Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-12-2019

COP25
La indiferencia de ciertos pases frente a la urgencia climtica

lvaro Snchez
Rebelin


Nuestra guerra contra la naturaleza tiene que parar, as lo advirti Antonio Guterres, secretario general de Naciones Unidas, durante la Conferencia sobre el Cambio Climtico, la COP25 en Madrid. Durante tan solo dos semanas en las que transcurre la cumbre, los ms de cincuenta jefes de Estado y representantes de los principales organismos internacionales, debern sentar las bases del acuerdo que buscar limitar el aumento de la temperatura media global entre 1,5 y 2C. Una tarea difcil y ambiciosa, sobre todo considerando que no todos los asistentes tienen el mismo nivel de compromiso con la causa que los rene.

A pesar de asumir pblicamente el compromiso de recortar sus emisiones de gases de efecto invernadero, muchos de los pases que se dieron cita en Madrid an no cuentan con planes reales para afrontar esta crisis. Este es el caso de Indonesia, donde este ao se han quemado 8.578 kilmetros cuadrados de bosques, un rea del tamao de Puerto Rico, y donde las emisiones de gases de efecto invernadero alcanzaron los 709 millones de toneladas, lo que equivale prcticamente a las emisiones anuales de Canad. Lamentablemente, los incendios cobran una mayor magnitud con el paso de los aos y al parecer, el gobierno an no ha tomado nota al respecto.

Resulta difcil entender cmo es posible que el gobierno no acte frente a incendios de tal magnitud que representan una amenaza no solo para el medio ambiente, sino tambin para la salud de los ciudadanos. Pero la clave se encuentra en la misma causa de los incendios. De acuerdo con un informe presentado recientemente por Greenpeace, la actividad industrial est detrs del incremento de los incendios. Lo que significa que poderosos grupos empresariales, son los principales responsables de estos daos inmensurables.

Segn reza el informe, algunas empresas que se presentan como campeonas en la lucha climtica entre ellas Unilever, son las responsables de los incendios de turberas que causan masivas emisiones de gases de efecto invernadero. Estas compaas, entre las que se encuentran los fabricantes de productos presentes en las gndolas de supermercados como los famosos Kit-Kat, las galletitas Oreo o el jabn Dove, impulsan el cambio climtico al obtener aceite de palma de los bosques de Indonesia. Por ms que resulte difcil creerlo, empresas con tanto alcance a nivel mundial como Nestl, continan contribuyendo impunemente a la emisin de gases de efecto invernadero.

Pero no son solo los comerciantes de aceite de palma quienes estn en la mira. Greenpeace tambin apunta contra los actores del sector de la pulpa y el papel, entre los que destacan los principales productores de celulosa y papel: el grupo Royal Golden Eagle (RGE), bajo el cual opera APRIL que cuenta con una de las fbricas de celulosa y papel ms grandes del mundo; y el grupo Sinar Mas controlado por la familia chino-indonesia Widjaja, que rene a empresas como Paper Excellence y Asia Pulp and Paper (APP), ambas conocidas por causar daos ambientales irreversibles.

Segn el estudio de Greenpeace, Sinar Mas/Asia Pulp & Paper, es el grupo de productores del sector de la pulpa que vio la mayor rea de turberas quemarse dentro de su rea de produccin. Pero ni los incendios, ni la publicacin de las vergonzosas pruebas en su contra, frenan los ambiciosos planes de la compaa que ya ha logrado cerrar acuerdos con empresas latinoamericanas. Seducidos por las promesas de APP, compaas locales como Promasa, Papelera Kino y Kirshka, han facilitado el desembarco de Asia Pulp and Paper en el mercado mexicano. Pero los proyectos de la compaa no se terminan ah. APP tambin busca conquistar al mercado peruano con sus tan promocionados empaques biodegradables. Segn la propia empresa, importantes marcas como Dunkin Donuts y PepsiCo ya los utilizan.

Poco parece importarles a dichas compaas que, por ejemplo, entre 2015 y 2018, un rea ms grande que Singapur fue quemada en una concesin de APP. O que una compaa relacionada a Sinar Mas/APP ha tenido incendios en su tierra todos los aos entre ese mismo perodo. Lo mismo ha sucedido con una empresa ligada a APRIL, pero esta solo ha recibido sanciones civiles y administrativas dos veces. Pero ms all de la falta de aquellas empresas que siguen forjando lazos comerciales con compaas acusadas de causar daos graves al medio ambiente, hay que resaltar tambin la inexistencia de sanciones por parte del gobierno de indonesia. Ninguna de las compaas de aceite de palma o del sector de la pulpa y el papel con la mayor cantidad de tierra quemada en Indonesia, ha enfrentado sanciones severas. Esta falta de sanciones representa el combustible que ao tras ao, vuelve a reavivar las llamas. Citando nuevamente una investigacin conducida por Greenpeace Indonesia, ninguna de las compaas que s debieron justificarse frente a los tribunales civiles, ha pagado una indemnizacin. El monto total de dinero adeudado alcanzara los 1.2 mil millones de dlares.

El desacato regulatorio y medioambiental de la industria papelera no termina con la tala indiscriminada de bosques nativos en Indonesia. Incluso en el seno de una sociedad medioambientalmente comprometida como lo es la canadiense, se perciben destellos de la falta de compromiso por parte de estos actores. De hecho, las empresas del sector vinculadas a los daos medioambientales en Canad, guardan una estrecha relacin con las compaas acusadas en Indonesia. Este es el caso de Paper Excellence, parte del grupo Sinar Mas y acusada de contribuir a la tala de bosques vrgenes canadienses y a la contaminacin de la baha de Boat Harbour, en Nueva Escocia. Durante aos, Northern Pulp, una fbrica de papel propiedad de Paper Excellence, habra contaminado las aguas ancestrales de la comunidad Pictou, al desechar componentes txicos y metales pesados como aluminio. Una muestra ms de la importancia de cumplir con los compromisos detrs del COP25, puesto son las comunidades ms vulnerables las que sufren las peores consecuencias detrs de la desatencin medioambiental corporativa.

Mientras tanto, los gobernantes se pasean por ferias internacionales intentando lograr que sus intenciones y su preocupacin por el cambio climtico resulten crebles. Lo que difcilmente puedan lograr, si no solucionan antes los problemas que aquejan a sus ciudadanos. Tal como lo expres Guterres, estamos en guerra contra la naturaleza. Exigir polticas a los gobernantes es vital, pero tambin lo es la movilizacin de los consumidores. Las consecuencias del cambio climtico estn a la vista y se han podido sentir a lo largo del mundo. Los incendios han consumido los bosques desde la Amazonia hasta Indonesia, las inundaciones tambin han sido protagonistas de este 2019, como as tambin lo han sido las olas de calor en Europa. Los drsticos cambios son palpables y la concientizacin sobre esta problemtica es cada vez mayor. Es por eso que, los consumidores deben tomar un rol activo y comenzar a exigir a las marcas de consumo que pongan fin a toda actividad que dae al medio ambiente. Quizs as, los gobiernos entiendan que hay que ponerles un lmite a los grandes grupos empresariales.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter