Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-11-2019

Es hora de dar gracias por la resistencia indgena

Amy Goodman y Denis Moynihan
Democracy Now!


El Da de Accin de Gracias es uno de los grandes mitos fundacionales de Estados Unidos. Un encuentro entre miembros de una comunidad indgena y colonos ingleses que tuvo lugar en 1621 en Massachusetts fue convertido en uno de los mayores lavados de cara del genocidio en la historia mundial. Ya para ese entonces, los indgenas de todo el hemisferio occidental haban sufrido terribles hechos de violencia durante ms de un siglo a manos de Cristbal Coln y otros exploradores europeos que intentaban esclavizarlos y explotar los vastos recursos de la regin. El Da de Accin de Gracias se ha convertido en un evento que celebra la familia, la abundancia y el ftbol americano, ​​un da de descanso antes de la avalancha comercial de las compras navideas (aunque el frenes de ventas del Black Friday o Viernes Negro tambin ha invadido el da de Accin de Gracias). En este feriado de Accin de Gracias deberamos reflexionar sobre la verdadera historia estadounidense y sobre la notable resistencia indgena a la colonizacin, que contina hasta el da de hoy.

No mucho despus de ese mtico primer Da de Accin de Gracias, los colonos acudieron en masa a Nueva Inglaterra, llegando a sumar ms de mil en 1630 y ms de 10.000 en 1640. La ambiciosa demanda de tierras y recursos condujo a la Guerra Pequot en 1636, en la que cientos de indgenas fueron masacrados por las milicias de los colonos, seguida de la Guerra del rey Felipe en 1675, en la que se estima que los colonos asesinaron a 3.000 indgenas.

Una de las primeras proclamas en las que se caracteriza a la festividad del Da de Accin de Gracias, realizada en 1723 por William Dummer, entonces gobernador de la Baha de Massachusetts, agradece a Dios por permitirles a los colonos derrotar en alguna medida los reiterados intentos del enemigo indio contra nosotros y defender muchas de nuestras plantaciones fronterizas de su ira y su furia. Poco ms de 50 aos despus aparecieron expresiones racistas similares en la Declaracin de la Independencia, en la que se condena a los despiadados salvajes indios.

El genocidio continu, desde el desplazamiento forzado de los cherokee y otras naciones indgenas en lo que se recuerda como el Sendero de las Lgrimas, hasta la implacable expansin hacia el oeste bajo la doctrina racista del Destino Manifiesto y la imposicin del sistema de reservas, seguido por los internados indgenas que separaron a nios y nias nativos de sus familias, prohibindoles hablar su lengua materna y forzando la asimilacin, a menudo bajo condiciones criminales de abuso. Varios presidentes firmaron tratados que siempre fueron rotos. Como dijo el lder de la tribu Oglala Lakota, Red Cloud: Nos hicieron muchas promesas, ms de las que puedo recordar, pero solo cumplieron una: prometieron que iban a tomar nuestra tierra y lo hicieron.

En el otoo de 1969, un grupo de activistas indgenas estadounidenses ocup la prisin federal abandonada de la isla de Alcatraz en la baha de San Francisco. Su manifiesto utiliz el recurso del sarcasmo y exiga que el gobierno federal les entregara Alcatraz porque posea todas las cualidades de una reserva indgena:
Fuente: http://www.democracynow.org/es/2019/11/29/es_hora_de_dar_gracias_por


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter