Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-02-2006

El Brain Trust que conquist el gobierno de Chile

Federico Garca Morales
Rebelin


El poder de los Brain Trusts viene siendo comprobado a lo largo de todo el siglo XX en los EEUU. Era necesario sumar consejos, atraer a la orbita de los temas que interesaban al poder a acadmicos, abogados, economistas, internacionalistas. La sociologa norteamericana naci en medio de estas operaciones de consejo, que a veces daban a lucir ideas reformistas, pero, a medida que avanz el tiempo, a la expresin de ideas imperialistas que trata ban de perfeccionar el sistema de dominacin. Tenemos el caso bajo Roosevelt, del gabinete del New Deal, y luego, del Council of Foreign Relations o el Cato Institute. Los grupos que se fueron sucediendo en el Foreign Relations, fuero asu vez encontrando tarjeta de entrada a espacios ms sublimes en el State Department o en la Cmara de Comercio. En el Cato, se fueron asentando las ideas que dirigieron la salida del neoconservadurismo que actualmente est haciendo historia. Otros centros y muchas fundaciones se sumaron a este trabajo de coleccin de inteligencia; la Rockefeller Foundation, la Ford Foundation, la Tinker Foundation, la Woodrow Wilson, la InterAmerican---todas fueron aportando algo a la tarea proveedora de tesis e ideologas al avance imperial. Muchas de ellas se preocuparon por Amrica Latina, un continente importante como proveedor de materia prima y mano de obra, en algn momento preparando cuadros para una administracin de nuevo estilo, con una sensibilidad para reconocer la hegemona de USA. Un caso clebre de utilizacin de estos recursos produjo esa generacin de los llamados Chicago Boys, que entreg muy buenos y puntuales resultados a la poltica y a los negocios norteamericanos en los ltimos treinta aos.

Con ellos y con los que siguieron, se fueron extendiendo las prcticas que seguan la metodologa del brain trust. Se crearon consejeras permanentes dirigidas a asesorar a los gobiernos de este continente. Vino a ser cuestin de rutina la realizacin de seminarios donde asistan estos asesores y los Ministros y Presidentes de la regin. La izquierda latinoamericana no repar seriamente en el significado de todas estas rondas. Educada en recordar intervenciones ms directa de la marinera norteamericana, o los garrotazos de los oficiales entrenados en la Escuela de las Amricas, no advirtieron este nuevo desembarco de egresados de Harvard y MIT.

Pero era ah donde se estaban solidificando los programas de trabajo en la nueva instalacin colonial, y estos grupos, con bastante presencia en la media, tambin vinieron a constiturse en los productores de las nuevas ideologas que prosperaban en el continente. Su influencia en los partidos polticos, que dejaron resbalar la formacin de cuadros hacia esos sumideros, fue grande, y fue el recurso a este mtodo .. parafraseando a Carpentierel que permiti el aparecimiento de las nuevas magistraturas neoliberales y aperturistas. Los cuerpos de asesores del brain trust Inc. lleg a constiturse por evolous provistos por los propios pases colonizados, de acuerdo a un modelo tomado de las prcticas coloniales espaolas, que se llevaban a la Metrpoli a los hijos de los caciques, donde eran reeducados Situacin que tambin propiciaron Francia e Inglaterra con sus colonias africanas y asiticas.

El brain trust del siglo XXI, viene a ser tambin el resultado de la globalizacin, de la hegemona americana y del predominio corporativo. Los miembros del brain tienen vinculaciones internacionales, han servido en organismos supranacionales, descollando en asignaciones en el Banco Mundial, el FMI, la OMC. Han participado aguerridamente en la construccin de diversos tratados de libre comercio y han asesorado y formado parte de muchas corporaciones con intereses en todos los continentes. De base, cuentan con una educacin y vnculos en el espacio metropolitano del imperio. Su utopa es formar parte de algn Gobierno Mundial. Al reincertarse temporalmente en algunos pases del continente, manejan casi sin excepcin una relacin incmoda con algunos partidos huspedes, a la espera de nuevas asignaciones. Salvo el caso en que un golpe de mano los venga a ubicar en un proyecto gubernamental ms permanente. Y esto es lo que acaba de ocurrir en Chile.

En ese pas, la presencia de la consejera internacional y de la intervencin americana es previa al perodo de Allende. La Democracia Cristiana, por ejemplo, disfrut de un apoyo substancial externo en cada una de sus campaas, como qued revelado en el Informe Church. Sus miembros formaron parte de operaciones como el Consejo para la Libertad y la Cultura. Otras intervenciones descansaron en la telaraa de relaciones que la CIA, el Pentgono y las empresas norteamericanas tenan en el interior de las Fuerzas Armadas, reforzadas por estancias de entrenamiento, Con el Pinochetato, hicieron su aparicin los economistas de la generacin Chicago Boys, que dieron forma al actual sistema econmico y financiero del pas, con sus profundas races de atraso y de explotacin. Siguieron en la poca de la Concertacin abundantes asesoras provistas por diversas agencias norteamericanas interesadas en reforzar la seguridad de sus inversiones. Los Ministerios econmicos, en los tiem pos de Frei o de Lagos, eran un ir y venir de este tipo de engendros. Y lleg a formalizarse toda suerte de encuentros formativos. Es as como comenz a crecer la presencia de un grupo que fue reclutando participantes entre profesionales, de preferencia con alguna inmersin en instituciones de educacin superior de USA, en diversos partidos polticos. Este grupo, con un proyecto, y situacin de partida en EEUU, que se autodenomin EXPANSIVA, bruscamente vino a ocupar todo lo ancho y largo del escenario poltico con el anuncio del flamante Gabinete, el primero de Michelle Bachelet, un gabinete astutamente anunciado como equilibrado, de los mejores y las mejoras.

Hubo especulaciones anterioresen la ignorancia o ceguera frente a esta nueva presencia por parte de los partidosque el gabinete tendra la caracterstica de ser continuista, posiblemente con las mismas caras del gabinete saliente de Lagos, slo que en diferentes puestos. Para acunar esperanzas, Bachelet hablaba de no repetirse el plato, sino devorar otros, en vez de porotos granados, cazuela. Por otra parte estaba un poder legislativo ya distribudo, que en el caso de la Concertacin daba una gran fuerza al Partido Socialista y al PPD. Luego, haba que imaginar un Gabinete que respondiera a la distribucin de fuerzas Concertacionistas en el Congreso. Hubo una fuerte lucha sobre quien podra estar en la lista a ser considerada por la naciente Presidenta. En el caso de la DC, las diferencias fueron feas. Los lderes socialistas confiaron en su propia gravitacin y se dispusieron a aplaudir lo que saliera.

Pero haban antecedentes que permanecan sumergidos: por ejemplo, que las propuestas de Gobierno de la Seora Bachelet haban sido elaboradas ntegramente por un equipo de asesores provistos por EXPANSIVA. Por qu entonces EXPANSIVA no iba a figurar en el pensamiento de la futura Primera Mandataria?

EXPANSIVA estaba integrada por gentes de menor figuracin poltica, y hasta resentida de sus partidoscuando estaban en ellos, en situaciones muy dependientes. Ellos, al mismo tiempo se haban educado fuera, sentan una fuerte atraccin por Estados Unidos, su poltica y su economa, sus mayores enlaces estaban con empresas trasnacionales, y algunos, hasta tenan una relacin propietaria con corporaciones de ese estilo. Los partidos polticos, eran una especie enemiga, a vencer, a sustituir, para llegar a generar algo ms de acuerdo con el tipo de flexibilidad que demandaba la gran potencia a los gobiernos del hemisferio.

Es indudable ya que EXPANSIVA copt en algn momento a la Sra. Bachelet, y la posicion para lograr sus objetivos. La dot de argumentos, de algo como un proyecto dentro del espacio neoliberal. Y sobre todo, de seguridades de que estaba autorizada para dar el paso que dio, entregndole la casi totalidad del Gabinete. En este momento el Gobierno de Chile pas a ser una dependencia de EXPANSIVA y de los intereses trasnacionales que la mueven.

Examinemos el Gabinete. Como lo enumera El Mercurio::

Ministro del Interior: Andrs Zaldvar (DC) Ministro de Relaciones Exteriores: Alejandro Foxley (DC) Ministro de Hacienda: Andrs Velasco (Independiente) EXPANSIVA Ministra Secretario General de la Presidencia: Paulina Veloso (PS) Ministro Secretario General de Gobierno: Ricardo Lagos Weber (PPD) EXPANSIVA Ministra de Defensa: Vivianne Blanlot (PPD) EXPANSIVA Ministro de Educacin: Martn Zilic (DC) Ministro de Justicia: Isidro Sols (PRSD) Ministro de Economa, Fomento y Reconstruccin: Ingrid Antonijevic (PPD) EXPANSIVA Ministro del Trabajo y Previsin Social: Osvaldo Andrade (PS) Ministro de Obras Pblicas: Eduardo Bitrn (PPD) EXPANSIVA Ministra de Planificacin y Cooperacin: Clarisa Hardy (PS) Laguista.Fund.Chile21 Ministro de Transportes y Telecomunicaciones: Sergio Espejo (DC) Ministra de Salud: Mara Soledad Barra (PS) Ministra de Vivienda y Urbanismo: Patricia Poblete (DC) Ministra de Bienes Nacionales: Romy Schmidt (PPD) Ministro de Agricultura: lvaro Rojas (DC) Ministra de Minera: Karen Poniachik (Independiente) EXPANSIVA Directora del Servicio Nacional de la Mujer: Laura Albornoz (DC) Consejo Nacional de la Cultura y las Artes: Paulina Urrutia (Independiente)

Algunos, como Andrs Zaldvar y Foxley, son viejos conocidos en el ya largo proceso de la expansin neoliberal que ha tenido tantos episodios. Ambos en la DC y con extensos vnculos internacionales, supranacionales y empresariales.

Andrs Velasco es, seguramente, el animador principal de la Fundacin Expansiva, que recibe sus apoyos de diversas fundaciones norteamericanas, como Ford y Tinker y de empresarios privados.( World Bank, the International Monetary Fund, the Inter-American Development Bank, the United Nations Economic Commission for Latin America, and the Federal Research Bank of Atlanta, segn su biografa)) En l recaer la direccin ms neoliberal que nunca desde un ministerio clave, el de Hacienda. Su el consejo por el momento para los trabajadores, se resume en el imaginativo lema Trabajar, trabajar, trabajar. Viaj directamentre desde EEUU para incorporarse a la asesora de la campaa de Bachelet.

Al grupo, se integra Ricardo Lagos Weber de entusiasta participacin en la negociacin del Tratado de Libre Comercio; el ser por un tiempo el Secretario de Gobierno adecuado para dar a imaginar una cierta continuidad con el gobierno concertacionista anterior.

Viviane Blanlot, tambin de Expansiva, aunque con una chapa PPD, figurar en Defensa, a cargo de un proyecto de continuidad armamentista iniciado por Bachelet,con una experiencia que proviene del BID. Entre 1980 y 1990 se desempe como economista encargada de la evaluacin de inversiones y programas del rea de energa, minera, agua potable e infraestructura vial en el Banco Interamericano de Desarrollo, posteriormente aparece como consultora del IGT.

Ingrid Antonijevich ,( Indugas S.A., Republic National Bank of New York y Salinas de Punta de Lobos S.A.M.; entre otras. Actualmente, ocupa el cargo de Directora del holding de empresas Sociedad Punta de Lobos S.A. Tambien en el Consejo Directivo del Banco del Estado). vendr a expresar sus profundas convicciones corporativas en el Ministerio de Economa, que se vi como su mejor ubicacin,de acuerdo con EXPANSIVA. Clarisa Hardy , (PS)que acompa a Lagos en la constitucin de una Fundacin Chile 21, dedicada a los proyectos de ese presidente), va a Planificacin. Ella sabe, que su jefe en la Fundacin, el senador del PS, Ominami, ya negoci algo con Expansiva. Relacionada con el Woodrow Wilson Center asociado al Comit de Inteligencia del Senado US--, que tambin apoya a EXPANSIVA.

Eduardo Bitrn , de larga estancia en EEUU, (doctorado U de Boston) PPD, es tambin de EXPANSIVA, double binding que parece decidirse por sta ltima, ir al jugoso Ministerio de Obras Pblicas. Mientras, Karen Pontchiak, de grandiosa trayectoria entre empresas, corporaciones y asesoras internacionales mineras, funcionar en el puesto clave del sistema: el Ministerio de Mineria. Haba sido Vicepresidente Ejecutiva del Comit de Inversiones Extranjeras, y su visin la alcanza a verter en estas aladas palabras: "la inversin extranjera directa es clave para nuestro crecimiento. Antes de llegar al puesto que actualmente ocupa, Karen Poniachik estudi periodismo en la Universidad Catlica, realiz un Master en Relaciones Internacionales en la Universidad de Columbia en Estados Unidos, trabaj cinco aos en la cadena ECO-Televisa como analista internacional en Nueva York, y otros cinco como Directora de Asuntos Empresariales y Financieros en el Council of the Americas, institucin dedicada a promover el comercio y las inversiones entre Estados Unidos y Amrica Latina.. Vinculada al grupo Expansiva..

Martin ZilicMinistro de Educacintuvo una intervencin desafortunada en relacin a los indgenas, cuando el problema Ralco. Era intendente de Concepcin. Y asi.

Se puede observar en esta lista la identidad ideolgica neoliberal de todos sus integrantes, y su militancia EXPANSIVA. Casi sin excepcin quienes aparecen como independientescomo es el caso del propio Velasco,-- que ideolgicamente bien podra estar en Renovacin Nacional, --, estn asociados a EXPANSIVA. El hecho de que varios de entre ellos exhiban carnet de partido, no excusa lo decisivo de su nueva alianza con este aparato ya no ideolgico sino de poder, que oculta tras una portada idealista substancias harto reaccionarias.

Habr que ver como la seduccin y la fuerza de EXPANSIVA terminar atrayendo al resto de este Gabinete-- pero sucede que ya atrajo a la Presidenta, y puso ya en funciones un abigarrado grupo de colaboradores que fungirn en diversas subsecretaras, jefaturas y asesoras. Al caso, es interesante notar que antes de partir de vacaciones, la Presidenta realiz un acto formal en donde con la firmeza que empieza a caracterizarla hizo entrega a cada uno de los noveles Ministros, de sendas carpetas con documentos que debern estudiar durante estos das libres y asoleados. Pero el caso es que el material de esas carpetas haba sido elaborado por un distinguido grupo de asesores menores TODOS DE EXPANSIVA.

Todava pues est por verse la verdadera musculatura de EXPANSIVA. Su presencia en el gabinete refuerza la posicin del poder corporativo y una segura alianza de Chile tras los proyectos de los ultras neoconservadores de EEUU hacia Amrica Latina. Esta movida de dados, la ha llevado a ocupar el centro del poder presidencial. Su rpida toma de posiciones se hace con gran desparpajo, haciendo a un lado muchas alianzas polticas que haban sido de utilidad a la anterior administracin. Y se observa un descontento en los partidos de la propia Concertacin, cuyos directivos ven perderse muchas esferas de enriquecimiento, negociacin y poder que antes estaban a su alcance. Y son precisamente los ministerios claves los que se les han ido de las manos.

Por otra parte es dudoso que esta movida venga a reforzar la situacin de la Presidenta por venir. Corre el riesgo de pasar a ser un apndice del nuevo poder emergente del brain, y de los que lo manejan desde lejos. Claro, en una situacin muy natural de infatuada ingenuidad, pudiera ser que abrigara la esperanza de cobrar mayor independencia frente a los partidos y otros intereses establecidos en las anteriores administraciones, pero el estallido de diferencias mayores en una alianza que se estimaba compacta entre los grandes duques de una extensa trenza que iba ms all de la Concertacin, puede abrir paso a una fuerte crisis, en donde la Presidenta quedara acorralada entre afanes autoritarios y la incapacidad de su equipo de mejores y mejoras , que a decir verdad, esconde una enorme mediocridad. .

Es evidente que la situacin que comentamos deriva de la latitud de decisiones que la Constitucin pinochetista abandon en manos de la Presidencia. Para confort del Ejecutivo, el Pacto que sucede a Pinochet garantiz una conduccin sin contrastacin a travs de la frmula binominal que encubra la continuidad de un proyecto de predominio clasista y de servicio imperial y le daba estabilidad, (entre otras cosas mediante el reparto de puestos pblicos) y en la medida en que conceda tambin la esperanza voceada y repetida de que se haba fundado un sistema de transicin de la dictadura a la democracia, de un estado centrado en El Prncipe a un estado de la sociedad civil. En ese espacio, se pensaba que podan cobrar relevancia los partidos, y en la izquierda hasta se pospona cualquier otra forma de movilizacin a la negociacin de alguna cuota parlamentaria por exigua que fuese. Pero la Constitucin dejaba espacios para iniciar caminos de sentido inverso, que llevaban de nue vo hacia el estado del Principe. Y vemos ahora cmo las decisiones de la Seora Bachelet en la seleccin de un gabinete que no refleja las tendencias polticas del pas, puede estar generando una crisis en la marcha de todo este sistema. La salida no puede ser otra que una profunda reforma constitucional, en donde quede claro que el documento constitucional de la Dictadura y la falta de transparencia en las operaciones del titular del Ejecutivo, han quedado abolidos.



 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter