Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-12-2019

Periodistas alzan la voz en defensa de Julian Assange

speak-up-for-assange.org


Julian Assange, el fundador y editor de WikiLeaks, se encuentra detenido en la prisin de alta seguridad de Belmarsh, en el Reino Uhido, y se enfrenta a la extradicin a los Estados Unidos y a un proceso penal en virtud de la Ley de Espionaje. Assange corre el riesgo de ser condenado a 175 aos de prisin por su papel en la publicacin de las filtraciones de documentos militares estadounidenses de Afganistn e Irak y cables diplomticos del Departamento de Estado de EEUU. Los Diarios de la guerra demostraron que el Gobierno de Estados Unidos haba engaado a la opinin pblica sobre sus actividades en Afganistn e Irak y haba cometido crmenes de guerra. WikiLeaks se asoci con un gran nmero de medios de comunicacin de todo el mundo que reeditaron los Diarios de la guerra y los cables diplomticos. Las acciones legales en marcha contra Assange sientan un precedente extremadamente peligroso para periodistas y medios de comunicacin y para la libertad de prensa.

Nosotros, periodistas y organizaciones periodsticas de todo el mundo, expresamos nuestra profunda preocupacin por el bienestar de Assange, por su detencin continuada y por las draconianas acusaciones de espionaje contra l.

Este caso se sita en el ncleo del principio de la libertad de expresin. Si el Gobierno de Estados Unidos puede procesar a Julian Assange por publicar documentos clasificados, despejar el camino para que los gobiernos enjuicien a periodistas en cualquier parte del mundo, lo cual sentara un peligroso precedente para la libertad de prensa a nivel mundial. Acusar de espionaje a quienes publican materiales proporcionados por filtradores es tambin una novedad que debera encender las alarmas de todos los periodistas y medios de comunicacin.

En una democracia, deben poder revelar crmenes de guerra y casos de tortura y abuso sin tener que ir a la crcel. se es, precisamente, el papel de la prensa en una democracia. A partir del momento en que los gobiernos tienen la capacidad de utilizar las leyes de espionaje contra periodistas y medios de comunicacin, estos se ven privados de su forma tradicional y ms importante de defenderse de actuar en inters pblico , que la Ley de Espionaje no permite ejercer.

Antes de ser trasladado a la prisin de Belmarsh, Assange pas ms de un ao en arresto domiciliario y siete en la embajada de Ecuador en Londres, donde se le haba concedido asilo poltico. En todo ese tiempo sufri graves violaciones de sus derechos humanos, incluyendo el espionaje de sus conversaciones, protegidas por el secreto profesional, por parte de organizaciones a las rdenes directas de agencias estadounidenses. Los periodistas que le visitaban fueron sometidos a vigilancia constante. Se le restringi el acceso a la defensa legal y a atencin mdica, y se le priv de recibir la luz del sol y hacer ejercicio fsico. En abril de 2019, el Gobierno de Lenn Moreno permiti a agentes de polica del Reino Unido entrar en la embajada y detener a Assange. Desde entonces se encuentra en aislamiento durante 23 horas al da y, segn quienes lo han podido visitar, est fuertemente medicado. Su salud mental y fsica se ha deteriorado gravemente.

Ya en 2015 el Grupo de Trabajo sobre la Detencin Arbitraria de la ONU (ACNUDH) dictamin que Assange haba sido detenido de forma arbitraria y privado de su libertad, y exigi su liberacin e indemnizacin. En mayo de 2019, el ACNUDH reiter su preocupacin y pidi que se le devolviera su libertad personal.

Hacemos responsables a los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido, Ecuador y Suecia de la violacin de derechos humanos que ha sufrido el seor Assange.

Julian Assange ha hecho una destacada contribucin al periodismo de inters pblico, la transparencia y la responsabilidad gubernamental en todo el mundo. Ha sido sealado y procesado por publicar informacin que nunca debera haberse ocultado a la opinin pblica. Su trabajo fue reconocido en 2011 por el Premio Walkley por Contribucin Destacada al Periodismo, el Premio Martha Gellhorn de Periodismo, el Premio ndice de Censura, el New Media Award de The Economist, el New Media Award de Amnista Internacional y el Premio Gavin MacFayden de 2019, entre muchos otros. WikiLeaks tambin fue nominado en 2015 para el Premio Mandela de la ONU y siete veces para el Premio Nobel de la Paz (de 2010 a 2015 y en 2019).

La informacin sobre abusos y delitos proporcionada por Assange tiene una importancia histrica, como tambin la han tenido las contribuciones de informantes como Edward Snowden, Chelsea Manning y Reality Winner, que en la actualidad se encuentran en el exilio o en la crcel. Todos ellos han sufrido implacables campaas de difamacin emprendidas por sus adversarios, las cuales a menudo han conducido a la publicacin de informaciones periodsticas errneas y a la ausencia de atencin y cobertura meditica sobre su difcil situacin. La vulneracin sistemtica de los derechos de Julian Assange durante los ltimos nueve aos ha llamado la atencin y activado las protestas del Comit para la Proteccin de los Periodistas, la Federacin Internacional de Periodistas y las principales organizaciones de derechos humanos. Sin embargo, en el debate pblico se ha producido una normalizacin maliciosa de cmo ha sido tratado.

El relator especial de la ONU para la tortura, Nils Melzer, investig el caso y escribi en junio de 2019:

Al final, ca en la cuenta de que me haba cegado la propaganda y de que Assange haba sido difamado sistemticamente para desviar la atencin de los delitos que haba denunciado. Una vez deshumanizado mediante el aislamiento, las burlas y la humillacin, como las brujas a las que quemamos en la hoguera, era fcil despojarle de sus derechos ms fundamentales sin provocar la clera de la opinin pblica mundial. Es as como, por la puerta trasera de nuestra complacencia, se sienta un precedente legal que, en el futuro, podra aplicarse, y ser aplicado, tambin a las revelaciones que publiquen The Guardian, The New York Times y ABC News.

Mostrando una actitud de complacencia, en el mejor de los casos, y de complicidad, en el peor, los gobiernos de Suecia, Ecuador, Reino Unido y Estados Unidos han creado una atmsfera de impunidad, alentando la denigracin y el abuso ilimitados de Julian Assange. En 20 aos de trabajo con vctimas de guerra, violencia y persecucin poltica, no he visto nunca a un grupo de Estados democrticos confabulndose para aislar, demonizar y abusar deliberadamente de un solo individuo durante tanto tiempo y con tan poca consideracin por la dignidad humana y el estado de derecho.

En noviembre de 2019, Melzer recomend que se frenara la extradicin de Assange a Estados Unidos y se le pusiera en libertad de forma inmediata. Sigue arrestado en condiciones opresivas de aislamiento y vigilancia, no justificadas por su estatus de detenido () La constante exposicin de Assange a la arbitrariedad y el abuso puede terminar costndole la vida en poco tiempo, seal entonces.

En 1898 el escritor francs mile Zola escribi la carta abierta Jaccuse! (Yo acuso) para llamar la atencin sobre la injusta sentencia a cadena perpetua por espionaje de un oficial llamado Alfred Dreyfus. La postura de Zola est en los libros de historia y, an hoy, es nuestro deber combatir los errores judiciales y pedir responsabilidades a los poderosos. Este deber es ms necesario que nunca, cuando Julian Assange est siendo tratado injustamente por los gobiernos y se enfrenta a 17 acusaciones1 conforme a la Ley de Espionaje de Estados Unidos, una legislacin que tambin se remonta a ms de 100 aos atrs.

Como periodistas y organizaciones de periodistas que creen en los derechos humanos, la libertad de informacin y el derecho del pblico a saber, exigimos la liberacin inmediata de Julian Assange.

Instamos a nuestros gobiernos, a todos los organismos nacionales e internacionales y a nuestros colegas periodistas a poner fin a la campaa legal emprendida contra l por el delito de revelar crmenes de guerra.

Instamos a nuestros colegas periodistas a informar fielmente a la opinin pblica sobre esta violacin de los derechos fundamentales.

Instamos a todos los periodistas a alzar la voz en defensa de Julian Assange en este momento crtico.

Los tiempos peligrosos exigen un periodismo valiente.


Nota

1 Hay una acusacin adicional en virtud de una segunda ley, por lo que los cargos contra Assange son 18 en total.

Fuente original: https://speak-up-for-assange.org/periodistas-alzan-la-voz-en-defensa-de-julian-assange/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter