Portada :: Bolivia :: Golpe de Estado en Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-12-2019

Golpistas con firma

Ramn Pedregal Casanova
Rebelin


El plan A, un golpe de Estado, y el plan B, el asesinato de Morales.

Denuncia contra los golpistas por el intelectual estadounidense Noam Chonsky.

 

Golpe de Estado en Bolivia el 10 de noviembre de 2019.

As sucedi el 11 de Abril de 2002 en Venezuela: un grupo de militares y civiles detuvieron al Presidente Constitucional Hugo Chvez, y Pedro Carmona Estanga, el jefe de los grandes empresarios, o lo que llamamos la organizacin patronal , se autoproclam presidente. Es un puesto tan deseado que tras el de golpe de Estado proyanqui, el nuevo mercenario debi sentir tal golpe de ego que sin esperar ha ningn resultado se autonombr presidente. El golpe fracas, pero los intervinientes del exterior a Venezuela haban preparado tanto el escenario posterior que en el mismo proceso dieron su reconocimiento a los fascistas que realizaban la intentona: el gobierno espaol y el de EEUU. Para el caso de Venezuela los dos gobiernos que prepararon y financiaron el golpe indicaron a los militares que les hacan el trabajo que consiguieran del Presidente Chvez su renuncia por escrito. El Presidente Chvez no firm y fue rescatado por el pueblo y los revolucionarios del ejrcito bolivariano. Ha habido otros intentos golpistas, pero el que creo ha dejado ms signos que persisten es el que ha dado un segundo autoproclamado, Guaid, que se debate entre denuncias de robo de fondos de sus mismos fieles, han informado de su dilapidacin del dinero que ha recogido de unos y otros, incluyendo el rgimen corrupto de EEUU, dinero gastado en fiestas a las que el grupo aada prostitucin, trfico-comercio de drogas, y se le han descubierto vnculos con el narcoterrorismo, total: un deshecho humano. Guaid, se le conoce por sus gritos en la calle, el chilln mercenario, ha tenido la inmoralidad antipatriota de llamar a la misma patronal para que mate de hambre al pueblo venezolano, no a su clase a la que surte sin medida, y pide a ejrcitos extranjeros que invadan Venezuela. Y, decide entregar parte del territorio a quien colabore en una guerra contra el pueblo. Ha cado tan bajo que ensea claramente su desprecio por el progreso, la estabilidad y la paz en Venezuela. Pero, ni l, ni los gobiernos que le apoyan, han conseguido que el Presidente Nicols Maduro les firme el abandono de su responsabilidad constitucional. Guaid, Pedro Snchez y Trump, los golpistas, han perdido. Tres fracasados, que continan en sus intentos, protegen en la embajada del rgimen espaol al golpista leopoldo lpez, mantienen y refuerzan el bloqueo econmico-financiero, practican la injerencia poltica y la financiacin de ejrcitos mercenarios, acogen en su territorio y les dan acceso a cargos polticos a golpistas huidos y les facilitan la preparacin de fuerzas extranjeras de invasin... optando as por ahondar en la ilegalidad del derrocamiento, por el abandono de la Ley Internacional, y todo el Derecho Internacional.

En el golpe en Bolivia contra el Presidente Evo Morales, los golpistas, los fascistas, los proimperialistas, no consiguieron que el Presidente Evo Morales les firmase su renuncia, aunque le pusieron el can de un arma de fuego en la cabeza y rociaban con gasolina a uno de sus familiares, y el documento se qued sin su firma. El plan de los fascistas, en ese aspecto fracas. En su conjunto recordaba a lo narrado por el gran escritor Jack London en su novela El Taln de Hierro, en el prrafo referido dice lo siguiente: Por todas partes los agentes provocadores azuzaban a la gente. Estos emisarios del Taln de Hierro iban disfrazados de artesanos, granjeros o peones agrcolas. A Sacramento, la capital de California llegaron agentes secretos a miles, que en grupos estrictamente compuestos por ellos mismos comenzaron a incendiar edificios y fbricas. Animaron a las gentes a que participaran en el pillaje y repartieron grandes cantidades de alcohol Fue entonces, cuando en el momento preciso, aparecieron en escena los soldados de los Estados Unidos, que eran, claro est los soldados del Taln de Hierro. Con la violencia mostraron los asesinos el carcter de su clase social.

Fjense a quin derrocan, a un obrero y sindicalista, el Presidente Evo morales, y, fjense quin toma el gobierno, una proveniente de la casta fascista, autoproclamada, en su caso manifestando pblicamente el/su odio racista, el/su odio fundamentalista religioso, y el/su odio de ladrona/ladrn burgus: la primera medida que toman los golpistas es robar el dinero y el oro depositados en el Banco Nacional, transferir las empresas pblicas a su nombre y a nombre de los patronos colaboradores, entregar el litio al rgimen trumpista Empieza a mostrarse en pblico con la colocacin de una banda presidencial por uno de los militares que ha expulsado al Presidente Constitucional.

Evo Morales, obrero, sindicalista, trabajador en favor de su pueblo; y enfrente, Aas, el apellido con el que se hace llamar la golpista es Aez, que es Aas espaolizado para ocultar su ascendencia indgena. El odio que profesa a los naturales de Bolivia la ha llevado a aparentar ser de otro origen. Aas en idioma quechua significa zorrino, https://www.telesurtv.net/bloggers/Jeanine-Anez-por-que-odia-a-los-indigenas-20191127-0002.html?utm_source=planisys&utm_medium=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_campaign=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_content=37

Los golpistas representados por Aas, zorrino, se afanaron desde el primer momento en mostrar su smbolo, una biblia evanglica, y manifestaron la toma de poder como racistas y fundamentalistas religiosos, hablaban de Satn y de la vuelta de su Dios, recordando el terror de la iglesia en en medievo y la conquista espaola, subrayando en sus discursos, su propsito de expulsar lejos de las ciudades y someter a la mayora absoluta del pas, los indgenas, el pueblo que antes del gobierno de Evo Morales constaba como el que sufra la mayor pobreza de Amrica del Sur, pero que haban ascendido, estudiaban, coman, disponan en igualdad de todos los bienes del pas con el resto, mediante el gobierno social. Que la mayora tuviese derechos era, ha sido, es insoportable para la minscula clase alta sentada desde siempre sobre esas mismas riquezas y sometiendo a la mayora a su servicio. Los conquistadores medievales formaron esa clase, y en ellos recogen los fascistas, representados en Aas, zorrino, sus aspiraciones.

Recuerdo aqu unos versos del poema La Araucana, del poeta-soldado espaol Alonso de Ercilla que participando en la conquista se horrorizaba por lo que hacan los conquistadores espaoles, y expone los intereses que los guiaban: Es un color, es la apariencia vana / querer mostrar que el principal intento / fue el extender la religin christiana, / siendo el puro inters su fundamento: / su pretensin de la codicia mana, / que todo lo dems es fingimiento.

Han brotado alguna voces, algunas firmas para sumarse al golpismo, desdibujando la realidad social, incitando a la visin distante, a la desconfianza, y promoviendo el desafecto, la divisin, entre quienes siguen con inters lo ocurrido y pueden conocer lo realizado por el gobierno del Presidente Evo Morales. Esas firmas empiezan afirmando que las mejoras populares, las mejoras de la vida de las mayoras, de la clase obrera, no tienen ms valor que las tareas que realiza cualquier gestor, as lo ha declarado una ministra de Macri, ella que est tan acostumbrada a arruinar al pueblo argentino. Usted cree que las conquistas sociales que expuse en el artculo https://frenteantiimperialista.org/blog/2019/11/22/bolivia-salve-oh-patria/ no tienen valor? usted cree que lo realizado por el gobierno derrocado lo puede hacer cualquiera? Pero es que afirman eso para justificar el golpe fascista para afirmar que Evo Morales era un tirano, una incongruencia en toda su extensin: lo que no dicen es que para la burguesa y el imperialismo era un tirano porque no les dejaba continuar robando los bienes del pueblo.

Como hacen siempre quienes promueven intereses de la lite estadounidense, sus palabras, sus firmas buscan el desprestigio del buen hacer social, lo ocultan y agitan, antes, durante y despus del golpe de Estado desvirtuando la realidad y hablando con desprecio de los logros, es su carcter de clase. Y, atizan con armas buscando la vuelta a estados de desigualdad creciente. En esos personajes que no se muestran en el balcn poltico, pero que firman como si ellos fuesen la prueba de la necesidad de la dictadura, encontramos la cadena que les une a quienes discursean sobre la pureza de sangre, se afanan en propagar que lo suyo es lo inmaculado, lo sin mancha, y dibujan como un ser repelente a quien cambia la realidad, al que califican de Satn. Las palabras de quienes aoran la conquista espaola hunden al ser humano y su progreso en los tiempos ms oscuros y deleznables de la Historia, eso s, cumplen con la funcin del conquistador que acta de parte del imperialismo, y por significarse junto al poder de los ricos siempre encuentran grandes difusores.

Les dejo aqu un fragmento de una entrevista al escritor y periodista Max Blumenthal, les recomiendo vivamente la lean entera:

https://www.telesurtv.net/opinion/Max-Blumenthal-Cuando-sacrificas-un-liderazgo-de-izquierda-imperfecto-obtienes-la-dictadura-derechista-perfecta-20191126-0014.html?utm_source=planisys&utm_medium=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_campaign=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_content=41

Edgardo Lander, acadmico venezolano, criticaba que la izquierda slo puede ver los conflictos extranjeros como imperialismo y anti-imperialismo, sugiriendo de alguna manera que los medios estadounidenses de izquierda han simplificado algunos de los debates internos en torno al gobierno de Maduro. Ve esta tendencia en la cobertura o en los debates de la izquierda occidental? Cmo abordas la representacin de la poltica interna de otro pas?

Nosotros hemos cubierto respecto a Edgardo Lander y su Marea Socialista. Tambin su amistoso encuentro con Juan Guaid durante los buenos viejos das del golpe, despus que ste se autoproclamara presidente. Guaid buscaba proyectar que tena una coalicin detrs de l, que tena apoyo popular y que no era el tpico derechista respaldado por EEUU. Lander lo ayud a cubrir ese flanco a la izquierda. Personas como Lander, realmente hablan el lenguaje que escuchamos en torno a lo que es la izquierda para EEUU, particularmente en los salones acadmicos, donde la base de Lander parece estar. Es una obsesin con la pureza, que ningn izquierdista en el poder es suficientemente perfecto. O no son lo suficientemente anticapitalistas o estn demasiado decididos a aferrarse al poder. No hay nada que puedan hacer bien.

Cuando Lula da Silva estaba en el poder en Brasil, el sitio web Brasilwire hizo un estudio de contenido de la Revista Jacobin, la cual es socialdemcrata y busca ser la voz del movimiento de Bernie Sanders. Durante el gobierno de Lula, Jacobin public en su mayora artculos negativos o crticos acerca de Lula y de cmo no era lo suficientemente socialista o lo suficientemente perfecto.

Luego Lula fue a la crcel y Jacobin se convierte en la Central de Noticias Lula Libre. Realizan livestreams, eventos en vivo, pidiendo que sea liberado. Estaban celebrando cuando sali de prisin. Creo que esta es una de las lecciones que creo que la gente debera aprender de figuras como Edgardo Lander. Cuando sacrificas un liderazgo de izquierda imperfecto, obtienes la dictadura derechista perfecta. Lo hemos visto tantas veces.

Las voces, las firmas de los servidores de la dictadura, son cadveres al aire, pueden producir la peste, as son tan difundidas. Sus propietarios son cuerpos muertos, no cuentan para el progreso de sus mismos pueblos, lo que el gran escritor argentino Rodolfo Wlash expres de la siguiente forma: El intelectual que no comprende lo que pasa en su tiempo y en su pas es una contradiccin andante; y el que comprendiendo no acta, tendr un lugar en la antologa del llanto, no en la historia viva de su tierra. Estn muertos, claramente estn muertos en la misma forma que lo estaban aquellos que colaboraban con el nazismo, y ms tarde con EEUU en la guerra fra. Primero contra la Unin Sovitica, luego contra Cuba. Una exposicin histrica se encuentra en libros como La CIA y la guerra fra cultural, su autor es Frances Stonor Saunders.

Cuando el imperialismo atac a la revolucin cubana, la CIA y todos sus brazos cargados de dlares en Europa compraron escritores, cineastas, pintores, msicos, periodistas y les dejaron micrfonos en las emisoras, espacios en los peridicos, hicieron editoriales para publicarles sus libros, abrieron grandes salas de exposiciones para ellos, museos, medios para que grabasen no trabajaban gratuitamente, aunque hubo quien buscaba la colocacin sin ms objeto que ser publicitado. Slo tenan que escribir y hablar contra la izquierda que cambiaba la realidad de explotacin social.

El nico que no se dej comprar por el rgimen imperial, ni por sus riquezas ni por sus baratijas de moda, fue el escritor Julio Cortzar; se sostuvo contra los enemigos de los pueblos y supo distinguir la crtica para mejorar de la propagandeada crtica destructiva. Al cabo de los aos se ha podido saber que la CIA estaba tras todos los que colaboraron.

Ya estamos avisados, ya comemos con corteza: siempre que hay un pueblo que emprende el camino de su independencia y proyecta a quien o quienes lo representan, y siempre que el poder pasa de las manos de la lite imperial y la burguesa nacional a las manos del pueblo organizado, ah, en ese momento, los colaboracionistas hablan de los errores, de la torpeza, de la impureza de quienes dirigen, y tachan una y otra vez los esfuerzos de avance social. Pudren con su misma podredumbre las conquistas y el proyecto de mejora general, Por eso escandalizan contra quienes se manifiestan antiimperialistas.

Los firmantes contrarrevolucionarios tienen un fin, tienen ideologa, tienen propietarios, como los peridicos, las emisoras de radio y tv, y estn ordenados como batalln de lenguajes. No presentan contradicciones con los golpistas, no se enfrentan a ellos, no defienden a las vctimas, por qu?. Sus diferencias con los fascistas, de tenerlas, se encuentran en las formas, unos apualan al pueblo, y ellos mueven la lengua justificndolos. No tienen contradicciones con ellos, la contradiccin es un elemento insoluble. Una personalidad que les contradice, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Prez Esquivel, ha declarado: No se benefician los bolivianos con la violencia, se benefician EEUU, la OEA y los gobiernos de derecha, cmplices de lo ocurrido, incapaces de convivir con una Bolivia justa, educada y soberana.

Los contrarrevolucionarios, como es su condicin, no aprenden nunca del pueblo trabajador.

Hay una leccin para la izquierda, para el pueblo que quiere cambiar su realidad, en el libro Evelia. Testimonio de Guerrero, entrevista contenida en ese libro igualitario, feminista, antirracista -su autor es el cineasta y escritor Alejandro Pedregal- en la que una mujer   del pueblo expone su aprendizaje: En el momento en que empec a andar en la lucha, volv a sentir que viva. Cuando empec a defender la vida de otra gente, aprend sobre todo a defender mi vida, a defender a mis hijos y a ser mujer nuevamente, a sonreir, a disfrutar.

Las palabras de Evelia, ya lo ve, son la enseanza fundamental, y las firmas honestas deben apoyar a la transformacin social que es parte primera del progreso antiimperialista.

Ramn Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 das; Palestina. Crnicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de gnero y Jess Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histrica. Posfacios. Presidente de la Asociacin Europea de Cooperacin Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisin Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter