Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-12-2019

El fracaso histrico del capital

Alejandro Nadal
La Jornada


Las manifestaciones de los ltimos 12 meses en Chile, Ecuador, Per, Hait, Irak, Irn, Hong Kong y hasta Francia han adquirido un carcter insurreccional por sus dimensiones y la amplitud de sus reclamos. Muchos pensaran que estos movimientos no tienen un hilo conductor y que todos obedecen a causas distintas. Los detonadores, en cada caso, pareceran ser muy distintos. Pero un anlisis ms cuidadoso permite identificar varias races comunes, en las que se mezclan las polticas de austeridad, una profunda desigualdad, el dominio del capital financiero y la concentracin de poder de mercado en pocas corporaciones. Son los rasgos definitorios de esta etapa del capitalismo que se ha denominado neoliberalismo.

Las seales del fracaso y ruina del neoliberalismo se encuentran en todas partes. La creciente e intensa desigualdad es, quizs, la seal ms poderosa. Proviene de muchas causas, entre las que destaca la contraccin en los salarios desde la dcada de los aos 1970. El estancamiento econmico en que ha cado la globalizacin neoliberal es otro signo de que algo est muy mal en las entraas del capitalismo mundial. Ponerle la etiqueta de estancamiento secular a este proceso de ralentizacin puede servir para calmar las conciencias y ayudarlas a ahuyentar los malos augurios. Pero cuando uno pregunta por las causas de este fenmeno, casi nadie se atreve a poner el dedo en la llaga: el estancamiento secular se debe a una cada en la inversin que, a su vez, est ligada a una baja en la tasa de ganancia.

El sector financiero, que en las primeras etapas del capitalismo le fue aliado fiel, hoy se ha convertido en una mquina que impone su racionalidad a la economa real y mantiene su rentabilidad a travs de la especulacin. La masa de liquidez que hoy ocupa su espacio de parasos fiscales rebasa los 22 billones (castellanos) de dlares. Las prioridades de la poltica macroeconmica obedecen a los mandatos del capital financiero, mientras el desempleo y subempleo son la cicatriz de estas polticas. El deterioro de los servicios de salud y educacin en la mayora de los pases desarrollados es un hecho bien documentado. Finalmente, todo esto se acompaa de un proceso destructivo en todas las dimensiones del medio ambiente. Cambio climtico fuera de control, prdida de biodiversidad, erosin de suelos y contaminacin de acuferos son slo algunos de los aspectos ms claros de este deterioro que hoy es una amenaza para toda la humanidad.

Cmo leer este proceso de ruina del capitalismo? Una posible respuesta es ver en esto el fracaso de una forma particular de capitalismo, el neoliberalismo, pero no del proyecto histrico planteado por el capital. Todo esto exige un anlisis ms cuidadoso de lo que constituye el neoliberalismo.

En la dcada de los aos 1930 los economistas ultraliberales Ludwig von Mises y Friedrich Hayek buscaron inyectar nueva energa a la ideologa de un liberalismo que no haba sabido qu hacer con el ascenso del fascismo, que no estaba resolviendo los problemas econmicos de su tiempo y que, adems, vea en la teora macroeconmica de Keynes una amenaza. Usaron toda la superchera de la ideologa del mercado libre para lograrlo. El resultado fue un adefesio que el marxista Max Adler calific por vez primera de neoliberalismo.

Tal como lo describieron Von Mises y Hayek, el nuevo sistema era la esencia del capital. En su mediocridad como economistas, estos autores develaron la esencia de la economa poltica burguesa y ensearon la esencia del capital. Su actividad panfletaria sent las bases de lo que despus sera la agenda neoliberal en teora econmica y en poltica: privatizar todo, desregular la vida econmica y dejar actuar a las fuerzas del mercado. En pocas palabras, en el neoliberalismo no encontramos una excrecencia del capitalismo, sino la expresin ms pura de su esencia. Y desde esa perspectiva, la ruina del neoliberalismo es efectivamente el fracaso del capital.

El fracaso significa que el proyecto histrico del capital se ha agotado y hoy est en decadencia. A finales del siglo XVIII Hegel escriba: Una poca se termina cuando hace realidad su propio concepto. Parafraseando esta idea, se podra decir que en este momento la esencia de la poca del capital se ha hecho realidad concreta en todas sus especificaciones en y a travs del neoliberalismo. As se expresa en toda su objetividad el potencial esencial del capitalismo: en las especificaciones del neoliberalismo se concretiza el proyecto histrico del capital en su versin real ms acabada. En consecuencia, con el fracaso del neoliberalismo hemos llegado al acabamiento del capital y a la terminacin de su poca.

Pero esto no es un punto de reposo. La fase crepuscular del capital durar todava muchos aos, pero sern aos de grandes sacudidas polticas y sociales, dado que las contradicciones del capital explotarn en crisis prolongadas. La esencia de la nueva poca ya no ser el capital, sino la lucha por la libertad y la justicia.

Twitter: @anadaloficial


Fuente: https://www.jornada.com.mx/2019/12/04/opinion/029a1eco



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter