Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-12-2019

Resea de Siempre de pie, nunca rendidos. Corteros de caa de azcar en el valle del Cauca, presencia y luchas 1860-2015, de Renn Vega y Jos Antonio Gutirrez
Sangre, sudor y azcar

Alberto Pinzn Snchez
Rebelin


Este debera ser el ttulo del excelente libro Siempre de Pie, nunca rendidos. Corteros de caa de azcar en el valle del Cauca, presencia y luchas 1860-2015; escrito a cuatro manos por los reconocidos historiadores y socilogos Renn Vega Cantor y Jos Antonio Gutirrez Dantn, y que estar prximamente en las estantera de las ms importantes libreras de habla hispana.

El primer volumen titulado de la esclavitud a La Violencia, de 240 pginas, es todo un invaluable compendio del mtodo histrico-crtico iniciado por Marx, sobre los diversos y contradictorios procesos sociales que se dieron desde el cundo la acumulacin originaria de capital en los albores del Capitalismo y que fuera magistralmente descrita en el captulo XXIV del libro El Capital de K. Marx, iniciada con el flujo de metales preciosos hacia Europa desde el recin descubierto nuevo mundo, el etnocidio sangriento de millones de pueblos originarios americanos y, enriquecida con la trata comercial de esclavos africanos para las grandes plantaciones de caa azucarera en la recin descubierta regin del Caribe; hasta su concrecin en la particularidad colombiana en la regin geogrfica del Valle del ro Cauca en Colombia y sus vecindarios en la Costa del mar Pacfico y la altiplanicie de Popayn.

Es un repaso, una revisin del tema exhaustiva, hecha como los autores lo dicen, con un lenguaje sencillo, claro, accesible, asequible, y sobre todo crtico y combativo desde la mirada popular libertaria; con un despliegue impactante de informacin bibliogrfica tanto histrico-cientifica como periodstica y an literaria, enriquecida con grabados y fotografas ilustrativas, con grficos y recuadros que enriquecen la prosa cientfica de los autores.

Por sus pginas van desfilando correctamente caracterizados en su clase social, todos y cada uno de los prototipos de los personajes que transitaron o hicieron la transicin histrica en nuestra Colombia, desde el despojo de la acumulacin originaria de los proto capitalistas esclavistas en su triple funcin de comerciante negrero, latifundista esclavista y exportador de azcar, cuyos prototipos colombianos bien pueden ser un Toms Cipriano de Mosquera, un Julio Arboleda o un Jorge Isaac; hasta el pro hombre empresarial del capitalista-despojador-moderno de la acumulacin por despojo, representado por el plantcrata letn- estadounidense, James (Santiago) Martin Eder, quien emigra desde Letonia a Estados Unidos y luego a mediados del siglo XIX a nuestro martirizado puerto de Buenaventura como cnsul de EEUU en Colombia, desde donde inicia la instauracin violenta de uno de los monopolios fundamentales de la agroindustria de exportacin azucarera en Colombia, en la rica, frtil, hermosa y feraz tierra del Valle del ro Cauca, hasta convertirla en un yermo y desolado desierto de color verde. No todo lo verde es signo de fertilidad, vida y ecologa.

Es una muy aleccionadora lectura, con visin latinoamericanista de rescate de la memoria colectiva de lucha popular libertaria, que nos lleva desde Cristbal Coln a Fidel Castro y el Che Guevara, rescatando la dignidad, el coraje y la valenta de todos aquellos que con su sangre, su sudor, sus lagrimas y sobre todo con su fuerza de trabajo ( ya convertida en una mercanca que se vende por un salario) construyeron ese emporio del capitalismo azucarero en Colombia, hoy presentado por los ruiseores pagos del rgimen colombiano como el ms noble y engrandecedor ejemplo del empuje empresarial moderno, y frente a lo cual podramos preguntarnos lo que los autores parodiando un poema del poeta comunista alemn Bertold Brecht preguntan en la pgina 151 de su libro:

Quines construyeron el ferrocarril del Pacfico? Quines y cmo trasladaron durante tres aos las mquinas para el nuevo ingenio a finales del siglo XIX? Quines arreaban las mulas durante agotadores viajes que sorteaban la cordillera, bajaban hacia el mar, o suban desde la costa, arriesgando su vida? Quines sembraron la tierra y con su fuerza y su sudor hicieron posible que se produjera caa de azcar? Quines recogan la caa, bajo el ardiente sol tropical, y evitaban que esta se pudriera y fermentara? Quines mantenan en buen estado las instalaciones de Manuelita? Quines recogan caf en poca de cosecha? Quines transformaban la caa en panela, pan de azcar, melado, azcar y otros dulces?

Quienes construyeron el emporio de los Eder y luego el de los otros capitanes de la caa fueron los trabajadores, hombres, mujeres y nios de color cetrino, con su fuerza, energa y capacidad, que se plasm en caaduzales, en vas frreas, en caminos, en productos tangibles (caf, azcar, panela, miel de caa, aguardiente) que se vendan cerca o lejos y cuya conversin en dinero enriqueci a los capitalistas de la caa. De los trabajadores que formaron el ncleo original del proletariado azucarero solo nos quedan unos pocos rasgos borrosos y unas cuantas fotos, en las que se vislumbra su existencia... (sic).

Berln, 17 de diciembre de 2019, con la mente puesta en aquella hacienda de San Pedro Alejandrino, en Santamarta, Colombia.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter