Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-11-2019

Nos quitaron hasta el miedo!

Violeta Guetnamova
Rebelin


Los colombianos estn removiendo las barreras del silencio. Desde el pasado 21 de noviembre, millones de ciudadanos, se volcaron a las calles y plazas de todo el pas, convirtindolas en trincheras de inconformidad y rechazo a las actuales polticas del gobierno neoliberal de Duque. Un rotundo grito se escucha hoy en Colombia: Ya no tenemos miedo!

Semanas antes del 21N el Gobierno Duque, emprendi una poltica de zozobra meditica y pnico social. Miles de uniformados patrullaron las calles, allanaron viviendas y detuvieron artistas, docentes y estudiantes, con el fin de mantener la mordaza en la boca de los inconformes. Pero la realidad estaba cargada: el asesinato de lderes sociales, el bombardeo militar a 18 nios, el regreso de los falsos positivos, la imposicin de polticas antipopulares, etc., sobrepas el lmite de la inercia; lleg la hora cero y el pueblo se lanz multitudinariamente a las calles de Colombia; Bogot, Cali, Medelln, Cartagena, Bucaramanga, Villavicencio, Tunja, Pasto, Barranquilla, Ccuta, Riohacha, Manizales, Ibagu, e incluso municipios tan olvidados por el Estado como Uriba en La Guajira.

El 21N triunf la dignidad, ni la lluvia, ni los gases, ni la manipulacin psicolgica, detuvo la fuerza del descontento social. Millones marcharon, y slo fue el comienzo, ya que el Paro Nacional se mantiene. Como dijera Estela Hernndez, indgena de Mexquititlan, en Mxico: En pie de lucha por nuestra patria, por la vida y por la humanidad. Hasta que la dignidad se haga costumbre".

El Paro Nacional contina, y se fortalece con cada hecho de violencia, perpetrado contra los colombianos. Mientras la sociedad marcha y protesta pacficamente, el Estado reprime: las Fuerzas Militares intimidan - ultrajan, y el Escuadrn Mvil Antidisturbios (ESMAD) asesina.

Los hechos en los que el joven Dylan Cruz, vctima reciente del Estado policial, que el da 23N qued en estado de muerte cerebral, a causa del ataque de un agente del ESMAD, quien le dispar una bomba recalzada directo a la cabeza; han enardecido an ms al pueblo en las calles, convirtindose en una nueva y punzante razn para continuar.

Ante el pas y el mundo ha quedado evidenciado, el tratamiento de guerra que el Estado colombiano da la protesta social; abundante material audiovisual, testifica que son las fuerzas policiales quienes organizan y desatan el vandalismo, a travs de sus agentes infiltrados en las manifestaciones, o con provocadores pagos por la misma fuerza pblica, con el fin de generar caos y as justificar la represin. Es curioso que en los departamentos donde el ESMAD no hizo presencia, no se hayan producido disturbios; aun as, el presidente Duque le asegur este 23 de noviembre a la BBC que: Rechazamos contundentemente las versiones que tratan de insinuar que es la Fuerza Pblica la que promueve el vandalismo", nadie lo insina seor Duque, est demostrado.

Los colombianos ya no tienen miedo. Colombianas y colombianos de todas las edades, exigen hoy, un cambio inmediato, se oponen a las polticas econmicas neoliberales, a la Doctrina de la Seguridad Nacional, la cual ha generado miles de crmenes de Estado, millones de desplazados, millares de desaparecidos y torturados, ms de 3 mil masacres

El Paro Nacional que inici el 21N, y que hoy se extiende a su quinto da, es la expresin de la furia de un pueblo que lleva muchos aos silenciada y amenazada. Este Paro Nacional, ha generado nuevas formas de protesta y lucha, construyendo y fortaleciendo significativos lazos de solidaridad y apoyo entre el pueblo. Este se ha reconocido, se ha escuchado y ya no olvidar que ha luchado unido.

La unidad e integracin de los pueblos tambin debe darse al interior de la patria, una que necesita ser reinventada por las mismas comunidades, expulsando a quienes han usurpado la soberana y la dignidad por ms de 200 aos.

El pueblo colombiano se reconoce en las luchas de Nuestra Amrica: Chile, Ecuador, Bolivia (contra la dictadura de Aez), Hait, y del mundo entero: Palestina, Yemen, Grecia, etc., que estn en pie de lucha contra el imperialismo.

El pueblo colombiano se ha puesto de pie muchas veces, ha visto varias generaciones desaparecer bajo la bala criminal del Estado. Tal como se escucha en las calles por estos das, somos el pueblo al que le han quitado todo, incluso el miedo. Este pueblo es consciente que no tiene nada que perder, pues ya casi todo le ha sido arrebatado, menos el mpetu para construir la Nueva Colombia.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter