Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-12-2019

Todo son malas noticias

Jaime Richart
Rebelin


Ahora se comprender el porqu de mi irnico artculo anterior...

Mira que soy paradjico: positivista y espiritualista al mismo tiempo. Pues, pese a mi edad, vivo la vida cada da con ilusin, decreciente pero ilusin al fin y al cabo. Fabrico mis propios estmulos aunque lgicamente sean cada vez menos intensos, y procuro generar condiciones ilusionantes en quienes me rodean. Una de mis precauciones para no entristecerme o indignarme demasiado consiste en esquivar la noticia directa. Pero no vivo solo y tampoco soy de esos que dicen que ven slo La 2 y luego ven todo lo que se les pone a su alcance, sobre todo si es procaz. As es que pese a advertir a quienes conviven conmigo que no quiero saber de noticia alguna que yo mismo no busque, me llegan. No s dnde meterme para quitrmelas de encima. Basta or un simple comentario, escuchar un instante sin mirar, dar un vistazo al titular recibido por correo o a un post mientras me dispongo a publicar en mi muro, para sentir el peso de la basura informativa y de las malas noticias a raudales. Unas descorazonadoras, otras indignantes, otras trgicas, otras patticas y otras estpidas. La nica alternativa es el aislamiento absoluto. Pero tampoco me seduce, y no es cosa de retirarse de la vida. Es cuestin de saber administrarse el asunto como buenamente pueda cada cual...

Por ejemplo, aunque para m ya no es noticia el cambio climtico pues mi organismo lo viene detectando desde hace al menos veinte aos, psimas noticias son las consecuencias ya patentes derivadas, a cual ms deprimente y precursora de un final de fiesta de la vida tal como la hemos venido viviendo hasta ayer. Pues cuando no es la subida extempornea de la temperatura global o local, es la extincin de una especie animal o vegetal. Cuando no son incendios espantosos, es el deshielo en pleno invierno en los casquetes polares. Cuando no es la desaparicin de un ro, son inundaciones catastrficas...

Pero aparte del clima planetario y sus consecuencias, hay otras cosas de la sociedad actual que me/nos amarga la vida. Los cambios frenticos efecto de lo que ya parece firme propsito de la no permanencia, en la mayora de los casos caprichosos y sin m s explicaciones que las exigencias del mercado, a partir de cierta edad los acusamos mucho. Aparecen, por ejemplo, medicamentos nuevos cuya eficacia y efectos secundarios estn por comprobar a medio y largo plazo, y se retiran otros que venan demostrando durante dcadas su eficacia, con excusas que slo valen para los imbciles. La rpida desaparicin de las tiendas del pequeo comerciante por exigencias del mercado, aunque parece cosa menor, hace tambin estragos. Pues obliga en muchos casos y en muchas poblaciones a acudir a las grandes superficies o a los hipermercados donde los constantes cambios de secciones y estantes produce tanto rechazo, que en ocasiones nos hace desistir de comprar incluso lo preciso. Las empresas de telefona manejan obviamente cuentas B. Cargos de pequeas cantidades en la cuenta bancaria del cliente, a veces detectados pasados varios meses, aparecen de vez en cuando. La Compaa lo atribuye unas veces al descuido, otras a la falta de coordinacin de los empleados, otras al despiste del usuario aceptando algo que en realidad no deseaba, al hacerse la grabacin de una modalidad de contrato diferente, otras, en fin, a la activacin del propio automatismo por s solo. Luego vienen las Elctricas. Ah, las Elctricas, que, cada vez que nos llega el recibo de la luz, nos recuerdan que entre los conceptos del total hay uno camuflado destinado a pagar una suma desorbitada a esos de las puertas giratorias. Cada vez que me llega el recibo no pienso que pago mi consumo, pienso que estoy pagando a ese ex presidente o al otro...

Y si hacemos un repaso a los estamentos de la sociedad, para qu hablar: la Iglesia, corrupta; la poltica, corrupta; el ejrcito, corrupto; las policas, corruptas; los medios de comunicacin, corruptos; la ciencia, corrupta; la abogaca, corrupta; la medicina, corrupta; el mercado de la literatura, de la pintura y de la discografa, corrupto; las ongs, corruptas; hasta la mendicidad est corrupta... Y en cuanto a los polticos espaoles, aparte la oficial del latrocinio de dcadas, no es una variante de corrupcin ejercer la poltica treinta aos o transmitir la deprimente impresin de que los polticos son unos inestables tarambanas que cambian de ideas y de idea un da y otro como locos? Todos, polticos y estamentos, son noticia siempre por motivos delictivos, deshonrosos o de caricatura...

Decidme entonces, si no queda espacio de la sociedad espaola que responda a una mnima solvencia, o al menos a la normal y limpia funcionalidad esperada, vamos a creer que precisamente en el escrutinio de las elecciones se aloja la mayor pulcritud, siendo as que la robtica es lo que ms se presta a la manipulacin de los dgitos y a la trampa, hasta el punto de que el proceso seguido para los resultados no puede ser jams verificado y nadie lo va a exigir?

Por eso, si conocis algn rincn de vuestras vidas que en Espaa est libre de corrupcin, comunicrmelo enseguida. Pero con garantas. Slo as podr dormir las recomendadas por la ciencia mdica... corrupta. De todos modos, aunque no soy muy optimista acerca de que este pas pueda mejorar y no al contrario es porque pienso que el ser humano sera ms desgraciado si pudiese pronosticar el porvenir...


Jaime Richart, Antroplogo y jurista

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter