Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-12-2019

La faceta ms importante y menos conocida de Manuela Senz, la libertadora del libertador

Edgar Romero G.
rt.com


La faceta ms importante y menos conocida de Manuela Senz, la Libertadora del Libertador
Manuela Senz, luchadora, librepensadora y feminista. Dominio pblico

Manuela Senz y Aizpuru es posiblemente la quitea ms conocida de la poca de la independencia de Ecuador y varios pases de Latinoamrica.

Es conocida como la amante del hroe independentista latinoamericano Simn Bolvar, a quien conoci en Quito y con quien se fue a otras tierras.

Tambin se ha difundido ampliamente su papel como la Libertadora del Libertador, calificativo que le otorg el mismo Bolvar, luego que la ecuatoriana descubriera un complot en su contra y lo salvara de un intento de asesinato, el 25 de septiembre de 1828, en Bogot, Colombia.

Retrato de Manuela Senz hecho por Pedro Jos Figueroa, exhibido en el Museo Manuela Senz de Quito. Edgar Romero G. / RT

"Fue excluida de la historia del siglo XIX y a lo largo del XX la mayora de los historiadores resaltaron, fundamentalmente, su belleza, su inteligencia y su generosidad en el amor, as como su perfil de amante [de Bolvar]", dice la historiadora y sociloga ecuatoriana Jenny Londoo, quien se ha dedicado a estudiar la participacin de las mujeres en la Colonia, Independencia y Revolucin Liberal en la Audiencia de Quito.

Con esa exclusin menciona Londoo "silenciaban y ocultaban su pensamiento poltico, su actividad revolucionaria y su participacin activa en la lucha por la independencia de los pases bolivarianos".

"Hipocresa de la sociedad colonial"

A Senz, enfatiza la historiadora, se puede calificar "como la combatiente que rompi con las estrictas normas vigentes en ese entonces, visti uniforme militar, aprendi a usar armas, desarroll tcticas de espionaje para ayudar a los planes independentistas". Tambin fue "una feminista temprana que desobedeci los esquemas sociales de su poca, impuestos por la moral tradicional y el patriarcalismo milenario, al abandonar a su esposo para seguir al hombre que amaba, en un tiempo en la que la Iglesia no aceptaba que se rompiera el sagrado vnculo del matrimonio".

Manuela Senz naci el 27 de diciembre de 1795 en Quito, entonces parte del Virreinato de Per, una entidad que haba establecido la Corona Espaola. Fue hija "ilegtima", pues naci de una relacin extramatrimonial de su padre, el espaol Simn Senz. Su madre, Mara Joaquina Aizpuru, muri al poco tiempo de su nacimiento.

Pertenencias de Manuela Senz, exhibidas en el Museo Manuela Senz de Quito. Edgar Romero G. / RT

Londoo explica que fue internada en dos conventos, primero en el de las Madres Conceptas y luego en el de las Catalinas. "No debi sentirse con todos los derechos y con la seguridad afectiva que necesitaba", seala la especialista, y dice que eso la llev a "desarrollar una personalidad explosiva y justiciera y esa especial tendencia suya a despreciar la 'mojigatera' e hipocresa de la sociedad colonial".

En un video que proyectan en el pequeo Museo Manuela Senz, ubicado en el Centro Histrico de Quito, explican que a los 14 aos, Senz vivi el impacto de la primera revolucin independentista quitea. Cerca de su casa, el 10 de agosto de 1809, un grupo de patriotas criollos se revela, desconoce al presidente de la Real Audiencia de Quito de entonces, Manuel Ruiz Urris de Castilla, y lo obliga a abandonar el palacio de gobierno y proclama la libertad de la ciudad.

"En este movimiento estuvieron involucradas muchas mujeres", dice Londoo, que sirvieron de ejemplo a la an adolescente Senz. Explica que se trataba de esposas, compaeras, madres, hermanas o hijas de los patriotas, entre ellas Manuela Caizares, Manuela Espejo, Josefa Tinajero, Mariana Matu, Rosa Zrate, Mara Larran, Antonia Salinas, Rosa Larrea, Manuela Quiroga, Josefa Escarcha, entre otras, incluyendo monjas.

"Odiar a los espaoles"

Pero la independencia dur poco. Un ao despus, los realistas, quienes defendan a la Corona Espaola, volvieron al poder.

Bal perteneciente a Manuela Senz, exhibido en el Museo Manuela Senz de Quito, Ecuador. Edgar Romero G. / RT

El 2 de agosto de 1810 ocurre una barbarie. Segn el relato del museo, un grupo de quiteos irrumpi en la crcel donde se encontraban los independentistas que haban sido detenidos. Ante esa sublevacin, un grupo de soldados derrumb de un caonazo la pared del calabozo y asesin a los patriotas; la matanza se extendi a las calles y otras 300 personas tambin murieron.

"Es esta revuelta brbara, la matanza y los crmenes que siguieron despus lo que hace a Manuela odiar a los espaoles por siempre", incluso en contra de su padre, quien fue preso durante el poco tiempo que estuvieron los patriotas en el mando, continua el relato.

La causa libertaria en Per

A los 22 aos, Manuela se casa, luego que su padre la comprometiera con el comerciante ingls James Thorne, quien le doblaba la edad. El matrimonio fue en la iglesia de San Sebastin de Lima, Per, lugar de residencia de su pareja.

Se estableci en esa ciudad y ah inici formalmente sus acciones en favor de los independentistas. "Fue as como descubrimos que no era cierto que la actividad militante de Manuela en la causa libertaria de los pueblos grancolombianos hubiese empezado a partir de su relacin con el Libertador", dice Londoo.

Retrato de Manuela Senz a los 19 aos, hecho por Antonio Salas, exhibido en un museo de Quito. Edgar Romero G. / RT

En Lima, junto a otra ecuatoriana, la guayaquilea Rosita Campuzano, Manuela cumpli "mltiples tareas en favor de la revolucin", menciona la historiadora. Cuando se oan noticias del avance del independentista argentino Jos de San Martn del sur hacia Per y de Bolvar desde el norte, estas dos mujeres "arriesgaron su vida, filtrando informacin desde los castillos de los virreyes" al movimiento libertario, que fueron significativas para alcanzar la independencia de esta nacin en 1821.

Por sus acciones, Senz y Campuzano reciben de San Martn la 'Orden del Sol del Per' y se les dio el grado de 'Caballeresas del Sol', que tambin le fue entregada a otras mujeres.

La batalla en Quito

Senz decidi abandonar a su esposo "cuando descubri que ste la engaaba con una amante de vieja data con la que tena dos hijos", cuenta Londoo, y se regres a Quito.

Al llegar a su ciudad natal, establece una relacin amistosa con el general Antonio Jos de Sucre, tambin venezolano, y se une a l en los preparativos de la batalla de Pichincha, que se libr el 24 de mayo de 1822 en las faldas del volcn Pichincha de Quito. Esa lucha fue ganada por los revolucionarios y sell la definitiva independencia del territorio que hoy es Ecuador.

Bal perteneciente a Manuela Senz, exhibido en el Museo Manuela Senz de Quito, Ecuador. Edgar Romero G. / RT

Senz don "mulas y dinero para pertrechos militares y cumpli tareas de apoyo logstico y humanitario en la batalla", incluso ayud en la retaguardia a la curacin de los heridos, cuenta Londoo.

"Manuela se fue convirtiendo en mujer excepcional, que despreci los roles impuestos por la moral tradicional y el patriarcalismo milenario", aade la especialista.

La corona en el pecho de Bolvar

El 16 de junio de 1822, pocos das despus de la batalla de Pichincha, lleg a Quito Bolvar, entonces presidente de la Gran Colombia, territorio que formaban las actuales Colombia y Venezuela y a la que se uni posteriormente Ecuador.

Cuando Bolvar entraba al que hoy es el Centro Histrico de Quito, Senz, desde un balcn, le lanza una corona de flores, "que le golpe el pecho al Libertador y lo oblig a levantar la cabeza para conocer quin le haca tal demostracin y le sonri saludndola con un movimiento de cabeza", dice Londoo.

Pintura de Manuela Senz exhibida en el Museo Manuela Senz de Quito, Ecuador. Edgar Romero G. / RT

Cuenta que Senz asisti a la fiesta que le hicieron a Bolvar, bailaron y ah comenz "una relacin que fue muy criticada debido al estado civil de Manuela"; pero, "ella asume el reto y desafa la doble moral colonial, que conoce de sobra y desprecia".

"Su relacin amorosa con Bolvar est llena de dificultades y, sobre todo, de ausencias. La mayor parte del tiempo permanecen separados a causa de los mltiples viajes del Libertador", narra Londoo. Ella contina en Quito su labor para consolidar la independencia de Ecuador.

Herona en batalla y Libertadora del Libertador

Senz volvi a Lima, tras la muerte de su padre en Quito, y all fue nombrada, por orden de Bolvar, miembro del Estado Mayor del Ejrcito Libertador y recibi otros ttulos militares. En Per, particip en la batalla de Ayacucho, junto a Sucre, quien, en una carta enviada a Bolvar, en la que da el parte de la lucha, destaca la labor de la quitea.

Manuela "se ha destacado particularmente por su valenta; incorporndose desde el primer momento a la divisin de Hsares y luego a la de Vencedores, organizando y proporcionando avituallamiento de las tropas, atendiendo a los soldados heridos, batindose a tiro limpio bajo los fuegos enemigos; rescatando a los heridos", dice Sucre en su misiva.

Pintura ecuestre de Manuela Senz, hecha por Rebeca Pazmio, exhibida en un museo en Quito, Ecuador. Edgar Romero G. / RT

Tras esta batalla, Bolvar decide darle un ascenso militar a la herona ecuatoriana, hecho que le caus "terribles problemas con el vicepresidente de Colombia, general Francisco de Paula Santander, quien protesta indignado contra dicha exaltacin y le exige que degrade a Manuela Senz, pues considera que es denigrante para los militares que se le conceda este tipo de reconocimientos a una mujer", cuenta Londoo.

Senz se va a Colombia y se establece en Bogot, pero se hace evidente la disputa con Santander, a quien comienza a vigilar y descubre los planes de este para conspirar contra el Libertador. En 1828, en los jardines de la Quinta de Bolvar, Senz, en una fiesta, fusila simblicamente al entonces vicepresidente, disparndole a un mueco que lo representaba, hecho que enoj incluso a su compaero sentimental.

El tiempo demostr que Senz no estaba equivocada respecto a Santander. En el palacio de San Carlos, lugar de residencia del Libertador, en septiembre de 1828, a la medianoche "12 conjurados intentaron asesinar a Bolvar mientras dorma [...] Manuela, quien ya saba de la conjura, sin intimidarse, despist y luego ataj a los asesinos que gritaban muerte al tirano, hasta que su amante se puso a salvo, saltando por una ventana que ella le indic", cuentan en el video del museo dedicado a la herona.

Esta es la hazaa por la que Bolvar, ms tarde, la califica como la Libertadora del Libertador.

Desterrada

"Ciertamente Bolvar no muri, pero la vivencia de este brutal atentado marc su decaimiento espiritual. Su salud se afecta sensiblemente y se ve obligado a entregar el mando", relata Londoo.

Pintura de Manuela Senz, del pintor Antonio Salas, exhibida en un museo en Quito, Ecuador. Edgar Romero G. / RT

Comienza entonces la desintegracin de la Gran Colombia, aunque Manuela apoy a una insurreccin para salvar el proyecto de Bolvar.

Pero el 17 de diciembre de 1830, Bolvar fallece. "La muerte del hroe sorprendi a Manuela y su primera reaccin fue la de suicidarse hacindose morder de una vbora, mordedura de la cual se salv", cuenta la sociloga.

Muerto el Libertador, se complet definitivamente la separacin de la Gran Colombia. Manuela sigui defendiendo el proceso, pero en 1834, "le ordenan salir de Bogot en un plazo de 13 das, a lo cual se niega. Es detenida con sus esclavas y encerrada en la prisin de mujeres", explica Londoo. La herona fue luego expulsada de Colombia y se va a Jamaica.

Al ao siguiente, decide regresar a Ecuador, pero el entonces presidente Vicente Rocafuerte, tambin la expulsa "y se expresa de ella en los peores trminos", de acuerdo al relato de la historiadora.

Instrumento que tocaba Manuela Senz, en el museo que lleva su nombre en Quito, Ecuador. Edgar Romero G. / RT

"Algunos de sus amigos se movieron ante el gobierno peruano y Per acept recibirla, pero la confin en Paita", un pequeo puerto al norte de ese pas.

Durante sus ltimos aos, para sobrevivir, "trabaj haciendo dulces, vendiendo tabaco a los viajeros en una pequea tienda, sirviendo de intrprete a viajeros ingleses o franceses que llegaban de lejanas tierras", dice Londoo.

Manuela muri el 23 de noviembre de 1856, a causa de una epidemia de difteria que afect al puerto de Paita. Fue incinerada y arrojada a una fosa comn.

"Manuela Senz fue una patriota franca y cabal, una luchadora por la constitucin de nuestra primera repblica, una librepensadora que detestaba el fanatismo religioso", subraya Londoo, quien agrega que fue una "mujer autnoma, profundamente duea de sus actos, leal a sus principios, a sus compromisos, a sus sueos".

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/300373-manuela-saenz-libertadora-bolivar-feminista-latinoamerica



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter