Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-12-2019

J. B. Metz, J. C. Scannone y la memoria del pensamiento critico

Agustn Ortega Cabrera
Rebelin


Recientemente han fallecido dos pensadores muy significativos, Johann Baptist Metz y Juan Carlos Scannone, maestros de filsofos y telogos, autores de una fecunda obra con libros, artculos u otras publicaciones. J. B. Metz fue discpulo y colaborador ntimo de otro maestro del pensamiento y de la teologa como fue K. Rahner. Metz amplia y profundiza las perspectivas antropolgicas rahnerianas del pensamiento, con un giro social y pblico. De esta forma, es conocido como el padre de la teologa poltica, en dialogo con la teora crtica y sus representantes ms relevantes como M. Horkheimer, T. Adorno y, en especial, W. Benjamin. La teora critica junto a la teologa poltica de Metz, con otros autores importantes como J. Moltmann, va poniendo las bases de un pensamiento crtico, poltico y liberador que luego se desarrollara en la ciencia social, filosofa y teologa latinoamericana con pensadores como P. Freire, O. Fals Borda, I. Ellacura o el propio Scannone. Este ltimo se adscribe a la corriente de la escuela argentina y teologa del pueblo, con nombres como L. Gera o R. Tello.

Metz y Scannone nos dejan por tanto todo este legado de pensamiento humanista, crtico y liberador del que hay que hacer memoria, actualizar y profundizar. Un pensamiento con ese carcter tico, pblico y poltico que busca encarnarse en la realidad para la transformacin e incidencia en las relaciones humanas y culturales, en la sociedad y el mundo. Ese pensar que, abierto a la trascendencia y esperanza en la justicia con las vctimas, se convierte en conciencia crtica ante toda instancia y sistema que pretende dominar totalitariamente, frente a los dolos del dinero (riqueza-ser rico), del capital, poder y la violencia (personal, social y estructural). Se trata de un pensamiento que tiene como clave hermenutica Auschwitz , esa realidad y lugar social e histricos de las vctimas, los oprimidos, los pueblos crucificados y pobres que padecen el sufrimiento, mal e injusticia.

Y, como el sufrimiento es condicin de verdad (Adorno), es un pensamiento pues que se enraza en la memoria passionis, en la compasin y justicia con las vctimas, los pobres o marginados que sufren todo este dolor, opresin e injusticia. Es esa inteligencia sentiente honrada con lo real, que busca el amor fraterno, la solidaridad y la justicia con las vctimas, con los pueblos crucificados y los pobres como sujetos de su promocin liberadora e integral. Una cultura compasiva y tica que acoge todo lo bueno, bello y verdadero de esa sabidura popular de los pobres con sus tradiciones morales, espirituales y piedad de los pueblos. De esta forma, el pensamiento y la tica se realiza en esa solidaridad asimtrica, que promueve la justicia con las vctimas y la opcin por los pobres como protagonistas de su liberacin integral de todo mal e injusticia personal, social y estructural.

Mas all de la religin burguesa e individualista, es una cultura que se hace vida en la tica solidaria que comparte la existencia, los bienes y el compromiso por la justicia con los pobres. En oposicin a los falsos dioses del poseer y tener que se ponen por encima del ser de las personas, negando esta solidaridad liberadora. En ese sentido, es un pensamiento crtico con la mentira del progreso construido sobre el sufrimiento e injusticia de las vctimas. Ese desarrollismo que causa la desigualdad y opresin, generando as una sociedad y mundo convertido en fbrica de subdesarrollo, hambre y miseria originada por estas relaciones culturales, ideolgicas, humanas y socioestructurales perversas e injustas, este pecado personal y estructural.

Frente a ello, hay que promover un cambio personal y transformacin social, guiada por esta tica liberadora que haga posibles instituciones justas al servicio del bien comn, de una mundializacin de la solidaridad, de la justicia y ecolgica; en contra de la globalizacin neoliberal mercantilista del capital, de la guerra y la destruccin socio-ambiental. En definitiva, este pensamiento crtico que promueva el amor fraterno y la justicia: se abre a la trascendencia, esperanza y liberacin plena de todo mal, muerte e injusticia que nos regala el Dios de la vida en plenitud-eterna donde esperamos que se encuentren ya Juan Carlos y Johann. Le damos gracias al Dios de la vida y a ellos por su obra, legado, pensamiento y testimonio.

Agustn Ortega Cabrera (Espaa), misionero canario laico, es Trabajador Social y Doctor en Ciencias Sociales (Dpto. de Psicologa y Sociologa, ULPGC). Asimismo, ha realizado los Estudios de Filosofa, Teologa y Moral, Doctor en Humanidades y Teologa (UM). Profesor e investigador en diversas instituciones universitarias y educativas latinoamericanas. Autor de numerosos artculos, libros y otras publicaciones. 

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter