Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-12-2019

Entrevista a Jos Luis Carretero, Profesor de Formacin y Orientacin Laboral, afiliado al sindicato Solidaridad Obrera
"El electorado de derecha espaol que durante mucho tiempo vot al Partido Popular, ha decidido tomar el original y no la copia"

Mario Hernandez
Rebelin


M.H.: Qu balance hacs de las elecciones espaolas?

J.L.C.: Las elecciones espaolas han sido una recuperacin, con resultados an ms inquietantes, de lo que pas en abril. La izquierda ha perdido diputados, la derecha ha avanzado pero, sobre todo, se ha dado un trasvase de lo que es el partido liberal que tonteaba con la derecha, que era Ciudadanos, que se ha desplomado en las urnas y ha llevado el voto al partido de abierta ultraderecha que es Vox que ha obtenido 52 diputados.

Ha habido una transferencia de votos de la derecha a la ultraderecha, sin que ello le haya permitido obtener la mayora absoluta a la alianza de los tres partidos de derecha: el Partido Popular, Ciudadanos y Vox.

La mayora del Parlamento sigue estando en la posible alianza de los partidos de la izquierda con los partidos independentistas, nacionalistas y regionalistas. Porque otro de los elementos fundamentales que han ocurrido en esta eleccin es que al mismo tiempo que tanto el Partido Socialista como Podemos han perdido diputados y posibilidades a la hora de implementar un gobierno conjunto, tambin ha crecido un tercer bloque que empieza a plantearse como bloque fuerte que es el de las periferias de la Pennsula Ibrica, los nacionalistas vascos, los nacionalistas catalanes, incluso de nacionalidades como los gallegos, la aparicin de un pequeo grupo, muy vinculado a lo que es una zona rural de Espaa prcticamente abandonada por el comercio mundial y la poltica econmica. Han empezado a aparecer toda esta serie de fuerzas centrfugas que pueden representar un elemento estratgico imprescindible para generar un nuevo gobierno en Espaa.

M.H.: Por qu se desplom Ciudadanos?

J.L.C.: Ciudadanos se ha desplomado porque ha sido una fuerza que no ha conseguido estructurarse en torno a lo que haba prometido desde un primer momento. Ciudadanos nace como un partido liberal con cierto ribete progresista, pero decididamente nacionalista espaol, en Catalua, nace antes de la llegada de Podemos, de la crisis, nace como una fuerza espaolista pero al mismo tiempo con unas perspectivas de centro liberal incluso progresista.

El problema fundamental es que Ciudadanos se convierte en la gran marioneta del Ibex (formado por las 35 empresas con ms liquidez que cotizan en el Sistema de Interconexin Burstil Espaol) para hacer frente a Podemos cuando emerge en 2014. Se presenta Ciudadanos por parte de los funcionarios del Ibex como una especie de Podemos de derechas y consigue muy buenos resultados.

El problema es estructural y de fondo de la derecha espaola, porque no es una derecha que venga de una historia de liberalismo y que se haya formado contra el fascismo en el marco de la II Guerra mundial, como puede ser la mayor parte de la derecha europea. Sino que la derecha espaola no es otra cosa que una evolucin del propio pensamiento franquista.

Ciudadanos recae en esa evolucin del pensamiento franquista, involuciona de hecho, y cuando el problema de Catalua ocupa el primer plano, cuando empieza a hacerse imposible hacerle frente, empieza a copar el espacio de la ultraderecha que se estaba haciendo espacio en toda Europa pero que en Espaa no exista todava, pretende copar ese espacio desarrollando un discurso fuertemente nacionalista espaol y fuertemente escorado hacia la derecha.

El problema fundamental es que en las ltimas elecciones el electorado de ultraderecha y el de derecha que nunca ha dejado de ser de ultraderecha aunque durante mucho tiempo haya votado al Partido Popular y no a partidos de ultraderecha, pues ha decidido tomar el original y no la copia, ha decidido vincularse directamente con Vox.

El problema de Ciudadanos es el problema de la imposibilidad de un liberalismo consecuente, no en el sentido neoliberal, sino en el sentido europeo de ese liberalismo que defiende los derechos civiles al mismo tiempo que la dictadura del mercado pero que al fin y al cabo ha defendido tambin la democracia parlamentaria, los derechos civiles, etc.

Frente a eso el problema de Espaa es que no existe espacio para ese liberalismo europeo, sino que existe una ultraderecha que en el Parlamento ha vuelto a recoger la fisonoma que tena cuando el movimiento nacional franquista.

El famoso movimiento nacional franquista se divida en diversos bloques, la ultraderecha religiosa del Opus Dei que hoy se podra identificar con el Partido Popular, la ultraderecha falangista, fascista y neonazi que podra representarse hoy en da con Vox en gran medida y la ultraderecha carlista que se representa con un pequeo grupo que hay en Navarra. Lo que tenemos es que la derecha espaola nunca ha dejado de ser eso.

M.H.: Se confirm de alguna manera un pronstico que nos habas hecho previo a las elecciones que fue el crecimiento de Vox, crecimiento exponencial de abril a noviembre.

J.L.C.: S, ha crecido al doble. De 24 diputados a 52. Lo ha hecho atrayendo votos fundamentalmente de Ciudadanos aprovechndose tambin de la estructura misma del sistema electoral espaol, que le ha permitido quedar en muchas de las circunscripciones ms conservadoras como el tercer partido y eso le ha permitido obtener diputados, que en otros momentos haban obtenido Ciudadanos e inclusive el propio Podemos.

Vox tiene viento de cola en muchos aspectos, por un lado, por esa evolucin de la derecha espaola que nunca dej de ser ultraderecha, por lo tanto, tiene toda una trayectoria, una tradicin y una serie de elementos comunes que ayudan fuertemente al crecimiento de un partido como Vox pero, al mismo tiempo, tiene tambin una perspectiva internacional que colabora.

Al fin y al cabo Vox es la expresin en Espaa de ese gran movimiento ultra conservador y ultra nacionalista que ha puesto en marcha Donald Trump en EE UU y que luego se ha expresado en Europa en esa especie de Internacional que viene a organizar a Europa el ex consejero presidencial de Trump, Steve Bannon, que se llama The movement. La ultraderecha norteamericana ha venido a desembarcar a Europa con muchsima financiacin y ha puesto en pie grandes estructuras, entre ellas Vox.

M.H.: Hablaste de algunos fenmenos polticos perifricos, me llam la atencin la votacin de CUP en Catalua, con 240.000 votos y el ingreso de dos diputados.

J.L.C.: La CUP es una de las candidaturas de Unidad Popular, es una fuerza que nace de los movimientos sociales, de la izquierda anticapitalista, la izquierda ms alternativa, vinculada a los movimientos sociales catalanes, hace ya unas dcadas, pero principalmente con una perspectiva municipalista, de presentarse fundamentalmente a las elecciones municipales en Catalua y plantear una perspectiva de profundizacin democrtica y de construccin nacional desde el punto de vista independentista, pero de un independentismo decididamente de izquierdas.

La CUP posteriormente dar el salto a la poltica autonmica catalana, obtendr representacin en la Comunidad autnoma catalana, en el Parlamento cataln y entrar en esa especie de pacto interclasista que ha representado el procs de independencia cataln. En esa perspectiva trabaja en forma conjunta con la Izquierda Republicana de Catalua desde la perspectiva de la construccin de la Repblica catalana pero, al mismo tiempo, tambin de una perspectiva vinculada a los movimientos de base y a todo lo que es la emergencia de las multitudes en las calles de Catalua en los ltimos tiempos. Y una perspectiva decididamente de izquierdas y en muchos aspectos anticapitalista. Pero hay que tener presente que en la CUP hay varias almas, hay una perspectiva decididamente social, y una ms decididamente independentista. Esta ha sido la primera ocasin en que se han presentado a elecciones del conjunto de Espaa y han obtenido 2 diputados. Mireia Vehi, que es la primera en la lista de la CUP, para estas elecciones planteaba abiertamente que su perspectiva para el Parlamento espaol iba a ser tratar de hacerlo ingobernable, tratar de conseguir que el Estado espaol colapsara y no fuera capaz de impedir el proceso independentista cataln. Las perspectivas de que esto pudiera suceder implicara que entrramos a discutir en qu direccin va el proceso de luchas sociales en Catalua, pero lo cierto es que la CUP ha obtenido esos diputados.

Vamos a tener que tragar con muchas cosas (Pablo Iglesias)

J.L.C.: Es verdad que es la pregunta del milln porque se ha escenificado la posibilidad de ese gobierno, se ha puesto sobre la mesa, llamando a ms formaciones a un acuerdo de gobierno. Cuidado!, es un acuerdo de gobierno que introduce algunas reivindicaciones progresistas desde alguna perspectiva pero, al mismo tiempo, tambin algunos lmites a toda poltica progresista que siempre pone el Partido Socialista.

En este sentido dentro de ese acuerdo est el hecho de que se tienen que respetar los lmites de deuda establecidos por el Tratado de Maastricht y, por lo tanto, tambin por la Comisin europea para cada uno de los pases de la Unin Europea. Eso implica o una poltica fiscal distinta o necesariamente medidas de austeridad. Veremos en qu acaba todo eso.

De todas maneras, que se haya firmado ese acuerdo, que se haya escenificado, que se haya aventado a los cuatro vientos la posibilidad de que ese acuerdo se establezca, no quiere decir que necesariamente llegue a implementarse de hecho, en primer lugar porque para llegar a la mayora necesaria, es necesaria la abstencin de la mayora de los independentistas catalanes, incluso quizs tambin la de los vascos si es en segunda votacin, eso introduce una serie de elementos que ponen sobre la mesa la cuestin catalana. Una situacin en la que el PSOE y Podemos no estn de acuerdo y tendrn dificultades para llegar a un acuerdo con Izquierda Republicana.

Yo creo que todo esto ha sido una jugada extremadamente virtuosa de la poltica de Pedro Snchez en la que se permite dos elementos, en primer lugar escenifica un acuerdo con Podemos, lo cual le permite empezar a negociar y se acerca a un gobierno ms o menos progresista pero, al mismo tiempo, tiene otra carta para el caso que ese gobierno progresista no salga adelante que es la de presionar al Partido Popular, a la derecha, para que se abstenga y le permita formar gobierno en solitario.

Me refiero a que al fin y al cabo la derecha ha hecho campaa muy fuertemente contra Pedro Snchez, ha llegado a hablar de que a lo mejor formara gobierno con el Partido Socialista pero en ningn caso con Pedro Snchez, y ste, con este movimiento, ha asustado a la patronal, a los sectores econmicos detrs de los partidos de derecha y tambin del Partido Socialista, y con ello ha empujado a que estos sectores empujen al Partido Popular para que en un futuro quizs si fracasa la posibilidad de implementar ese gobierno progresista, permita la implementacin de un gobierno del Partido Socialista en solitario pero con una serie de acuerdos programticos esenciales con la derecha.

Veremos qu es lo que acaba sucediendo finalmente. Va a depender de la cintura poltica de Izquierda Republicana de Catalua y de las posibilidades que tenga de llegar a un acuerdo con el Partido Socialista que va a representar en cierta manera posponer algunas de las reivindicaciones esenciales que estn planteando sus propias bases en estos momentos en las calles de Catalua.

M.H.: Esto significa a mi entender, una integracin mayor de Unidas Podemos al sistema poltico institucional espaol. No s si coincids con esta visin y te quiero preguntar por lo que conforma una de las corrientes internas ms importantes de Unidas Podemos que es la corriente de Anticapitalistas.

J.L.C.: Es indudable que esto representa una mayor adhesin al sistema por parte de Unidas Podemos, es lo que el propio Pablo Iglesias ha dicho recientemente mandando una carta a Podemos dicindoles que vamos a tener que tragar con muchas cosas, vamos a tener que acostumbrarnos a que se hagan polticas que no son las que nosotros quisiramos.

Como deca antes, en ese acuerdo que se ha firmado entre Unidas Podemos y el Partido Socialista se establece una llave fundamental al establecer que se tienen que cumplir con las medidas impuestas por la UE respecto del dficit pblico. Eso implica necesariamente un menor gasto pblico, un aumento de los impuestos que el Partido Socialista no va a permitir que sea adecuadamente progresivo.

Hay que tener presente que otra de las cosas que ha puesto Pedro Snchez sobre la mesa al establecer el acuerdo, es que la vicepresidencia econmica va a estar en manos de Nadia Calvio, que es una persona que se ha pasado la vida trabajando en la Comisin europea y como una autntica burcrata de Bruselas y que, por lo tanto, es una de las personas que ha supervisado la puesta en marcha de los planes de austeridad aplicados en Europa y que es de plena confianza de todos los lobbies neoliberales de Europa. En ese sentido ser la poltica econmica fundamentalmente implementada por ella. Ya ha empezado a decir que algunas cosas que ha dicho Podemos en campaa como, por ejemplo, el hecho de aumentar las indemnizaciones por despido para los trabajadores, es algo que no se va a poder hacer.

Este es uno de los peligros fundamentales de que Podemos entre en este gobierno, que acabe fagocitado por el abrazo de oso del Partido Socialista, que es fuerte, con historia y que se sabe las mil y una triquiuelas y que pueda acabar digiriendo la supuesta oposicin de Podemos y convirtindola en una especie de alfeique al servicio de sus mismos intereses.

El problema respecto a la tendencia Anticapitalista, que es un sector determinado, una lnea dentro de Podemos desde sus inicios, de hecho cuando Pablo Iglesias y compaa montan Podemos tienen que pactar con los Anticapitalistas porque son quienes tienen efectivamente una estructura territorial que puede dar fuerza al partido.

Anticapitalistas exista anteriormente como un partido llamado Izquierda Anticapitalista, es una organizacin post trotskista y mantiene posiciones ms a la izquierda que la direccin de Podemos.

En este sentido se han producido crticas de la dirigente de Anticapitalistas, al mismo tiempo dirigente de Podemos en Andaluca, Teresa Rodrguez, fuertes crticas a la entrada en el gobierno, a este acuerdo pactado con el PSOE. La posicin de Anticapitalistas ha sido clara desde un principio, incluso desde las elecciones de abril, se ha planteado la posibilidad de que cumpliendo esa especie de promesa que haba hecho toda la izquierda de hacer un gobierno fundamentalmente antifascista frente al avance de Vox, que Podemos votase a la investidura del PSOE, pero sin entrar en el gobierno mantenindose en la oposicin y, por lo tanto, manteniendo las manos libres para poder criticar todas aquellas medidas neoliberales propuestas por la UE que sin dudas va a implementar el PSOE o un gobierno en el que est el PSOE.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter