta que estas protestas ciudadanas representan. Es el llamado a construir una nueva historia, en la que los colombianos de clase media y popular, no puede seguir soportando los errores de gobiernos que han malbaratado lo que haba, empecinadas en raspar la olla. Hoy se ve con el estudio de medidas impositivas para que, va tributos, se cubra el hueco fiscal.

Pero el llamamiento no solo es para el Gobierno de Duque sino para quienes, con el rtulo de polticos, ejercen hoy como concejales, diputados y congresistas, trayendo ms desigualdad social.

Ya el ejecutivo nacional, congresistas y quienes administran el pas, tienen claro que un equvoco, convocar de nuevo a las multitudes a las calles. Y, como van las cosas, no sabemos a qu lmites se pueda llegar porque a Colombia tambin estn llegando los vientos de la Primavera Latinoamericana.


Blog del autor www.cronicasparalapaz.wordpress.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter