Portada :: Bolivia :: Golpe de Estado en Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-01-2020

Jeanin ez en los infiernos

Ramn Pedregal Casanova
Rebelin


"En el principio era el verbo". (Fausto, deGoethe)

"En su perplejidad, nuestros poseedores de mercancas piensan como Fausto. En el principio era la accin". (El Capital. Libro Primero. Captulo 2, El proceso del intercambio. de Carlos Marx).

 

Visin de Amrica, visin de Bolivia

El imperialismo y la golpista ez que hace de Fausto y su banda ultraderechista, o el sustantivo plural, asesinos, Murillo, Camacho, Jorge Tuto Quiroga ... no han concebido nunca a los pueblos de Amrica, a Amrica, como la piensa y la siente el poeta Pablo Neruda, as lo expresa en su obra Pequea Amrica:

An ms, cuando te veo recostada / veo en tu piel, en tu color de avena, / la nacionalidad de mi cario. / Porque desde tus hombros / el cortador de caa / de Cuba abrasadora / me mira, lleno de sudor oscuro, / y desde su garganta / pescadores que tiemblan / en las hmedas casas de la orilla / me cantan su secreto. / Y as a lo largo de tu cuerpo, / pequea Amrica adorada, / las tierras y los pueblos / interrumpen mis besos / y tu belleza entonces / no slo enciende el fuego / que arde sin consumirse entre nosotros, / sino que con tu amor me est llamando / y a travs de tu vida / me est dando la vida que me falta / y al sabor de tu amor se agrega el barro, / el beso de la tierra que me aguarda.

La han concebido, a Amrica misma y sus pueblos, como hampones que son -Fausto ez, autoproclamada, sin curum, elegida por sus militares de su dueo Mefistfeles Trump, el que tiene la sede de la OEA en Washington- la han concebido, deca, slo en forma de onza de oro, tonelada de cobre y de litio, bidn de petrleo, tierras raras, agua dulce, mano de obra esclava riquezas materiales para que crezcan las cifras de sus cuentas bancarias. Ah esta su verbo, su accin, su conducta, que de tan terrible, su discurso lo componen de mentira y lo revuelcan en la cinaga de la hipocresa. Slo su verbo, su accin, su conducta, es lo claro y sin equvocos.

Evanglicos, servidores del infierno

En los primeros das de noviembre se celebra la fiesta de los muertos venidos del infierno. Su fama dice que se apoderan del mundo por un da, su da que Fausto ez quiere sea toda su vida, da eterno como la muerte, a cambio de la fama de ladrona y asesina, Jeanine ez, en la literatura Fausto, se ha apoderado de Bolivia y la ha ofrecido sangrante al emperador del infierno Mefistfeles Trump.

Los avatares del 10 de Noviembre de 2019 que protagonizaron los muertos vivientes de esa banda impulsora de ez, no dejaron rastro en su memoria. O acaso su recuerdo le pesa tanto que habla y habla de democracia y justicia para ahuyentarlo mientras dicta leyes y hace decretos que cambian la propiedad y posicin poltica del pas, cuando haba justificado su crimen golpista con la biblia evangelista gritando que dios regresaba a palacio, escusa tan medieval-colonial como falsa la de convocar elecciones inmediatas. La primera medida que ha tomado ha sido jurar sobre el libro evangelista y a continuacin matar y torturar mientras persigue, condena y roba para no ver lo que la niega, su fascismo, su crueldad y la destruccin del progreso para la clase obrera, lo hecho por el Socialismo del siglo XXI, aquello que ha colmado de potestad al pueblo boliviano.

La muerta viviente Jeanine ez tiene en su haber 36 crmenes, casi mil heridos y miles de encarcelados, cerrados los medios de informacin por sus huestes, siguen la represin brutal en la calle, las persecuciones selectivas, los encarcelamientos. Ha lanzado a sus huestes evanglicas con la intencin de causar terror entre la poblacin, van con la cara tapada y cubiertas con corazas, en arrogante descomposicin de humanidad y ella, colgando de su cuello la banda presidencial robada al elegido por el pueblo, declara a gritos aquello de Fausto a Mefistfeles: Quiero consagrarme todo entero, al vrtigo, a los goces ms terribles, al amor que participa del odio, al desaliento que eleva, dirige su deseo a la bandera del diablo, que tiene una cuarta parte cuajada de estrellas y el resto cruzada de barrotes, tras los que quiere encerrar la riqueza material de Bolivia para hacerla jirones y comrsela, as es como sobrevive el imperio y su evangelismo.

La involucin poltica, el crimen, la mentira histrica, la unidad fascista, el robo, y la entrega al imperio. Y Evo con el pueblo, siempre

Ya empezamos a saber como se concentra la riqueza en pocas manos, todo aquello que hasta el final de Evo Morales haba para el pueblo. Un golpe de Estado no es para convocar elecciones, el fascismo tiene objetivos de clase con sus intereses inmediatos y estratgicos por delante y con los medios de difusin en acompaamiento, el golpe significa eso: asesinato y robo con total impunidad. En Espaa sabemos, tenemos la historia para aprender, un ejemplo en el libro Franquismo S.A, de Antonio Maestre: En el archivo del diario ABC existe una fotografa realizada durante la construccin de El Valle de los Cados. En el reverso de la instantnea aparece una anotacin manuscrita en la que se advierte de la necesidad de borrar el cartel de la constructora Huarte que aparece en la imagen. La rbrica es un perfecto ejemplo que sirve para ilustrar cmo las grandes empresas espaolas intentan borrar, con la connivencia de los medios de comunicacin y los gobiernos de esta democracia, los vestigios de la instrumentalizacin que hicieron del franquismo para construir su imperio econmico. Mantener la apariencia ocultando el modo en el que se hicieron ricos.

El golpe de Estado ha sido ocultado por todos los medios del gran capital, por organismos creados por EEUU que con apariencia del sur de Amrica repiten millones de veces las mentiras que programa la CIA y la intervencin de la lite estadounidense que programa los presupuestos del imperio Su tropa de guerra sicolgica-propagandstica ha dado tantas vueltas a la mentira que los golpistas aparecen como demcratas en una asombrosa transformacin: Winston Churchil declar en algn momento: En tiempos de guerra la verdad es tan valiosa que siempre debe ir acompaada de una escolta de mentiras. Los golpistas, que se reconocen racistas, clasistas, enemigos de los derechos de las mayoras, persiguen a quienes defienden su derecho a tener el presidente que han elegido. El mismsimo Jorge Tuto Quiroga, golpista que fue vicepresidente de otro golpista que se hizo presidente, Hugo Bancer, todo un protector del nazismo en Bolivia, viva en EEUU y volvi para apoyar a la Fausto ez, ste ampn considerado agente de la CIA y de la DEA, oculta su crimen difundiendo su hedionda mentira para ocultar su trayectoria y su ltima intencin fascista, declara que el presidente de Mxico, Lpez Obrador, que es quien ha acogido en primer trmino a Evo Morales, se ha entregado a EEUU y se ha sometido a Cuba y a Venezuela, y es que lanzar al aire la confusin busca que no se lea su pasado, el fascismo usa siempre la mentira mil veces para tapar los ojos al mundo. Jorge Quiroga, el muerto viviente y necrfago, se atribuye el derecho a tergiversar lo sucedido y juzgar las leyes internacionales. l, como sus muertos vivientes, es la verdad ms falsa acompaada por una escolta de mentiras, segn lo expresaba Churchill.

ez, Camacho, Murillo, Pumari, Kaliban y otros tantos, como esos policas y militares que les siguen en sus intenciones, acosan a los refugiados en la Embajada de Mxico y al cuerpo diplomtico que se ha manifestado respetuoso con la vida del Presidente Morales. Son la mano que exigen sus compradores. An est presente su apoyo, con toda la ultraderecha presidencial del sur de Amrica, a Lenin Moreno cuando el pueblo ecuatoriano le cuestion, la carta la firmaban l, Jorge Tuto Quiroga y Vicente Fox, Fernando Caldern, Andrs Pastrana y Jorge Almagro, los mismos que ahora felicitan a los golpistas y vierten insultos contra el Presidente de Mxico Andrs Lpez Obrador, son el equipo mercenario poltico del imperio estadounidense.

En la orilla contraria el Presidente Evo Morales, ay de su imprevisin de defensas!, se une a la manifestacin de las Madres de la Plaza de Mayo en Buenos Aires, en su reclamo de justicia por las buenas gentes que hicieron desaparecer los militares golpistas en Argentina. Dos imgenes opuestas y ejemplares.

El futuro

Algo nos est diciendo el que la inquisicin usurpadora en Bolivia enva a sus muertos vivientes evanglicos, junto a los restantes cadveres evanglicos del continente americano, a Israel para hacer su primer congreso, all en la tierra colonizada por sus inspiradores sionazis van a aprender y a ponerse de acuerdo para el sometimiento de los pueblos de Bolivia, Brasil, Colombia, Per, Paraguay, y a planificar la salida de sus tumbas a otros de sus Faustos en Argentina, en Venezuela, en Nicaragua, en Mxico, en los territorios donde luce el sol.

La ladrona y asesina Fausto Jeanine ez y los poseedores de mercancas que piensan que el principio fue el verbo, la accin, han entregado al diablo Trump Mefistfeles lo que el dinero puede comprar. A esa entrega han asistido los testaferros del seor de los infiernos del sur de Amrica y Europa, asisten al crimen haciendo una oracin endemoniada con sus discursos jurdicos con la intencin de revestir el golpe de Estado con una apariencia de legalidad, como si el fascismo derivase de un Estado de derecho. Lo mismo que hacia el nazismo en Alemania.

Pero, como el emperador infernal no dispone de principios humanos no le ser posible redimir a ez y sus asesinos y, como en el retrato de Dorian Gray, la Fausto ez y los suyos terminarn sus das descomponindose a la vista del mundo en celdas bajo llave y consumidos por el fuego de su mismo infierno.

Ramn Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 das; Palestina. Crnicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de gnero y Jess Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histrica. Posfacios. Presidente de la Asociacin Europea de Cooperacin Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisin Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter